miércoles, 8 de agosto de 2018

Vacaciones....

Adivina quien lee se toma unas vacaciones. Es hora de descansar. Os deseo un buen verano.

En septiembre nos vemos...

martes, 7 de agosto de 2018

La llamada del crepúsculo - Sarah Lark


Título: La llamada del crepúsculo
Autora: Sarah Lark
Publicación: B de Blok, junio de 2018
Páginas: 400
Edad: +9 años

Un lago insondable.
Una antigua leyenda del pasado.
Un chico rubio con ojos tan azules como el crepúsculo.

El verano en que su madre se marcha de viaje, Viola aprovecha para visitar a su padre en Irlanda. Aunque echa mucho de menos a sus seres queridos, pronto hace amigos y se adapta a su nueva vida. Además, un día, cerca del lago, conoce a un apuesto y enigmático chico, Ahi, por quien se siente atraída desde el primer momento. Pero hay algo extraño en él, y Viola siente que no es un ser humano normal.

¿Cuál es el secreto que se esconde tras su magnética personalidad?
Viola se adentra cada vez más en la vorágine de este amor imposible y prohibido, un amor que le pone en peligro mortal...

Mis impresiones

Ya sabéis que Sarah Lark es una autora que me gusta mucho con sus novelas de paisajes, las cuales a pesar de lo muchas que son, he leído y disfrutado cada una de ellas. Su último trabajo es un poco diferente porque en esta ocasión es una novela dirigida al público juvenil. Es algo que he tenido que tener en cuenta a la hora de elaborar esta reseña. Ya que es un género que no toco habitualmente. Y ese cambio de registro se me ha hecho un poco extraño.

“—¿En serio, no te importa?
Viola suspiró. Era ya la quinta vez que su madre se lo preguntaba ese día. En total, estaba segura de que había respondido que no al menos cien veces y, de todos modos, era demasiado tarde para cambiar de opinión. Acababa de facturar el equipaje y el avión que volaba a Dublín estaba listo para el embarque.”

Viola es una joven que vive en Alemania con su madre, con quien está muy unida, desde que su padre les abandonara y se marchara a vivir con otra mujer a Irlanda. Ahora su madre tiene que pasar unos meses en Boston por cuestiones laborales y ella debe mudarse a Irlanda con su padre y su nueva esposa que está esperando un hijo. No es algo que le importe sino que lo toma como una oportunidad de estudiar en el extranjero y como una aventura.

Allí tendrá que adaptarse a una nueva vida muy diferente de la que ella está acostumbrada. Viola que siempre pendiente de internet y los juegos de rol verá que allí la conexión es muy débil. El carácter de la esposa de su padre le resultará bastante molesto. Pero también forjará nuevas amistades y conocerá a un enigmático chico cerca del lago. Alguien que la inquietará y le hará pensar que es diferente pero por el que se siente muy atraída.

La llamada del crepúsculo es una novela en la que su autora por primera vez juega con la fantasía y lo mezcla con una historia de amor juvenil. Viola conoce a un extraño chico que poco a poco comienza a sospechar que no es humano como ella. Un amor vibrante, inquietante y peligroso. ¿Qué o quién será ese ser? Y este toque sobrenatural que en principio me sorprendió con el transcurso de las páginas se me hizo excesivo y no muy convincente pero como os digo, no soy mucho del género. Me parece una novela que es adecuadda tal y como está catalogada para el público juvenil.

Lark ha elegido una buena localización para la novela en Irlanda, una tierra muy rica en leyendas y mitología en donde muchos creen en seres sobrenaturales que habitan los bosques. Roundwood es un pequeño pueblo rodeado de lagos donde la vida es tranquila y apacible que vive del turismo. Y muy cerca está el camping del que viven el padre de Viola y su esposa.

Viola es una joven que está acostumbrada al ritmo de la ciudad. No le gustan los deportes y no se le dan bien. Y ella prefiere los juegos de rol, las novelas de fantasía y conectarse a la red. La vida en ese pequeño pueblo en principio será muy aburrida para ella aunque no tardará en adaptarse a pesar de que sus habitantes parecen un poco menos “espabilados” que ella. La relación con su padre se verá marcada por la existencia de su nueva mujer cuyo mal humor y carácter afecta a todos. Hay más personajes secundarios que irán completando la trama. A parte del chico ese misterioso del que no os puedo hablar para no revelar demasiado.

En mi opinión al final Sarah Lark quiere enviarnos un mensaje que deriva a la protección de la naturaleza y los animales. La mano del hombre comete verdaderas barbaridades con ellos. Además de pretender domarlos, modificarlos y manejarlos a su antojo. Y la autora pretende hacernos comprender que en la naturaleza prima la libertad.

Como es habitual en ella su estilo es funcional, correcto, ligero y muy dinámico por lo que es una novela que lee con mucha agilidad. Y aunque la he leído y no ha llegado a aburrirme en ningún momento tampoco he sentido esa conexión que suelo tener con los personajes de Lark. Obviamente la distancia que me separa de Viola, en plena adolescencia, con su visión del mundo y sus razonamientos están ahí.

Conclusión

Muy diferente a sus novelas anteriores, La llamada del crespúsculo es una novela entretenida y de fácil lectura. Aunque yo creo que es más apropiada y disfrutable para el rango de edad a la que la que va dirigida.

lunes, 6 de agosto de 2018

La mala semilla - Toni Aparicio


Título: La mala semilla
Autor: Toni Aparicio
Publicación: Suma, mayo de 2018
Páginas: 424

La carrera de la teniente Beatriz Manubens es una de las más prometedoras de la UCO, sin embargo, la muerte accidental de un menor durante un tiroteo hace que se sienta incapaz de volver a empuñar un arma. Completamente abatida regresa a Albacete, su tierra natal, para esconderse del mundo.

