jueves, 24 de abril de 2014

Sant Jordi bloguero

Aunque con un poco de retraso puesto que hasta ayer a última hora no pude recoger el paquete de la oficina de correos, os traigo mi regalo por Sant Jordi en este año.

Como ya viene siendo habitual Kayena (Negro sobre blanco) nos permite disfrutar de una nueva edición de esta iniciativa con la que todos disfrutamos. No solo nos hace ilusión recibir nuestro paquete sino también pensar en el libro que regalaremos acompañarlo de la rosa y enviarlo a su destinatario final.

La verdad es que hasta que no lo he tenido en las manos no he tenido forma de averiguar quien ha sido la persona de la que procede y una vez comprobado el remitente os puedo decir que se trata de Lesincele cuyo blog Leer es viajar visito con mucha asiduidad y que conozco a la perfección.

Aqui os dejo su regalo:


El libro es El humo en la botella de Juan Ramón Biedma. Del mismo no tenía ninguna referencia ni había oído hablar pero en el blog de Lesincele podéis leer la reseña y parece tener buena pinta. La rosa viene en forma de bolígrafo, un detalle que me al igual que el libro me ha gustado mucho.

Ya solo me queda agradecer tanto a Kayena la organización de esta iniciativa como a Lesincele la elección del título y el regalo.  Espero que al año que viene podamos repetir.

martes, 22 de abril de 2014

Mientras pueda pensarte - Inma Chacón



Título: Mientras pueda pensarte
Autora: Inma Chacón
Publicación: Planeta, octubre de 2013
Páginas: 347

«No sé quién soy.» A los cuarenta años, Carlos, un publicista de éxito, descubre que quienes creía que eran sus padres no lo son. Él fue dado en adopción de forma ilegal con la complicidad de un médico, una monja y un taxista. Cuarenta años antes, en una casa cuna de Valladolid, María Dolores, una joven soltera, da a luz un bebé. A las pocas horas del alumbramiento, le comunican que el niño ha muerto de una extraña infección. Pero algo en su interior le dice que las cosas no son lo que parecen.

Mi experiencia con la novela

Nunca me había sentido tentada de conocer a la extremeña Inma Chacón, que fue finalista del Permio Planeta en 2011 con su anterior obra Tiempo de arena, hasta que ha tocado uno de los temas de la actualidad que más me interesan. Se trata del robo y compra-venta de bebés al nacer, un episodio muy oscuro en la historia de nuestro país que no hace tanto que ha salido a la luz y ahora todos conocemos pero no debemos olvidar que muchas mujeres han pasado muchos años de sus vidas sufriendo en silencio por ello.

Mientras pueda pensarte ha supuesto una sorpresa muy agradable para mí. Es, en mi opinión, una obra con una estructura muy compleja desarrollada a través de varias voces narrativas, que consigue dotar a sus personajes de credibilidad y alcanza una increíble profundidad narrativa.

“No sé quién soy. Tengo casi cuarenta años, un trabajo estable y bien remunerado como creativo de una de las agencias publicitarias más solventes de Europa y un currículum que acredita cada paso de mi vida laboral. Mi nombre figura en mi expediente universitario, en los certificados de mis másteres, en mis notas del colegio, mi DNI, mi pasaporte y el libro de familia de mis padres, con mi fecha y lugar de nacimiento, el número de tomo y la página del registro donde me inscribieron al nacer. Todo oficial, todo correcto, todo legalmente constatado. Pero no sé quién soy.”

Así comienza a contarnos Carlos como se ha sentido durante toda su vida. A sus cuarenta años es un hombre de éxito que se dedica al ámbito publicitario pero siempre ha dudado de su verdadera identidad. Las sospechas nunca confirmadas de que sus verdaderos padres biológicos no son los que le han criado son compartidas por su amigo José Luis quien ha emprendido una investigación para determinar sus verdaderos orígenes tras una confesión que revela su madre antes de morir. Al  contrario que su amigo, Carlos no quiere indagar en el tema y desea cerrar de cualquier manera ese episodio de su vida.

