miércoles, 29 de junio de 2016

El invierno en tu rostro - Carla Montero



Título: El invierno en tu rostro
Autora: Carla Montero
Publicación: Plaza & Janés, mayo de 2016
Páginas: 768

En un pueblo de montaña los hermanastros Lena y Guillén viven una existencia sencilla y tranquila. Ambos están muy unidos y apenas conciben la vida el uno sin el otro. Sin embargo, algo tan inesperado como extraordinario sucede y se ven obligados a separarse. Con los años y la distancia aquella complicidad infantil se convierte en amor juvenil alimentado con un encuentro esporádico y cientos de cartas.

El estallido de la Guerra Civil sorprende a Lena en Oviedo y a Guillén en Francia, quien, angustiado por la suerte de la mujer que ama, inicia un arriesgado viaje a través de un país asolado por la contienda para reunirse con ella. Sin embargo, la guerra pone a prueba su amor: Lena se ha convertido en enfermera voluntaria del bando sublevado y resiste en una ciudad sitiada por las fuerzas republicanas; Guillén forma parte de esas fuerzas que estrangulan la ciudad.

Más tarde, Lena y Guillén vivirán de primera mano los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y seguirán en bandos opuestos: él en la resistencia contra el nazismo y ella como enfermera de la División Azul. Y aunque sus destinos volverán a cruzarse tanto en la Varsovia aplastada por los nazis como en la exuberante Tánger de los años cuarenta o en el dramático escenario de la posguerra española, siempre estarán condenados a enfrentarse al mismo dilema: ¿Cómo pueden amarse cuando sus voluntades políticas y sus trayectorias vitales han tomado caminos tan distintos?

Mis impresiones

A Carla Montero la conocí hace años ya cuando los suscriptores de Círculo de Lectores teníamos la ocasión de participar en un concurso que organizaban. SE trataba de leer varios borradores de novelas y votar nuestra candidata preferida para optar a un premio. En aquella ocasión no dudé en que la ganadora sería Una dama en juego, una novela que me gustó bastante. Luego leí La tabla esmeralda que fue el segundo trabajo de la autora. Su tercera novela es El invierno en tu rostro, que con casi ochocientas páginas me ha parecido un excelente trabajo que supera los anteriores.

“Cráneos. La forma definida de los huesos bajo la piel de pergamino, transparente. Unas cuencas vacías la observan, suplican. Fantasmas en blanco y negro. Huele a pólvora y a sangre. Los rusos borrachos gritan canciones desafinadas que no puede entender. Están cerca, muy cerca. Ojos orientales y bocas podridas; aliento de vodka. La amenaza de un fusil y obscenidades a la cara. Na kaleni, Fashistakaia Suka! « ¡Arrodíllate, fascista hija de perra!»”

Tras un prólogo fechado en 1990 que nos adelanta una imagen, la novela arranca en junio de 1927 en un pueblo de montaña asturiano donde viven Lena y Guillén. Aunque son hermanastros su vínculo afectivo es tan fuerte que no existen secretos entre ellos. Pero cuando Guillén encuentra los restos de un avión accidentado en la zona la vida le brinda una oportunidad única. La recompensa será la oportunidad de cambiar su vida pero también significa que tendrá que separarse de Lena.

A partir de este momento los dos protagonistas vivirán cada uno su vida luchando por lo que creen. La guerra civil los separará no solo físicamente sino también se verán alejados el uno del otro por sus creencias. Cada uno defenderá el bando opuesto al que el otro apoya y cuando se declare la II Guerra Mundial se darán cuenta de que la distancia que hay entre ellos es insalvable. Pero ¿Qué será más importante para Lena y Guillen, el amor que sienten el uno por el otro o sus convicciones?

El invierno en tu rostro es una gran historia de amor de esas que lo tienen todo en contra pero también es una novela en la que suceden muchísimas cosas y sus personajes se verán implicados en muchas situaciones diferentes. Conoceremos el drama humano que provoca la guerra, el sufrimiento, la muerte y el horror pero también la esperanza y la valentía.

