sábado, 16 de julio de 2011

Ella que todo lo tuvo - Ángela Becerra


La Pérdida 
Esta es la historia de Ella, una mujer cuya alma ha quedado vacía y rota, un ser perdido cuya existencia pende de un hilo.

Tan solo ha transcurrido un año desde que Ella se despertó en el hospital desorientada como consecuencia de un terrible accidente de tráfico en el que perdió a Marco, su marido, y Chiara, su hija. Los tres se dirigían a Roma en una noche en que la visibilidad era dificultosa y el sueño de apoderaba de ella mientras conducía.
 

Aunque en su último recuerdo viajaban los tres en ese coche, la policía la encontró sola y no había ningún rastro de su marido en hija, quienes parecían haberse esfumado de la faz de la tierra. Ella está totalmente segura de que vio morir a su marido pero conserva la esperanza de que su hija sobreviviera. A partir de ese momento su vida su vida da un completo giro, aunque logra sobrevivir del accidente y solo le queda como secuela del mismo una cojera en su pierna izquierda, su corazón ha quedado destrozado por la ausencia y la pérdida de sus seres queridos.

En la página diez del libro hay un fragmento que me ha llamado significativamente la atención:
"¿Sabe que es la pérdida? No tener a nadie por quién luchar, nadie con quien discutir cosas tan tontas y superfluas como si el día amaneció gris o soleado, que libro vale la pena leer, que ver en la tele, que cena preparar; preguntar y no obtener respuesta. Despertarse sin objetivo alguno, sentir la presencia invisible del ser amado en todos sus objetos, en todos sus lugares y no poder acceder a él de ninguna manera porque su cuerpo desapareció”

Cuando nuestra protagonista recibe un paquete procedente de su madre donde le envía diversos objetos relacionados con una antigua historia que le contaban cuando Ella era pequeña le llevan a Firenze, un lugar en donde tenía antepasados y su madre le hablaba continuamente de él. Además en este lugar fue donde conoció a Marco, una noche de intensa lluvia.

Entre los objetos que recibe en el paquete que envía su madre encuentra un manuscrito ilegible por el idioma, un escrito mecanografiado, que eran cien comienzos de una historia que trataba sobre una doncella llamada Chiara, y un diamante azul en forma de lágrima.

La historia que le contaban continuamente sus padres era que su abuela, siendo niña encontró en un viejo baúl un libro envuelto en un pañuelo de seda. Era un diario con el lomo de terciopelo rojo e incrustaciones de piedras preciosas.

Le contaron que perteneció a una adolescente que murió de forma extraña. Su abuela siempre lo conservaba junto a ella, hasta que una noche lo robaron mientras dormía. Muchos años después recibió un página del mismo.
 

Las calles de aquella pequeña ciudad le llevarán a multitud de sitios y a conocer numerosos personajes, sobrevivirá de la forma que pueda intentando encontrar el viejo diario e intentando curarse las heridas del alma.

Lívido regenta una librería muy antigua donde multitud de anticuados libros parecían morir, libros maltrechos y heridos, enfermos de soledad y abandono tal y como se encuentra Ella. Lívido es una figura fantasmal que cada tarde la observa mientras ella camina entre los libros rodeada de libros y un silencio sepulcral.
Conocerá otros personajes como el profesor Mauro o un vagabundo que fue cantante y que se harán un hueco en su existencia.

La donna di Lácrima

En la historia también encontramos una mujer misteriosa y sensual, que recibe a hombres al mediodía en un lujoso ático, su rostro se esconde bajo una máscara de la que pende un diamante azul. Su nombre es un enigma y su misión es la de proporcionar el mas alto placer. Pero quien es esta misteriosa mujer?

Algo prometedor... 
Según el argumento, la historia se presenta muy interesante, una historia con misterio, con tintes sentimentales, un argumento sugestivo y atractivo... aunque se queda ahí. Lo que al principio parece una historia novedosa poco a poco se va convirtiendo en una historia aburrida.
Los protagonistas no están mal trazados pero no llegas a empatizar con ellos, sobre todo con Ella la protagonista, que se supone que debería darte lástima o sentir algo de su dolor pero en realidad el libro ha estado muy lejos de provocar este efecto en mi. 

