miércoles, 5 de agosto de 2020

Ensayo sobre la ceguera - José Saramago

El autor Nobel portugués José Saramago es, desde que le descubrí hace ya bastantes años, uno de mis escritores favoritos. Me parece un autor sobresaliente en muchos aspectos.  Original, peculiar y diferente creo que ha aportado a la literatura muchas cosas que otros autores no lo han hecho. No puedo dejar de mencionar su asombrosa fantasía que vemos de forma recurrente en los argumentos de sus libros pero también ese compromiso social tan inherente a sus libros. Dos aspectos que cumple sobradamente Ensayo sobre la ceguera, la novela de la que hoy os voy a hablar. 

Fue la primera obra que leí de Saramago y la que me enganchó de mala manera al autor porque detrás de ella vendrían casi todas las demás. Fue una historia que me soprendió muchísimo y que yo, en aquel momento, achaqué a la gran capacidad de fantasear del autor. 

La novela se publicó en el año 1995 y leerla en 2020 significa cambiar la percepción y pensar que Saramago era un visionario en vez de un ser con una enorme capacidad de fabular. Un hombre que se dio cuenta de que lo que nos está pasando no era en absoluto un disparate. Aunque él lo verbalizó a su manera. En serio, creo que hay un antes y un después en la forma en que uno puede mirar este libro. He aprovechado la nueva edición que ha sacado Alfguara para releer, saborear  y al mismo tiempo estremecerme - como ya hizo un día hace muchos, muchos años- con esta historia. 

Y es que esta historia comienza pocos segundos antes de que el mundo cambie de una vez y para siempre. El primer caso es un hombre que repentinamente pierde la vista. En ese momento va conduciendo y siembra el caos en una de las calles de la que podría ser cualquier ciudad. Pero poco a poco el pánico comienza a recorrer la cuidad cuando muchos se contagian de su mal. Una ceguera blanca deja desamparados, desorientados y perdidos a gran parte de la población mientas que el mayor miedo de otros es infectarse. Y para sentirse protegidos solo pueden aislar a los enfermos. Abandonarlos a su suerte y que sobreviva el más fuerte. Comienza entonces una lucha por la supervivencia que prima sobre cualquier moral o ética. 

Y este es el argumento de una novela que resulta espeluznante, que te atrapa, que te horroriza y te lleva a resultar asfixiante en muchos momentos. Y el único elemento que utiliza Saramago para ello es la naturaleza del ser humano, lo que este es capaz de hacer o no hacer. Se dice que en los momentos extremos sale lo mejor o lo peor de cada uno de nosotros. No quiero hablar mucho más del contenido de la novela, porque esta si que sí. Esta es una novela de esas que no te pueden -ni deben contar- porque el mundo que recrea el portugués solo se puede recrear a través de sus propias palabras. 

Porque para algunos la supervivencia significa violencia, rechazo, egoísmo, caos, injusticias o crueldad mientras que para otros puede ser mejor la solidaridad, la convivencia, la unión y la lucha en equipo. Un ejemplo de como los fuertes dominan a los débiles, de como una sola persona puede cambiar el rumbo de las cosas. En fin que es algo que recientemente estamos viendo  ahora mismo. Como mientras algunos se dejan el pellejo otros lo estropean todo. Ensayo sobre la ceguera en mi opinión es una enorme crítica a la sociedad moderna. A como el ser humano ha ido perdiendo valores a la vez que ha ido ganando en calidad de vida y ambición. 

En la novela sus personajes no tienen nombre porque cada uno de ellos podría ser representado por cualquiera de las personas que conocemos o incluso por nosotros mismos. Para diferenciarlos utiliza adjetivos que pueden definir algunas de sus facetas. 

Saramago es un narrador excelente pero al que hay que conocer y al que hay que aprender a leer. Su estilo narrativo para aquel lector que se acerque por primera vez a su obra puede resultar chocante o incluso un poco lioso. Pero tras unas cuantas páginas esos puntos y aparte, esas mayúsculas y otras cosas de las que prescinde se vuelven innecesarias. 

Una novela como he dicho sobrecogedora que en ocasiones genera angustia por las intensas y vívidas escenas que Saramago ha creado y que describe de una forma muy cruda. Sus novelas no tienen nada superfluo de forma que cada palabra va en su sitio justo. Una novela que cuando terminé en su momento, en esa primera lectura, me tranquilizó ver el mundo que me rodeaba. Sin embargo esta vez me ha hecho reflexionar y cuestionarme muchísimas más cosas. Supongo que entonces el mundo - y mi mundo - entonces era distinto...


lunes, 3 de agosto de 2020

El largo sueño de Laura Cohen - Mercedes de Vega


De Mercedes de Vega había leído con anterioridad dos novelas fantásticas que son Cuando estábamos vivos y Todas las familias felices. Fueron dos obras que disfruté ampliamente, por el trabajo de la autora y porque se encontraban dentro de un género que es de mis favoritos, las novelas que hablan de relaciones humanas y temas familiares. 

