jueves, 5 de mayo de 2016

Alma y la isla - Mónica Rodríguez / Ester García



Título: Alma y la isla
Autora: Mónica Rodríguez
Ilustraciones: Ester García
Publicación: Anaya, abril de 2016
Páginas: 117
Edad: + 10 años

Alma ha llegado del mar. Otto no entiende su idioma y, desde que está en su casa y le ha tenido que dejar su habitación, se siente desplazado. La atención de sus padres, su abuela y hermanos ahora se dirige a Alma. Y a Otto, el pequeño de la familia, esto no le hace mucha gracia.

A pesar de todo, la comunicación entre ambos irá más allá de las palabras y la amistad trascenderá la distancia que aparece en un primer momento. Gracias a la presencia de un amuleto Otto entenderá mejor el origen del Almaz Sebhat, el verdadero nombre de la niña que vino del mar.

Mis impresiones

Hay temas que son complicados o delicados pero de los que es necesario hablar porque con ello se normalizan ciertas situaciones y es mejor que los niños reciban cierta información en casa que en otros lugares donde se puede malinterpretar o donde se les puede dar una idea no muy acertada.

“Llegó de la mano de mi padre. Era muy negra. Solo se le veían los ojos blancos y asustados y los bucles cayéndoles por las mejillas.
Para llegar aquí había hecho un viaje muy lardo. Yo lo sabía. Pero a mí solo me parecía una demonio”

Así comienza a relatarnos Otto la historia de Alma, una niña que ha llegado a nuestro país en una patera a punto de morir ahogada. Alma no habla nuestro idioma y es diferente. Su piel es tan negra que apenas se le ve poco más que los ojos. Esto ha provocado el rechazo de Otto que además ha tenido que cederle su habitación y él dormir con su abuela. También está el hecho de que sus padres y hermanos están todo el día pendiente de la niña haciendo que él se sienta desplazado. Otto solo quiere que se marche de su casa…

Alma y la isla ha sido ganadora  del XIII Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil. La historia nos habla de un tema que es una actualidad aterradora, la de las miles de personas que mueren cada día intentando llegar a otros países buscando una vida mejor. Y para ello se juegan su propia vida porque viajan en unas barcas que no les ofrecen ninguna seguridad. Muchos de ellos nunca llegan a su destino y otros que lo consiguen son inmediatamente devueltos a su país.


Mónica Rodríguez lo relata con una gran delicadeza y sensibilidad a pesar de lo duro que es creando una historia en la que se habla de rechazo, de racismo pero también de amistad y de abrir la mente. Otto aprenderá las injusticias de la vida. Pero también a ser solitario con Alma, una niña que ha tenido que abandonar su hogar, a punto de morir ahogada intentando conseguir una vida mejor. Otto va cambiando de actitud poco a poco de forma que vemos una clara evolución en el personaje. Será a través de un amuleto la forma en que descubra la historia de Alma y a través del cual le da un punto mágico a la historia.


Además yo creo que nos sirve para reflexionar sobre la idea de que los adultos debemos explicarles las cosas a los niños para que las entiendan y puedan asimilarlas. Las imposiciones o el “porque sí” no tienen lugar con ellos. Quizás Otto hubiese reaccionado de otra forma si alguien se hubiese tomado el tiempo necesario en hacerle comprender.


Alma y la isla cuentan con ilustraciones de obra de Ester García que también pone mucha sensibilidad en ellas. No solo son bonitas y elegantes sino que captan la magia y la esencia de la historia.

En definitiva, considero que Alma y la isla es una historia necesaria con la que los niños se acercan a una historia dramática pero que nos deja también momentos dulces y muy tiernos.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Sobre Grace - Anthony Doerr



Título Sobre Grace
Autor: Anthony Doerr
Publicación: Suma de letras, abril de 2016
Páginas: 580

Desde su niñez en Alaska, David Winkler ha vivido obsesionado por la nieve. Además, David tiene un don: a veces puede ver cosas antes de que ocurran. Sus premoniciones le permiten saber que un vecino será atropellado por el autobús o que se enamorará de una mujer en un supermercado. Pero cuando David sueña que su hija se va a ahogar en una inundación sin que él pueda salvarla, toda su vida se desmorona. Huir de su familia, de su casa y de su propio futuro parece el único modo de negar el sueño que lo atormenta.