En mi opinión, los personajes que transitan en esta novela son todos muy humanos de forma que yo como lectora he podido no solo simpatizar con ellos sino también comprenderlos y ponerme en su lugar. Como sucedió en la realidad durante la guerra miembros de las mismas familias tuvieron, por convicciones o por las circunstancias, que luchar en bandos contrarios. Algunos combatieron por el franquismo y otros se afiliaron al comunismo, dos posiciones irreconciliables. A ambos les vamos a conocer siendo solo unos niños y veremos cómo evolucionan enormemente debido a todas las vicisitudes que les van ocurriendo. Lena siempre será una chica sencilla de pueblo que trabajará duro para salir adelante mientras que Guillen tendrá ocasión de ver mundo, estudiar y conocer el lujo. Me ha parecido muy interesante como une y enfrenta a estos dos personajes con la mente y el corazón. Además nos ofrece las razones por las que cada uno elige y nosotros aunque no las compartamos los entendemos perfectamente porque no habla solo de posición política sino de personas y su visión del entorno.

El contexto histórico que queda de fondo es uno de mis favoritos y el hecho de encontrarme una novela tan completa y que cuide este aspecto tan bien me ha hecho disfrutar mucho con su lectura. La autora ha sido capaz de encontrar el equilibrio perfecto entre poner el relieve las historias de sus personajes y contarnos lo que sucedía a su alrededor. Carla Montero se ha inspirada en la historia de su propia familia pero se nota que ha debido investigar muchísimo para llevar al lector tantas anécdotas, sucesos e historias reales además de personajes que mezcla con la ficción. La novela abarca desde 1927 hasta los años cincuenta, un periodo en que se producen quizás los acontecimientos más cruentos de la historia contemporánea. En la novela pasaremos por la Guerra Civil Española y la posguerra, la II Guerra Mundial, cuando los alemanes traspasan la línea Maginot y llegan a Francia, los campos de concentración, la labor de la enfermeras durante el conflicto, algunas batallas como la de Krasnybor por citar algunos entre otros muchos más acontecimientos que se vivirán en distintos enclaves Europeos.

El estilo narrativo es muy cuidado y cercando siendo de esas novelas con la que no cuenta nada conectar y e introducirte en la historia. Es una novela larga, ya que son ochocientas páginas con las que cuenta, pero a mí se me ha hecho incluso corta. La autora mantiene un ritmo constante durante toda su extensión y sabe tener enganchado al lector pendiente de lo que les ocurrirá a sus personajes.

Conclusión

El inverno en tu rostro es una gran historia de amor pero también la historia de dos personas que lucharán por sus convicciones intentando cambiar el mundo que les rodea. Una novela que a pesar de su extensión se hace corta y resulta entretenidísima con un fondo histórico muy trabajado y que nos narra muchos acontecimientos reales que se vivieron en la propia familia de la autora. 


martes, 28 de junio de 2016

Mar abierta - María Gudín



Título: Mar abierta
Autora: María Gudín
Publicación: Grijalbo, Junio de 2016
Páginas: 576

Un sol cegador entra a raudales cuando la esclava y curandera Josefina descorre con energía los cortinones. Fuera, en ese luminoso abril de 1655, la ciudad colonial de Santo Domingo rebosa un bullicio y una alegría que no se respiran en la habitación en penumbra donde se refugia Catalina de Montemayor y Oquendo. Pero ¿qué sabrá la criada de esta joven que vive en silencio, sumida en sus recuerdos, desde que llegó a la isla de La Española? ¿Qué historia guarda para sí?

