miércoles, 26 de noviembre de 2014

El blog de la Doctora Jomeini - Ana Gónzalez Duque




Título: El blog de la Doctora Jomeini
Autora: Ana González Duque
Publicación: Tombooktu, noviembre de 2012
Páginas: 159

Un quirófano es un submundo de emociones que explotan cuando el paciente cierra los ojos. Bienvenidos al lado oscuro del quirófano…

La doctora Jomeini no sabe lo que le espera ahora que ha elegido hacer el MIR de Anestesiología en Madrid. Y es que a esta chica le sale todo al revés… Tras decidir empezar a escribir un blog a raíz de la ruptura con su novio, comienza su aprendizaje intensivo como anestesista. Así, en esta novela, se mezclan el día a día de una joven que inicia su andadura profesional y sentimental, con el lado oscuro de los quirófanos: los fallos, triunfos y demás historias que rozan el corazón – después de todo, humano – de nuestra doctora protagonista.

Mis impresiones

Este libro había pasado desapercibido para mí en el momento de su publicación. Gracias a un sorteo en el que gané su continuación, titulada Planes de boda, y la generosidad de su autora (que me envió ambos) llegó a mis manos. La novela nace de un blog que Ana González Duque comenzó a escribir en 2008 y que tuvo cierto éxito en la red. Actualmente no es de libre acceso.

Su lectura ha sido una grata sorpresa. Confieso que esperaba encontrar una novela más de tipo Chick lit (por la portada) en la que acompañaríamos a una protagonista tipo en una desesperada carrera por encontrar novio mientras soporta vertiginosos tacones y se pasa la mitad del día preocupada por su aspecto físico. No me interpretéis mal. Me entiendo bien con este género, me resulta divertido en ocasiones. Pero encontrarme una y otra vez la misma protagonista enclavada en los mismos clichés me cansa. De todas formas tampoco termino de verla encuadrada en este género.

El blog de la Doctora Jomeini me ha resultado una lectura fresca, desenfadada y muy entretenida. De esas que lees en una sentada y que te hacen pasar un buen rato sin mayores complicaciones.

La novela no es más que una recopilación de las entradas que la protagonista va publicando en su blog durante un año de su vida en el que se han producido grandes cambios. La Doctora Jomeini es una joven doctora canaria de veintiséis años que al comienzo del relato acaba de mudarse a Madrid para comenzar el MIR en Anestesiología, la especialidad que ha elegido. Todo marcha según lo previsto hasta que su novio Roberto, con el que llevaba dos años y el motivo por el cual ha elegido la plaza en la capital, le confiesa que está con otra mujer. Este es suficiente motivo para que el drama se instale en su vida.

Los primeros días los pasa en el sofá de su amiga Lula, la misma que cansada de oír sus lamentos le recomienda que abra un blog para desahogarse debidamente. A partir de ese momento el lector irá conociendo el periplo que supone la vida de la protagonista en la gran capital. La búsqueda de un hogar en el que vivir, sus nuevas amistades, las experiencias que va acumulando día a día con los pacientes y las relaciones con el sexo masculino se convierten en el objeto de su relato narrándonos todas estas experiencias con mucho desparpajo.

A lo largo de la misma hay situaciones bastante cómicas y divertidas que no es que me hayan hecho reír a carcajadas pero sí que son capaces de sacarte una sonrisa en varias ocasiones. Me parece un libro original y fresco que se aleja de la temática que siguen otras novelas encuadradas en este mismo género.

Doctora Jomeini es el nombre con que el que un amigo la bautizó y esta joven canaria de veintiséis años derrocha ironía y buen humor. Poco a poco vamos conociendo las dificultades y el proceso de adaptación que requiere el emprender una nueva vida en un sitio totalmente desconocido para ella. A la vez que vamos conociendo sus problemas para encontrar piso, la nueva vida social que va adquiriendo también somos de testigos de su recién estrenada vida laboral. La relación con sus jefes y compañeros, las meteduras de pata en el trabajo, la ilusión por aprender y la gran responsabilidad que supone la vida de los pacientes.

