viernes, 14 de febrero de 2020

Una de series: You (Temporada 1) (Netflix)

Título: You 
Año: 2018
Duración: 60 min.
País: Estados Unidos
Temporadas: 3 (30 capítulos)
Novela: Caroline Kepnes
Dirección: Greg Berlanti (Creator), Sera Gamble (Creator), Marcos Siega, Kellie Cyrus, Erin Feeley, Lee Toland Krieger, Martha Mitchell, Silver Tree, Marta Cunningham, Victoria Mahoney, DeMane Davis, Harry Jierjian, Shannon Kohli, Meera Menon, Cherie Nowlan, Kevin Rodney Sullivan
Guion: Greg Berlanti, Sera Gamble, Caroline Kepnes, April Blair, Neil Reynolds, Kelli Breslin, Michael Foley, Adria Lang, Amanda Zetterström, Kara Corthron, Justin W. Lo 
Música: Blake Neely
Fotografía: W. Mott Hupfel III, David Lanzenberg, Cort Fey, Seamus Tierney
Reparto: Penn Badgley, Elizabeth Lail, Shay Mitchell, Luca Padovan, Victoria Pedretti, Nicole Kang, Kathryn Gallagher, Victoria Cartagena, Daniel Cosgrove, Ambyr Childers, Jenna Ortega, Zach Cherry, James Scully, Carmela Zumbado, Charlie Barnett, Marielle Scott, Adwin Brown, Robin Lord Taylor, Chris D'Elia, Melanie Field, Danny Vasquez, Magda Apanowicz, Aidan Wallace, John Stamos, Mark Blum, Hari Nef, Saffron Burrows, Lou Taylor Pucci, Michael Park, Natalie Paul, Michael Maize, Reg Rogers, Billy Lush, David Paladino, Emily Bergl, Andrew Creer, Kathy Griffin, Michael Reilly Burke, Jo Yang, Kether Donohue, Cliff Moylan, Madeline Zima, Reid Miller, Diana Bologna, Jamar Greene, Venida Evans, Jamal Antar, Beth Appel, Jay Arthur, Leith M. Burke, Adam Chambers, John Gowans, Brooke Johnson, Tiffany Lonsdale, Katie McCabe, J.J. Nolan, Se Oh, Ramsay Philips, Tarina Pouncy, Jake Regal, Sean Riggs, Carter Roy, Ashley Samuels, Eliot Schwartz, Adi Spektor, Anton Starkman, Connor Tillman, Franco Vega
Productora: A+E Studios / Alloy Entertainment / Berlanti Productions / Warner Horizon Television. 
Distribuidora: Netflix
Género: Thriller 

miércoles, 12 de febrero de 2020

Te quiero - Hélène Delfordge / Quentin Gréban

Sé lo muy a menudo que os digo lo maravillosos que son algunos de los libros ilustrados que os enseño pero es que hay obras que hay que considerar un auténtico privilegio poder tener en las manos. Dentro de ese grupo se encuentra una exquisita publicación del sello Algar de la que hoy os voy a hablar. Y no, en esta ocasión no se trata de un libro para el público joven. 

Te quiero es uno de esos libros a los que te quedas pegada por la belleza exterior e interior que descubrimos en cada página. Un libro que habla del amor en sus muchas versiones y en sus diferentes estados. No un libro noño de princesas y cuentos de hadas sino un libro que representa de forma abrumadora la realidad. 

Un libro al que se puede acudir en numerosas ocasiones de nuestra vida y seguro que en todas ellas encontramos algo que nos agrade, nos represente o con lo que nos sintamos identificados. No hay sentimiento o emoción tan universal como el amor. De una forma u otra todos los hemos experimentado. Amor romántico. Amor fraternal. Amor obsesivo. Amor desquiciado. Amor distante. Amor platónico. Amor apasionado. Amor tierno. Amor protector. Amor desdichado. Amor pleno. Amor desinteresado. Amor lúcido. Amor presente. Amor pasado. Amor olvidado... y podría seguir así cientos y cientos de líneas si quisiera. 

En este álbum nos vamos a encontrar una serie de escritos - bien sea solo frases, fragmentos, poemas, pequeñas historias, etc- que de una u otra manera hacen referencia al amor. En primera persona, en tercera, de tú a tú o en forma de misiva. Uno por página. Cada una absolutamente deliciosa. Lo que nos vamos a encontrar en ellos es el ingenio, la elegancia, la sutileza, la emoción profunda o el juego de la palabra. Es una obra que te atrapa, que te deslumbra y que se nota que se ha elaborado con muy buen gusto, con mimo y de forma meditada. Un libro que hay que guardar en casa como oro en paño porque es de esos que no te cansas de disfrutar, a pequeños sorbitos o con más detenimiento.En cualquier momento puedes abrirlo y deleitarte. 