Con una prosa cautivadora y un ritmo imparable, Mar abierta nos sumerge en la apasionante historia de dos niños que prometieron estar juntos para siempre, en una mansión llena de pasadizos y secretos en la Inglaterra de Carlos I Estuardo, en una guerra cruenta que dividió un país y sus familias, y en un Caribe infestado de bucaneros y corsarios donde algunos hombres no olvidaban lo que significaba el honor.

Una apasionante novela de aventuras que subyuga por un misterio que, poco a poco, va desvelándose y por unos personajes capaces de encontrar en sí mismos la fuerza para superar todas las adversidades.

Mis impresiones

Este ha sido mi primer acercamiento a María Gudín, la autora de Hijos de un Rey Godo, La reina sin nombre y El astro nocturno. No había leído mucho de la época que en Mar abierta se nos presente y como siempre con el género histórico tengo ciertos recelos. Aunque la verdad es que en cuanto comencé su lectura desaparecieron por completo todas mis reticencias y me ha resultado una grata sorpresa.

“A veces aún me despierto con el recuerdo del roble centenario en lo alto de la loma que desciende hacia el vado de las ovejas. Tras la loma se oculta Oak Park, la Casa del Roble. Siempre es el mismo recuerdo, reiterativo, y en él me veo corriendo hasta llegar al árbol que da nombre a la propiedad. Desde allí se divisa la gran mansión de piedra donde me crié y adonde quizá ya no retorne nunca más.”

La novela comienza en Santo Domingo en 1655, lugar donde se encuentra Catalina de Montemayor y Oquendo. La joven permanece taciturna en su habitación rememorando todos los acontecimientos vividos que le han llevado hasta allí. Una historia que comienza muchos años atrás cuando una pequeña Catalina y su madre Isabel son secuestradas del galeón en que viajaban hacia América para reencontrarse con el padre y marido de ambas. Después de muchos avatares Catalina llega siendo solo una niña a Oak Park, la casa del Roble, en el condado de Essex (Inglaterra) en donde será acogida por la familia Leigh y donde conoce al Piers, con quien se aliará en sus juegos nocturnos y que les llevará a descubrir un extraño ritual que se realiza en los sótanos de la gran mansión familiar.

Esto es simplemente el punto inicial con que arranca la historia de la que no se puede contar mucho más. En Mar abierto suceden muchísimas cosas siendo una novela muy dinámica que va sorprendiendo al lector. En ella vamos a encontrarnos tragedias familiares, conflictos bélicos, historias de amor, enfrentamientos por creencias religiosas, muchas aventuras que vivirán sus personajes y todo mezclado en la justa proporción. Además estos ingredientes se encuentran enmarcados en un contexto histórico que se desarrolla en varios puntos de la geografía durante el siglo XVII. Es por ello que esta es una historia muy entretenida que vas leyendo sin apenas darte cuenta a la que vez que te proporciona conocimientos.

La novela es una mezcla de escenarios, conflictos y situaciones que mezclan realidad y ficción al igual que ocurre con sus personajes. Catalina (o Len como la llaman durante su estancia en Inglaterra) es un personaje ficticio pero inspirado en una familia de marineros vascos perteneciente a la nobleza y que llegó a hacerse un nombre luchando en varios conflictos bélicos. Otro personaje ficticio es Piers. A ambos los conoceremos desde niños e iremos viendo como tienen que separarse y sufrir cada uno diversas desventuras que les harán evolucionar como personas y replantearse su existencia. Dos personajes con conciencia y corazón que el lector siente cercarnos. Otro personaje que también tiene cierto peso es Josefina con una historia muy cruda que contar. Secundarios hay muchos otros personajes muy bien trazados entre los que se cuelan algunas figuras reales como Gabriel de Rojas por ejemplo.

