viernes, 19 de octubre de 2018

Una vida de perros - Estefanía Salyers

Título: Una vida de perros
Autora: Estefanía Salyers
Publicación:  Plaza & Janés
Páginas: 358

Hoy os traigo una de esas novelas ligeras y frescas que de vez en cuando apetecen cuando una busca algo más entretenido y que no te complique mucho la existencia.

Lucía es una joven periodista que vive en Madrid. En la misma ciudad también vive Alberto, el que ella cree que es el amor de su vida. Por eso el día que recibe una invitación de boda que anuncia que Alberto se casa con otra mujer a Lucía se le trastoca todo su mundo. Es cierto que nunca tuvieron una relación muy estable pero ella estaba convencida de que terminarían juntos.

Para ayudarla sus amigas Clara y Olga deciden animarla a que viaje a Nueva York, donde vive esta última, para que se aleje de los problemas y con el objetivo de que quizás con la distancia vea las cosas desde otra perspectiva.

Este no es más que el comienzo de Una vida de perros, una novela con un argumento no muy complicado que podemos incluir dentro de la comedia romántica o de enredos con un toque de humor y un punto dramático también. A partir del viaje que realiza Lucía a Nueva York irá conociendo una nueva ciudad y nuevas personas a su alrededor. Hará nuevos amigos y algún que otro ligue entre otras muchas situaciones diferentes que vivirá. Pero ¿Conseguirán todos ellos que se olvide de Alberto, el que ella cree el gran amor de su vida?

Es una novela que se lee sin dificultad, que tiene puntos divertidos y que en general es recomendable para esos momentos en que buscamos algo que nos agrade y no nos haga pensar mucho. Sin embargo yo he tenido mis altibajos con ella. Ciertas circunstancias y escenas me han convencido más y otras menos. Aunque como os digo en general es una novela que se lee con agrado.

Obviamente el título ya nos indica que los perros tienen cabida en la novela y aunque no todo gira en torno a ellos a los amantes de los animales nos gusta encontrárnoslos y disfrutamos con lo que aportan a la historia. Y de diferentes formas también encontrarán a Lucía a encontrar su propio camino. Porque ¿Quiénes de nosotros que tenemos animales no hablamos con ellos?

Una de las cosas que también me han gustado de la novela ha sido cómo se nos presentan los escenarios neoyorkinos que yo creo que están muy bien conseguidos resaltando sobre todo esas diferencias que el personaje encuentra con su vida en Madrid. Lucia allí vivirá muchas nuevas experiencias desde el hogar de su amiga Olga y su pareja que son quienes de alguna manera la guían y protegen en sus aventuras. Nuevas amistades irán haciendo que vea las cosas de otra manera y vivirá romances que puede (o no) que le saquen a Alberto de la cabeza. Su historia de amor estuvo llena de vaivenes, de un quiero y no puedo, de momentos inolvidables y otros más amargos. Lo que ella no quiere es que se cierre esa puerta para siempre. La historia de Lucía es tan universal que mucha gente ha podido vivirla en alguna relación. Quizás también pesa el hecho de que se conocieron siendo niños y fue su primer amor.

Al final es una novela que nos habla de encontrarse a uno mismo, de la madurez, de la amistad y la traición. Conforme avanzamos en la historia deja atrás un poco ese tono desenfadado y divertido para dar paso a temas más profundos.

La novela está muy bien escrita. Quizás de una forma menos sencilla que las que nos viene a la cabeza en este tipo de géneros. Lo cual en mi caso he agradecido. Pero esto no le resta agilidad y dinamismo.

Conclusión

Una vida de perros es una novela sencilla y amena que se lee de forma agradecida. Quizás no sea una de esas lecturas que vayan a quedarse para siempre en mí y he tenido mis más y mis menos con ella pero también creo que es una lectura que viene muy bien para esos momentos en que necesitas algo ligero y entretenido.




Título: Una vida de perros
Autora: Estefanía Salyers
Publicación:  Plaza & Janés
Páginas: 358

Hoy os traigo una de esas novelas ligeras y frescas que de vez en cuando apetecen cuando una busca algo más entretenido y que no te complique mucho la existencia.

Lucía es una joven periodista que vive en Madrid. En la misma ciudad también vive Alberto, el que ella cree que es el amor de su vida. Por eso el día que recibe una invitación de boda que anuncia que Alberto se casa con otra mujer a Lucía se le trastoca todo su mundo. Es cierto que nunca tuvieron una relación muy estable pero ella estaba convencida de que terminarían juntos.

Para ayudarla sus amigas Clara y Olga deciden animarla a que viaje a Nueva York, donde vive esta última, para que se aleje de los problemas y con el objetivo de que quizás con la distancia vea las cosas desde otra perspectiva.

