jueves, 10 de abril de 2014

Cartas a palacio - Jorge Díaz



Título: Cartas a palacio
Autor: Jorge Díaz
Publicación: Plaza & Janés, marzo de 2014
Páginas: 560

Una ambiciosa novela de amistad, amor y guerra en la Europa de principios del siglo XX, que cuenta la primera misión humanitaria de la historia.

Se acerca el final del año más triste que se recuerda, la guerra finalmente ha estallado y avanza sin piedad sembrando el continente de muertos y heridos, cuando al Palacio Real llega una carta que remueve profundamente el ánimo del rey: una niña francesa suplica su ayuda para dar con el paradero de su hermano, desaparecido en el frente. Alfonso XIII, conmovido por tal petición, emplea la diplomacia española para saber de la suerte del hermano de la pequeña Sylvie, pero su acción navideña tiene consecuencias imprevistas y provoca la llegada de un alud de solicitudes a palacio. Impresionado por la magnitud de la tragedia, el monarca reúne a un excepcional grupo de colaboradores y pone en marcha la Oficina Pro- Cautivos, donde buscarán el modo de dar respuesta a esas familias rotas por la guerra, desesperadas por encontrar a sus seres queridos.

Inspirada en un hecho real, Cartas a Palacio recrea un momento histórico fascinante. Una ambiciosa novela en la que se mezclan el amor y la guerra, reyes y anarquistas, ambientes aristocráticos y humildes, el frente de batalla y el bullicio de las ciudades. Una emocionante novela coral de héroes anónimos, que con su compromiso llevaron a cabo una misión extraordinaria.

Mi experiencia con la novela

Cartas a palacio es la última novela publicada por el escritor, periodista y guionista Jorge Díaz. Se nos presenta bajo el sello editorial Plaza & Janés y no puede hacerlo de una manera más atractiva posible. En primer lugar nos encontramos con una portada muy sugestiva y adecuada para su contenido junto a una sinopsis muy llamativa que ya nos indica que la novela se centra en un episodio concreto de la historia de nuestro país que yo en concreto no conocía.

Cartas a palacio es una historia construida con una interesante mezcla de ingredientes que utilizados en un justo equilibrio proporcionan al lector diversos aspectos con los que disfrutar de ella. A mí me ha parecido tan entretenida que la he leído sin apenas darme cuenta pero es que además presenta un aspecto histórico muy logrado y perfectamente ensamblado en la historia de forma que es difícil discernir el punto que separa la realidad de la ficción en la historia. En ella nos vamos a encontrar amor, amistad, alianzas y rivalidades en un momento histórico convulso.

La historia arranca el 28 de junio de 1914, el mismo día en que Gavrilo Princip acaba con la vida del heredero de la corona austrohúngara, el archiduque Francisco Fernando de Habsburgo, en Sarajevo que sería el detonante que activara la declaración de la I Guerra Mundial pocos días después.

España es reinada por el monarca Alfonso XIII que prefiere mantenerse en una posición neutral con respecto al conflicto bélico. Pero cuando recibe la carta de una niña francesa de ocho años llamada Sylvie que está buscando de forma desesperada el paradero de su hermano de quien no ha tenido noticias desde que este se vio obligado a hacerse soldado cuando empezó la guerra no puede hacer otra cosa que involucrarse con su causa. Cuando la prensa francesa se hace eco de la noticia de que el rey ha atendido esta solicitud comienza a recibir una avalancha de peticiones que dejan claro el gran número de familias que sufren de primera mano las consecuencias de un conflicto político que no entiende de personas ni sentimientos.

Conmovido por la multitud de historias que comienzan a llegar al palacio decide crear una oficina dedicada a los prisioneros de guerra que sirva de enlace con sus familias y poder ofrecer información sobre los mismos.  

Este proyecto será llevado a cabo por un equipo humano que supondrá el elenco de personajes que no sólo dará vida a esta historia sino a un número adicional de subtramas que se desarrollan de forma paralela y que cuenta cada una de ellas con distintos alicientes. Ya sean historias de amor o desamor, de amistades, de lealtades o sacrificios. De personajes que viven la guerra, de los que no creen en ningún régimen o de aquellos que han perdido la esperanza.

