jueves, 20 de noviembre de 2014

El Play Boy - Lupiánez



Título: El Play Boy
Autor: Lupiánez
Publicación: émepe, mayo de 2014
Páginas: 113

Querido lector, tiene entre sus  manos un pequeño libro de humor, con el que espero pase un rato divertido. En caso de que no lo haga, es un libro tan bueno como cualquier otro para hacer bulto en su estantería… aunque, desde luego, no junto a los clásicos. Quiero decir que no es cuestión de que tenga el tomo de poesía completa de Juan de Tassis, y ponga a su lado su ejemplar de El Play Boy. Tampoco creo que se mereciera estar al lado de ciertos autores contemporáneos, como por ejemplo Paulo Coelho o Maruja Torres. Por favor, asegúrese de no colocarlo ahí. Si tiene un apartado para libros de fantasía, en donde ubica obras como la saga de la Canción de hielo y fuego, o la colección de Harry Potter, no los moleste. Intente no mezclar. Creo que lo más apropiado sería situarlo en la zona de su estantería dedicada al humor. Si no tiene una sección específica de libros de humor, nunca es tarde para empezarlo, ¿no le parece?

Mis impresiones

El Play Boy es una novela para comenzar a leer sin más pretensiones que la de pasar un rato entretenido con una historia ligera que podemos encuadrar dentro del género de humor. Particularmente creo que es mucho más difícil hacer reír a la mayoría de nosotros que conseguir el llanto para lo cual hay un amplio abanico de posibilidades y temáticas. No todos tenemos el mismo de tipo de humor, no encajamos las bromas de la misma manera ni le encontramos la gracia a la misma cosa.

No os voy a decir que este pequeño libro me ha hecho reír a carcajadas, no sería cierto. Tampoco soy una lectora que se prodigue en risas y carcajadas aunque nunca he despreciado el género de forma que no es difícil verme con un libro de este tipo entre las manos. Lo que si me ha deparado El Play Boy han sido unos ratos de mero entretenimiento con una historia divertida y algo disparatada. No hay que buscarle más a este título. Aunque en honor a la verdad he de decir que ha conseguido sorprenderme en algunos aspectos determinados.

En esta novela corta se nos relata todo lo ocurrido durante una noche, ocurrida hace algunos años ya, en la que el narrador (y protagonista de la historia) y su hermano acuden como invitados a una fiesta que transcurre en la casa de una compañera de este último llamada Macarena, una joven que estudiaba oposiciones. En aquella época los dos hermanos compartirán un piso viejo y destartalado en Sevilla mientras estudiaban sus respectivas carreras.

Ambos hermanos no podían ser mas diferentes. Si nuestro narrador se proclama a sí mismo como un hombre de mundo que cuenta con cierta destreza para relacionarse con el sexo contrario, su hermano resulta ser todo lo contrario. Un muchacho incapaz de desenvolverse con soltura ante el universo femenino. Sus ideas antifeministas, cierta pedantería y la mala suerte de ser feo le excluyen prácticamente del punto de mira de las mujeres, sobre todo en distancias cortas. Pero en la fiesta tratará por todos los medios de conquistar a Nuria, algunos bastante desafortunados.

La verdad es que según el planteamiento esperaba una novela con un argumento algo más típico o repetido o por lo menos la sucesión de ciertas escenas ya utilizadas hasta la saciedad. El humor del que hace gala el autor es mucho más sutil  y algo ácido, alejándose del chiste fácil y las típicas bromas entre ente sexos. Aún así hay algunos tópicos en ella derivados del mundo del ligoteo. Como os decía antes, me ha resultado una lectura amena y entretenida sin mayores consideraciones. De esas que consumes en un par de tardes pasando página tras página.

El Play Boy nos narra los acontecimientos que viven dos jóvenes durante una noche en la que asisten a una fiesta. Su objetivo es el de conseguir ligar con dos chicas y en medio encontramos cierta dosis de alcohol, un original poema y mucha guasa. Y al final es inevitable acabar en una churrería (como dice su portada).

No hay que esperar dado el tono de la novela que los personajes estén definidos al detalle ni que presenten cierta complejidad psicológica. Se trata simplemente de que el lector pase un rato ameno viéndolos en situaciones comprometidas y la ocurrente forma que ingenian para salir de ellas. Sin embargo, como personajes cumplen su función y son tipos fácilmente identificables por el lector. Cada uno de los hermanos tiene un carácter totalmente opuesto al del otro.

