martes, 30 de junio de 2015

El ermitaño - Thomas Rydahl



Título: El ermitaño
Autor: Thomas Rydahl
Publicación: Destino, mayo de 2015
Páginas: 656

En una árida playa de la isla de Fuerteventura aparece, en el maletero de un coche, el cuerpo sin vida de un bebé. No hay restos del conductor, no hay huellas, no hay denuncia, no hay, pues, caso. La policía quiere cerrar la investigación para evitar otro escándalo Madeleine. Pero no cuentan con Erhard, al que todos conocen como «el ermitaño»: tiene setenta años, nueve dedos, lleva casi veinte años de taxista en Fuerteventura, es afinador de pianos en sus ratos libres, un loco del jazz, algo bebedor, vive con dos cabras y, en sus momentos de relax, se sienta en una sillita plegable que lleva en el maletero del taxi a devorar novelas. Es peculiar, solitario, muy observador y tiene un pasado oculto.

Como la policía quiere dar carpetazo al caso sin apenas indagar, Erhard decide tomarse la justicia por su mano y honrar al bebé descubriendo lo que ha sucedido en realidad. El hombre mayor, ya de vuelta de todo, desaparece: ahora Erhard sólo quiere justicia y no se doblegará ante nada ni ante nadie para llegar al fondo de la cuestión.

Mis impresiones

El ermitaño es la primera obra publicada del danés Thomas Rydahl. Se trata de un thriller que inmediatamente se ha colocado entre las novelas más vendidas de su país obteniendo además diversos premios entre ellos a la Mejor Novela negra del año. Quizás tal reclamo es un poco excesivo en mi opinión aunque me ha parecido una novela muy buena entre las de le género y con algunos puntos que la distinguen del resto.

Erhard es un taxista que vive en la isla de Fuerteventura. Es una persona solitaria a la que le apasiona la música, le interesa demasiado el alcohol y vive en una casa bastante descuidada con dos cabras. La aparición de un coche abandonado en la playa de Cotillo con el cadáver de un bebé en el maletero dentro en una caja de cartón le remueve las entrañas. Pero la dificultad para resolver el caso al no encontrar pistas ni ninguna huella ni siquiera la denuncia de la desaparición del bebe y la prisa por calmar los ánimos y evitar un escándalo que afecte de forma negativa al turismo de la isla llevan a la policía a cerrar el caso de forma precipitada poniendo una tapadera y dejando impune al verdadero culpable.

Decidido a llegar al fondo de este asunto tan turbio y encontrar al responsable, Erhard comienza a desarrollar su propia investigación y ejercer la justicia de su propia mano. Una investigación que no pasará desapercibida para nadie.

Una de las primeras cosas que me gustaría comentar es que comencé la novela con una idea un poco equivocada sobre lo que me iba a encontrar. Quizás es que estemos demasiado acostumbrados a los frenéticos ritmos de los thrillers que habitualmente se desarrollan a una velocidad vertiginosa. Pero El ermitaño es una novela diferente en este sentido. Avanza con tranquilidad lo cual no quiere decir que su trama sea por ello menos intensa. Rydhahl nos va introduciendo en la historia poco a poco contándonos cosas e introduciendo otras subtramas (una organización que opera al margen de la ley, un ambicioso empresario, una mujer en coma, un joven desaparecido, una prostituta…) que pensamos que poco o nada tienen que ver con la trama principal (la cual tarda un poco en aparecer) para llegar a un final bien resuelto y muy coherente (sobre todo con el desarrollo de la novela) en el que vemos que cada detalle de la historia tiene una razón de ser.

Cuando me acerco a este tipo de libros, en los que la víctima es un bebé o un niño  siempre lo hago con cierta cautela ya que no me gustan las imágenes morbosas en ellos y en este sentido creo que El ermitaño es bastante respetuoso en este aspecto. Hay algunas escenas que resultan más duras pero en general no es una novela en que la violencia gratuita tenga demasiada presencia. Lo cual yo agradezco.

Erhard Jorgerson, a quien todo el mundo conoce como el ermitaño, es un personaje muy interesante por su psicología y que resulta muy complejo. En mi opinión no le puede poner pegas a su construcción porque el autor despliega totalmente la esencia del personaje. Conocemos sus obsesiones, complejos, deseos y pasiones y al final un pasado que le persigue. Un pasado que habrá de recordar para siempre cuando al mirar sus manos encuentre la ausencia de uno de los dedos. También es un investigador algo atípico. A sus setenta años está a punto de jubilarse de un trabajo como taxista en el que lleva más de veinte años y cuyos ingresos van a parar en su mayor parte a su exmujer que se ha quedado en Dinamarca. Como complemento afina pianos, algo que hace más bien por gusto que por necesidad. Es una persona solitaria y algo rara que ha decidido vivir a su manera. Me llama la atención la doble moralidad del personaje que por un lado tiene un férreo sentido de la justicia y por otro lado es capaz de cometer acciones censurables para lograr sus objetivos.