Entre unas cosas y otras también tendrá tiempo para ligar y buscar el amor. Alguna que otra decepción se va a llevar pero me ha gustado encontrar un personaje que no está completamente desesperada por encontrar pareja y cuya vida no gira en torno a las atenciones que uno y otro le puedan dedicar. Jomeini es una mujer independiente y moderna que no está cerrada al amor. Curiosos me han resultado los nombres del resto de personajes que prescindiendo de nombres los denomina como PerritoApeleado, ElReyDelPolloFrito, EmpanadaDeBonito o Miss Vogue. No hay que esperar, ni tampoco lo requiere la historia, que se profundice en sus caracteres.

La novela está narrada en primera persona por la protagonista que a modo de diario va publicando entradas en un blog donde puede desahogarse. El estilo que la autora emplea es desenfadado, fresco, ameno y coloquial con diálogos muy vivos y naturales. La narración está impregnada de un gran sentido del humor sacando la autora punta a situaciones que a otros podrían hundirles.

El relato comienza en mayo de 2010 y abarca hasta junio de 2011 y se divide en un gran número de capítulos de muy breve extensión que no superan en la mayoría de las ocasiones las dos páginas. Emulado a un blog cada uno de ellos tiene un título y una fecha de publicación junto a una imagen que es una especie de foto en blanco y negro distorsionada. Esta estructura junto al estilo ágil con el que está narrado hacen de El blog de la Doctora Jomeini una lectura muy rápida.

Conclusión

El blog de la doctora Jomeini es una novelita fresca y entretenida que nos lleva a conocer un poco más el mundo de los quirófanos y los residentes. Una buena opción para desconectar durante una tarde. Yo seguiré con su continuación.

martes, 25 de noviembre de 2014

Mr Mercedes - Stephen King




Título: Mr Mercedes
Autor: Stephen King
Publicación: Plaza & Janés,noviembre de 2014
Páginas:496

Justo antes del amanecer, en una decadente ciudad americana, cientos de parados esperan la apertura de la oficina de empleo para reclamar uno de los mil puestos de trabajo que se han anunciado. Han hecho cola durante toda la noche.
De pronto, invisible hasta que lo tienen prácticamente encima, un Mercedes surge de la fría niebla de la madrugada. Su conductor atropella y aplasta a todos los que encuentra a su alcance. Acto seguido, el coche da marcha atrás y vuelve a arremeter contra ellos. El asesino huye dejando atrás ocho muertos y quince heridos.

Meses después, Bill Hodges, un policía jubilado, que sigue obsesionado con este caso sin resolver, recibe una carta anónima de alguien que se declara culpable de la masacre.
Brady Hartsfield vive con su madre alcohólica en la casa donde nació. Disfrutó tanto de aquella sensación de muerte debajo de los neumáticos del Mercedes, que ahora quiere recuperarla.

Mr MERCEDES es la historia de una guerra entre el Bien y el Mal. Un retrato inolvidable de la mente de un asesino obsesionado y demente.

Mis impresiones

Mr Mercedes no es solo la última obra publicada del tan conocido como prolífico escritor Stephen King. Esta novela supone además un cambio de género con respecto a lo que habitualmente nos tiene acostumbrados ya que en esta ocasión el maestro de lo oscuro y lo sobrenatural experimenta con el género policial. Y, en mi siempre subjetiva opinión, con ella demuestra que fuera del terror también sabe manejarse. Al menos a mí me ha convencido.