El contexto histórico en el que se enmarca esta historia nos llevará por un lado a conocer el reinado de Carlos I Estuardo, en el que realistas y parlamentarios se arman en un conflicto que devastó sus tierras y dejó a los que sobrevivieron, entre miles de víctimas, sin nada. Una época marcada por las intrigas y conspiraciones, por la gran diferencia entre ricos y pobres, por la persecución de los católicos, las misas y creencias clandestinas que se esconden en un bonito marco de una mansión situada en los acantilados en la península del Naze en cuyos sótanos se escondían muchos secretos. En la segunda parte, en cambio, viajaremos a los mares del Caribe para conocer la vida de bucaneros, piratas, corsarios o filibusteros, de hombres rudos y sin escrúpulos que blasfeman y hacer su vida en el mar al acecho de los galeones que portaban riquezas. Aunque en líneas generales son los marcos principales de acción de la novela en ella se nos cuentan muchísimos detalles de la época, acontecimientos y curiosidades que resultan interesantes y que nos gustará conocer como el ataque a la isla Tortuga.

La novela se estructura en dos partes y cada una de ellas se desarrolla en un lugar y está protagonizada por uno de sus personajes. La primera transcurre a través de los flashbacks que Catalina va realizando de su vida situándonos primero en la geografía española para después trasladarnos a las costas de Essex en donde pasó una parte de su vida antes de llegar a La española. La segunda mitad de la novela, también narrada en primera persona, nos habla de Piers y sus aventuras en el mar. Esta segunda parte tiene más acción y es mucho más dinámica que la primera que quizás es más emotiva y más dramática. A pesar de que son diferentes no sabría decir cual he disfrutado más.

La novela está escrita de forma muy cuidada y elegante sin perder la fluidez y la agilidad en ningún momento. Además cuenta con el equilibrio perfecto entre acción, descripción, emociones e intriga de forma que se lee muy a gusto.

Conclusión

Amor, aventuras, unos personajes muy bien trazados, escenarios atractivos y una historia muy entretenida son solo algunos de los ingredientes
que nos vamos a encontrar en Mar abierta. Una novela que por supuesto os recomiendo.


lunes, 27 de junio de 2016

Nunca es tarde para morir - Pablo Palazuelo



Nunca es tarde para morir
Autor: Pablo Palazuelo
Publicación: Autopublicado, 2015
Páginas: 608

«Las Trompetas de Jericó tronaron desde el cielo anunciando la inminente llegada de la muerte». 

Así arranca esta novela negra y de misterio, en la que cinco enigmáticos veteranos de sus respectivos servicios secretos conocen a una cautivadora adolescente, de mala vida y peor fortuna, que desatará una espiral de sorprendentes fatalidades y los arrastrará hacia un enemigo despiadado. 

608 páginas que no comienzan con un asesinato del que apenas quedan por saber quién es el autor y cuándo será capturado y que buscan sorprender al lector en cada capítulo. Ahora bien, aunque pueda parecerlo, no es una novela de espías, sino una obra perteneciente al género negro, cargada de intriga y crímenes. 

Mis impresiones

Nunca es tarde para morir es una novela que se encuadra dentro del género negro aunque en mi opinión también podríamos decir que se trata de un thriller de suspense con bastante acción. En ella ocurren muchísimas cosas e irá sorprendiendo al lector en muchas ocasiones.

“Las Trompetas de Jericó tronaron desde el cielo anunciando la inminente llegada de la muerte.
― ¡Corre!
La desgarradora súplica de Iván se escuchó por encima de la amenaza que se cernía sobre ellos. Sin embargo, el pánico continuó atenazando los músculos de su mujer porque sabía bien lo que aquel terrible sonido significaba.
― ¡Corre, corre! ―le repetía con todas sus fuerzas.
Milagrosamente, ella reaccionó, y sus piernas comenzaron a moverse

La novela comienza con un prólogo fechado en 1987 y situado en el océano Glacial Ártico donde observamos una escena que nos va a dejar un poco descolocados y que no entenderemos muy bien. Ya en 2010, vamos conociendo a cuatro empresarios que viajan desde diversos puntos del mundo para reunirse en Nueva York con otro más. Son Nickolái, Louis, Harry, Johann y Travis que, como cada año, se encuentran alrededor de una mesa para jugar al póquer. Cuando uno de ellos conoce a una misteriosa y atractiva joven que se encuentra en apuros durante una fiesta siente la necesidad de volver a encontrarla y ayudarla. La joven se llama Kayden Fox y tiene una vida un tanto complicada o al menos eso aparenta. Cuando los cinco amigos empiecen a investigar para descubrir su paradero comenzarán a ocurrir extraños sucesos y muertes.

