miércoles, 10 de febrero de 2016

Los amores perdidos - Miguel de León



Título: Los amores perdidos
Autor: Miguel de León
Publicación: Plaza &Janés, enero de 2016
Páginas: 608

Los amores perdidos es la historia de los jóvenes Arturo Quíner y Alejandra Minéo, de su relación imposible y de lo que tuvieron que sacrificar por ella. Y de dos familias, los Quíner y los Bernal, enemigas eternas. Y es también la historia de un pueblo canario, El Terrero, de héroes anónimos y caciques ambiciosos, donde las pasiones son arrebatadas, los secretos se desvelan entre susurros y las venganzas se cobran con sangre.

Los amores perdidos es el poderío de Dolores Bernal, la matriarca despótica que controla el pueblo con mano de hierro; la bondad de Alfonso Santos, el honorable y firme médico que conoce el punto débil de todos sus vecinos; el valor de Rita Cortés, la chica rebelde y excesiva, que huye a la Península para encontrar algo muy diferente a lo que esperaba; o la tenacidad de Ismael Quíner, el noble enamorado que lo ofrecerá todo por la supervivencia de su estirpe.

Los amores perdidos es un épico y colosal tapiz tejido con estas y otras muchas historias, que afectarán a la pasión de Arturo y Alejandra a lo largo de los años y que les llevará del Terrero a Nueva York, del enamoramiento al desencanto, de la separación al reencuentro para finalmente enfrentarse a un destino incierto.

Mis impresiones

Lo mío con esta novela fue amor a primera vista. Pero en esta ocasión no fueron solo su portada o su sinopsis las que llamaron mi atención sino que al buscar información sobre el autor comprobé que teníamos algo en común. Ambos compartimos la pasión por Gabriel García Márquez, que es mi autor de cabecera y al que como Miguel de León he leído y releído infinidad de veces. Esta es su primera obra y con ella cumple el sueño de su vida, el de convertirse en escritor y lo hace por todo lo alto.

En este caso ofrecer una sinopsis que resuma la novela en unas pocas frases es complicado porque es una novela en donde ocurren muchísimas cosas y de la que es mejor no desvelar demasiado. En Los amores perdidos encontraremos pequeñas y grandes historias que suceden alrededor de los habitantes de El Terrero, un pequeño pueblo situado en las Islas Canarias, donde dos familias viven enemistadas para siempre siendo una de ellas tan poderosa que destruirá a la otra. El abuso de poder, la ambición, el odio, las pasiones, el amor, las injusticias y la venganza mueven a sus protagonistas.

“Todo lo que de verdad se hace por amor se hace en silencio”

Pero esta también es una historia de amor en la que esta frase, que aparece en la faja de la novela, determina todo su sentido. No es una historia donde el romanticismo tenga un gran protagonismo pero si una gran historia de amor en donde esta palabra cobra un gran significado. Porque el amor verdadero para mostrarse no necesita grandes aspavientos ni demostraciones públicas. Arturo Quíner y Alejandra Minéo, que se casan cuando ella no tiene más que quince años y él casi le dobla la edad, no tendrán que superar obstáculos para estar juntos pero si nos demostrarán que cuando uno ama de verdad es capaz de renunciar a todo, de sacrificarse con tal de lograr la felicidad y el bienestar de la persona amada. Y lo hace sin ruido. Sin la necesidad de ponerse medallas.
                                             
No os puedo decir otra cosa salvo que en Los amores perdidos he encontrado una novela increíble que me ha atrapado, que en diversos momentos sus personajes me han emocionado, que he sufrido las injusticias con ellos, que me he llevado tragos amargos y he podido celebrar sus momentos más felices. Esta es una gran saga familiar que lo tiene todo y que además con el paso de las páginas nos sorprende con giros inesperados en la historia.

En ella hay muchos personajes siendo prácticamente una novela coral aunque algunos destaquen sobre otros. Miguel de León ha dotado a cada uno de ellos de entidad propia y gran dosis de realismo y humanidad por lo que es inevitable que al lector le vayan produciendo diversos sentimientos. Hay personajes a los que odiar y otros a quienes es imposible no querer. Hay villanos, delincuentes, personas sin escrúpulos capaces de todo, personajes ambiciosos  y malvados que llegan a darse cuenta del mal que han hecho cuando lo sufren en sus propias carnes. Pero hay también hombres y mujeres justos y de moral intachable que no saben vivir si no es en la honradez, adultos a quien alguien le robó la infancia, personas que intentan enmendar sus errores u otras a quien el destino les destroza sus sueños.