El mayor de los dos hermanos es estudiante de biología en Sevilla. Se considera un tipo con suerte y con cierta gracia para conquistar a las mujeres. Es por ello que no escatima en consejos para ayudar a su hermano, un estudiante de notarías poco agraciado y algo sabelotodo, para conquistar a la chica de la que se ha encaprichado. El resto de personajes son figuras al servicio de la historia. Macarena es la anfitriona de la fiesta que vive en un piso de estudiantes junto a otros dos chicas. También están Nuria o Mariajo, que tienen mucho que decir.

A pesar de que la idea inicial que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un libro de humor es la de un estilo narrativo sencillo, dinámico e incluso coloquial El Play Boy esta relatada de forma completamente opuesta. El autor que se hace conocer como Lupiáñez demuestra un completo dominio del lenguaje, con un uso muy elevado del vocabulario y un estilo muy formal y modelado. Esto, paradójicamente, no hace que la novela sea complicada de leer o que ralentice el ritmo pero hacía incluso años que no necesitaba consultar el diccionario. La historia está narrada en primera persona por uno de los hermanos que emplea constantes metáforas para describir o comparar situaciones. La estructura formal del a novela es mediante veintiún capítulos de corta extensión con la presencia de diálogos que agilizan su lectura.

Conclusión

El Play Boy ha resultado ser un libro entretenido que proporciona una lectura ligera y amena para coger de forma despreocupada y disfrutar sin más.

Calificación:

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Viajo sola - Samuel Bjørk



Título: Viajo sola
Autor: Samuel Bjørk
Publicación: Suma de letras, octubre de 2014
Páginas: 560

Viajo sola.
Y no soy la única

Un hombre sale a pasear con su perro para recuperarse de la resaca y de sus problemas de conciencia. De repente el perro sale corriendo entre los árboles. Allí el hombre descubre a una niña que cuelga de un árbol, balanceándose sobre el suelo. Con una mochila escolar en la espalda y un cartel alrededor del cuello que dice «Viajo sola».
El inspector de policía Holger Munch se encarga del caso y no tarda en darse cuenta de que va a necesitar la ayuda de su excolega Mia Krüger. Sin embargo, Mia, que siempre había sido una chica sana, ahora parece estar enferma. Realmente enferma. Holger Munch acude a su casa para pedirle que vuelva al servicio activo. No tienen ni la más remota idea de lo que les espera.

Mis impresiones

La novela negra nórdica goza de muy buena salud, lo podemos ver tanto por la cantidad de autores con sus respectivos títulos que llegan a las librerías de nuestro país como por el número de lectores asiduos que disfrutan con este género. Yo me encuentro entre las más discretas, que si bien de vez en cuando me apetece algo así tampoco es de lo más habitual entre mis lecturas. Viajo sola cuenta con un buen reclamo, una sinopsis que intriga y que llama la atención. Este fue el motivo principal para que me embarcara en su lectura.

La historia arranca con un prólogo fechado en 2006 cuando de la maternidad del hospital de Hønefoss (Noruega) desaparece una niña tras morir su madre en el parto. Dos meses más tarde un enfermero del mismo hospital aparece ahorcado junto a una nota en la que parece autoinculparse de este hecho. Y aunque la niña nunca fue encontrada la policía dio por cerrado el caso.

Seis años más tarde, un hombre que pasea con su perro por el valle de Maridalen descubre el cadáver de una niña colgada en un árbol que se balancea sobre el suelo. La pequeña esta vestida como una muñeca, en la espalda lleva una mochila escolar cargada de libros y colgado al cuello un cartel en el que han escrito “Viajo sola”.

Este espeluznante crimen pone a la policía en jaque y cuando poco después aparece otra niña en similares circunstancias el caso se convierte en una prioridad absoluta para el cuerpo de seguridad del estado. El encargado de dirigir la investigación será el inspector Holger Munch que es consciente de que para resolverlo necesita la intuición especial de una excompañera que, debido a un error cometido en un caso, se encuentra retirada de la policía. La joven se llama de Mia Krüger y en la mente solo tiene una cosa, la fecha que ella misma ha elegido para su propia muerte.

Viajo sola tiene un comienzo que de forma inevitable capta nuestra atención. La imagen de la niña colgada en el árbol nos impacta y nos inquieta. No podemos dejar de preguntarnos quién haría algo así y cuál es su objetivo. Su autor no solo focaliza el punto de interés en la trama propiamente dicha sino que además utiliza a los propios personajes para ir sembrando ciertos interrogantes en la mente del lector que ávido de conocer los secretos que estos esconden irá consumiendo un capítulo tras otro.