El estilo es tan sencillo que resulta sosón y a ratos pesado. A pesar de que la escritora abre numerosos hilos argumentales llega el momento en que debe ir resolviendo y no lo hace, va obviando y abandonando estos hilos y al final no desembocan en nada. 

Por ejemplo, cuando al principio cuenta que ella se fue de casa porque su padre era opresivo, durante la novela esperas saber mas de la familia a la que Ella abandonó porque piensas que en realidad, hay algo mas, algo que permanece oculto, pero la autora no ofrece mas detalles ni mas pistas sobre este tema. Lo deja zanjado ahí y punto. En realidad, tampoco nos da una justificación coherente para que ella huya de casa y jamás quiera volver a saber mas de su familia además en las siguientes páginas los usa para introducir la historia y no concuerda con esta versión.

En ocasiones parece que la trama principal es el accidente y lo que pasó aquella noche con su familia para que desaparecieran y la encontraran sola en el coche, otras veces parece que el sentido real de la novela es descubrir el secreto del diamante en forma de lágrima, no se, la autora no ha terminado de centrarse en nada.

Hay una clara falta de acción en la novela, de forma que durante bastantes páginas echas en falta que sucedan cosas y se hace muy lenta. Página tras página esperas que llegue lo que desde el principio estas buscando pero al final debes darte con un canto en los dientes. Eso si, el final no te lo esperas porque es uno de esos finales que la autora no ha ido preparando durante toda la novela, sino que para dar un giro a la novela en el último capitulo se lo saca de la manga sin venir a cuento y solo para sorprender. Pero sinceramente yo a esas alturas ya estaba cansada de no leer nada interesante y simplemente no lo dejé a medias por los casi veinte euros que me gasté en él.
La verdad es que la historia era prometedora y la autora intenta hacer un alarde de sentimientos pero no consigue calar. Nos presenta un personaje que ha perdido a sus seres queridos, que no tiene ningún familiar a quién recurrir y que ha perdido todo aliciente en su vida.
También da un paseo por la búsqueda del sentido de la vida, el porque existimos, cocinamos, comemos, o porque creamos una familia, creemos en Dios, rezamos, y aunque yo creo que la autora pretende invitarse a la reflexión le ha faltado saber como inducirnos a ello.

En otro plano ha intentado generar un ambiente sensual al crear el personaje de La donna di Lacrima, una mujer misteriosa y enigmatica que cubre su rostro y se ofrece a los hombres. Para mi este personaje esta poco elaborado y podía haberle sacado un mayor partido en la historia.
Lo que si se nota es el amor que procesa la autora a los libros que se nota página a página en la novela, habla de ellos con cariño, nos envía el mensaje de que hay que cuidarlos, incluso llega a compararlos con los sentimientos que pueda tener la protagonista. Un poco exagerado, porque uno puede adorar los libros pero estos no tienen sentimientos y no se pueden igualar a la perdida de las personas

Mucho ruido y pocas nueces 
Es la frase que resume mejor esta obra, tiene un buen punto de partida, un buen argumento pero todo se esfuma y se queda en un libro soso y aburrido del que no tienes una buena conclusión y te pierdes en los numerosos hilos argumentales que presenta. Como ya he dicho no me ha gustado demasiado porque gran parte del libro me aburrió y para lo que es en si le sobran distintas páginas.

15 comentarios:

  1. Estupenda reseña, además que lo agradezco, porque es un libro que me interesaba pero aún no había visto opiniones sobre él.
    Me lo apunto sin duda =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña, sobre todo por tu sinceridad. Es un libro que me llama la atención y que algún día leeré, pero ya voy precavida y no espero encontrar un gran libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. A mi también me llamaba la atención, pero creo que lo voy a dejar pasar

    ResponderEliminar
  4. Lo había visto en alguna revista que le ponían muy buenas críticas, me llamaba la atención pero creo que de momento no me voy a animar a leerlo
    un beso!