Entre estos personajes se encuentra Blanca, hija de los duques de Alerces, que el día antes de casarse recibe una información muy importante sobre su prometido que le hace cuestionarse dramáticamente su futuro. Elisa está enamorada desde hace muchos años del futuro marido de Blanca y aunque es su mejor amiga no puede desear que el enlace se produzca. Álvaro Giner es el hombre de confianza de Alfonso XIII, Luis Segura y Manuel Campos, ambos anarquistas, el pintor Jean-Marie Hughet, enamorado de la gitana Carmen, el diplomático  alemán Frank Heimer o  Gonzalo, repudiado por su padre, entre muchos otros. A cada uno de ellos los iremos conociendo paulatinamente a medida que avanza la historia. Y además representan distintos modelos, condiciones y estilos de vida en distintas posiciones sociales y con diferentes objetivos que cumplir.

Entre estos personajes se encuentran algunas figuras reales que se corresponden con el periodo histórico en que se desarrolla la historia como Gavrilo Princip, Alfonso XIII o algunos menos conocidos como Edith Cavell, una enfermera inglesa que colaboró con la Cruz Roja durante la guerra.

Os decía antes que me ha resultado una novela tremendamente entretenida y una de las razones es que desde su comienzo el autor la construye de forma muy dinámica. Los primeros capítulos sirven para ir presentando de forma independiente a cada uno de los personajes que tendrán protagonismo en la historia a través de fragmentos de no muy larga extensión. De esta forma vamos conociendo sus vidas y cuando cada personaje se encuentra asentado y ocupa un lugar en la historia comienza a entrelazar unos con otros llegando al verdadero núcleo argumental y a un punto en que el lector no puede abandonar la historia porque esta se vuelve adictiva.

Si la novela resulta entretenida sin resultar posible menospreciar su excelente ambientación también tiene un aspecto instructivo. Como comentaba al principio desconocía por completo como el rey Alfonso XIII había creado y financiado él mismo la oficina Pro-Cautivos, situada en el Palacio Real,  para ayudar a las familias que contaban con alguno de sus miembros luchando en la guerra. Esta iniciativa supone la primera organización gubernamental en materia humanitaria. Me ha gustado conocer algo más la figura de este monarca porque además de representar un personaje más de la historia este resulta muy sustancioso. El autor nos da pie a ver su lado más humano y nos presenta de forma muy cercana una figura clave en la historia de España.

Jorge Díaz cuenta con un estilo muy cuidado y depurado pero en el que el lector se encuentra muy cómodo porque además resulta muy ligero. Cuenta con una amplia presencia de diálogos, perfectamente construidos, que amenizan y agilizan muchísimo su lectura de forma que a pesar de las casi seiscientas páginas con que cuenta la novela se lee en pocos días. Formalmente se estructura en trece capítulos de extensión media más un epilogo que cierra la historia, contando además cada uno de ellos con divisiones interiores que se dedican cada una de ellas a diferentes escenas  o personajes.

Conclusión

Cartas a palacio me ha resultado no solo una novela entretenida que se lee de forma muy agradable  cuyos personajes tienen algo que contar sino que además me ha resultado interesante conocer un episodio histórico del que no tenía ninguna noticia  y que me ha sorprendido. Por supuesto, me parece muy recomendable su lectura.

miércoles, 9 de abril de 2014

El valle del asombro - Amy Tan



Título: El valle del asombro
Autora: Amy Tan
Publicación: Planeta, febrero de 2014
Páginas: 688

La espera ha valido la pena. Amy Tan, aclamada autora de El Club de la Buena Estrella,
regresa con una maravillosa novela de madres e hijas, logros y pérdidas, secretos y deseos. 1912, Shanghái. Violeta es la hija adolescente de Lulú, una estadounidense propietaria de la mejor casa de cortesanas de la ciudad. Siempre a caballo entre dos mundos, y viendo cómo Lulú evita hablar del pasado, Violeta no acaba de encontrar su lugar, y está convencida de que su madre no la quiere. Pero antes de que puedan arreglar sus diferencias ambas serán víctimas de un engaño que las separará, llevando a Lulú de vuelta a San Francisco y convirtiendo a Violeta en cortesana. Años después, y como si el destino fuera una condena a la que no pueden escapar, Violeta sufrirá también los reveses de la suerte, y se dará cuenta de que su única oportunidad de encontrar la felicidad pasa por enfrentarse al pasado, compartir sus secretos y profundizar en la compleja relación entre madres e hijas.

Mi experiencia con la novela

A pesar de que el mayor éxito obtenido por la estadounidense de origen chino Amy Tan fue su primera novela titulada El club de la buena estrella (1989) no sería con esta novela con la que la yo me iniciara en su lectura sino con La hija del curandero. Una novela que leí con ansía, que disfruté ampliamente y que supondría el inicio de la lectura del resto de su obra al completo. De hecho fue otro libro de esta autora (Los cien sentidos secretos) el elegido para comenzar con la andadura de este blog.