“El coche aceleró directamente hacia el lugar donde la multitud de solicitantes de empleo estaba más apiñada, cercada por la cinta con el rótulo PROHIBIDO EL PASO. Algunos intentaron echar a correr, pero solo lograron escapar aquellos situados al fondo. Quienes más cerca de las puertas se hallaban —los verdaderos madrugadores— no tuvieron la menor oportunidad. En su intento de huida, tropezaron con los postes y los derribaron, se enredaron en la cinta, chocaron entre sí. La muchedumbre se zarandeó en una sucesión de tumultuosas olas. Los de mayor edad y los de menor corpulencia cayeron y fueron pisoteados.” (Página 20)

La novela empieza con una escena muy potente. Nos encontramos en una fría noche de  abril de 2009. Poco a poco y en el transcurso de las horas se ha ido formando una extensa cola desempleados ante las puertas del  auditorio del Centro Cívico, donde unas horas más tarde se repartirán mil puestos de trabajo entre los que acudan a la llamada de la oficia de empleo. Pero justo antes del amanecer, los focos de un Mercedes gris, sorprenden a la multitud. Nadie espera lo que va a ocurrir a continuación por lo que no hay tiempo para reaccionar. El coche embiste una y otra vez a la desesperada multitud dejando a su paso un reguero de muertos y heridos escapando posteriormente sin que nadie logre identificar al conductor por lo que este crimen quedará impune.

Algunos meses más tarde “el asesino del Mercedes” decide ponerse en contacto con el inspector de policía que llevó el caso pero que ya se encuentra retirado. Cuando Bill Hodges recibe la carta de Brady Hartsfield en la que se declara el autor de la masacre vuelve a obsesionarse con el caso que nunca pudo resolver. Esta vez y al margen de la ley dispuesto a encontrar al culpable.

No hay que pensar que este cambio de género nos llevará a conocer a otro Stephen King ya que esta novela permanece fiel a su estilo. De hecho contiene las mismas características a las que nos tiene acostumbrados pero prescindiendo del terror y lo paranormal. Esta vez son demonios más reales, de carne y hueso, los que encierran sus propias pesadillas y los que marcados por sus propias vivencias se convierten en el eje del mal. Mr Mercedes no está exento de cierta social. Se hace eco de la galopante crisis que vivimos en este momento. De la  dificultad para encontrar empleo y la desesperación de millones de personas pero también toca otros temas a menor escala como el alcoholismo, los problemas emocionales y mentales, los abusos a menores o las familias desestructuradas.

Tenemos a Bill Hodges, un policía arquetipo. Ha rebasado los sesenta, a sus espaldas cuenta con más de cuarenta años de impecable servicio, le sobran algunos kilos y desde que se jubiló su único entretenimiento es la televisión. Ya ni siquiera le interesa el alcohol, el motivo por el que su mujer le abandonó. También tenemos a Brady Hartsfield, a quien conoceremos como “el asesino del  Mercedes”. Un joven pluriempleado marcado por una familia rota y una insana relación con su madre. Pero tiene una mente brillante y cierta capacidad para ejercer control sobre los demás además de planificar un cruel asesinato y salir completamente impune. Ambos personajes juegan al gato y el ratón, esperando que uno de los dos cometa un fallo para echarse sobre el otro.

Me ha parecido muy buena la construcción de estos personajes. No solo consigue bien sus perfiles sino que King ha sido capaz de humanizarlos. Tanto a uno como otro los vemos en diferentes estados, desde la euforia a la duda y también les lleva al error, al miedo y casi a tocar fondo. A veces me cuesta asimilar al asesino omnipotente que todo lo controla, que es capaz de encontrarse en varios sitios a la vez y que siempre se adelanta a los actos de su contrario. Pero en esta novela no lo vamos a encontrar. Además en mi caso me ha implicado con sus historias personales llegando incluso a alegrarme cuando algo les salía bien. Con respecto a algunos secundarios su aparición supera la mera funcionalidad auxiliar al servicio de la historia creando personajes muy reales.