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada aún de Ángela Becerra pero es que no me llama mucho la atención, la verdad.

    ¡Espero que disfrutes más el próximo libro! bsos!

    ResponderEliminar
  6. Tengo este libro pendiente de lectura desde hace algún tiempo, a ver si me pongo pronto con él. Me ha gustado tu reseña ;)

    ResponderEliminar
  7. Genial tu descripción. Yo lo leí hace un tiempo y la verdad que estoy de acuerdo contigo en todo. Me defraudó, aunque conseguí terminarlo. Me aburrió bastante. Ya me había leído antes "El penúltimo sueño" de esta misma autora y me gustó algo más, pero no me encantó.
    Creo que no voy a volver a leer nada más de Ángela Becerra.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de Ángela Becerra, pero la verdad es que este libro no me llama demasiado...

    ResponderEliminar
  9. Tengo ganas de leer algo de Becerra, porque he leído críticas maravillosas y también las más negativas del mundo, jejeje, y quiero sacar mis propias conclusiones. la verdad es que me da un poco miedito, sobre todo, que sea mediocre...

    ResponderEliminar
  10. Libro cursi y relamido donde los haya que se queda en nada. Como bien dices en tu reseña, inicia hilos argumentales que no van a ningún lado o bien a mitad de la narración se saca de la chistera una historia de abusos, o de repente surge una picosis. El librero que empieza siendo un pringadillo con pinta de derelicto acaba siendo un pinturero seductor. Me pareció tan malo, tan ridículo todo, que no sé si lo llegué a terminar porque ni recuerdo el final del disparate. Algunas se creen que situar una historia en Florencia ya es sello de gusto y calidad. En fin. La peor novela de esta autora que tiene cierta tendencia a la confusión argumental.
    Burma.

    ResponderEliminar
  11. de acuerdo en todo, me pase por alto varias paginas para por fin terminarlo, me hizo enojar en varias oportunidades por la forma que tiene de narrar situaciones inveriosimiles, plagadas de adjetivos que en lugar de ayudar estorban. por suerte empece a leer el libro de las ilusiones de auster enseguida de terminar el de becera y por lo menos el mal sabor de boca que deja una prosa lastimada se me esta yendo, aun no lo termino pero se disfruta integro, sin tener que esperar a que el final justifique las restantes 400 paginas.

    ResponderEliminar
  12. Pues es otro de los libros que no sé si he leido ya..

    ResponderEliminar
  13. Pues a mí me gustó mucho la historia, que al final es lo que busco cuando leo una novela. Una buena historia que me conmueva.

    http://sumergidaenlibros.blogspot.com.es/

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Al contrario de como piensas, a mi me pareció muy buena la historia. El hecho es que la protagonista tiene un problema de personalidad y si la encuentran sola es porque simplemente, ella no tenía una niña ni un esposo, ella se inventó su familia, por ello el conserje nunca le hace preguntas acerca de sus supuestos acompañantes. En conclusión, su vida era un invento, sólo su presente era real y aún así, se muestra como ella en ocasiones no sabía lo que hacía. Me parece que Ángela Becerra quería ir mucho más allá de lo normal... el libro es excelente para quien lo entiende, a mi me encantó y lo volveré a leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! Acabas de destripar el final. Me he sentido un poco engañada con este final porque... su accidente salió en los periódicos, era una escritora de fama, la ayuda la embajada... ¿Nadie sabe que no tiene familia? ¿Su propia madre -esa sí que me da pena- piensa que se ha quedado sin familia? En la era digital no se pueden ocultar algunas cosas, sobre todo en cuanto a relaciones familiares. ¿Y de qué vive para poder tener hotel y apartamento? Me gustó la novela pero falta redondear cosas. ¿Quizá exijo demasiados detalles a la autora? Pero me sigue pareciendo una novela recomendable.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!