La novela se desarrolla en un pequeño pueblo canario llamado El Terrero. El lugar perfecto para que unos pocos se crean dioses y manejen y determinen la vida de los demás. Extorsiones, amenazadas, delitos de sangre, sobornos  forman parte del día a día de gente poderosa que triunfa sobre aquellos que no tienen nada más que la honradez de su trabajo y su moral. La novela nos lleva por los años de posguerra (aunque el autor no específica los años en los que se sucede la historia aunque vemos el contexto) en los que la dictadura franquista otorgaba el poder y amparaba a unos pocos privilegiados que manejaban el mundo a su antojo. Todo les estaba permitido porque había quien se encargaba de que sus actos, por muy bárbaros que fueran, nunca vieran la luz. Y aunque de ellos siempre hubiera testigos el miedo y las presiones hacían enmudecer.

Con respecto a la estructura es una novela que está compuesta por tres partes muy diferentes entre sí. La primera parte transcurre con una increíble agilidad y dinamismo y en ella se siembran las bases de lo que sucederá en el resto de la novela. Miguel de León se centra en explicarnos cómo transcurre la vida en el pequeño pueblo donde viven sus personajes y los motivos que enfrentan a los Bernal y los Quíner cuyos desencuentros marcarán la vida de la siguiente generación de forma inexorable. En la segunda parte, que ocupa el grueso de la novela, conocemos a Arturo y Alejandra y seremos testigos de cómo se desarrolla su relación mientras otros personajes siguen realizando barbaridades. Aunque esta es más pausada logra captar de igual forma tu atención porque su autor no pierde el pulso narrativo ni un segundo. La tercera nos lleva a un final que nos dejará muchísimas emociones y un sabor dulce.

Y todo ello narrado con pulcritud, con cercanía y un estilo muy personal del que hace gala el autor. Su relato está plagado de detalles exquisitos, de emociones, con giros inesperados en su argumento y un algo especial que flota en el ambiente.

Conclusión

Los amores perdidos es una saga familiar en la que encontraremos un relato plagado de amor y pasión pero también de odio, maldad y venganza. Es una novela con personajes inolvidables y una historia que perdura en la memoria. 


martes, 9 de febrero de 2016

Una saga moscovita - Vasili Aksiónov



Título: Una saga moscovita
Autor: Vasili Aksiónov
Publicación: Navona, 2015
Páginas: 1216

Una saga moscovita narra la vida de una familia de médicos en la Rusia del siglo pasado. En 1925, en la dacha de los Grádov, el padre, Borís Nikítovich, es un brillante cirujano y un maestro respetado; la madre, de origen georgiano, se consagra a su casa, a sus hijos y al piano; el hijo mayor, Nikita, es un noven oficial superior del Ejército Rojo; su hermano Kiril es un bolchevique, amante de la Revolución y del Partido; y su hermana pequeña Nina, una joven poeta de enorme belleza. Lenin ha muerto y el Partido está dividido entre los seguidores de Stalin y los miembros de la oposición liderada por Trotski. Los Grádov se verán implicados, a su pesar, en la Revolución y esto marcará el comienzo de un largo proceso de transformación que acabará sometiendo a todos los miembros de la familia.

Mis impresiones

Pensar en una novela rusa (de autor ruso que no es lo mismo que se desarrolle en Rusia y este escrita por un autor de otra nacionalidad) y que supere las mil doscientas páginas puede asustar un poco. Pero lo cierto que todo es empezar. No podía dejar atrás esta publicación de Navona, porque me llamó mucho la atención su sinopsis y porque forma parte de la colección Los Ineludibles la cual me ha descubierto obras sorprendentes que bien hacen honor al título de su colección.

Si miramos la vida de su autor podemos comprender el porqué de esta novela. Hijo de una familia prospera, con solo cuatro años su madre fue acusada de trotskista y enviada al gulag siendo Vasili Aksiónov custodiado en un orfanato para enemigos del pueblo. Estudió medicina y siempre tuvo un afán literario que derivó en novelas de éxito innegable. Pero estás fueron censuradas y más tarde él enviado al exilio.