En mi opinión Nunca es tarde para morir es una novela que va de menos a más. Tengo que reconocer que me costó entrar en la historia quizás porque su comienzo se me hizo algo lento y confuso. El autor introduce muchos personajes en pocas páginas y de forma tan parecida me resultó complicado quedarme con ellos. Luego poco a poco la historia va cogiendo forma y se nos van presentando ciertas situaciones que comenzaron a captar mi interés e intrigarme.  Pablo Palazuelo ha construido una trama bastante compleja, que está bien hilada y que es imposible de predecir. Serán muchas las sorpresas que el lector irá encontrando a lo largo de su extensión. No se puede contar mucho de esta novela porque a poco que se cuente se puede desvelar demasiado.

En cuanto a sus personajes en la novela transitan un gran número de ellos a parte de los cinco de partida. No son personajes que estén tratados con mucha profundidad y al menos yo no me he quedado con la sensación de que estuvieran sus caracteres muy diferenciados (o yo no he sabido encontrarles una identidad propia) pero tampoco es algo que resulte vital en la novela ni que condicione su lectura ya que creo que es más importante la trama en sí (y el autor pone a los personajes a su servicio) que el hecho de que el lector conozca en profundidad el carácter de cada uno de sus protagonistas. Pero sí que descubriremos que es lo que une a estos hombres con vidas tan diferentes porque Louis, Harry, Nikolai, Travis y Johann ahora han pasado la barrera de los sesenta años y se dedican a sus propios negocios pero cada uno fue una pieza fundamental para el gobierno de sus respectivos países. A parte de ellos también tendrá pesó en la historia la teniente Marian Bennet y su ayudante Chirsitian Willocks de la policía de Nueva York.

Nunca es tarde para morir es una novela de fácil lectura, con muchos diálogos y un ritmo que comienza de forma algo lenta pero que se va acentuando a medida que la novela avanza. Si bien tengo que ponerle un par de pegas que me han condicionado en cierta forma la lectura. Una es la que he comentado antes. Al principio el autor va presentando todos los personajes con demasiados datos y de forma bastante parecida de forma que cuesta quedarse con ellos y otorgarles un lugar propio en la novela. La otra cuestión es que pienso que hay demasiados datos irrelevantes en la novela y el autor tiene tendencia a explicar cosas que no contribuyen a la trama y engrosan sin necesidad.

Será un narrador en tercera persona el que conduzca la historia de forma lineal intercalando algunos capítulos (diferenciados en cursiva) que nos relatan unas escenas que parecen no tener nada que ver con el hilo principal pero que al final terminaremos por encajar. La novela, a pesar de ese exceso de información que ya he comentado, se lee de forma ágil y su ritmo es bastante acusado sobre todo cuando toca el ecuador de la historia. La trama se desarrolla en Nueva York y es autor hace un magnífico trabajo localizando escenarios e intentando que el lector conozca la ciudad. Supongo que debe conocerla muy bien porque nos muestra muchos de sus lugares y lo hace con gran detallismo. Nos mostrará los bajos fondos de la ciudad donde el crimen está a la orden del día.

Conclusión

Nunca es tarde para morir ha sido una novela con la que no comencé demasiado bien pero que al final he terminado disfrutando. Una historia muy dinámica, impredecible, compleja y bien armada que te sorprende con sus giros argumentales y te intriga hasta el último momento.