Solo, sin medios y sin saber si su hija ha sobrevivido o si su mujer ha conseguido perdonarlo, David tendrá que comenzar una nueva vida. Hasta el día en que deba enfrentarse a la decisión de buscar a las personas que dejó atrás.

Haciendo uso de una prosa luminosa, Doerr ha creado una inolvidable novela sobre el poder del amor y la belleza de la naturaleza, y sobre los pequeños milagros que transforman nuestras vidas.

Mis impresiones

Esta novela me llamó inmediatamente la atención porque la anterior publicación del autor, La luz que no puedes ver (ganadora del Pulitzer en 2015), me pareció muy especial. Una novela cargada de sensibilidad que me conquistó por completo con unos personajes muy humanos. Si bien, Sobre Grace fue la primera obra escrita por el autor (aunque no haya sido el orden de publicación el mismo) es una novela completamente distinta aunque tiene algo de esa magia que inundaba la primera.

La novela comienza con David Winkler, el protagonista de la historia, montado en un avión que se dirige a Estados Unidos, al lugar en que hace más de veinticinco años estuvo su hogar. Allí dejó una mujer y una hija recién nacida que abandonó porque comenzó a tener un sueño recurrente en el que veía que su hija moría en sus brazos durante una inundación. Desde pequeño sufre una serie de premoniciones que le adelantan el futuro. Y ante la perturbadora visión que se repite noche tras noche y el miedo a que se convierta en realidad decide huir de su familia convencido de que sin el podrían tener un futuro. Nunca volvió a tener noticias de ellas y no sabe si están vivas o muertas y ahora pretende averiguarlo…

Este es el punto de partida de la historia. Su comienzo me pareció sensacional por la delicadeza con que Doerr narra y lo interesante que me parecía la historia. Un hombre que se dirige a su antiguo hogar después de más de veinticinco años sin saber nada de la familia a la que abandonó. La primera mitad de la novela me gustó muchísimo mientras se nos va presentando el personaje, su historia, el don que tiene, como llegó a formar su familia hasta llegar al momento en que la pesadilla comienza a obsesionarle. Con esto el autor va retrasando la llegada a su hogar y con ello crece la intriga que el lector siente por el paradero de su familia.

Una vez nos ha contado todo esto comienza a narrar el periplo del protagonista en esos veinticinco años que ha estado fuera de su hogar, las nuevas experiencias que va viviendo junto a las personas que se encuentra en el camino. Pero quizás a partir de la mitad de la novela me pareció que el argumento comenzó a dispersarse y a tomar un rumbo que a mi particularmente me interesó menos que la línea que hasta ese momento había seguido. A la vez notaba que la historia se me hacía lenta y el interés en algunos momentos decaía porque aunque sigue manteniendo intriga me parecía que el autor daba demasiadas vueltas sin conducir la historia a ningún lado en concreto. Esto ha hecho que la segunda mitad de la novela la haya disfrutado bastante menos que la primera.

Aunque hay que reconocer que el estilo narrativo de Anthony Doerr es una auténtica delicia: elegante, lirico y muy bonito. Las frases son preciosas y muy inspiradoras y te envuelve en un universo mágico con descripciones, detalles espectaculares y simbolismos de gran belleza sobre la naturaleza, el universo o sobre emociones y sentimientos. En este sentido tengo que darle al autor un diez. Narrada en tercera persona es una novela de ritmo irregular que cuenta con momentos en que como os he dicho se ralentiza en exceso y yo hubiese agradecido un buen recorte de páginas y por otro lado que se centrara un poco más en la historia de su familia. De hecho cuando llegué a las últimas páginas, al desenlace, había desconectado algo de la historia y este no ha podido cumplir el objetivo que tiene de emocionar al lector dejándome en cierto modo indiferente.