La novela comienza en Rusia en 1925 y allí, en una dacha (que es una casa de campo típica rusa), vive la familia Grádov. Borís Nikítovich (o Boris III), el cabeza de familia, es un importante cirujano muy bien considerado en su profesión por lo que la familia disfruta de una situación económica privilegiada. Es un hombre justo y de principios que valora a cada paciente por igual independientemente de su estatus. En la casa viven también María, su esposa dedicada al cuidado de la familia y cuya pasión es el piano, y sus tres hijos que son, Nikita, un alto oficial del Ejército Rojo, Kiril, de ideas afines a los bolcheviques y seguidor convencido del Partido y la revolución . La más joven es Nina, que ama la poesía y la libertad. Tres personas con tres caracteres muy diferentes pero muy férreos en sus convicciones.

En ese momento Rusia está cambiando. La muerte de Lenin está aún muy cercana y es Stalin quien ahora tiene el poder aunque con una dura oposición dentro del Partido por parte de los trotskistas. Esta situación política y social afecta a la familia de forma inexorable mientras Rusia se dirige al declive.

Una saga moscovita, publicada por primera vez al principio de la década de los noventa, es una novela con sabor a clásico que nos narra la vida de una familia en un contexto muy determinado. A lo largo de la novela iremos conociendo las relaciones entre sus miembros pero sobre todo seremos participes de como los acontecimientos políticos y sociales afectan a diferentes generaciones de los Grádov y a todos aquellas personas involucradas de una manera y otra en sus vidas. Nos encontraremos historias de amor y amistad, traiciones, ambición, miedo y violencia en una increíble mezcla de realidad y ficción.

La parte histórica en la novela cobra un protagonismo especial retratándonos con fidelidad y exactitud cómo se vivió en aquel lugar y momento. La Revolución de Octubre (con todo aquello que supuso para el pueblo) dio al poder a los bolcheviques y la muerte de Lenin dejó el país en manos de un hombre llamado Stalin. A lo largo de su extensión vemos como el régimen en principio considerado todo un logro se va deteriorando. La novela se inicia en 1925 y abarca hasta el año 1953, con Stalin ya fallecido. En estos años conoceremos la represión, “las desapariciones” de ciudadanos, los campos de trabajo, las encarcelaciones, las torturas y el exilio.  

Porque si el nazismo parece el mayor y más famoso horror concebido por el hombre no fue el único. El estalinismo también sembró el pánico, masacró, ejecutó, cometió barbaridades y atentó contra los derechos de la vida de igual manera. Stalin tuvo miedo de perder el poder y eliminó a aquellos que consideró una amenaza o que podrían llegar a serlo. Pero el pueblo ruso no quiso o supo verlo. También nos habla del paso de Rusia por la II Guerra Mundial y lo que ocurrió en el país después de ella, cómo intentó sobreponerse a la posguerra mientras otra guerra, la Fría, se acercaba. Finalmente el régimen acabó derrumbándose dejando atrás millones de víctimas.

Creo que uno de los inconvenientes cuando uno se enfrenta a la literatura rusa (o al menos en mi caso) es memorizar y situar los nombres de sus personajes. No solo porque nos resulten complicados sino también porque los apellidos tienen forma masculina y femenina o utilicen los patronímicos (formados a partir del nombre del padre) para referirse a ellos de forma indistinta. En esta novela hay muchísimos personajes que sería imposible resaltar uno a uno y a estos les ocurren tantas cosas que es muy difícil sintetizarlas en una línea básica. En Una saga moscovita nos encontramos las experiencias de los Gradóv pero estos no solo más que unos nombres ficticios que representan las vivencias del pueblo ruso. Vemos sus sueños, sus motivaciones, sus pensamientos y ambiciones conformándolos el autor como entidades muy humanas que se ganan nuestro corazón y que nos afecta cuando van cayendo en desgracia, porque palos se van a llegar muchos. También nos encontraremos otros personajes reales que se irán entrecruzando con ellos entre otros el propio Stalin o Lavrenti Beria, jefe del NKVD, el servicio secreto.