La novela es transitada por un buen numero de personajes anquen son dos las figuras que se encuentran en el centro del relato y que sobresalen entre los demás. Me refiero a sus dos protagonistas: Holger Munch y Mia Krüger. El primero de ellos es un detective cincuentón, divorciado, adicto al tabaco, apasionado de las matemáticas, los crucigramas y el ajedrez por lo que es un poco friqui pero es un excelente investigador y cuenta con un buen corazón. Con su hija no tiene una relación demasiado estrecha desde que se separó de su mujer pero tiene una nieta de seis años que es su verdadera debilidad. Como personaje funciona muy bien en la historia además se aleja de ciertos clichés muy manidos ya en el género.

En cambio, Mia Krüger está embarcada en la treintena y lo mejor de ella es que cuenta con un sexto sentido que la hace muy intuitiva a la hora de resolver casos. Pero en esta ocasión lleva cuatro meses alejada de la policía y del resto del mundo. Junto a una actuación visceral en una intervención con la que se ganó la reprobación de sus jefes tiene que enfrentarse a la devastadora muerte de su hermana gemela que perdió la vida a causa de la droga. Y la única forma en que sabe hacerlo es consumiendo pastillas que consiguen aletargar su dolor, al menos durante algunas horas.

En torno a ellos figuran una cantidad considerable de personajes que tienen diferentes grado de participación en la historia. Policías, testigos que pueden aportar algo al caso, conocidos de los protagonistas, periodistas, un grupo religioso, etc…

Sin llegar a ser una novela que se desarrolle a un ritmo vertiginoso, menos la última parte en que se produce su desenlace, existe mucha acción en ella y esta avanza a un ritmo generoso que junto con la estructura hacen de esta una novela para consumir a una alta velocidad. En ella hay diversas tramas que se van entrelazando con el hilo principal de forma que no hay un solo momento en que el lector pueda aburrirse o distraerse.

Narrada en tercera persona omnisciente va focalizando la atención en diferentes escenarios y personajes a través, en la mayoría de casos, de capítulos  propios. Me ha gustado especialmente esta confluencia de perspectivas porque aporta a la historia muchísimo dinamismo. La novela se estructura en un prólogo seguido de ochenta y nueve capítulos de muy corta extensión aglutinados en siete partes numeradas. El estilo es directo, sencillo y accesible a cualquier lector con un uso bastante frecuente de diálogos.

Un punto importante en la novela negra, en mi opinión, es su resolución. De poco me sirve una novela con un desarrollo fantástico, como es este caso, si el último momento y el que me va a dejar el regusto final no está a la altura. Salvo algún suceso puntual me parece una novela con un desarrollo que es difícilmente predecible y Viajo sola cuenta con un tramo final que es imposible dejar a un lado y un final que a pesar de parecerme algo precipitado convence, resulta coherente y que puede llegar a sorprender.

Conclusión

Viajo sola me ha parecido una novela muy entretenida construida con un punto de originalidad, unos personajes interesantes y una estructura muy dinámica que te hace quedarte prendida a sus páginas.

Calificación:



martes, 18 de noviembre de 2014

La camarera de Bach - Antonio Gómez Rufo



Título: La camarera de Bach
Autor: Antonio Gómez Rufo
Publicación: Planeta, octubre de 2014
Páginas: 480

Un nevado día de 1750 la pequeña Madlene sale del orfanato de Leipzig, en el que ha vivido, para servir como ayuda de cámara del gran músico Johann Sebastian Bach. La joven, tan adorable como curiosa y deseosa de aprender, se convierte en la luz que acompañará al genio en los últimos días de su vida, pero pronto conocerá la realidad de un mundo en el que no hay sitio para ella. Con la tenacidad que solo dan la miseria y la perseverancia, Madlene logrará convertirse en un ejemplo de superación para las mujeres de una Europa en los albores de la Revolución francesa.

La camarera de Bach es el retrato inolvidable de una criada alemana que se transformó, sin saberlo, en la primera mujer de una nueva era.

Mis impresiones

A pesar de que Antonio Gómez Rufo es un escritor con cierto bagaje en el mundo literario y cuenta con varias novelas ya publicadas no ha sido hasta que su último trabajo ha visto la luz el momento en que he encontrado la oportunidad de leerlo. Ahora estoy segura de que en un futuro volveré  a encontrarme con él. Desde que conocí este libro me pareció una propuesta apetecible con varios elementos que me resultaban interesantes (una protagonista femenina, el momento histórico en que se desarrolla y los lugares que aparecen en ella).