También conocemos a María Dolores, una mujer que busca desesperadamente al hijo que le robaron al nacer. Sucedió hace cuarenta años en la casa cuna de Valladolid, cuando ella era una joven de diecisiete años que se había quedado embarazada estando soltera. Aunque los médicos y monjas le comunicaron que su bebé estaba gravemente enfermo poco antes de morir, ella ha presentido todos estos años que su hijo está vivo. 

Inma Chacón ha construido una historia llena de matices que contempla distintos puntos de vista sobre una mismo tema. Por un lado encontramos la historia de María Dolores, una mujer que lleva cuarenta años sufriendo por la pérdida de un hijo que está convencida de que no llegó a morir y se lo robaron. Consiguió rehacer su vida pero siempre con la sensación de que le faltaba una parte de ella. Gracias a su voz somos capaces de sentir esa impotencia, desesperación y soledad. Esas ansías de buscar y no encontrar ya que no tiene pruebas que certifiquen lo ocurrido y sin ellas nadie puede ayudarle.

En el lado opuesto están Carlos y José Luis que un día fueron hijos robados. Ambos se han criado con otras familias pero siempre tuvieron la intuición de que no pertenecían biológicamente a las mismas. Cada uno de ellos ha tenido una experiencia distinta con sus padres adoptivos. Mientras José Luis ha tenido una vida colmada de cariño y amor, Carlos conoció a una madre postiza que siempre le dio de lado, dejándole claro que sus sentimientos hacia él nunca han sido maternales.  Esta ausencia de cariño le ha marcado en su forma de ser y enfrentarse al mundo.

Todos los personajes que aparecen en esta novela me han parecido sólidos, creíbles. Quizás porque su autora se esmera en que conecten con el lector describiéndolos de tal manera que podemos ponernos en su piel a la perfección. Si algunos de ellos despertarán nuestra simpatía hay otras figuras capaces de indignarnos y molestarnos hasta el punto de provocar nuestro rechazo.

Mientras pueda pensarte tiene una alta carga emotiva a la que se suma un toque de intriga al presentarnos ciertos interrogantes desde su comienzo que invitan al lector a continuar leyendo para averiguarlos.

La novela está contada mediante tres voces narrativas que se mueven en distintos planos temporales a través de constantes saltos al pasado y presente que desarrollan de forma paralela su historia para llegar a un único punto final. Esta es una estructura muy compleja que en ocasiones puede causar cierta desorientación en el lector pero que termina formando un rico entramado de historias conectadas entre sí con total coherencia y de forma impecable. Las tres voces se corresponden con dos de sus protagonistas principales, Carlos y María Dolores, que nos cuentan cómo han vivido de forma personal lo ocurrido más un narrador en tercera persona que nos da un punto de vista más amplío de los hechos así como las cuestiones que sus personajes no pueden conocer.

El espacio temporal de la novela abarca un largo periodo de tiempo que arranca prácticamente con la instauración del franquismo en España hasta nuestros días. He de confesar que al comienzo de la novela me preguntaba porque la autora retrocedía tanto en el tiempo para hablarnos de los bandos, de vencidos y vencedores y sus viejas redecillas pero todo termina cuadrando a la perfección.

Mientras pueda pensarte se estructura en tres partes divididas a su vez en cincuenta y siete capítulos de corta extensión que imprimen cierta agilidad a su lectura, en conjunto con una prosa con estilo y cuidada pero ágil y amena en donde prácticamente prescinde de cualquier elemento superficial en la historia. En su desenlace es imposible dejar la novela puesto que Inma Chacón sorprende con algún giro inesperado que complica más la historia aunque mantiene en todo momento la coherencia narrativa que toma desde el principio y sobre todo, hila perfectamente todas las tramas abiertas.