Con El largo sueño de Laura Cohen no abandona del todo esos matices que nos hacen ver la naturaleza humana pero es una novela que se encuadra dentro del género del thriller psicológico que es lo que nos dice la contraportada del libro. No es algo que salga de mí. A lo que posteriormente haré algunas puntualizaciones.

Laura Cohen es un psiquiatra madrileña que hace algunos años se mudó a Montreal cansada de su vida en España. Allí es donde comenzó a desarrollar de nuevo su carrera y en donde se casó e hizo amigos. En definitiva, es el lugar donde construyó una vida nueva en la que era feliz.

Sin embargo, tras perder a su marido, un reputado psiquiatra que le llevaba algunos años, en un accidente de tráfico, la desaparición de un paciente le hace sospechar que puede tener alguna conexión con él. En solo tres sesiones el hombre ha desvelado a Laura la suficiente información como para emprender una investigación que le llevará a descubrir secretos muy turbios en su entorno más cercano.

Este es a grandes rasgos el argumento de una novela de la cual quizás me parece demasiado ambicioso incluirla dentro del thriller psicológico. Creo que el lector que vaya buscando esto se puede decepcionar un poco. Yo optaría más bien por decir que es una novela de suspense (con secretos ocultos, conspiraciones, experimentos siniestros y violencia) con un fondo histórico. Para ser un thriller, en mi opinión, le falta mayor intriga, más velocidad o una mayor tensión argumental. Lo cual no es incompatible con el hecho de que he disfrutado de la novela. Quizás no tanto como de sus anteriores pero tengo que reconocer que no es un mal trabajo.

Con respecto a esa parte histórica que os comentaba nos lleva por acontecimientos sucedidos durante la II Guerra Mundial y que se refieren al Holocausto y en como cambiaron las tornas cuando el régimen nazi perdió la contienda. Así como otro momento histórico que se incluye hace referencia a una serie de experimentos que se llevaron a cabo en la Universidad de Harvard alrededor de los años sesenta. Y para darle mayor credibilidad en la novela se nombran muchos personajes reales que tuvieron cierto protagonismo tanto durante la II Guerra Mundial como en la Guerra Fría. Por ejemplo, conocemos la historia de la pequeña Marie Jelen o del profesor Timothy Leary. La autora hace una recopilación muy buena de la información y la incorpora a la novela de forma muy amena y que consigue despertar el interés del lector. Aunque hay que tener en cuenta que no hay línea que separe la realidad y la ficción, lo cual yo considero que es algo muy bueno. 

Cuando Laura, la protagonista de la obra, comienza a ver visos de todo esto el mundo, tal y como ella lo había construido, comienza a desvanecerse. La sospecha sobre sus seres más cercanos y queridos e incluso sobre su recién fallecido esposo hace que todo aquello en lo que creía se tambalee. La única manera de llegar al final de todo y conocer la verdad es investigando. Laura es un personaje que no está mal construido pero al que no he llegado a comprender del todo en algunas decisiones que ha tomado. O será que me he visto completamente diferente a ella y yo hubiese actuado de forma completamente distinta. El caso es que los personajes en sus anteriores novelas han logrado transmitirme más emociones. Claro está que se trataba de otro género. 

De nuevo se pone en relieve la elegancia narrativa de Mercedes de Vega que es una excelente narradora aunque como he dicho ya creo que un poco más de ritmo a la novela le hubiese venido bien para mantener esa tensión típica del thriller. Me ha parecido que en algunos momentos sobrecarga la información o que se repite de forma que frena el avance. 

Una vez terminada la obra me ha dejado algunos temas en los que reflexionar. Por ejemplo, en la venganza, en la forma en que cada uno necesitamos curar nuestras heridas, en qué pensaríamos de nuestros seres queridos si descubriésemos que tienen un lado oscuro o como se pueden resarcir el sufrimiento, si es que se puede. 


jueves, 30 de julio de 2020

Unorthodox: Mi verdadera historia - Deborah Feldman

Desde que vi la serie de Netflix homónima (que está teniendo muchísimo éxito) y la cual se inspiró en este libro comencé a buscar la novela con ansias. En ese momento aún no se había traducido a nuestro idioma y no ha sido hasta el pasado julio cuando Lumen lo ha hecho. Sabía que el libro me iba a ofrecer cosas adicionales a la serie y así ha sido. Aunque ya supiera más o menos qué iba a encontrar en la misma ha conseguido sorprenderme y prácticamente la he devorado. Ha sido una novela sorprendente y sobrecogedora. 