Al final El ermitaño nos habla de las ansias de poder, de todo lo que mueve el dinero y lo que el ser humano es capaz de hacer por él. Pero también nos habla de las consecuencias que tienen nuestras acciones y de la justicia. En la trama vemos los conflictos de intereses que se aplican a cualquier ámbito de la sociedad incluso aquellos que pueden permitir que ciertos delitos de sangre queden impunes. La corrupción, las injusticias y el fraude son temas de completa actualidad.

También me ha llamado la atención que la trama se desarrolle en un emplazamiento nuestro como es la isla de Fuerteventura. Al escritor se le ocurrió mientras estaba allí de vacaciones. Esta localización ya nos condiciona el desarrollo de la trama. Los exuberantes paisajes, las playas, sus lujosos hoteles y casinos y los turistas contrastan con lo que se mueve en la ilegalidad y de forma oculta en la isla. Un lugar paradisíaco pero a la par limitado, casi aislado por el agua que la rodea que transmite cierta sensación de asfixia. Cada escenario, muy bien descrito, tiene importancia en la historia y nos causa un estado de ánimo.

La novela está narrada en presente a través de una tercera persona con una prosa más bien descriptiva y detallista donde también tienen cabida las propias reflexiones del protagonista por lo que, como os dicho antes, el ritmo es medio. Aunque esto no llega a ser un hándicap en la historia ya que su autor mantiene este ritmo constante y la estructura en capítulos cortos imprime agilidad en la lectura.

Conclusión

En El ermitaño encontraremos una novela de trama compleja y muy bien hilada, con un protagonista con más fondo del habitual en la novela negra, con una ambientación que nos resultará cercana y se aleja de los fríos parajes nórdicos y que además toca temas que están de actualidad.




lunes, 29 de junio de 2015

Promesas de arena - Laura Garzón



Título: Promesas de arena
Autora: Laura Garzón
Publicación: Roca editorial, junio de 2015
Páginas: 300

Una historia de amor al límite en el marco del conflicto palestino en Gaza.

Sólo el amor y la tolerancia pueden trazar rutas entre la violencia, la desolación y el odio. 
Lucía acaba de terminar su carrera y viaja a Palestina como cooperante de una ONG. Está llena de ilusiones, de buenos propósitos, pero lo que encuentran en los Campos de refugiados rompe todas sus ideas preconcebidas. Las carencias rozan el límite de la supervivencia y nadie les espera, ni espera nada de ellos. En los campos de refugiados no sólo hay intereses altruistas, las facciones político-religiosas mantienen una lucha de poder constante entre sí y contra su enemigo Israel y por extensión Occidente.

Lucía se encontrará con los dos polos humanos que imperan en los Campos: quiénes lo dan todo, como Fathia y Hamid; y con el Halcón, un palestino de padre inglés, educado en diferentes países, y con un magnetismo y atractivo que subyuga perdidamente a la joven cooperante. Descubrir quién es este hombre en realidad le va a costar muy caro a Lucía. Su pasión le alcanzará la gloria y la arrastrara al abismo.

Mis impresiones

Promesas de arena es la primera novela de Laura Garzón con la cual ha conseguido el Premio Internacional de Narrativa Mont-Marçal 2015. Se trata de una novela completamente ficticia que nos narra una historia de amor que se desarrolla dentro del contexto del conflicto que existe en la Franja de Gaza. Desde mi perspectiva este detalle la hacía más atractiva ya que es la primera novela que he leído enmarcada en esta situación.

“Dicen que lo que no mata te hace más fuerte. Tú casi nos matas a mí y a tu hijo, pero eso no me hizo más fuerte, solo más insensible. Acoracé esa vida que milagrosamente había salvado para protegernos a los dos, a Ismael y a mí.
Si no hubiera vuelto a escuchar tu voz, ese timbre profundo y a la vez susurrante que removía todas las células de mi cuerpo y despertaba sensaciones sepultadas bajo miles de palabras y gestos ensayados, yo habría seguido encadenando momentos anodinos, instantes cotidianos que, en ocasiones, incluso llegaban a parecerse a la felicidad.”

Así comienza esta historia, justo cuando Lucía recibe inesperadamente la llamada de teléfono de una persona del pasado que creía muerta. En ese momento todo cambia e inmediatamente su mente viaja hacia el momento en que todo empezó.

Fue en julio del año 2005 cuando Lucía llegó al campamento de refugiados palestinos en Rafah (en la Franja de Gaza) como cooperante de una ONG. Por delante tenía seis meses  de voluntariado y prácticas en los que podría trabajar para cumplir con sus ideales humanitarios. Desde el primer momento se dio cuenta de que no iba a ser una tarea tan fácil como ella había pensado. Aún así, las precarias condiciones de vida y el trabajo duro no mermaron sus ilusiones y ganas de trabajar.

Pero en un lugar así mientras hay personas que lo dan todo por las demás hay otras que luchan por conseguir el poder y hacer imperar sus ideas. Esto lo descubre Lucía cuando conoce a un hombre llamado el Halcón. A pesar de que todo el mundo intenta advertirle del peligro que supone estar cerca de él no puede evitar caer rendida ante su magnetismo.

La literatura da la oportunidad de crear historias románticas de muy diversos tipo ya sean amores platónicos, imposibles o marcados por la ternura pero en Promesas de amor nos encontramos con amor pasional que reúne a dos personas que se imantan entre sí. Dos personas muy diferentes cuyos mundos están regidos por intereses casi opuestos. Pero ¿Traicionará Lucía sus propias convicciones? ¿Se dejará llevar por sus sentimientos?

A parte de la historia de amor también encontraremos en esta algunos tintes de thriller o suspense. Toda la novela se localiza en un campo de refugiados palestinos situado en la Franja de Gaza. Un lugar que lleva años en conflicto, en el que se alternan la guerra y las treguas pero en el que la población sufre y muere constantemente. Mientras hay organizaciones humanitarias, médicos, enfermeras y otros muchos voluntarios que se juegan su propia vida hay personas para quien la vida de los demás no vale nada y sin escrúpulos contribuyen a que la guerra continúe proporcionando información al bando enemigo.

A pesar de que la autora nos sitúa y nos da unas nociones que nos ayudan a entender la situación allí no profundiza en las razones políticas del conflicto entre palestinos e israelíes ni nos describe las acciones bélicas por lo que la novela no se hace pesada en ningún momento. En cambio vemos el día a día en el campamento, las consecuencias en la vida de los pequeños poblados y nos hace una idea bastante definida de la vida en asentamiento de la ONU. Lo cual  me parece mucho más interesante porque la otra información la podemos encontrar en cualquier lado. Las calles sin asfaltar, las tiendas y chamizos elaborados con cualquier material y dispuestas en calles de cualquier manera, los piojos, el control y la presión militar pero sobre todo la escasez de alimentos, de medicinas, de las mininas condiciones en las que un ser humano puede vivir con dignidad.

Lucía es el personaje principal de la historia y en quien veremos una clara evolución. No creo que ninguna persona que pase por semejante situación pueda mantenerse indiferente. Cuando comienza la novela es solo una joven que acaba de terminar sus estudios de asistente social con muchos ideales que quiere dedicar su vida a algo útil, a ayudar a los demás. Pero la realidad será mucho más dura de lo que ella había imaginado y por primera vez en su vida descubrirá el horror y el auténtico miedo. En Rafah encontrará personas comprometidas como Hamid y Fathia, médico y enfermera del campamento, o como Sofía otra joven estudiante que abandona el proyecto incapaz de amoldarse a esas circunstancias. Pero sin duda es Hayzam, un beduino a quien todo el mundo llama el Halcón, la persona que va a trastocar su mundo personal en mayor medida. Es un hombre soberbio, arrogante, dominante y peligroso pero también un hombre atractivo que ejerce sobre ella un poder indescriptible capaz de hacerla perder la razón.

Laura Garzón tiene un estilo narrativo ágil y directo pero muy cuidado con el que no me ha costado nada conectar. La novela es muy fluida con diálogos y las descripciones precisas de forma que nos sitúan sin introducir grandes párrafos descriptivos. A lo largo de su  desarrollo nos encontraremos con algunas sorpresas que cambian el rumbo de los acontecimientos y que nos dejarán pegados a la historia.

Conclusión

Promesas de arena me ha resultado una muy buena lectura con una historia de amor y un toque de suspense que me atrapó desde sus primeras páginas situándola en un contexto muy real y muy crudo que te hace reflexionar y valorar lo que tienes alrededor.


domingo, 28 de junio de 2015

¿Quién es quién en Brujilandia? - Leyland Perree / Stuart McGhee




Título: ¿Quién es quién en Brujilandia?
Autores: Leyland Perree / Stuart McGhee
Publicación: Picarona, mayo de 2015-06-10
Páginas: 30
Tamaño: 20 x 21 cm
Edad: 3-6 años

Bienvenido a Brujilandia, una ciudad con más brujas de las que podrías hacer aparecer con una varita mágica. Pero lo difícil es distinguir unas de otras, saber quién es quién. Diviértete identificando a las brujas con estos divertidos y hechizantes ejercicios de observación.