Los textos son increíbles, creédme que no exagero, pero el hecho de que estén acompañados de estas ilustraciones (os enseño algunas de ellas) hace de esta una obra tremendamente meritoria. Cada uno de sus dibujos es "acojonante" y perdón por la fea expresión pero es que es lo que me viene a la mente. La capacidad que tienen de transmitir emociones, estados, ideas o pensamientos es increíble. Son de un gran belleza que te atrapa irremediablemente. En ellas vemos el asombro, el miedo, la felicidad, la soledad, la complicidad, el deseo, la ilusión, la desesperación entre otros.  

Si yo fuera otra persona os diría que este puede ser el mejor de los regalos para el día que se acerca (el dichoso San Valentín) pero no creo en esta celebración así que mi recomendación es que lo compréis y lo regaléis en cualquier momento del año. No hay que esperar ningún día para decir Te quiero. 


lunes, 10 de febrero de 2020

Alguien a quien conoces - Shari Lapena


A Shari Lapena la conocí con la que creo que hasta ahora es su novela más emblemática: La pareja de al lado. Un thriller psicológico impactante que me resultó adictivo y me tuvo malamente enganchada desde el principio hasta el final. Fue una novela que disfruté muchísimo y por la cual leí posterior me Un invitado inesperado y Un extraño en casa que siguen con el estilo de las anteriores. Como también sigue la misma estela Alguien a quien conoces, su último trabajo.

Todo transcurre en un tranquilo barrio residencial de la pequeña ciudad de Aylesford, en Nueva York. Un lugar tranquilo, con cierto encanto donde sus habitantes disfrutan de la belleza del paisaje natural que les rodea.

Sin embargo esa tranquilidad se rompe cuando Amanda Pierce desaparece sin dejar rastro. Su marido Robert pasó un fin de semana tranquilo pensando que su esposa estaba en Nueva York de compras junto a una amiga, como había hecho otras veces. Pero el domingo al no verla de vuelta comenzó a alarmarse y dio parte a la policía. ¿Dónde estaría Amanda?

Dos semanas más tarde en el mismo barrio la cosa también se complica para la familia Sharpe. Olivia acaba de descubrir que su hijo ha estado realizando una serie de actividades delictivas a sus espaldas. El joven es un menor y se ha dedicado a entrar en casas ajenas a hurtadillas y cotillear en los ordeñaderos de la gente.

Estas son las dos premisas de las que parte Lapena para crear una de esas novelas que te enganchan desde el principio hasta el fin. De nuevo volvemos a situarnos en un escenario muy habitual en sus novelas. Un barrio residencial donde cada vecino hace su vida e intenta guardar celosamente sus secretos. Pero siempre hay ojos que están observando y que pueden revelar sin querer cosas de importancia vital.

En este barrio desaparece una mujer sin dejar rastro. Comienzan los rumores. Los vecinos comienzan a hablar de ella y empezamos a descubrir relaciones secretas que solo sus protagonistas conocían. A medida que todo va saliendo a la luz nosotros, los lectores y a la vez espectadores, comenzamos como la policía, a dudar de todo el mundo. Los interrogatorios no dejarán inmunes a nadie mientras la novela se balancea hacia a un lado y al otro.

Pero no solo tenemos este punto de intriga que es la desaparición sino que viviremos el infierno de una mujer: Olivia. Acaba de descubrir que su hijo es un delincuente.  Raleigh, que así es como se llama, dice que no ha hecho nada malo, que su afán era solo curiosear un poco pero ¿Dice la verdad? ¿Descubrirá alguien los delitos cometidos por su hijo? ¿Y qué debe hacer ella? Que no haría una madre para proteger a su hijo…

Desde el principio intuimos que ambas líneas argumentales tienen alguna relación, pero tardaremos en descubrir que les une.

He disfrutado mucho de la lectura de la novela. De nuevo Lapena construye un “domestic noir” que pone en jaque a personajes que podrían ser cualquiera de las personas que conocemos. Gente normal y corriente que se ve involucrada en una historia llena de mentiras y secretos. Poco a poco van saliendo a la luz y con ellos el lector va fijando sus sospechas en unos y en otros. He de decir que he cambiado de opinión bastantes veces y que no he ganado la quiniela.