Este no es más que el comienzo de Una vida de perros, una novela con un argumento no muy complicado que podemos incluir dentro de la comedia romántica o de enredos con un toque de humor y un punto dramático también. A partir del viaje que realiza Lucía a Nueva York irá conociendo una nueva ciudad y nuevas personas a su alrededor. Hará nuevos amigos y algún que otro ligue entre otras muchas situaciones diferentes que vivirá. Pero ¿Conseguirán todos ellos que se olvide de Alberto, el que ella cree el gran amor de su vida?

Es una novela que se lee sin dificultad, que tiene puntos divertidos y que en general es recomendable para esos momentos en que buscamos algo que nos agrade y no nos haga pensar mucho. Sin embargo yo he tenido mis altibajos con ella. Ciertas circunstancias y escenas me han convencido más y otras menos. Aunque como os digo en general es una novela que se lee con agrado.

Obviamente el título ya nos indica que los perros tienen cabida en la novela y aunque no todo gira en torno a ellos a los amantes de los animales nos gusta encontrárnoslos y disfrutamos con lo que aportan a la historia. Y de diferentes formas también encontrarán a Lucía a encontrar su propio camino. Porque ¿Quiénes de nosotros que tenemos animales no hablamos con ellos?

Una de las cosas que también me han gustado de la novela ha sido cómo se nos presentan los escenarios neoyorkinos que yo creo que están muy bien conseguidos resaltando sobre todo esas diferencias que el personaje encuentra con su vida en Madrid. Lucia allí vivirá muchas nuevas experiencias desde el hogar de su amiga Olga y su pareja que son quienes de alguna manera la guían y protegen en sus aventuras. Nuevas amistades irán haciendo que vea las cosas de otra manera y vivirá romances que puede (o no) que le saquen a Alberto de la cabeza. Su historia de amor estuvo llena de vaivenes, de un quiero y no puedo, de momentos inolvidables y otros más amargos. Lo que ella no quiere es que se cierre esa puerta para siempre. La historia de Lucía es tan universal que mucha gente ha podido vivirla en alguna relación. Quizás también pesa el hecho de que se conocieron siendo niños y fue su primer amor.

Al final es una novela que nos habla de encontrarse a uno mismo, de la madurez, de la amistad y la traición. Conforme avanzamos en la historia deja atrás un poco ese tono desenfadado y divertido para dar paso a temas más profundos.

La novela está muy bien escrita. Quizás de una forma menos sencilla que las que nos viene a la cabeza en este tipo de géneros. Lo cual en mi caso he agradecido. Pero esto no le resta agilidad y dinamismo.

Conclusión

Una vida de perros es una novela sencilla y amena que se lee de forma agradecida. Quizás no sea una de esas lecturas que vayan a quedarse para siempre en mí y he tenido mis más y mis menos con ella pero también creo que es una lectura que viene muy bien para esos momentos en que necesitas algo ligero y entretenido.





jueves, 18 de octubre de 2018

Animales de la jungla. Recortables 3D

Título: Animales de la jungla. Recortables 3D
Ilustradora: Natascha Durley
Publicación: Picarona, septiembre de 2018
Páginas: 30 

Hoy os quiero hablar de uno de los últimos libros que han llegado a casa y que a mi hijo pequeño le ha entusiasmado. A él le encantan los animales y no hemos podido encontrar un libro que le resulte más entretenido que este.

Porque además de encontrar muchos animales en él es un libro de manualidades para interaccionar con él. En cada página nos vamos a encontrar un animal salvaje diferente. El leopardo, la jirafa, el gorila, el tigre, el rinoceronte, la cebra, el oso hormiguero gigante, el elefante, el león, el orangután, el tucán y el hipopótamo.

Cada uno de estas figuras que corresponden a un animal están troqueladas de forma que se pueden sacar como si fuera una plantilla. Luego solo hay que doblar por la mitad, encajar las pestañas y tenermos nuestra figura en tres dimensiones.

Pero además se pueden montar por ambas caras. Una de ellas ya viene coloreada y en el reverso en blanco para que los más pequeños puedan colorearlo como más les guste. Pero además contamos con algo más porque en frases cortas y sencillas nos va dando algunos datos para que podamos aprender más de estos animales. Como por ejemplo la velocidad a la que corren, lo que caracteriza a su pelaje o piel, donde viven, algunas peculiaridades de cada especie, su alimentación u otros hábitos.

Las dos últimas páginas están reservadas a paisajes que los niños pueden colorear a gusto y elección propia. Os dejo algunas imagenes para que veáis lo chulo que es este albúm ilustrado por vosotros mismos.

En casa no solo ha despertado curiosidad, sino que nos hemos divertido montandolos y coloreando además de descubrir más cosas sobre la fauna salvaje.




miércoles, 17 de octubre de 2018

Los crímenes de Mitford - Jessica Fellowes


Título: Los crímenes de Mitford
Autora: Jessica Fellowes
Publicación: Roca, septiembre de 2018
Páginas: 394

Jessica Fellowes es una exitosa autora en cuyo trabajo se ha inspirado la serie Downton Abbey. Ahora su nueva novela va por el camino del misterio. La primera entrega se titula Los crímenes de Mitford y a continuación os voy a hablar de ella.

