miércoles, 20 de enero de 2021

Vidas samuráis - Julia Sabina

 

No sabría decir muy bien que es lo que me impulsó a leer esta novela pero llamó mi atención desde que vi la portada, el título y lo que la contraportada nos cuenta de ella. Quizás porque ya desde la sinopsis se intuye que es una novela que nos habla sobre cambios pero sobre todo sobre la valentía de arrojarse al vacío y dar, voluntariamente, un giro de 180 grados a tu propia vida. De la necesidad de buscar y encontrar, algo que mucha gente experimenta en algún momento de su vida de una manera u otra.

La novela comienza cuando Maribel, una joven que siempre ha vivido en Madrid, al amparo de la mercería de sus abuelos, llega a Lille, en Francia. Su objetivo es trabajar en su tesis doctoral. Ya ha acabado sus estudios en la universidad, se ha dado cuenta que lo suyo con Felipe, con quien mantenía una relación amorosa, se acabó definitivamente y no hay nada en el horizonte que le sirva de guía. Ante esta situación ha optado por marcharse y aunque no es a París, como inicialmente había deseado, la beca ofrecerá la posibilidad de dar un giro a su vida.

No os puedo contar mucho más del argumento de esta novela porque estas páginas no son mas que las vicisitudes que le van ocurriendo día a día a Maribel  en Lille durante su primer año en la ciudad. La llegada a un nuevo país, el decepcionante alojamiento, la dificultad de hacerse entender en un idioma que ella pensaba que hablaba a la perfección, la sensación de no tener un hogar, gente nueva a su alrededor y un proyecto estudiantil que pierde consistencia y que no sabe como sacar adelante harán su existencia más áspera y más difícil de lo que ella espera.

Esto dará lugar a todo tipo de momentos y experiencias. Desde momentos cargados de comicidad y surrealismo hasta momentos más tristes o emotivos en los que la protagonista está realizando una búsqueda tanto en su futuro laboral como en su vida personal. Irá cambiando la percepción que tenía sobre conceptos como el hogar, la amistad, las relaciones humanas, lo cotidiano, lo conocido... Aprenderá lo que que resulta esencial para ella y aquello de lo que puede prescindir. 

Con este relato Julia Sabina nos trae una novela fresca, original y cargada de realidad. Una novela narrada sin tabúes ni eufemismos que quizás no tenga un argumento cargado de acción o de giros pero que en el que a la vez no paran de sucederle cosas a la protagonista. Incluso muchos podrán verse de alguna manera reflejados en las emociones de alguno de sus personajes. Aunque los escenarios no sean los mismos, las situaciones si pueden ser parecidas. Porque muchos han dejado la comodidad y seguridad de un hogar para aventurarse en otros lugares, a empezar una vida nueva. Ya sea algo temporal o a largo plazo.

Y lo cierto es que, en muchísimas ocasiones, adaptarse a esos cambios puede resultar muchísimo más difícil de lo que uno se pueda imaginar desde la distancia. A veces las cosas se complican y en esta ocasión solo hay dos caminos a elegir. Abandonar o luchar y aprender como los samuráis (de hecho por ahí surge el nombre de la novela). 

En definitiva, Vidas samuráis es una novela actual que trata situaciones y problemas muy frecuentes en la gente que se mueve, que explora y que en un determinado momento de su vida se preguta ¿Qué hacer?

lunes, 4 de enero de 2021

La buena suerte - Rosa Montero

 

Con Rosa Montero tengo una relación bastante irregular. Algunas de sus novelas me han fascinado por completo (por ejemplo La carne, Historia de un rey transparente, La hija del caníbal o Temblor entre otras) y otras con las que no he sentido mucha conexión e incluso no he llegado a entender muy bien. No en el sentido de saber que cuenta la historia y tal sino que he acabado de saber a dónde quería llegar. Y quizás esto es lo que me ha pasado con La buena suerte. Os cuento primero de que va y luego entro en detalles sobre la parte personal. 

La novela cuenta con un comienzo potente. Un hombre viaja en el tren y, debido a lo que percibimos como un impulso, se baja en un pequeño pueblo donde aparentemente no hay nada. El hombre lleva suficiente dinero encima y compra de inmediato un destartalado piso al lado de las vías del tren. Parece que quiere comenzar desde cero. Pero ¿de qué o quien se esconde este hombre? 

Como veis un punto de partida que te queda pegada literalmente a la novela ansiosa de saber que secretos esconde este hombre y porqué actúa como tal. No os voy a contar nada más. Y no es que sea una historia de misterio propiamente dicha. No. No es así. Pero buena parta de la novela Rosa Montero nos va dando la información con un gotero de forma que lo queremos hacer es adelantar para saber. A menudo incluso contradictoria sin que sepamos la realidad. 

Yo creo que sería mas adecuado decir que esta es una historia de personas y de vidas. De sufrimiento, de tristeza, de culpa y de redención de los pecados. Una novela llena de contradicciones. Una novela que te golpea con una realidad apabullante y en la que, sin embargo, también encontramos cierto sentido del humor. Una novela, paradójicamente y a la vez, llena de positividad en la que se nos lanza el mensaje de que "La alegría en un habito" (cito textualmente). Y al final nos hace reflexionar sobre la felicidad. Quizás varie nuestra percepción de ella al leer este libro. Porque a pesar del sufrimiento también es una novela que nos habla del deseo, de la necesidad de ser queridos y arropados, de las ganas de empezar desde cero.

La novela se desarrolla en un pequeño pueblo llamado Pozonegro. Un lugar en el que sus habitantes conocieron tiempos mejores cuando la mina aún era explotada. Ahora solo queda la suciedad y la misma oscuridad que dejó el yacimiento de hulla. Son muy pocas las descripciones que la autora nos da sobre el lugar y sin embargo, desde el principio lo imaginamos perfectamente. 

La novela está enfocada de forma que la narración va variando y a la vez que tenemos una visión global de la historia también tenemos una mas particular de cada personaje. Los personajes son excepcionales. Hay una chica llamada Raluca que sin duda ha despertado todo mi interés. Un personaje de esos "achuchables" a los que te gustaría proteger y de esas personas que yo creo que a todos nos gustaría tener en nuestra vida. Merece muchísimo la pena conocer su historia vital

Pero a pesar de todas estas bondades, que las tienes, La buena suerte es una novela a la que creo que le falta algo para ser redonda. No se lo que es pero al terminarla no me ha dejado ese buen sabor de boca y regusto que te hace encumbrar una novela. Es una buena novela pero no especial.