Pudiera parecer que el lector que comience su lectura se enfrenta a una novela densa pero lejos de la realidad y salvando un comienzo que puede despistar o algunos términos que no pueden resultar familiares al lector (a pesar de las notas a pie de página) la novela se aborda con fluidez (por el lenguaje sencillo y directo y la acción presente en todo momento) y a través de un narrador omnisciente que puede narrar incluso dos escenas a la vez. En la novela hay muchos hechos dramáticos narrados con crudeza pero también con sentido del humor e ironía sin faltar una parte crítica.  Formalmente se articula en tres partes (con capítulos, actos y entreactos) que aunque inicialmente fueron pensadas para ver la luz en tres tomos finalmente en esta edición los encontramos reunidas en uno solo. Las dos últimas hacen un guiño a Guerra y Paz de Tolstoi.

Por ultimo os confieso que esta ha sido una reseña de las que más me ha costado hacer. Después de varios días escribiendo, borrando y reescribiendo, siempre con la pretensión de sintetizar al máximo e ir a lo esencial, me doy cuenta de que esta novela da para hablar o escribir muchísimo sobre ella. Me he dejado muchas cosas fuera que inicialmente quería comentar pero ya me he excedido de mi extensión habitual.

Conclusión

En mi opinión Una saga moscovita es una gran novela que deja huella en el lector pero eso sí hay que olvidarse de intentar leerla a la ligera y como un simple entretenimiento. Es la terrible y dramática historia de una familia pero también es un increíble fresco de como se lo que sufrió el pueblo ruso durante el estalinismo y como se vino abajo el socialismo en el país. Os la recomiendo de forma especial si os interesa esta parte de la historia.


lunes, 8 de febrero de 2016

El bosque de los inocentes - Graziella Moreno



Título: El bosque de los inocentes
Autora: Graziella Moreno
Publicación: Grijalbo, enero de 2016
Páginas: 336

Iris ha vuelto a tener el mismo sueño que la desvela cada noche, del que esta vez ha despertado con un grito de terror. Ese mismo día decide aceptar la invitación de su tía a pasar el fin de semana en el pueblo al que iba de pequeña, cuyo recuerdo está bañado por la luz de los veranos de la infancia, las reuniones familiares y los juegos junto al pozo y en el bosque. Allí podrá olvidarse de los casos del bufete, de los mil y un problemas y de Barcelona. Y sobre todo, eso espera, podrá descansar y dormir de un tirón.

Entretanto Carlos, cabo de los Mossos d´Esquadra, estudia el plano del parque natural en el que se encuentra enclavado Rocablanca, mientras organiza las tareas del equipo de búsqueda. Tiene un mal presentimiento, en otoño los días se acortan y el tiempo corre en su contra.

Solo entrar en la plaza del pueblo, Iris se fija en una pancarta: «Vamos a encontrar a Julián». De pronto un coche embiste el suyo por detrás. Cuando el conductor, un forastero instalado en un viejo caserón restaurado, baja para disculparse y le estrecha la mano, a ella se le eriza la piel. Esa misma noche vuelve a soñar.

Pronto se verá envuelta en una investigación criminal que da nuevo sentido a las pesadillas de las que quería huir. Hay vidas de inocentes que dependen de que deje de darles la espalda y empiece a investigar en sí misma, en su pasado y en lo que está sucediendo en Rocablanca.

El bosque de los inocentes... Para Iris es un refugio; para él, un escondite

Mis impresiones

El bosque de los inocentes, la segunda novela de Graziella Moreno después de Juegos de maldad, me entró directamente por los ojos porque su sinopsis que me resultó muy atractiva y con varios elementos que llamaron mi atención.

Una niebla espesa me envolvía como un etéreo manto gris. Llevaba puesto un vestido de seda negro que me llegaba hasta los tobillos. Bajé la mirada y me sorprendió ver que iba descalza. Las ramitas de los arbustos me rozaban los pies, que se me hundían en las hojas muertas que cubrían la tierra. Aspiré con fruición el olor a musgo y a resina. Me movía grácil, ligera, segura de mí misma por entre enormes hayas, encinas y castaños. Estaba en el bosque de mi infancia. A su abrigo, me sentía a gusto, protegida.”

Iris es una abogada que vive en Barcelona. Desde su divorcio tras diez años de matrimonio no está pasando por uno de sus mejores momentos. Trabaja en un pequeño bufete con dos amigas y la demora de sus clientes en el pago le hace vivir una situación económica ajustada. Además tiene una relación muy distante con su madre su madre y hermana que nunca la han entendido. Pero lo que más le trastorna es un sueño recurrente cada noche que le angustia y la hace despertarse sobresaltada.