¡Para los mayores será la excusa perfecta para jugar contigo!

¿Quién es quién en Brujilandia? hará que te desternilles de risa.

Mis impresiones

Hoy en la sección infantil no traigo un cuento al uso ya que ¿Quién es quién en Brujilandia? es más bien un juego de adivinanzas. No hay en ella una historia que tenga una trama sino que, página a página, se nos van mostrando imágenes de diferentes tipos de brujas a las que acompañan una serie de frases en donde se describen a golpe de rima sus características físicas. De lo que se trata es de leer las pistas y después localizar e identificar en base a ello a las brujas que correspondan según la descripción.

En total hay veinte brujas con diferentes nombres y características. Desde brujas con el pelo enmarañado, sucio, pelucones o calvas. Luego hay brujas muy flacuchas, otras gordinflonas y alguna que es hasta elegante. También podremos diferenciarlas según las características de sus gatos (¿qué bruja que se precie no tiene un gato?). Los hay flacuchos, negros, naranjas o mugrientos. Cada una de estas bruja vive en diversos lugares como una oscura y terrorífica cueva o como Esmeralda en un campanario al que nadie se atreve a subir. Y así nos vamos fijando también ensus vestidos coloridos, las escobas para volar (que algunas han sustituido por otros objetos muy curiosos) o incluso la forma en que manejan sus calderos (¿dónde si no van a hacer las pócimas?)

Se trata de un libro divertido aunque a mi hija le costó algo entrar en el juego. Luego le parecieron muy divertidas las características de las brujas y estuvimos mucho rato entretenido con él. Al final del libro, en La Galería de Brujas, nos encontramos con sus retratos a modo de cuadro y un espacio para poner el nombre de cada una de ellas. Si os digo la verdad mi hija no se acordaba de ninguna porque son bastante numerosas en el libro lo que nos dará pie a jugar varias veces con ellas.  

El autor del texto es Leyland Peerre que es ingeniero, diseñador gráfico, rotulista, o maquetista para un periódico local entre otras muchas cosas. Aunque su sueño era dedicarse a replicar chaquetes de aviador de la II Guerra Mundial.

Las ilustraciones que acompañan al texto son obra de Stuart McGhee (dedicado a los cómics y la ilustración) y resultan terroríficas y horripilantes. Las brujas siempre han sido personajes con unas características muy particulares como es la cara verde, una nariz protuberante y con sus características verrugas, algunas veces también les falta algún diente. Y en ¿Quién en quién es Brujilandia? corresponden a un tipo base clásico cambiando pequeños caracteres de unas a otras y así variando los personajes. Hay muchos colores pero predominan los tonos tirando a oscuros (muy típicos de estos personajes que asociamos con el negro) pero aún así están dibujadas con sentido del humor y de forma graciosa. Sus expresiones o las circunstancias en que están representadas son tremendamente divertidas.

En conclusión, ¿Quién es quién en Brujilandia? es un libro divertido con el que los más pequeños de la casa se entretendrán jugando a las adivinanzas.

viernes, 26 de junio de 2015

La piedra lunar - Wilkie Collins



 Título: La piedra lunar
Autor: Wilkie Collins
Publicación: Alianza editorial, marzo de 2015
Páginas: 672

El día de su decimoctavo cumpleaños Rachel Verinder recibe el diamante sagrado hindú conocido como “La Piedra Lunar”, que su difunto tío le ha legado en su testamento y que se supone que él robó en la India. Esa misma noche la valiosa joya desaparece de la mansión. En torno al misterio del robo se va urdiendo un fascinante relato que van narrando varios de los personajes, entre los que destacan el sardónico mayordomo Gabriel Betteredge, y la señorita Clack, puritana solterona. “La Piedra Lunar” es una novela llena de intriga e ironía en la que nada ni nadie es lo que parece.

Mis impresiones

A finales del año pasado me estrené, después de infinitas recomendaciones, con  este autor victoriano a través de La dama de blanco, una de sus obras más celebres junto a La piedra lunar, la novela que hoy traigo al blog. Después leí La máscara robada, una novela corta que también me muy buenas sensaciones. A Wilkie Collins se le asigna la paternidad de la novela de suspense y melodramática con numerosas obras a sus espaldas de notable calidad. Esta novela fue publicada originalmente en 1868 en Inglaterra y al igual que su predecesora vio la luz por entregas en la revista All the Year Round que dirigía su gran amigo Charles Dickens.