Han tenido que pasar siete años desde su última publicación para reencontrarme con una nueva obra de Amy Tan, quien cuenta tanto con el apoyo de la crítica profesional como el del gran público. Con El Valle del asombro a mi no me ha decepcionado en absoluto. Creo que es una obra ambiciosa pero que cumple con creces lo prometido.

“Era un paisaje: un valle visto desde lo alto de un acantilado, de cara a la escena que se abría más abajo. Las montañas que se erguían a ambos lados eran abruptas y sus sombras se proyectaban sobre el suelo del valle. Los nubarrones eran del color de un moratón antiguo, pero tenían los lomos rosados, y las nubes que retrocedían al fondo estaban nimbadas de oro. En el extremo más alejado del valle, una abertura entre dos montañas resplandecía como la entrada al paraíso. Parecía el amanecer. O quizá el crepúsculo. Era imposible determinar si estaba a punto de llover o si el cielo se estaba despejando, ni tampoco si la imagen representaba la alegría de llegar a ese lugar o el alivio de marcharse. “ (Página 127)

Al comienzo de la historia nos encontramos en Shanghái a principios del siglo XX. Violeta es la hija de Lulú Miturn, la única mujer blanca en la ciudad que cuenta con el privilegio de regentar una casa de cortesanas de primera categoría en Shanghái, donde ambas viven. Violeta está creciendo entre el mundo oriental y el occidental, absorbiendo ambas cultura. Pero a pesar de sentirse afortunada de ser una americana no acaba de encontrar su lugar en el mundo ya que en el fondo siente que no cuenta con el cariño de su madre.

Pero cuando años más tarde preparan un viaje de regreso a San Francisco ambas mujeres son víctimas de un cruel engaño y mientras Lulú viaja hacia el continente americano, Violeta será encerrada en una casa de cortesanas donde no sólo tendrá que aprender el oficio sino a enfrentarse a sus propios problemas y encontrar su verdadera identidad.

Los personajes alrededor de los cuales gira la historia son figuras femeninas lo cual le permite a la autora recrear y profundizar en el mundo femenino, explorando sus sentimientos y sus puntos de vista de los acontecimientos que se van sucediendo como hace habitualmente aunque en este caso centrado en un terreno muy concreto como es el de las cortesanas en China.

Violeta, la protagonista, me ha parecido un personaje muy complejo, con multitudes de matices y que evoluciona enormemente a lo largo de la historia. La conocemos siendo una niña caprichosa, fuerte y orgullosa de ser hija de una americana blanca, lo cual además y de forma subjetiva la sitúa en una posición superior y privilegiada dentro de la sociedad por encima de cualquier mujer china. A medida que avanza la historia y ciertos hechos suceden en la vida de Violeta, esta percibe que ella misma tiene una visión desfigurada de su persona. Poco a poco se va dando cuenta de que no es blanca sino que sus rasgos son mestizos y será el momento clave en el que empiece a buscar su propia identidad.

Si analizamos la obra de Amy Tan al completo nos podemos dar cuenta de que hay un tema principal que aparece frecuentemente en sus novelas y que refleja un aspecto muy concreto de la vida de esta autora. Se trata de las relaciones entre madres e hijas y como las primeras pueden influir de forma determinante en lo que se convierten las segundas. Además entre estas dos generaciones se produce un gran choque cultural de forma que cada una de ellas concibe la vida de una manera distinta a la anterior hasta el punto de que puede generar enfrentamientos entre ellas.

El valle del asombro sigue con esta línea habitual en cuanto a temática se refiere. A través de Violeta conocemos tanto la relación como algunos de los conflictos que pueden surgir entre madre e hija. Primero evaluará su relación con su madre Lulú y posteriormente será a través de la relación entre Violeta y su hija, de modo que le cambia completamente la perspectiva al personaje principal. Muy interesante esta contraposición que ofrece dos puntos de vista de un mismo concepto.

Pero no es este el único tema importante que aparece en la novela porque la búsqueda de la identidad propia, la importancia de la figura paterna, lo esencial de la lealtad y el perdón o el aceptar el pasado están también muy presentes en ella. Además nos hace participes de la diferencias raciales y las diferentes posiciones que ocupaban en la sociedad los blancos y los chinos, tan marcada que generaban incluso rechazo.