Así que cuando en una conversación telefónica su tía le propone que pase el fin de semana en Rocablanca, un pueblo rural a una hora de Barcelona, acepta encanta creyendo que durante esos días encontrará algo de paz. Iris recuerda aquel lugar en que pasaba algunas temporadas de su infancia de forma idílica. Representaba la libertad, los juegos y las risas en el bosque. También allí es donde viven sus dos mejores amigos, Alma y Carlos que están casados y tienen un retoño. Sin embargo cuando llega al  pueblo es recibida por una pancarta en la que se anuncia que Julián, un niño de once años lleva cuatro días desaparecido. El pueblo está alborotado y la búsqueda del menor obsesiona a los Mossos d´Esquadra.

De nuevo Iris sufre pesadillas que le llevarán a verse implicada en una investigación criminal acuciadas además al conocer a un hombre misterioso que le pone los pelos de punta. También conocerá el pasado de su familia…

El bosque de los inocentes es una novela de intriga en la que confluye la crueldad humana, los crímenes, los secretos de familia, algo de historia del pasado con algunos giros en su trama y un toque sobrenatural. Se trata de una lectura verdaderamente entretenida en la que las cosas no son como aparentan. En realidad no os puedo contar mucho más del argumento pero me ha gustado la mezcla de todos esos elementos. 

En mi opinión los personajes de esta novela son funcionales y están al servicio de la historia y a pesar de ello están correctamente caracterizados. Iris es a quien vamos a conocer con mayor profundidad. Es una abogada con una vida un tanto anodina que no le depara demasiadas satisfacciones. Después de más de diez años casada se ha divorciado de un hombre del que ya no estaba enamorada y con su familia nunca se ha entendido bien. Desde pequeña sufre unos sueños en los que a menudo ve cosas que terminan por ocurrir en realidad y que le han llevado de psicólogo en psicólogo. El resto del elenco de personajes es la tía que vive en el pueblo, su amiga Alma, policías y un extraño forastero que ha comprado un viejo caserón en Rocablanca y lo ha restaurado.

Me gusta mucho cuando los libros te descubren algo de historia y aunque en este libro no nos vamos a encontrar con un hecho histórico sí que nos habla de una persona que existió en la realidad. Se trata de Giles de Rais, un sádico asesino que vivió en el siglo XV y que inspiró a Charles Perrault para construir el personaje de Barba Azul. Giles de Rais procedía de una familia aristócrata muy poderosa en Francia, con una educación impecable y un físico envidiable, luchó como un auténtico héroe en la guerra de los Cien años pero acabó convertido en un asesino de increíble maldad que acabó con la vida de muchísimos niños de forma muy cruel entre las que se encontraban torturas, mutilaciones y violaciones de sus cadáveres. Un personaje que no conocía y que me ha puesto los pelos de punta porque fue un auténtico monstruo. Está relacionado con la historia aunque no os cuento de qué manera.

Y en cuanto al lugar donde se desarrolla me ha parecido muy acertado. Se trata de un pueblo ficticio en la entrada del Paque Natural de Montseny. Un espacio pequeño donde la vida es tranquila, todo el mundo se implica en los problemas de los demás y la conoce. Pero también un lugar donde buscar a un niño se convierte en un problema por la cantidad de lugares en los que uno puede perderse y donde las leyendas son muy comunes.

La novela cuenta con dos narradores. Por una parte es Iris quien conduce lo que le va ocurriendo a ella y una voz en tercera persona nos amplía la visión sobre lo que ocurre con el resto de los personajes. Su estilo es tan fluido y con gran presencia de diálogos que no cuesta nada leerla. No es que sea uno de esos thrillers que transcurren a ritmo frenético, más bien tiene un ritmo medio. Una parte importante de la novela es el elemento onírico que da un pequeño toque sobrenatural y que a mí personalmente me encanta. Siempre he sentido debilidad por el tema de los sueños y su significado. El final es muy coherente y deja todo bien resuelto y sin ser de esos libros que cambian la historita con fuegos artificiales no reserva algunos giros inesperados.

Conclusión

El bosque de los inocentes es una historia muy entretenida que atrapa entre sus páginas por la multitud de secretos e intrigas que trascurren en ella. Una novela donde la maldad humana se hace presente.