El objetivo de Inma Chacón, tal y como ella misma aclara al final de la novela, es reivindicar el horror que sufrieron todas aquellas madres que vivieron experiencias similares cuando les quitaron sus hijos, denunciando las argucias y triquiñuelas de las que sirvieron algunas personas que jugaron a ser dioses y que se creían en poder de la verdad cuando dispusieron que algunas mujeres no tenían derecho a criar a sus hijos. Los motivos son tan absurdos como una ideología contraria como en es el caso de las presas republicanas o los prejuicios contra las madres solteras. Después se convirtió en una forma más de ganar dinero pues los padres adoptivos pagaban, a menudo a plazos, enormes sumas de dinero. Aunque esta es una historia de ficción su autora se ha basado en un caso real del que tuvo noticia.

Conclusión

Mientras pueda pensarte es una novela que me ha gustado mucho. Me he sorprendido, emocionado, me ha despertado rencores y me ha hecho reflexionar. Es una historia tan dura como real pero narrada con mucha sensibilidad y cuidado.

jueves, 10 de abril de 2014

Cartas a palacio - Jorge Díaz



Título: Cartas a palacio
Autor: Jorge Díaz
Publicación: Plaza & Janés, marzo de 2014
Páginas: 560

Una ambiciosa novela de amistad, amor y guerra en la Europa de principios del siglo XX, que cuenta la primera misión humanitaria de la historia.

Se acerca el final del año más triste que se recuerda, la guerra finalmente ha estallado y avanza sin piedad sembrando el continente de muertos y heridos, cuando al Palacio Real llega una carta que remueve profundamente el ánimo del rey: una niña francesa suplica su ayuda para dar con el paradero de su hermano, desaparecido en el frente. Alfonso XIII, conmovido por tal petición, emplea la diplomacia española para saber de la suerte del hermano de la pequeña Sylvie, pero su acción navideña tiene consecuencias imprevistas y provoca la llegada de un alud de solicitudes a palacio. Impresionado por la magnitud de la tragedia, el monarca reúne a un excepcional grupo de colaboradores y pone en marcha la Oficina Pro- Cautivos, donde buscarán el modo de dar respuesta a esas familias rotas por la guerra, desesperadas por encontrar a sus seres queridos.

Inspirada en un hecho real, Cartas a Palacio recrea un momento histórico fascinante. Una ambiciosa novela en la que se mezclan el amor y la guerra, reyes y anarquistas, ambientes aristocráticos y humildes, el frente de batalla y el bullicio de las ciudades. Una emocionante novela coral de héroes anónimos, que con su compromiso llevaron a cabo una misión extraordinaria.

Mi experiencia con la novela

Cartas a palacio es la última novela publicada por el escritor, periodista y guionista Jorge Díaz. Se nos presenta bajo el sello editorial Plaza & Janés y no puede hacerlo de una manera más atractiva posible. En primer lugar nos encontramos con una portada muy sugestiva y adecuada para su contenido junto a una sinopsis muy llamativa que ya nos indica que la novela se centra en un episodio concreto de la historia de nuestro país que yo en concreto no conocía.

Cartas a palacio es una historia construida con una interesante mezcla de ingredientes que utilizados en un justo equilibrio proporcionan al lector diversos aspectos con los que disfrutar de ella. A mí me ha parecido tan entretenida que la he leído sin apenas darme cuenta pero es que además presenta un aspecto histórico muy logrado y perfectamente ensamblado en la historia de forma que es difícil discernir el punto que separa la realidad de la ficción en la historia. En ella nos vamos a encontrar amor, amistad, alianzas y rivalidades en un momento histórico convulso.

La historia arranca el 28 de junio de 1914, el mismo día en que Gavrilo Princip acaba con la vida del heredero de la corona austrohúngara, el archiduque Francisco Fernando de Habsburgo, en Sarajevo que sería el detonante que activara la declaración de la I Guerra Mundial pocos días después.

España es reinada por el monarca Alfonso XIII que prefiere mantenerse en una posición neutral con respecto al conflicto bélico. Pero cuando recibe la carta de una niña francesa de ocho años llamada Sylvie que está buscando de forma desesperada el paradero de su hermano de quien no ha tenido noticias desde que este se vio obligado a hacerse soldado cuando empezó la guerra no puede hacer otra cosa que involucrarse con su causa. Cuando la prensa francesa se hace eco de la noticia de que el rey ha atendido esta solicitud comienza a recibir una avalancha de peticiones que dejan claro el gran número de familias que sufren de primera mano las consecuencias de un conflicto político que no entiende de personas ni sentimientos.