En este tipo de libros creo que ya todos somos conscientes de que no vamos a encontrar una altísima calidad literaria. Sin embargo son opciones ideales para disfrutar, desconectar y entretenerse ¿Que más se puede pedir?

Además la autora cuenta con un estilo narrativo directo, funcional e incisivo gracias al cual mantiene la tensión y ritmo in crescendo desde el principio hasta el final. Además la construcción de sus personajes es correcta. Conectamos con algunos, otros nos chirrían, otros nos levantan suspicacias hasta que descubrimos que al final el culpable es del mayordomo (permitidme esta broma tan habitual del género). 

¿Que más os puedo decir? Tan solo, leedla.  

miércoles, 5 de febrero de 2020

El trágico destino de Birdie Bloom- Temre Beltz


Confieso que no puede resistirme ante este título. Me estoy aficionando a los libros juveniles y los disfruto como una enana. Ojalá hubiesen publicado estas verdaderas delicias cuando yo era niña. El trágico destino de Birdie Bloom está orientado en principio a jóvenes de ocho a doce años pero creo, y es mi caso, que lo puedes disfrutar a cualquier edad. Es la primera entrega de lo que será una serie.

La novela transcurre en Wanderly, un reino mágico en el que sus habitantes ocupan un lugar concreto en la sociedad. Por un lado conocemos a Agnes Prunella Crunch, una malvada y anciana bruja, con verruga y todo, que pasa sus días haciendo hechizos que saca de El libro de las viles acciones. Sin embargo el día de su cumpleaños descubre que el último hechizo del libro es un fraude y comienza a maquinar un nuevo plan.

Y por el otro a la joven Birdie Bloom que es una Trágica. Los niños Trágicos son aquellos que nos tienen padres y están condenados a un final infeliz que deben aceptar porque no merecen otra cosa (al menos intentan convencerles de eso). Birdie vive encerrada con otros diecisiete huérfanos en el Hogar para Trágicos de Foulweather. A veces se tiene que resignar a estar en un calabozo oscuro, frío y húmedo.

Cuando estos dos personajes coinciden sucede algo inesperado. Ambas se encuentran solas, ambas están decepcionadas con la vida y quizás juntas pudieran animarse una a la otra. Pero son tan diferentes… ¿Qué sucederá entonces con estos dos personajes? Un libro en blanco les ayudará a encontrar sus caminos…

Este es el comienzo de una historia con muchísimos elementos que la hacen, en mi opinión muy atractiva. Magia, amistad, ternura, aventuras y mucho entretenimiento.

Me ha parecido muy original la forma en que está narrada ya que el propio libro (no se olvida de saludarnos al principio y al final… no llega a ser una despedida) el que nos va a contar la historia y hablarnos de sus personajes y vivencias. Esto permite a la autora ser más cercana de cara al lector, llamar su atención y dirigirse directamente a él de forma que establece una especie de vinculo o conexión. Además, junto a las notas a pie de página aportan un aire desenfado y con sentido del humor. Aunque puede ser algo que no guste a todos los lectores porque en ciertas ocasiones te sacan de la historia.

El libro va desarrollándose de una forma ágil y dinámica de forma que la lectura nunca resulta aburrida con un gran contenido en diálogos. O por lo menos ni mi hija ni yo lo hemos sentido así. Antes elaboraba yo las reseñas, pero ahora, que ella es mayor y criterio, son un compendio de mis sensaciones como adultas y las suyas como niña. Nos hemos acostumbrado a leer las dos el libro y hablar después de él. Algo que nos hace disfrutar aún más la lectura.

Todo se desarrolla en un mundo ficticio llamado Wanderly, que la autora ha inventado. A lo largo de la historia iremos conociendo como funciona todo allí. Y, en definitiva, la forma en que viven sus protagonista marcadas por un personaje llamado Canciller (¿encontráis similitud a algún personaje de la historia?) que les obliga a ser una cosa u otra.

Me encanta el mensaje final que lanza esta historia. Por un lado, nos enseña que la amistad debe ser un pilar maestro en nuestra vida. Que gracias a las personas que queremos y que nos quieren podemos crecer y encontrar los apoyos necesarios para crecer. Y por otro lado nos deja claro que nos debemos conformarnos y que nosotros mismos somos dueños de nuestro destino. En nuestras manos está cambiar lo que somos por mucho que nos intenten hacer pensar que no merecemos o podemos ser o hacer otras cosas.




lunes, 3 de febrero de 2020

La casa de modas. Hijas de la libertad - Julia Kröhn


Cuando comencé a leer esta novela no sabía que había una especie de precuela (de nombre homónimo) con la que se inicia la existencia de una dinastía que seguiremos conociendo en La casa de modas. Las hijas de la libertad. Durante esta lectura no he echado en falta ninguna otra novela así que supongo que su lectura será independiente. Aun así me la he descargado de Amazon (os dejo el enlace por ahí que actualmente es gratis) con la intención de leerla.

