martes, 20 de noviembre de 2018

Lo que Maisie sabía - Henry James

Título: Lo que Maisie sabía
Autor: Henry James
Publicación: Gatopardo, octubre de 2018
Páginas: 392

Gatopardo ha recuperado recientemente una de las obras de Henry James de las mejor consideradas en su carrera literaria. Una historia dura, compleja y con una forma de narrar con las mismas características. Ya había leído al autor en otras ocasiones y sabía que no iba a ser una de esas novelas para coger como simple entretenimiento.

Los Farange eran un matrimonio mal avenido hasta que decidieron separarse. En ese momento comenzó la lucha por la custodia de la pequeña Maisie, de tan solo seis años. Al final y por cuestiones prácticas tomaron una decisión salomónica y acordaron dividir el tiempo que la pequeña pasaría con cada uno a partes iguales. Seis meses con la madre y seis con el padre iban a conformar, en principio, la rutina de la pequeña.

Sin embargo no quedaría ahí la cosa. Cada uno de sus progenitores comienza a usar a la niña para fastidiar al otro, vuelcan su odio a través de ella y cuando rehacen sus vidas el tira y afloja no cesa. Y así la pequeña se ve involucrada en un mundo de emociones y sentimientos adultos que no comprende y que hacen mella en su persona, que no olvidemos que está en pleno desarrollo.

Un tema durísimo el que toca este libro y que desgraciadamente sigue de actualidad. Niños que son utilizados como juguetes para hacer daño a una pareja de la que uno ha decidido separarse. Obviamente hay muchas personas que deciden tragarse su propia rabia y hacen de tripas corazón, otras que tienen la suerte de terminar de forma amistosa y espero que sean los menos los que actúan de la forma en que se nos relata en este libro. Me resulta curioso que existan temas que perduran en el tiempo y en los que el ser humano no es capaz de evolucionar.

Nosotros como lectores asistimos a un espectáculo lamentable. No podemos hacer otra cosa que ponernos en la piel de la pequeña y sentir lástima y empatía por ella. Pero no es una novela que nos lo vaya a narrar desde el punto de vista de la niña. No es ella quien vaya a poner palabras a lo que está viviendo. Es una novela en la que el narrador en tercera persona omnisciente nos va a dar todos los puntos de vista pero no desde el fondo de los personajes sino desde una perspectiva exterior y una interpretación sui géneris, en ocasiones. En otras parece saber que piensan exactamente los personajes.

Veremos cómo Maisie es utilizada para hacer daño al otro, como la utilizan para lanzarse pujas y al final veremos cómo son otras personas quienes al final quedan a cargo de su cuidado. La pequeña tendrá que adaptarse a vivir de dos formas diferentes. Con dos familias que no siempre tienen tiempo o ganas de encargarse de ella porque en esa nueva vida que sus padres han comenzado la niña solo es el recuerdo de un fracaso anterior. Las relaciones con cada uno de ellos se desarrollarán de forma diferente y cada una de ellas me ha resultado muy interesante y muy bien lograda. Y sin embargo y en mi opinión lo más importante de la novela es la evolución de la pequeña Maisie, como se enfrenta a todo ello y cómo va madurando.

Se considera que Lo que Maisie sabía fue, en su momento, una novela transgresora por la forma en que estaba narrada. Fue todo un ejercicio de ingenio y talento por parte del autor. No es una novela de fácil lectura ni fácil comprensión. Creo que tiene diferentes lecturas y que es apreciable en mayor medida para lectores con cierto bagaje.

El estilo narrativo es denso y muy concentrado. Por ello no es una novela para leer de forma distraída ni con prisas. Hay que zambullirse en ella e interpretar sus diferentes matices. No es la típica historia de padres separados y una niña que sufre por ello. Es una exploración del alma humana. De esos recovecos oscuros que surgen cuando se alza una guerra de actos y palabras.

En conclusión, creo que leer a un autor de la talla de Henry James siempre es enriquecedor y aunque he disfrutado y me parece una novela excelente creo que en esta ocasión no debo recomendarla abiertamente a todo el mundo. La indico para lectores avanzados y a los que les gusten los clásicos y las lecturas enjundiosas.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Un lugar escondido - Katherine Webb

Título: Un lugar escondido 
Autora: Katherine Webb 
Publicación: Bóveda, 2018 
Páginas: 480 

De Katherine Webb ya había leído El Legado (que a pesar de no tener un final del todo redondo me hizo disfrutar) y Una canción olvidada que me resultó una novela más redonda y pulida que la anterior. Su último trabajo es Un lugar escondido y no quería perdérmelo. Ya conocéis sobradamente lo mucho que me atraen las novelas que se encuentran dentro del género de las sagas familiares y que esconden secretos entorno al tema.