Conmovido por la multitud de historias que comienzan a llegar al palacio decide crear una oficina dedicada a los prisioneros de guerra que sirva de enlace con sus familias y poder ofrecer información sobre los mismos.  

Este proyecto será llevado a cabo por un equipo humano que supondrá el elenco de personajes que no sólo dará vida a esta historia sino a un número adicional de subtramas que se desarrollan de forma paralela y que cuenta cada una de ellas con distintos alicientes. Ya sean historias de amor o desamor, de amistades, de lealtades o sacrificios. De personajes que viven la guerra, de los que no creen en ningún régimen o de aquellos que han perdido la esperanza.

Entre estos personajes se encuentra Blanca, hija de los duques de Alerces, que el día antes de casarse recibe una información muy importante sobre su prometido que le hace cuestionarse dramáticamente su futuro. Elisa está enamorada desde hace muchos años del futuro marido de Blanca y aunque es su mejor amiga no puede desear que el enlace se produzca. Álvaro Giner es el hombre de confianza de Alfonso XIII, Luis Segura y Manuel Campos, ambos anarquistas, el pintor Jean-Marie Hughet, enamorado de la gitana Carmen, el diplomático  alemán Frank Heimer o  Gonzalo, repudiado por su padre, entre muchos otros. A cada uno de ellos los iremos conociendo paulatinamente a medida que avanza la historia. Y además representan distintos modelos, condiciones y estilos de vida en distintas posiciones sociales y con diferentes objetivos que cumplir.

Entre estos personajes se encuentran algunas figuras reales que se corresponden con el periodo histórico en que se desarrolla la historia como Gavrilo Princip, Alfonso XIII o algunos menos conocidos como Edith Cavell, una enfermera inglesa que colaboró con la Cruz Roja durante la guerra.

Os decía antes que me ha resultado una novela tremendamente entretenida y una de las razones es que desde su comienzo el autor la construye de forma muy dinámica. Los primeros capítulos sirven para ir presentando de forma independiente a cada uno de los personajes que tendrán protagonismo en la historia a través de fragmentos de no muy larga extensión. De esta forma vamos conociendo sus vidas y cuando cada personaje se encuentra asentado y ocupa un lugar en la historia comienza a entrelazar unos con otros llegando al verdadero núcleo argumental y a un punto en que el lector no puede abandonar la historia porque esta se vuelve adictiva.

Si la novela resulta entretenida sin resultar posible menospreciar su excelente ambientación también tiene un aspecto instructivo. Como comentaba al principio desconocía por completo como el rey Alfonso XIII había creado y financiado él mismo la oficina Pro-Cautivos, situada en el Palacio Real,  para ayudar a las familias que contaban con alguno de sus miembros luchando en la guerra. Esta iniciativa supone la primera organización gubernamental en materia humanitaria. Me ha gustado conocer algo más la figura de este monarca porque además de representar un personaje más de la historia este resulta muy sustancioso. El autor nos da pie a ver su lado más humano y nos presenta de forma muy cercana una figura clave en la historia de España.

Jorge Díaz cuenta con un estilo muy cuidado y depurado pero en el que el lector se encuentra muy cómodo porque además resulta muy ligero. Cuenta con una amplia presencia de diálogos, perfectamente construidos, que amenizan y agilizan muchísimo su lectura de forma que a pesar de las casi seiscientas páginas con que cuenta la novela se lee en pocos días. Formalmente se estructura en trece capítulos de extensión media más un epilogo que cierra la historia, contando además cada uno de ellos con divisiones interiores que se dedican cada una de ellas a diferentes escenas  o personajes.

Conclusión

Cartas a palacio me ha resultado no solo una novela entretenida que se lee de forma muy agradable  cuyos personajes tienen algo que contar sino que además me ha resultado interesante conocer un episodio histórico del que no tenía ninguna noticia  y que me ha sorprendido. Por supuesto, me parece muy recomendable su lectura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...