A lo largo de esta novela iremos siguiendo a tres generaciones de mujeres de una misma familia que viven en tres épocas diferentes y por lo tanto sus circunstancias también lo son. Tres mujeres que tienen diferentes caracteres y una sola cosa en común: su relación con la moda.

Arranca la historia en Fráncfort, Alemania, en 1914. La joven Fanny tiene veinte años y ganas de comerse el mundo. Su madre, una mujer tradicional, tiene una anticuada corsetería en la que ella hecha una mano aunque sus ideas son más acordes con las de su tía Alma, una feminista que lucha por los derechos de las mujeres. Aún así, Fanny sueña con viajar a París y convertirse en una gran diseñadora pero un hombre, el hijo del dueño de las tiendas de moda König, será su futuro más inmediato.

A mediados de los años cuarenta, casi a punto de terminar la II Guerra Mundial, conocemos a Lisbeth, una mujer que lucha por sobrevivir a los rigores y la crueldad de la guerra. En una ciudad destruida por el ejército, un marido ausente en el frente y dos hijos pendientes de ella intenta recuperar el negocio de moda que levantaron con mucho éxito sus antepasados a pesar de que todo escasea.

Por último, Rieke es el último personaje que destaca en la historia. Corren los años setenta, su hermano Martín prácticamente ha llevado a la ruina a la empresa familiar. Están desfasados, sin dinero y prácticamente sin ideas. Es el momento de coger las riendas de su vida.

Estas son, de forma esquemática, los tres hilos argumentales que la autora desarrolla en esta novela. Es la historia de tres mujeres que viven en momentos complicados e iremos viendo cómo se enfrenta cada una de ellas a los obstáculos que se presentan. Veremos cómo se enfrentan a la guerra, a la escasez de dinero, a la ruina y otros muchos problemas que afectan a su vida y en los que el amor, la soledad, los celos, los secretos, las traiciones… marcarán cien años en una misma familia.

La casa de modas es una bonita novela que nos habla de la fuerza que todos tenemos en nuestro interior y que nos ayuda a sobrevivir por muy complicadas que sean nuestras circunstancias. Me ha encantado ver como la autora contrapone las tres épocas del siglo XX en las que se desarrolla la historia y como cada una de ellas condiciona a tres mujeres de forma distinta. A pesar de esas diferencias que vamos viendo en la sociedad y de la notable evolución en el pensamiento, la mujer siempre tiene que luchar con más fuerza y más ganas para igualar al hombre. En el mundo de la moda no podría ser de otra manera.

Me ha parecido una novela perfecta para leer con tranquilidad, para disfrutar de sus personajes y para dejarse llevar. Quizás, la única pega que podría ponerle a la historia es que me ha faltado un poco de tensión o intriga en su argumento de forma desigual a lo largo de la misma.

Con respecto a sus personajes tengo que decir que me han resultado cercanas y he logrado empatizar con ellas y comprender como se sienten. Quizás no siempre he estado de acuerdo en las decisiones que han tomado pero al menos he sabido en todo momento porqué actúan como tal. De las tres con la que menos conexión tuve al principio de su historia fue con Rieke. Justamente la más actual pero cuyo pensamiento se aleja más de mí. Es una mujer casada que se ocupa de la casa, su hija y poco más. Aunque tendrá que espabilar. Fanny me ha encantado por su mentalidad muy adelantada a la época y por esa capacidad de tomar las riendas de su futuro. Lisbeth es una gran luchadora y quizás quien más compasión ha despertado en mí.


Será la última mujer existente de la familia la que en el año dos mil cuente la historia de sus antepasadas (madre, abuela y bisabuela). Para ello la autora utiliza un estilo narrativo envolvente, algo cadencioso pero cercano y detallista consiguiendo una ambientación muy buena que nos llevaba a crear imágenes muy concretas en nuestra mente. 

Os recomiendo La casa de modas si os gustan las historias de personajes, con cierta carga dramática, detallistas y con referentes históricos que nos habla de mujeres y sus circunstancias.