La novela da comienzo en el pequeño pueblo de Slaughterford, en la campiña inglesa, a principios de los años veinte. No hace mucho que a la casa de los Hadleigh (que son los terratenientes de la zona y quienes dan trabajo a todos los vecinos del pueblo) ha llegado la nueva señora. Irene, a sus veinticuatro años, es una mujer frágil y débil, que echa de menos el bullicio y la vida de Londres. Aunque Alistair es un hombre maravilloso (cariñoso, afectivo y comprensivo) ella no lo ama y el matrimonio ha sido un intento de acallar las voces que señalaban un escándalo. Nancy, la tía de su esposo, por ello la rechaza y la pondrá las cosas muy difíciles.

En las caballerizas de Manor Farm, la finca de los Hadlegih, trabajan dos jóvenes hermanos, los hijos del doctor Cartwright. Pudding, la menor, siente auténtica pasión por los caballos y adora la finca mientras que su hermano mayor, Donald, después de volver de la guerra nunca ha sido el mismo y le mantienen allí por compasión.

La vida transcurre con normalidad dentro de las circunstancias de cada uno hasta que un amanecer se descubre un sangriento y terrible asesinato en la fábrica de los Hadleigh. Y el principal sospechoso y acusado es Donald. Su hermana hará lo posible por demostrar su inocencia. Puede que él haya perdido su esencia, pero no es ningún asesino, de eso Pudding está segura.

No os he querido contar mucho más de la novela aunque ocurren bastantes más cosas y hay más tramas con mucho peso a considerar. Pero creo que es mejor que el lector las descubra por sí mismo. Al principio me costó hilarlas aunque al final tienen mucha coherencia. Y creo que el motivo de ese pequeño lío es que la autora no da demasiadas referencias temporales, las cuales he echado de menos en algún momento. Creo que es la única pega que puedo ponerle a la novela aunque no se realmente si ha sido algo intencionado con un objetivo determinado o es que yo en algún momento me he despistado.

Un lugar escondido es una de esas novelas que se leen de forma placentera. Aunque en la trama nos vamos a encontrar con un asesinato no se trata de una novela de género negro y no está en ese punto nuestro mayor interés sino en los secretos que guarda cada personaje y que van apareciendo poco a poco a la vista del lector. Por lo tanto el suspense o intriga van por otros derroteros y nos veremos sorprendidos en algún momento por los giros que va tomando su argumento.

A la vez es una novela con muchas emociones. En ella hay historias de amor de diferentes formas. Hay personajes que ofrecen amor de forma generosa y desinteresada, otros muy celosos de sus seres queridos y otros que no quieren renunciar a él. No solo está representado el amor romántico sino el maternal, el fraternal y el que viene dado de la amistad.

Es una novela para saborear con tranquilidad. Katherine Webb nos regala un estilo cuidado, muy detallista con el cual consigue unos escenarios y una ambientación muy precisa y que con la que he disfrutado. Se ve perfectamente cómo viven sus personajes y su forma de pensar, la diferencia entre las clases sociales más y menos afortunadas.

Al igual ocurre con la construcción de sus personajes que es bastante minuciosa. Me ha gustado como crea caracteres y formas de ser tan diferentes. Irene es una mujer frágil, callada, atrapada en un mundo que no le gusta y que la tiene amilanada. El fuerte carácter de Nancy, la tía de su esposo y quien le ha criado y educado, hace que Irene se sienta muy perdida. Además echa de menos demasiado la vida londinense (el lugar donde ha dejado atrás algo que no es capaz de quitarse de la cabeza y del corazón) y ahora se encuentra encerrada o aislada en un entorno rural al que no se amolda. Pudding por el contrario es una chica tosca y sin filtros, que en cada momento dice lo que piensa. Esta rudeza le hace decir a veces cosas inconvenientes pero es tremendamente sincera. Son dos personajes que me han gustado mucho y que unieran sus fuerzas.

Obviamente hay otros muchos personajes en la novela como Alistair, Donald, el matrimonio Cartwright o los vecinos del pueblo quienes tienen papeles fundamentales en la historia. Ninguno de ellos está de relleno.

En conclusión, he disfrutado de la lectura de Un lugar escondido. Una novela con una prosa muy cuidada y envolvente con la que nos encontramos una maravillosa ambientación y unos personajes muy bien construidos. Y que además nos adentra en historias familiares donde hay secretos que comienzan a ver la luz.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Ganadores de La hija del relojero

a Rafflecopter giveaway

Tenéis 48 horas para reclamar vuestro ejemplar a eltemplodelalectura@gmail.com. No olvidéis incluir vuestros datos completos para la mensajería.