Mr Mercedes es una novela que atrapa desde sus primeras páginas y mantiene al lector atento de principio a fin. Y eso, que como siempre, King no tiene prisa de entrar en acción. Se recrea en detallar los escenarios, en construir el mundo que rodea a los personajes e introducir otras historias dentro de la principal. Alterna la focalización de la narración entre los dos personajes principales y esa mezcolanza de sucesos, de vidas privadas y casos policiales hace de ella una novela muy dinámica que se lee con facilidad.

Como siempre, la prosa de King es sencilla, funcional y cómoda con perfecto dominio de la historia, creando momentos de gran tensión y obteniendo muy buena ambientación, que en mi opinión es uno de los puntos donde sobresale este autor. Se estructura a través de ocho grandes capítulos que se dividen a su vez en diversas partes numeradas. En las últimas páginas de la novela el ritmo se acelera para desenlazar la trama sin giros imposibles ni sacar ases escondidos en la manga.

Conclusión

Todo lo que os comentado más arriba me ha hecho disfrutar con la lectura de Mr Mercedes. Una novela negra al más puro estilo Stephen King.

lunes, 24 de noviembre de 2014

El misterio de Gramercy Park - Anna Katharine Green



Título: El misterio de Gramercy Park
Autora: Anna Katharine Green
Publicación: dÉpoca, octubre de 2014
Páginas: 400

La acaudalada familia Van Burnam regresa de un viaje al extranjero al mismo tiempo que aparece una mujer muerta en el salón de su casa. Un gran aparador ha caído sobre ella aplastando su cara, y aunque la policía sospecha que la víctima es la esposa de uno de los hijos del señor Van Burnam, éste insiste en que no la reconoce. ¿Qué hacía la mujer en una mansión que permanecía cerrada? ¿De quién son las extrañas prendas que llevaba puestas? ¿Estaba muerta antes de caer sobre ella el aparador?...


En El misterio de Gramercy Park (1897) una solterona de mediana edad, la señorita Butterworth, se convierte en detective aficionada cuando un extraño asesinato tiene lugar en la mansión contigua a su vivienda. Así da comienzo una compleja investigación llena de giros equivocados y con una intrigante trama que mantiene en vilo al lector hasta la última página.

Mis impresiones

De Anna Katharine Green se dice que es la madre de la novela de detectives y además se la compara con Agatha Christie, aunque dentro y con las características de la época victoriana. A pesar de que con estos dos datos ya nos podemos hacernos una idea bastante definida de lo que encontraremos en esta novela no he podido evitar llevarme alguna que otra novela.

“No soy una mujer curiosa, pero cuando en mitad de una calurosa noche de septiembre oí maniobrar un coche de punto en la casa de al lado, y detenerse, no pude resistir la tentación de saltar de la cama y echar un vistazo a través de las cortinas de mi ventana.
En primer lugar porque la casa estaba vacía, o eso se suponía, pues la familia que la habitaba aún permanecía -tenía todas las razones para creerlo- en Europa. Y en segundo lugar, porque, al no ser curiosa, a menudo me pierdo aquello que sería realmente interesante y provechoso para mí conocer de la vida.”

Este es el comienzo de El misterio de Gramercy Park y la forma en que su protagonista se nos presenta. Poco antes del regreso de la familia Van Burnam de su estancia en Europa aparece en el salón de su casa una mujer muerta que ha sido aplastada por un mueble. Un gran aparador que ha caído sobre ella y su rostro ha quedado irreconocible.

De lo que ocurrió la noche del 17 de septiembre de 1895, la anterior a la mañana en que el cadáver es encontrado, hay un curioso testigo. Se trata de la señorita Butterworth, una solterona que vive en la casa de al lado y que en mitad de la noche escuchó el ruido de un coche del que se bajaron un hombre y una mujer que al momento entraron en la casa. Poco después el hombre salió solo de la mansión.