Como resulta habitual el estilo de Amy Tan es sencillo pero muy potente. Narra con destreza y exactitud, creando bellas metáforas, dobles sentidos, marcando de forma muy sutil las intenciones de sus personajes y unas jugosas descripciones que detallan en su justa medida. Formalmente la novela se esctructura en quince grandes capítulos de larga extensión y se encuentra narrada en primera persona por Violeta, la protagonista, que a la vez que nos va contando la historia también nos hace partícipes de sus sentimientos y estados de ánimo por lo que contamos con una versión muy intima de la historia.

Como telón de fondo y para enriquecer la novela conocemos un pedacito de la historia de China a principios del siglo XX.  La historia comienza en 1905 y termina en 1929 momentos en los que el país sufre cambios político-sociales de forma severa como la caída del régimen manchú (dinastía Ching) en 1912 y la desaparición del emperador Puyi así  como el inicio del régimen republicano.

En este contexto somos espectadores de cómo viven estos cambios sus protagonistas sobre todo desde el punto de vista de las cortesanas que no eran más que un tipo de prostitutas de lujo a las que había que cortejar y agasajar con regalos para conseguir sus favores. Estas mujeres eran independientes y contaban con una buena educación en diversas disciplinas. Este es un aspecto que he disfrutado mucho en la historia, conocer la posición de estas mujeres en la sociedad, como se relacionaban con los hombres.

Conclusión

Con El valle del asombro he vuelto a deleitarme con algunas características que me entusiasman de Amy Tan. Una prosa enriquecedora, unos personajes con los que conectar y compartir momentos de diversa índole, una historia con trasfondo y una excelente ambientación espacio- temporal

lunes, 7 de abril de 2014

Panteras - Lena Valenti



Título: Panteras
Autora: Lena Valenti
Publicación: Plaza & Janés, marzo de 2014
Páginas: 512

La historia de un amor truncado por una traición y de una venganza tramada por cuatro mujeres feroces, bellas e inteligentes como panteras. El desamor es el peor zarpazo que puede darte la vida...

¿Qué le queda a una mujer cuando la acusan por un delito que no ha cometido? ¿En qué puede apoyarse una dama cuando los hombros que debían consolarla desaparecen? ¿Cómo recompone una joven enamorada su corazón hecho añicos?

Muchos pensaréis que esa pobre desgraciada que vivió en la época
georgiana, pisoteada por los hombres, no tuvo un buen final. Pero de haber sido así, no os podría contar esta historia, ni jamás conoceríais a las espléndidas mujeres que ocupan estas páginas, ni sabríais del club clandestino que se fundó en pleno corazón de Inglaterra, desafiando a todo y a todos.

Una historia de amor jamás contada llena de erotismo, aventuras y emociones a flor de piel. Un desafío en toda regla. Quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra. Uníos a las Panteras.

Mi experiencia con la novela

Mi primera intuición al conocer la existencia de esta novela fue que seguramente no era para mí. No conocía mucho a Lena Valenti, su autora, aunque si sabía que habitualmente escribe en géneros entre los que no me siento demasiado cómoda como la romántica paranormal. Pero su sinopsis en la que nos habla de una mujer que tiene que luchar por defenderse en la época georgiana y algo de información que leí en las redes me convenció para atajar su lectura. 

Panteras me ha sorprendido desde la primera hasta la última página (quizás porque yo tenía otra en cosa en mente) y he de decir que de forma muy positiva. Podríamos encuadrarla dentro del género de aventuras con cierto toque histórico, una gran historia de amor (en mi opinión el punto fuerte) con un punto sexy y muchas emociones que se desarrolla a principios del siglo XIX, uno de mis favoritos en literatura.
Leer. Leer. Leer.
De entre todos los verbos que conocía, ese, de la segunda conjugación, era su favorito. Las tapas de aquellas obras preciosas que adornaban las estanterías de la biblioteca del duque de Gloucester, su padre, se abrían solo para ella, en un silencio de supremo valor y una soledad que Katherine Doyle valoraba más que su propia riqueza.”

Así se nos presenta a Katherine Doyle, la hija del duque de Gloucester y protagonista de esta historia. Se trata de una joven que a la encantadora edad de diecinueve años cuenta con una gran belleza, inteligencia, dinero y poder pero también goza de un carácter rebelde que le impide aceptar y asumir el papel que la sociedad machista de principios de la época ha dictaminado para ella. A diferencia de compartir la opinión con todos aquellos que la rodean no está dispuesta a malgastar su vida en casarse, tener hijos y llevar una casa. Ella desea estudiar y aprender medicina, una de sus principales pasiones.