En líneas muy generales La camarera de Bach me ha resultado una novela muy entretenida y fluida que cuenta además con un trabajo muy depurado. Quizás el aspecto  que más resalte es su ambientación histórica a través del cual nos muestra los acontecimientos principales que se vivieron en la segunda mitad del siglo XVIII y los sitúa en varios enclaves europeos.

La acción comienza en Leipzig (Alemania) durante el año 1750 cuando la joven Madlene Findelkind se convierte en la nueva asistente de cámara del famoso compositor Johann Sebastian Bach, que en sus últimos años de vida se encuentra enfermo, casi ciego y necesita asistencia continua. La muchacha, que acaba de salir del orfanato donde se ha criado y ha conseguido el empleo gracias a la recomendación de un amigo de la familia, tendrá que atender todas las necesidades básicas de su exigente paciente así como ser su fiel compañera.

A sus trece años de edad, Madlene se enfrenta a la vida con inocencia y curiosidad pero también con ganas de aprender y prosperar. En el músico encuentra un referente paternal, cómplice y amigo pero a la muerte de este Madlene es acusada de cometer un delito que le llevará a dar con sus huesos en la cárcel. A partir de ese momento la joven conocerá las miserias humanas, las injusticias y la mezquindad de un mundo en el que una mujer no tiene cabida pero también aprenderá que la fuerza de voluntad lo puede todo. Uno de sus principales objetivos será aprender, pues sabe que es el mejor camino para obtener lo que necesita.

Dado el título de esta novela, La camarera de Bach, el lector potencial se puede llevar la impresión de forma errónea de que en la misma el compositor es un personaje importante o al menos nos podremos encontrar con cierta presencia del mismo pero nada más lejos de la realidad porque su aparición se limita al primer capítulo de la novela en el que Johann Sebastian Bach muerte dejando a su protegida en una complicada situación. A partir de ese momento iremos siguiendo las vicisitudes de Madlene en diferentes ciudades de Europa conociendo a todo tipo de gente y viviendo complicadas situaciones de diversa índole.

La novela es un maravilloso y exacto retrato del contexto político y social de la última mitad del siglo XVIII en Europa. Junto a la protagonista conoceremos algunas ciudades de Alemania como Halle o Leipzig o Viena y Paris, las cuales se enfrentaban a un gran proceso de cambio que modificaría todas las bases sociales. La revolución industrial que se inició unos años antes en Inglaterra, el hecho de que los pensadores y filósofos franceses sembraran las bases de un pensamiento más racional y la elaboración de la Enciclopedia junto con el comienzo del Romanticismo comenzaron a renovar el mundo tal y como estaba concebido hasta ese momento.

Las injusticias sociales, las dificultades de los más desfavorecidos económicamente, la prepotencia burguesa, los intentos de sobrevivir en un mundo que les rechaza, la igualdad entre el hombre y la mujer son sus temas centrales pero también es una historia de superación, de amistad, de lealtad y amor.

El autor construye un personaje sólido que evoluciona de forma muy clara y coherente según van transcurriendo ciertos acontecimientos en su vida. Cuando la novela comienza Madlrnr es tan solo una niña que privada de un hogar y  una familia se ha tenido que amoldar a la vida en un orfanato. Cándida, servicial y sumisa en sus primeros pasos por el mundo pero a base de sufrir en sus propias carnes se revelara y aflorara de su interior una mujer fuerte que ansia que el mundo cambie y no escatima en esfuerzos para contribuir a la liberación de la mujer, a defender su derecho de aprender a leer y escribir. Porque Madlene sabe que el conocimiento es la única vía de prosperar. La construcción del personaje está muy pulida transmitiéndonos el autor que ha sido perfectamente capaz de meterse en la piel de un personaje femenino con todos los matices que el mismo conlleva.

Antonio Gómez Rufo construye su relato con un estilo muy depurado y rico en vocabulario marcado por la fluidez y dinamismo a la hora de narrar a pesar de no ser una novela de gran acción. En algunos momentos se detiene demasiado en descripciones de situaciones o remarcar ciertos personajes que no tienen a la larga demasiada trascendencia en la historia de forma que se ralentiza el ritmo de forma puntual. Desde mi punto de vista este es el único aspecto menos positivo que nos encontraremos en La camarera de Bach.

Conclusión

La camarera de Bach es una historia de superación. La de una mujer atrapada en un mundo que no comprende y sus esfuerzos para cambiarlo. Una novela que nos transmite la importancia de la educación y el conocimiento y además lo hace recreando a la perfección una época de profundos cambios en el continente europeo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...