sábado, 31 de octubre de 2015

Mientras sueñas - Esperanza Arcos



Título: Mientras sueñas
Autora: Esperanza Arcos
Publicación: Autoeditado, mayo de 2015
Páginas: 180

El accidente que sufre Javier, un niño de 10 años, derrumba la vida rutinaria de su madre, Marta, separada de un arquitecto. En el hospital inicia una amistad con Luis, un fisioterapeuta que le inspira a enfrentarse a su difícil situación con creatividad gracias a la pasión que ella siente por el cine. Con Luis aprende a superar obstáculos, descubre que el amor es inesperado y que aún le queda uno muy grande por vencer.

Mientras sueñas es una historia que puede ocurrir en cualquier instante de cualquier vida y en algún lugar por ello y en solidaridad y apoyo a todas las madres que luchan cada día por sus hijos ingresados en hospitales he decidido donar mis beneficios como autora de esta obra a la Fundación Luis Olivares de Málaga por la extraordinaria labor que realiza para los niños y adolescentes enfermos de cáncer haciéndolos más felices a ellos y a sus familias.

Mis impresiones

No conocía este libro ni tenía referencia alguna sobre el mismo hasta que su propia autora, Esperanza Arcos, me escribió ofreciéndome un ejemplar del mismo. De primeras me pareció que el libro podía ser muy triste y últimamente me cuesta ponerme con libros de esta temática. Libros en que hay niños que sufren accidentes o padecen enfermedades porque creo que no puede haber nada más triste ni nada más duro. Pero el hecho de que la autora al ofrecerme el libro me contara que los beneficios de las ventas de este libro están destinados a la Fundación Luis Olivares de Málaga que ayuda a los niños y adolescentes enfermos me hizo darle una oportunidad de forma inmediata y colaborar de alguna manera y la medida de mis posibilidades a que la novela se dé a conocer.

Cuando Javier, un niño de diez años, sufre un terrible accidente de tráfico que le deja en coma la vida de su Marta, su madre, se viene completamente abajo. Su ritmo diario queda brutalmente interrumpido por la preocupación, la desesperación y las visitas al hospital. Pero Marta no pierde la esperanza de que su hijo se recupere y puedan continuar con sus vidas. Cuando en el hospital conoce a Luis, el fisioterapeuta encargado de estimular al pequeño Javier, juntos comenzarán a idear diversas maneras de conseguir que el niño regrese, sin darse cuenta de que ellos mismos también cambiarán.

A pesar de que había esperado que Mientras sueñas fuera una historia muy dramática he encontrado en ella todo lo contrario. Es cierto que la situación del niño nos conmueve pero las reacciones de Marta su madre y su forma de afrontarlo tras el impacto inicial nos transmiten ideas esperanzadoras. Nunca hay que perder los ánimos y tirar la toalla. Con mucha imaginación irá probando diferentes estímulos para que el pequeño reaccione. No os quiero contar demasiado pero el cine tendrá un papel fundamental en la novela. Ha sido bonito ver como el amor, la amistad y la generosidad conducen esta historia.

A parte, también nos vamos a encontrar una historia de amor que se va desarrollando con tranquilidad y de forma paulatina. Vamos viendo con sus protagonistas se conocen, como se producen esos primeros contactos, las miradas y como poco a poco se va forjando la relación estrechándose la confianza y el respeto entre ellos. Es un amor más maduro acorde con la edad de sus protagonistas que ya han se han enamorado otras veces pero también se han desilusionado. Quizás por ello van paso a paso sin querer forzar las circunstancias y avanzando de forma segura. Esperanza Arcos aborda la novela de forma muy realista. No hay grandes sorpresas en él sin embargo es una lectura optimista que te reconforta.