El día que Raquel Verinder, una joven heredera de la aristocracia inglesa, cumple los dieciocho años recibe un regalo muy especial. Se trata de la piedra lunar, un diamante amarillo de gran valor y unas características singulares del que se decía que escondía una terrible maldición. La joya le ha sido legada tras la muerte de su tío John Herncastle, quien se apropió de ella robándola de un santuario hindú durante el asalto a Seringapatam, en la India, que tuvo lugar en 1799.

Pero algunas horas después de que termine la fiesta de cumpleaños en honor de la joven ocurre algo inesperado. La joya desparece misteriosamente. Para intentar resolver el misterio el sargento Cuff se desplaza hacia el lugar donde se ha perpetrado el robo y allí interrogará a todos aquellos que han pernoctado en la mansión.

La piedra lunar es una ingeniosa y peculiar novela de misterio por un lado que está muy bien construida, que ofrece intriga al lector, que le depara más de una sorpresa  y por otro lado que cuenta con un aspecto costumbrista al retratar con bastante exactitud la sociedad de la época victoriana encorsetada y determinada por sus propias costumbres que índice en la supremacía de la clase alta, en la hipocresía y en  el papel secundario al que se relega a la mujer. La historia transcurre en el año 1848 aunque al comienzo se nos narra un episodio ocurrido cincuenta años atrás donde se explica cómo llegó la dichosa piedra a la familia. Como en toda novela de suspense que se precie hay una investigación, unos sospechosos y unas pruebas que evaluar que conducirán al inspector a unas determinadas conclusiones aunque sin duda lo más importante para llegar al fondo del asunto serán los testimonios de los implicados.

Impecables son los personajes que construye Collins que nos muestran un amplio abanico de personalidades y caracteres muy bien definidos.  La joven Raquel Verinder, sus dos pretendientes, Mr. Frankin Blake y Godfrey Ablewhite, la enigmática Rosanna Spearman, una sirvienta de pasado turbio, el singular e ingenioso sargento Cuff o el torpe inspector Seegrave (antagonista del anterior), el mayordomo Gabriel Betteredge, uno de los personajes más irónicos que aparecen y que lleva años junto a la familia,  o los tres hindúes que merodean constantemente la piedra son algunos de los personajes que forman parte del elenco. Porque en esta novela hay gran cantidad de ellos. 

De Wilkie Collins no solo me gustan las historias que cuenta sino también la original forma en que las aborda y se las narra al lector. Al igual que ocurre en La dama de blanco esta también está narrada a través del testimonio en primera persona de varios personajes de distinta categoría, con diferentes implicaciones en la historia y que están en posesión de una información de diferente índole. Cada uno realiza un aporte limitado y fragmentado de la historia pero que será desvelada al completo al lector en su puesta en conjunto. De casi la primera mitad de la novela se ocupa Gabriel Betteredge, el mayordomo al servicio de la familia. Luego irá dando paso a diferentes personajes. En cada una de estas voces consigue un estilo particular y diferenciado del anterior que transmite al lector la sensación de que está escuchando realmente  a personajes realmente distintos. Por ejemplo la voz narrativa del mayordomo está impregnada de ideas conservadoras, picardía y muchos formalismo en contraposición con la de Miss Clack, una prima del difundo Herncastle, y que representa una pariente pobre, puntillosa  que narra con resentimiento. 

Me encanta la expresividad de Collins, la forma en que utiliza la ironía y el sentido del humor en casi todo el relato, las llamadas de atención y la búsqueda de complicidad con el lector, la forma en que entreteje la historia, sus criticas, los guiños a Robinson Crusoe o incluso su malicia en ciertos momentos. Su narración está dominada por la descripción, un ritmo que aunque es pausado no decae en ningún momento y unos diálogos muy jugosos que entretienen al lector por su ingenio. La intriga, aunque no sea lo primordial en la trama, además se mantiene hasta el último momento cuando es desvelado el misterio.

Por último comentar como curiosidad que el mismo Collins en el prefacio nos cuenta que fue un excelente revulsivo escribir La piedra lunar para soportar el ataque de gota además de las dosis de láudano que consumía para aliviar su malestar. Curiosamente uno de los personajes de la narración también consume opio y nos ofrece explicaciones muy concretas sobre esta adicción que seguramente están basadas en su propia experiencia.

Conclusión

Creo que no es necesario que repita lo mucho que me ha gustado conocer La piedra lunar. Una historia de misterio a la que Wilkie Collins imprime su genial sello personal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...