Londres, 1919. Louisa Cannon es una joven que desde que muriera su padre, vive humildemente con su madre a quien ayuda en su trabajo como lavandera y del cual ambas viven. No se encontraría a disgusto en su hogar si no fuera por la presencia no grata de su tío Stephen, quien se dedica a beber y trapichear. Cansada de sus constantes exigencias y con miedo decide pedir un empleo como interna en la casa de Asthall Manor, en Oxfordshire. Allí trabajará cuidando de las seis niñas Mitford, gracias a la recomendación de una amiga de la mayor de ellas, Nancy. Una joven inquieta, rebelde e imaginativa.

Casi al mismo tiempo aparece una mujer moribunda en el vagón de un tren. Se trata de una enfermera de reputación intachable llamada Florence Nightingale Shore, que trabaja con los heridos de guerra.  Pocos días después muere en el hospital y parece que alguien la ha atacado. No hay muchas pistas sobre lo ocurrido aunque todo apunta a un sospechoso. Un hombre que viajaba en el mismo vagón con un traje marrón.

En Los crímenes de Mitford vamos a encontrar una historia de misterio y suspense al más puro estilo clásico. Tenemos un cadáver y hay que averiguar quién ha sido el responsable del asesinato. Al mismo tiempo la novela cuenta con una perfecta ambientación que se ubica en el primer cuarto del siglo XX. Este contexto siempre me resulta muy atractivo. Se nota claramente que la autora conoce bien la forma de vida, las costumbres y el pensamiento de la época y esto queda maravillosamente reflejado en la novela.

Como lectores obtendremos muchos detalles de la forma en que se desarrollaba la vida en una gran mansión como la de Asthall Manor. Los caprichos de una familia aristocrática, los lujos que los rodean, el poder que ostentan sobre la sociedad y como vive la servidumbre alrededor de ellos con una vida menos cómoda y entregada al trabajo. Una sociedad muy ordenada en la que cada uno ocupa su lugar y no es posible pasar de un lado al otro.

Tengo que confesar que me costó un poco entrar en la novela pero también que no he tenido un buen estado anímico esta semana y me ha pasado factura. No solo con esta novela. Si es cierto que al principio me ocurrió esto una vez que cogí el hilo de la misma he quedado muy satisfecha con la lectura y he disfrutado tanto esa investigación como ese aspecto más centrado en la vida de sus personajes.

La investigación se desarrollará de forma clásica. La novela se inspira en un crimen real que tuvo una gran repercusión en la sociedad de la época y que llevó a reconstruir mediante una colecta un hospital destruido en la II Guerra Mundial al que se le puso el nombre de Florence Nightingale Shore. La autora toma una parte de la historia y la mezcla con la ficción. De forma que también existió la familia Mitford, aunque quizás no tal y como la autora nos lo presente.

Y no hace falta mencionar, aunque lo voy a hacer, que la época en que se desarrolla la acción los investigadores contaban con escasos medios de análisis formales y tecnológicos. El instrumental apenas existía y tendrán que averiguar lo que ocurrió a través de la observación minuciosa, utilizar su inteligencia y a través de las conversaciones que mantienen con los testigos y el círculo más cercano a la víctima.  

Jessica Fellowes tiene una forma de narrar tranquila, muy detallista y muy cuidada. Esto además de su ritmo, que no es muy alto por esa parte que refleja la sociedad del momento, me ha hecho tomarla con serenidad. La trama me ha resultado ingeniosa y muy bien hilada y se desarrolla de forma sosegada revelando la información en el momento oportuno. Esto nos da la oportunidad de ir elucubrando nuestras propias teorías.

Con respecto a sus personajes me han parecido figuras atractivas y llenas de vida a quien vas a apreciando más y más conforme ahondas en la novela. Louisa Cannon es quizás el personaje que llame la atención (y quien continuará la serie de novelas que hay previstas). Una muchacha que se ve obligada a huir de su hogar para escapar de las malas intenciones de su pendenciero tío. Otro personaje que llama la atención es Nancy Mitford, la novelista que existió en la realidad y que conoceremos con tan solo dieciséis años. Si Louise es prudente y sensata, Nancy se nos muestra como una muchacha rebelde, alegre y curiosa a la que el crimen le despertará una inquietud como investigadora involucrando a su niñera, que a toda costa desea mantenerse escondida.

Otro personaje que me gustaría nombrar es el joven Guy Sullivan, de la policía ferroviaria de Londres, quien investigará el caso. A Florence, que obviamente no aparecen en la novela, también iremos conociéndola a través de lo que la gente cuenta de ella y un legado de cartas que dejó antes de morir.

Conclusión

Los crímenes de Mitford es una novela de misterio de corte clásico que cuenta con una trama elaborada, una narración muy cuidada, unos personajes muy humanos y una excelente ambientación temporal. Por todo ello recomiendo su lectura.