Sus personajes me parecen lo suficientemente buenos para darle cuerpo a la historia y David Winkler me ha resultado atractivo. Me gusta cuando los personajes son especiales y presentan alguna particularidad como en este caso David, que a través de los sueños puede predecir ciertas cosas. Esto ya le condiciona en su relación con los demás y como lectora he logrado comprender la mayoría de sus decisiones. La situación a la que se enfrenta es muy complicada y él mismo entra en una espiral de contradicciones. Por un lado el deseo de estar junto a Grace y Sandy, por otro el miedo a hacerles daño. Pero ¿Qué no haría uno por los seres que quiere?

También hay un interesante elenco de secundarios que ayudaran a David a evolucionar, a comprender que en la vida hay que luchar por lo que uno quiere y que huir no es la solución. Así Doerr nos plantea una reflexión sobre el destino y el futuro. ¿Está escrito nuestro camino o en nuestras manos? ¿Podemos cambiar nuestra propia historia?

Conclusión

Sobre Grace es una novela llena de delicadeza y magia que está narrada de forma magistral y con personajes que se ganan tu corazón. Si bien creo que su argumento se descentra del objetivo a partir de la segunda mitad y ralentiza en exceso. Aun así es una novela llena de belleza, diferente y con mucha sensibilidad. 

martes, 3 de mayo de 2016

La decisión de Sophie - William Styron



Título: La decisión de Sophie
Autor: William Styron
Publicación: Navona, marzo de 2016
Páginas: 774

Sophie es una muchacha polaca, dulce y de pálida hermosura que vive en una casa de huéspedes del Brooklyn de los años cuarenta junto a Nathan, un joven judío obsesionado por el pasado, y Stingo, el tercero en discordia, un joven procedente del Sur convencido de que llegará a ser un escritor de éxito. Tres personalidades que se relacionarán íntimamente en un ambiente en apariencia alegre y desenfadado, después de la guerra que ha azotado el mundo durante seis años.

La historia de una sola persona puede reflejar la de millones de ellas. A través de la experiencia de Sophie, viva imagen de la tragedia del holocausto, Styron incita a meditar sobre las cualidades del ser humano, tanto del que sufre como del que castiga. Una poderosa reflexión acerca del extraño modo en que una persona intenta superar su pasado y cómo éste puede acabar minando sus ansias de sobrevivir. Estamos ante una novela que profundiza en la naturaleza del mal en el individuo y en el género humano. Styron puro.

Mis impresiones

No tenía más referencias de este libro que la versión cinematográfica de mismo título, estrenada en 1982 y protagonizada por Meryl Street y Kevin Kline. Una película que no he llegado a ver pero tenía algunas, aunque pobres, referencias de la historia. La verdad es que no me había planteado leerla hasta que me encontré con la reedición de Navona  (la original se publicó en 1979) dentro de Los ineludables, pero sido toda una sorpresa siendo una de esas novelas que una recuerda siempre de forma especial.  

La historia comienza en Brooklyn en 1947, el lugar hasta el que se ha mudado el joven Stingo desde el sur con el sueño de convertirse en escritor a sus veintidós años. Allí trabaja unos meses para una editorial pero terminan echándole a la calle. Gracias a una pequeña herencia se instala en una casa de huéspedes cuyo edificio tiene un curioso y monocromático color rosa para intentar por fin, dedicarse a lo que realmente quiere hacer.

Allí, en el cuarto de arriba, una noche escucha una terrible pelea entre una pareja. Ella es Sophie, una muchacha polaca dulce y hermosa y él es Natham, un biólogo molecular judío de un carácter bastante irascible y voluble. A pesar de la relación tóxica que percibe entre ellos se siente especialmente atraído por ambos y establece una amistad con la pareja. De aquí en adelante su vida estará marcada por los encuentros con Nathan y Sophie, por la dinámica con la que funciona su relación pero sobre todo por las confidencias que esta ultima le va haciendo sobre su pasado y que descubren la historia trágica de los veinte meses encerrada en el campo de exterminio de Auschwitz. Sus experiencias irán moldeando a Stingo que comenzará a plantearse la naturaleza del ser humano y a sí mismo como escritor.