Cuando conocemos a Deborah es casi una niña que vive en dentro de una comunidad de judíos jasídicos que han viajado desde Europa y se han establecido en el barrio Williamsburg, situado en el distrito de Brooklyn en Nueva York. Su familia y todos los que la rodean siguen los preceptos, ordenes, educación y estilo de vida que concuerda con el movimiento establecido por la dinastía Satmar. 

Sin embargo Deborah siente que no encaja en el mundo que la rodea. Su gran amor a la literatura, algo que tiene que hacer a escondidas, su inteligencia, su curiosidad, su capacidad de cuestionarlo todo la hacen una niña rebelde, que además está estigmatizada por el abandono de su madre. Esta, asfixiada por la forma de vida utltraortodoxa, terminó por abandonar al inútil de su marido y rehacer su vida en Berlín. 

Deborah crece con sus abuelos, disimulando sus inquietudes, intentando adaptarse a las obligaciones y normas que le imponen y guardando debajo del colchón los libros que le hacen comprender que otro tipo de vida es posible. Soñando y cuestionando llega su adolescencia y el momento en que se tiene que casar con un joven al que no quiere. Cuando nace su hijo es el momento en que se da cuenta que no puede permitir que él se eduque en semejante lugar...

Lo que nos vamos a encontrar en esta novela es el relato estremecedor de una chica que nos narra como ha sido su corta vida. A pesar de su juventud su experiencia vital es compleja, llena de frustraciones, de negaciones y de incomprensión. Un relato que, por la forma en que está narrado, inevitablemente, te atrapa y te remueve por dentro. Porque hay cosas que son difícil de comprender desde fuera, desde la comodidad de nuestro sofá, porque aún resulta complicado aceptar que mucha gente en diferentes partes del mundo ha involucionado contra natura. 

La propia autora nos cuenta que escribió el libro, entre los años 2008 y 2009, como un arma para batallar legalmente contra la comunidad jasídica y para poder abandonarla sin perder la custodia de su hijo (como antes le había ocurrido a su propia madre). Por ello no vamos a encontrar una novela escrita con florituras ni intentando ser un preciso ejercicio literario. De hecho yo creo que una de las mejores cosas que tiene esta novela es que está escrita con el corazón, de una forma cruda y directa, sin utilizar eufemismos y sin intentar suavizar los hechos. Al mismo tiempo que somos conscientes de las emociones y pensamientos de la narradora en cuanto a todo lo que se ve obligada a hacer. 

A parte de su valor testimonial (que es el caso concreto de una joven pero común a muchos otras personas atrapadas en ese mundo) es una novela que destaca por su valor antropológico. Por la forma en que nos da a conocer una religión o una forma de vida muy alejada de la nuestra. La de una comunidad muy cerrada de la que poco se sabía hasta que este libro (o en su defecto la serie) vio la luz. Y no voy a entrar a juzgar sus creencias aunque si la presión social que ejercen los rabinos sobre los miembros de la comunidad y sobre todo, los hombres sobre las mujeres. La forma en que las mutilan emocionalmente, las anulan, las amedrentan y las impiden desarrollan su forma de pensar. 

Empezando por la más evidente (que nos encontramos representada en la portada del libro), no se les permite enseñar su propio pelo pero que solo es algo que esconde circunstancias muchísimo más complejas y delicadas que en mi opinión llegan a ser auténticas barbaridades. Todo esto me ha resultado muy triste pero a la vez muy interesante. 

Y es que el Satmar surge como consecuencia del Holocausto, como si los judíos que sobrevivieron y sus siguientes generaciones tuvieran que expiar la culpa. Solo cumpliendo las leyes de la Torá podrán evitar un nuevo genocidio. Sin embargo la represión solo consigue sufrimiento, injusticia y malestar.


LIBRO VERSUS SERIE

Fue la serie, que tiene solo cuatro capítulos, la que dió a conocer aquí en España la historia de Deborah Feldman. Una producción que recomiendo y que merece muchísimo la pena ver. Pero también os aclaro que para mí y sin ningún lugar a dudas el libro sería mi primera opción a escoger.

Nadie puede contar mejor su propia historia que uno mismo, con las mejores palabras y siendo más fiel a las emociones. Al final es el punto en el que yo encuentro la mayor diferencia. El personaje de Deborah es mucho más rico en la novela que en la serie. En el libro vamos a hacernos una idea mucho más clara de su trayectoria vital mientras en la serie todo parece que se reduce a la huida de un matrimonio. 

Ambas historias son muy parecidas a pesar de los muchos detalles que han sido cambiados y por supuesto en la serie nos vamos a encontrar esos típicos elementos de los que pocas series pueden prescindir. 

Puedes descargar Unorthodox aquí: