viernes, 12 de abril de 2019

Yo para ser feliz quiero un jamón - La Prima / Agustina Guerrero


Título: Yo para ser feliz quiero un jamón
Autor: Agustina Guerrero, La prima
Publicación: mr, 2019
Páginas: 215

Que si los catalanes no sueltan un duro, que si los andaluces son unos vagos, que si los extremeños somos unos catetos, los valencianos solo comen paella, los madrileños son muy chulos…Todo esto hace de España un lugar único y singular. Si seguimos con los tópicos a nivel nacional está claro que pensaremos en lo mucho que nos gusta la cerveza, la siesta, las panderetas, somos pícaros, etc...

Y todo ello contra ese modelo de vida nórdico que parece que nos quieren imponer y que representa un modelo de vida “perfecto”. Son más serios, curran menos horas y son más eficientes pero ¿Qué hay de esos pequeños placeres que hacen feliz al español de pura cepa? Solo nosotros que lo hemos mamado podemos saberlo.

Agustina Guerrero, la autora de La Volátil, en colaboración con La Prima (a esta última no la conocía pero parece que es un personaje que quiere gritar a los cuatro vientos lo que nadie se atreve a decir) también los saben y nos lo ilustran en clave de humor, riéndose de todos esos clichés típicos y reconociendo, porque hay que hacerlo, que muchos de esos están basados en la realidad.

El libro comienza con un capítulo dedicado a los “Mandamientos de la felicidad española” en los cuales podremos apreciar esos pequeños momentos que nos hacen únicos. Quien no ama la tortilla de patatas, no santifica las fiestas, se recoge a las tantas de la mañana tras una noche en la que la última copa se alarga de forma indefinida o nuestra afición a las tapas.

El siguiente capítulo trata de desmitificar esas costumbres con que nos relacionan en otros países. A ver, que no todos los españoles sabemos bailar sevillanas (y lo digo por experiencia propia), ni decimos olé, ni nos gustan los toros (afortunadamente solo son ya una minoría) entre otras cosas.

En el resto de los capítulos se sigue desgranando temas como la picaresca española, las fiestas, las madres españolas, los bares, los pecados capitales “made in spain” o como encontramos la felicidad.

No voy a entrar ya en cada uno de ellos para no destripar más el libro pero con lo dicho ya os podéis hacer una idea de lo que pretenden estas dos autoras: darnos una visión divertida de aquello que nos representa a los españoles en la realidad y aquello que sin ser verdad ha quedado para siempre en la memoria histórica del resto del mundo.

Es un libro ilustrado en el que nos vamos a encontrar una frase y a su lado la viñeta que le corresponde. Con respecto al texto solo decir que me ha parecido muy divertido, socarrón, y que en el fondo dice muchas verdades con las que me he sentido identificada. No es que sea un libro para reír a mandíbula batiente pero te saca más de una sonrisa.

Las ilustraciones me han recordado en cierto modo a La volátil en el estilo aunque este es un personaje diferente. La chica lleva el pelo naranja y se apunta a cualquier sarao. Las ilustraciones me han parecido muy divertidas y alegres. En ellas además destaca el gran colorido que presentan y los tonos flúor que nos vamos a encontrar. Resultan muy llamativas. Lo que si tengo que decir es que en algunas páginas el texto me ha resultado un poco incómodo de leer por la combinación de colores porque no lo distinguía muy bien.

En definitiva, si te gustan las novelas gráficas con sentido del humor, para reírte de ti mismo y los que tienes a tu alrededor te recomiendo Yo para ser feliz quiero un jamón.

miércoles, 10 de abril de 2019

Toda la verdad de mis mentiras - Elisabet Benavent


Título: Toda la verdad de mis mentiras
Autora: Elísabet Benavent
Publicación: Suma, 2019
Páginas: 538

Toda la verdad de mis mentiras es el tipo de historia a la que suelo recurrir cuando necesito descongestionarme. Entiéndase como ese momento en el que una necesita una lectura que aporte entretenimiento, diversión, frescura y no exija mantener la mente en tensión ni pensar demasiado. Y es justo lo que he encontrado: diversión sin más pretensiones.  Aquí os dejo mis impresiones sobre el libro.

Esta es la historia de un grupo de amigos que se enrola en un viaje en autocaravana para celebrar la despedida de soltera de una de ellos. Durante el trayecto, entre Torrevieja y Mojacar, les pasarán muchas cosas que solventarán con mayor o menor soltura. Sin embargo lo más importante son las mentiras que cada uno de ellos ha dicho a los demás y se guarda para sí mismo.

Tanto tiempo encerrados juntos en un espacio tan pequeño darán para mucho…

Elizabet Benavent es una autora que tiene la capacidad de enganchar al lector con historias súper entretenidas y personajes frescos y espontáneos. Esta es una historia actual que principalmente trata sobre los enredos que se producen en un grupo de amigos que emprende un viaje de locura. Se encontrarán en todo tipo de situaciones, algunas de ellas surrealistas, otras divertidas y algunas que, cambiando totalmente de registro, nos hablan abiertamente de emociones como el amor, que es el gran tema alrededor del cual gira toda la novela, la amistad, que tiene mucha relación con el anterior, la lealtad, la supervivencia y la búsqueda de la felicidad. Pero sobre todo las mentiras…

Coco y Marín son los protagonistas de esta historia y me gustado mucho conocerlos. Los dos comparten piso en Madrid y ambos viven muy a gusto. Aunque Coco útilmente anda un poco perdida. Se ha enamorado de quien no debe y en medio se encuentran dos de sus mejores amigos. Convencidos de que sigue colgada de su ex, ninguno de sus amigos conoce la verdad. Coco es una chica alegre y divertida que en contraposición a su carácter trabaja en una seria y aburrida galería de arte. Marín es su compañero de piso y el chico perfecto: guapo, con clase y con buen caracter. Trabaja como manager en el mundo de la música y hace tiempo que no tiene pareja. Parece que es el momento de volver a experimentar el amor aunque no con su ex, Aroa, que está empeñada en volver a conquistarle. Otros personajes serán Loren, Gus o Blanca.

Además es capaz de imprimir a sus novelas su sello narrativo personal. Un estilo desenfado, con sentido del humor, relatando con gracia y de forma muy amena y natural para el lector. De esta autora me gustan especialmente los diálogos que son ágiles, ocurrentes y muy rápidos. En esta ocasión además nos regala algunos poemitas…

La narración sucede en primera persona por sus dos protagonistas como si escuchásemos sus pensamientos o como si estos estuvieran dialogando contigo al usar expresiones coloquiales. Esto hace que, a parte de la cercanía y complicidad que crea con el lector, seamos capaces de comprender como se sienten y porqué actúan como lo hacen. A mí personalmente las mentiras son un tema que me incomoda y me irrita. No las quiero en mi vida y creo que son innecesarias. Aunque quizás en algún momento he podido entender algunas razones de ella. Lo que no quiere decir que esté de acuerdo pero tampoco que haya influido negativamente en la lectura. No necesito tener las mismas ideas que los personajes.

Al final el gran tema que yo extraigo de la novela es la cantidad de problemas que dan las mentiras. Los tapujos, las medias verdades y las mentiras descaradas darán lugar a momentos muy divertidos y caóticos en los que sus personajes tendrán que desenvolverse para no quedar como idiotas o para seguir preservando lo que no quieren que nadie descubra. Aunque no quedan atrás muchas ideas y puntos sobre los que reflexionar sobre el amor, el cual es el eje que mueve a sus personajes. Me gusta el enfoque que da la autora, muy libre y muy acertado.

En definitiva, Toda la verdad de mis mentiras es una novela muy entretenida, divertida, desenfada que se lee con muchísimo gusto y que deja un buen sabor de boca.

lunes, 8 de abril de 2019

Ponte en mi piel - Emma Lira


Título: Ponte en mi piel
Autor: Emma Lira
Publicación: Espasa, febrero de 2019
Páginas: 487

De Emma Lira leí hace algunos años ya la novela Búscame donde nacen los dragos y me cautivó con su forma de escribir, ese pego a sus raíces y el trasfondo de su historia. Su último trabajo nos cuenta la historia real en la que se inspiró el cuento de La bella y la bestia, que fue escrito para adultos pero que se ha popularizado enormemente gracias a la película de Disney.

La historia arrana en la isla de Tenerife en 1537, justo en el momento en que se produce el nacimiento de un extraño niño cuyo cuerpo, completamente cubierto de pelo, hace parezca un animal. Es el hijo del rey guanche y su primer nombre será Guancacha. La madre lo rechaza al conocer su aspecto y creer que es un castigo fruto de su pecado. Su pueblo nunca le aceptará y pocos años más tarde es será repudiado.  

Un año después en Fontainebleau nace Diana, la hija bastarda de Enrique de Orleans, el delfín de Francia. La niña crece alejada de la corte y del entorno familiar hasta la muerte de su abuelo, el rey de Francia. En ese momento se muda a la corte en donde se relaciona con la nobleza.

Años más tarde llega a la corte de Valois, siendo ya rey Enrique II, un insólito obsequio. Se trata de un ser al que muchos tratan como un animal por su aspecto y a otros les genera curiosidad. Solo tiene diez años y no ha conocido infancia. Allí el rey decide hacerle un hueco, tratarle como una persona a pesar la opinión de algunos y darle una educación. El joven sabrá aprovechar el favor del rey. También conoce a Diana con quien traba una bonita y sincera amistad.

Creo que todos conocemos el contenido de La bella y la bestia pero yo desconocía que estuviese basado en una historia real. La de Petrus Gonsalvus. Fue descendiente de los guanches y padecía una extraña enfermedad que hoy conocemos como hipertricosis congénita pero que el siglo XVI se consideró una maldición. Desde su nacimiento Petrus fue tratado con desprecio, como un animal, a pesar de que lo único que lo diferenciaba del resto era el exceso de vello que crecía en su cuerpo.

Creo que Emma Lira ha conseguido contar este relato de una forma interesante, dotándola de credibilidad, de un contexto histórico riguroso (se ve perfectamente la situación socio-política que se vivía en Francia en el momento) sin llegar a abrumar ni aburrir al lector con un exceso de información. Y al mismo tiempo consigue transmitir muchísimas emociones y delicadeza. De esta forma te atrapa y te cautiva resultando una novela deliciosa en su conjunto.

Una novela en que nos sentimos en la piel de los personajes y vivimos con ellos varias historias de amor. Tan reales como la vida. Nos encontraremos con un amor imposible que va más allá de lo visible a los ojos. Porque al final el amor solo entiende de gestos, miradas, palabras y emociones. Una novela llena de vida y esperanza que al final nos cuenta una gran historia de superación. La de un niño marginado que, a pesar de todo, todo lo que fue humillado y vejado, no dejó pasar las oportunidades y terminó viviendo con un notable estatus social.

Pero no solo encontraremos una historia de amor, sino que su trama gira entorno a las injusticias, a las intrigas palaciegas, a la mentalidad reducida incapaz de ver más allá de lo que tienen delante, a la ambición, a la forma en que se conseguían los pactos y alianzas (que dista mucho de lo que podemos imaginar), etc.
Emma Lira utiliza las voces de tres personajes principales para narrarnos la historia. Esto hace que les terminemos cogiendo cariño a estos personajes a quienes llegamos a conocer con mucha profundidad. Sin embargo, la principal razón por la que más acertada me parece esta elección es porque da lugar a que el lector entienda cómo razonan y porque se comportan como lo hacen. Otro aspecto interesante nos muestra como dos personas pueden vivir en el mismo lugar y tener vidas completamente distintas según su estatus o posición. En este caso será la vida en la corte.

En definitiva, Ponte en mi piel es una novela que me ha sorprendido. No esperéis que os veis a encontrar la trama que tenéis en mente, que es la edulcorada, sino una historia muy real donde no siempre hay un final feliz. Además está narrada de forma exquisita, llena de delicadeza.