La decisión de Sophie me ha parecido una novela interesantísimo de esas que aunque en algún momento exige cierto esfuerzo para leer uno jamás se arrepiente de haberlo hecho. Es una historia que conjuga a la perfección el drama y la reflexión rebajando la tensión de algunos momentos con sentido del humor. Una obra poliédrica capaz de reunir con sentido y coherente muchísimos temas y elementos en su interior.

Los personajes de esta novela están tratados con brillantez y su complejidad queda patente. Básicamente gira entorno a las tres figuras ya citados: Stingo, Sophie y Nathan. En mi opinión realmente el personaje estrella y capaz de eclipsar a los demás es Sophie, una mujer que aún está recuperándose física y emocionalmente de los horrores del holocausto. Una joven dulce, sencilla y hermosa que ha vivido el horror más absoluto. Stingo, que no es más que el alter ego del autor, es un joven inocente y soñador que está convencido de que llegará a ser un gran escritor. Recuerdo que al principio me costó hacerme con el personaje por ser demasiado pedante y pretencioso pero se nota una enorme evolución en él de forma que aprende a ver el alma humana a través de los actos y las palabras. Tiene una historia propia pero también actúa como un espectador de lo que va sucediendo. Quizás el carácter más complejo lo presenta Nathan, que puede ser encantador y en otras ocasiones simplemente un maltratador. Esos cambios de personalidad tan bruscos sorprenden y hacen que nos alejemos de este personaje, que como el resto tardaremos en descubrir su propia verdad y los fantasmas que les atormentan.

La decisión de Sophie tiene como narrador en primera persona a Stingo, su protagonista, que lo hace casi veinticinco años después de que todo ocurriera para en ocasiones cederle la voz a Sophie y dejar que sea ella misma quien cuente su propia historia. La novela está escrita de forma excepcional con un vocabulario que pone a prueba el tuyo y frases bastante largas y tupidas en ocasiones. No es una novela para tomar a la ligera y quizás en algunos momentos se hubiesen podido recortar algunos fragmentos pero lo cierto es que esto no merma su calidad ni el interés que produce en el lector.

El contexto de la novela está muy delimitado y determina el carácter de la obra. Estamos casi en los años cincuenta momento en el que nadie ha podido olvidar aún el miedo y la vergüenza que dejó la II Guerra Mundial.  A la vez que vamos conociendo como el protagonista se a abre al mundo y sus primeras experiencias se tocan otros temas como el racismo sureño, el antisemitismo, las drogas, la libertad sexual y los abusos.

Pero también está muy presente es el holocausto gracias a las vivencias de Sophie, que ya sabemos lo que todo esto supone, y aunque hay escenas ciertamente duras el autor no se recrea para que conozcamos los pormenores de ellas. Más bien yo creo que el objetivo es hacernos reflexionar, y hay cuestiones interesantísimas que se plantean, sobre la maldad humana, sobre los límites que somos capaces de pasar, sobre las obligaciones. Durante buena parte de la novela me pregunté el porqué de su título y descubrirlo casi al final de la novela fue uno de los momentos más sobrecogedores que me he encontrado en ella. Y entonces comprendemos realmente al personaje, el porqué de su alma torturada y la culpabilidad que la arrastra.

Pero esta novela tiene también un gran componente metaliterario, no solo por las muchas referencias a la literatura que hay en ella sino también porque su protagonista se encuentra en pleno proceso productivo, buscando la inspiración que le lleve a escribir una obra  que le encumbre como escritor. Pero también porque construye una novela dentro de otra de forma muy sutil y sin que el lector lo perciba.

Conclusión

La decisión de Sophie es una de esas grandes novelas que una coloca en el estante de los libros inolvidables que marcan al lector. Una obra compleja, excepcionalmente escrita que conmueve y sorprende. Muy buena.