Los interrogantes están claros. ¿Quién es la mujer que yace inerte bajo el aparador? ¿Fue el aplastamiento el verdadero motivo de la muerte? ¿Qué hacía la pareja en mitad de la noche en una casa cerrada?

La policía, después de inspeccionar el escenario del crimen, llega de forma inmediata a la conclusión de que la víctima es la esposa de Howard Van Burnam, uno de los hijos del propietario, y él mismo podría ser el principal sospechoso. Pero el hombre se niega a reconocerlo. El encargado de la investigación oficial es el señor Gryce pero Amelia Butterworth no está del todo de acuerdo con sus  teorías por lo que comienza su propia y peculiar investigación….

Este es el punto de partida que da lugar a una enrevesada y complicada trama en la cual el lector irá compartiendo la investigación que desarrolla su protagonista. La resolución del crimen se desarrolla a través de ingeniosas deducciones después de examinar minuciosamente el escenario del crimen, de analizar cualquier objeto o elemento relacionado con el mismo, entrevistarse con posibles testigos o cualquier persona involucrada, la observación del comportamiento y las reacciones de los sospechosos y con todo ello la elaboración de hipótesis que encajan las diferentes piezas.

El misterio de Gramercy Park sigue una línea muy clásica dentro de la novela detectivesca ofreciendo al lector una trama ágil y entretenidísima en la que no faltan giros argumentales que dan la vuelta a la historia en diversas ocasiones y que intrigan al lector, que queda atrapado en una vorágine de idas y venidas, de verdades a medias y mentiras consolidadas.

Uno de los aspectos más consolidados en la novela es su protagonista que posteriormente daría lugar a otras dos novelas. Con un carácter muy sólido y definido y multitud de matices la señorita Butterworth no deja indiferente. A veces encantadora y divertida y otras veces insoportable es una solterona de mediana edad, bien situada económicamente,  que no puede evitar inmiscuirse en el caso y desarrollar su vocación como detective. Desde su presentación se perfila como tremendamente curiosa, a pesar de que ella lo niega, pero además el lector percibe claramente como disfruta de todo aquello que va sucediendo a su alrededor, como se deja llevar por su propio entusiasmo y como se proclama a sí misma una poderosa y astuta rival de Gryce, el policía que investiga de forma oficial. Es una mujer independiente, que sorprende con su aplastante lógica, su ingenio, su sarcasmo y con una terrible seguridad en su forma de actuar pero también es capaz de irritar al lector con su en ocasiones pedantería y cierta altivez.

Así mismo en El misterio de Gramercy Park también nos encontraremos con una cuidada recreación de la época. La novela transcurre en Nueva York a finales del año 1985 y de fondo vamos conociendo algunas pinceladas de la sociedad tocando desde temas más superficiales como la moda y costumbres respecto a la vestimenta o las normas sociales de decoro y buen comportamiento hasta otros de mayor calado como el papel de la mujer en la sociedad y su consideración como ser independiente de un marido o la desigualdad y segregación entre las diferentes clases sociales.

La novela está narrada en primera persona por su protagonista que desea hacer partícipe al lector de esta peculiar aventura al que lo cuenta directamente. Incluso llama su atención en varios momentos. Con un estilo propio, cuidado y muy vivo, la autora desarrolla la historia de forma fluida y un ritmo que no decae en ningún momento. Los diálogos en muchísimas ocasiones no tienen desperdicio y ofrecerán mucho juego al lector. Formalmente la novela se estructura en cuarenta y dos capítulos de variable extensión aglutinados en cuatro libros.

No puedo dejar de mencionar la cuidada edición en que se no presenta con muchísimas ilustraciones en blanco y negro que representan ciertas escenas que transcurren en la historia.

Conclusión

El misterio de Gramercy Park es una ingeniosa y entretenida novela de detectives, con una protagonista tan peculiar que no nos dejará indiferentes y un aspecto costumbrista que nos traslada a Nueva York a finales del siglo XIX. Me ha encantado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...