Todos los personajes que transitan esta novela están marcados por la veracidad y la naturalidad que presentan. No están construidas con personalidades complejas ni dobleces, ni se nos exhiben atormentadas por traumas del pasado. Son vidas son como la nuestras o las de cualquier persona que nos resulte cercana con preocupaciones cotidianas y reales hasta que en un segundo algo sucede, todo se desmoronada y la existencia da un vuelco. Conocemos a Marta, la madre de Javier. Una mujer divorciada que trata de sacar adelante a su hijo  más o menos en soledad porque su ex marido, un arquitecto, va y viene según le conviene. El hecho de que la novela esté narrada en primera persona nos permite asomarnos a la mente de su protagonista percibiendo como lectores cómo evolucionan y varían sus estados de ánimo. De la desesperación y desazón inicial, a la aceptación de las circunstancias, la esperanza y también la lucha. Unos sentimientos en los que el lector se podrá ver reflejado en cualquier tipo de acontecimiento que haya transcurrido en su vida y que le haya causado dolor.

También conocemos a Luis un fisioterapeuta que trabaja en el hospital. Al principio estos personajes chocan por sus ideas pero con el paso de los días y la comunicación encontrará un punto de encuentro. En el resto de los personajes se encuentran en un discreto segundo plano y sus apariciones están menos marcadas. Aun así siguen la tónica de los protagonistas. Construidos con trazos sencillos, vidas normales y corrientes que intentan superar sus propios problemas unas veces con más suerte que otra. Pero lo que resalta en todos ellos es la fuerza de la amistad y el servirse de apoyo mutuo

Esperanza Arcos nos la narra con sencillez y optimismo. La construcción de frases es muy directa e incluso parece que te esté contando la historia a ti directamente. Esto hace que su lectura sea muy fluida y a pesar de que no hay gran acción la novela se lee de forma amena y resulta entretenida. Me ha parecido una historia muy honesta y limpia en la que apenas hay artificios. Es muy humana y no pretende conmover al lector ni sacar las lágrimas. Hay autores que son conscientes de que están escribiendo un drama y te señalan cuando tienes que soltar una lágrima. En este caso sucede lo contrario. Esperanza Arcos trata de transmitirte el mensaje de hay que luchar y no venirse abajo, que cuando una puerta se cierra otras se irán abriendo. Y que al final esto tiene su recompensa.

Conclusión

Mientras sueñas es una novela que se lee de forma amena y que representa un canto a la esperanza y a las segundas oportunidades

19 comentarios:

  1. He visto alguna que otra reseña y, aunque no tiene mala pinta, no creo que me apetezca mucho leerlo en este momento.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta, y si los beneficios son para una asociación benéfica es un punto a favor.

    ResponderEliminar
  3. Esperanza está realizando una excelente labor de altruismo con esta novela. Ojalá mas gente lleve este tipo de iniciativa adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Comparto impresiones más o menos contigo, es entretenida.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Por ahora no me llama lo suficiente. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Esta historia no es para mí. Bonito gesto el de la autora.

    ResponderEliminar
  7. Preciosa reseña sobre un tema duro :-)
    Besotes animados.

    ResponderEliminar
  8. A pesar de que esuna historia que seguro me encanta, ahora mismo no podría leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!
    Por el momento lo dejo pasar, tengo demasiados pendientes. Feliz noche de Halloween. Besotes

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa!
    Por el momento lo dejo pasar, tengo demasiados pendientes. Feliz noche de Halloween. Besotes

    ResponderEliminar
  11. Creo haber leído otra reseña para este libro y me llamó la atención, pero es con esa conclusión a la que llegas, que es un canto de esperanza, que me termina de seducir. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Una reseña muy bonita!! Esperanza estará contenta. ;)

    ResponderEliminar
  13. no me llama mucho aunque tampoco la descarto totalmente :)

    un beso.

    ResponderEliminar
  14. Me alegra mucho tu reseña pues lo tengo pendiente
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No lo veo mucho para mí ahora, algo que tiene más que ver con mi estado de ánimo.

    ResponderEliminar
  16. Coincido con tus impresiones. Es una novela amena sin más pretensiones y que contribuye a una muy buena causa.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Siempre por una buena causa... Eso ya dice mucho en favor del libro. Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!