Aunque este hecho tampoco le impide disfrutar del amor porque Kate ya ha elegido al hombre de su vida a quien conoce desde que es una niña y ama profundamente. El nombre del caballero con el que ha decidido compartir su futuro es Michael Shame (Matthew), el futuro duque de Bristol. Un joven reservado, de educación exquisita, ambicioso, serio y seguro de sí mismo que comparte los sentimientos hacia nuestra protagonista.



Pero todos sus planes se vienen abajo cuando Kate es acusada de mantener una relación con José Bonaparte a la vez que trabajar como espía ofreciéndole a  Napoleón cierta información de su patria considerada de gran utilidad en los conflictos bélicos que ambos países mantienen. Cuando está información ve la luz junto a una serie de pruebas falsas tanto su padre como su prometido le dan inmediatamente la espalda y ella es detenida en espera de ser juzgada. Pero cuando es trasladada a Londres sufre un accidente y termina abandonada y herida de muerte.

Este es el momento en el que la protagonista abandona para siempre el mundo que hasta ese momento ha conocido y comienza a compartirlo con otras tres mujeres fuertes, bellas e independientes que están dispuestas tanto a llevar las propias riendas de sus vidas como a hacerse oír.

Panteras es un canto reivindicativo a la figura de la mujer resaltando en cada momento la naturaleza femenina y las armas que desde siempre se ha visto obligada a utilizar para frenar de alguna manera la fuerza bruta con la que el sexo masculino ha intentado someterla. Sus personajes son mujeres  pasionales, inteligentes, fuertes y poderosas pero hasta llegar hasta ese estado han sufrido el abuso y acoso de distintos hombres. Las Panteras,  Ariel, Tess y Marian, a las que se unirá la protagonista, constituyen un grupo de mujeres capaces de enfrentarse a cualquier cosa, contrarias a su tiempo y las convenciones sociales pero también aspirantes a no ser un mero apéndice de los hombres. Cada una de ellas aporta algo diferente a la historia y resultan personajes con los que el lector es capaz de conectar fácilmente y sobre todo comprender sus motivaciones a pesar de ser sus figuraciones secundarias.

Sin duda la protagonista absoluta es Kate, una mujer de mente muy evolucionada para el tiempo en que vive. Su concepción del sexo femenino defiende que este debe tener los mismos privilegios y libertades que el masculino. A pesar de que sus premisas iniciales se mantienen intactas durante toda la novela, interiormente evoluciona cuando se siente traicionada por los hombres de su vida convirtiéndose en una mujer de armas tomar aun manteniendo cierta fragilidad en su interior.

La novela comienza en el año 1803 en Gloucester (Inglaterra) y nos muestra la rígida sociedad georgiana basada en las costumbres y la tradición que deben ser aceptadas y cumplidas a rajatabla para poder pertenecer a la misma. Estas afectaban sobre todo a las mujeres que desempeñaban papeles muy limitados, orientados por el hombre y reservados a servir a la familia y honrar a la sociedad.

Espacialmente la historia se desarrolla en Inglaterra que en aquel momento sostenía la tercera guerra napoleónica contra el gobernador de Francia y mediante la cual pretendía evitar la invasión del Imperio británico.  Este contexto da lugar a la frecuente utilización de personajes históricos reales entre los cuales podemos encontrar un pequeño homenaje a la escritora Jane Austen con una pequeña aparición en la misma. Además de algunos apuntes sobre la vida de la época como costumbres, las características de la sociedad o el  estilo de vida también la autora introduce ciertas nociones sobre la medicina de principios del XIX en cuanto a cómo se desarrollaba y evolucionaba a la vez.

Panteras está narrada con un lenguaje sencillo y accesible al lector  y un estilo ameno y ágil con alta presencia de diálogos que lo convierten en una lectura muy entretenida a la par que envolvente en la que el lector no tarda demasiado en entrar.  En ella un narrador en tercera persona omnisciente será el encargado de conducir tanto a sus personajes como los escenarios donde se desarrolla la historia. Su estructura forma es a través de treinta y un capítulos más un epílogo.

Conclusión

Panteras me ha resultado una muy grata sorpresa entre mis lecturas. Se trata de una novela muy entretenida, con un argumento muy poco predecible y en la que vamos a encontrar traiciones, deseos, amistad, amor pero sobre todo el deseo de venganza por encima de todo. Y en la que la figura femenina cobra un papel destacado.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...