Juan Cebreros, brigada de la Guardia Civil en Riópar encuentra el cadáver de una mujer que presenta grandes signos de violencia en el nacimiento del río Mundo. Anabel Ramos, la víctima, se perfila como una completa desconocida para los lugareños. De ella solo se sabe que vivía en una casa rural con Adrián, su hijo, un niño de seis años al que parece haberse tragado la tierra.

La desaparición de Adrián se convierte de inmediato en noticia y es portada de todos los medios de comunicación y todo el mundo coopera para encontrarlo lo antes posible. Consternada, la teniente Manubens descubre que la mujer asesinada fue una de sus mejores amigas de la adolescencia. En una carrera contrarreloj intentará hacer lo posible por encontrar al pequeño con vida, mientras lucha contra sus propios demonios.
Toni Aparicio construye un thriller trepidante, donde el horror no está reñido con la esperanza.

La mala semilla es una novela vibrante que golpea y sacude, una muestra de la barbarie humana y a la vez de su capacidad de resiliencia capaz de recuperar la esencia de las buenas personas.

Mis impresiones

A Toni Aparicio le conocí con Buenaventura, la que fue su segunda novela y que nos proponía una historia con un halo de misterio y tintes paranormales que contaba con una muy buena ambientación que te inquietaba. La mala semilla es su último trabajo y en esta ocasión cambia de género y ha construido una novela negra o policial.

“La escasa luz diurna se diluía lentamente. Un velo de oscuridad se extendía como un cáncer en un organismo sano, en menos de una hora no quedaría rastro de aquel día. Anabel dio la última calada a su cigarrillo e hizo amago de arrojarlo al suelo, pero se detuvo en el último instante. Lo apagó con cuidado y guardó la colilla en la cajetilla, junto a un par de cigarrillos intactos. A la Anabel de antes le hubiera traído sin cuidado arrojarla al suelo. No es que ahora fuera una ecologista convencida, lo hacía sencillamente porque era lo correcto. Ese pequeño acto sin aparente importancia denotaba que era otra persona.”

Comenzamos la novela un lunes, 17 de octubre, en el que conocemos levemente a una mujer llamada Anabel. Este primer capítulo nos ofrece algunas pinceladas de su vida, de quien es y quien ha sido en el pasado. También sabremos que ha quedado con alguien y que la acompaña su hijo de seis años, Adrián.

Al día siguiente la mujer aparece muerta en el nacimiento del río Mundo en Riópar, en Albacete, y el niño ha desparecido. La investigación oficial la dirigirá el brigada de la Guardia Civil Juan Cebreros. Las pistas son escasas. Muy poca gente en la zona conocía a Anabel ya que llevaba poco tiempo allí. En estas circunstancias, la ayuda extraoficial de la teniente Beatriz Manubens será primordial. Aunque se encuentra de baja temporal y ha regresado a su hogar para olvidar lo ocurrido durante un tiroteo, siente que debe ayudar en el caso de Anabel, ya que era una de sus mejores amigas de la infancia.

Estos son los pasos iniciales de La mala semilla, una novela de corte clásico policial. Tenemos una víctima asesinada de forma violenta y un niño desaparecido que pone en jaque a la Guardia Civil de un pequeño pueblo. Una novela que me ha resultado muy entretenida, que he leído a gusto y que me ha intrigado. Su trama se desarrolla poco y poco, sin demasiados tecnicismos ni complicaciones policiales y avanza de forma coherente. No hay grandes heroicidades y esto creo que la hace muy realista con ciertos acontecimientos que se van vislumbrando antes de tiempo.

Los personajes me han gustado y creo que Toni Aparicio los ha trabajado bien y me han resultado muy humanos a pesar de que también incurre en algunos clichés del género. Beatriz Manubens es una mujer atormentada que lleva consigo una carga muy pesada. A sus treinta y tres años tenía una carrera prometedora como teniente de la UCO. Era inteligente, trabajadora y se hacía respetar. Sin embargo un caso en el que se complicaron las cosas la dejó hace unos meses traumatizada y se siente incapaz de volver a coger un arma. Y para lamerse las heridas vuelve a Albacete, a su lugar natal. Sin embargo no puede pasar por alto el asesinato de su amiga Anabel y la desaparición de su hijo. Quizás sea una forma de resarcir la culpa que siente.También se reencontrará con otros viejos amigos que hacía mucho tiempo de los que no sabía nada.

La victima es toda una incógnita. Parece ser que la Anabel que ha muerto salvajemente asesinada había cambiado y no tenía nada que ver con la chica díscola y alocada a la que Beatriz conocía. El primer paso será descubrir en quien se había convertido y qué hacía viviendo en una pequeña casa rural de Riópar.

El teniente Cebreros es un personaje que también está muy bien trazado. Un hombre desubicado y perdido. Poco a poco le iremos conociendo mejor al igual que a Beatriz. Con respecto a secundarios hay gran variedad y algunos llegarán a confundirnos en algunos momentos por cómo el autor juega con ellos.

El autor narra la novela en tercera persona con un estilo directo, dinámico y fluido. Si bien no es una de esas novelas que tienen mucho ritmo (al menos no el de un thriller y por eso me inclino más por encuadrarla dentro del género policiaco) se agradece que se recree en escenarios, ambientación (el lugar que ha elegido le da un punto original y muy poco visto) y personajes. A la par que la trama principal, que tiene varias incógnitas, irán desarrollándose otras que han captado mi interés y que se basan principalmente en sus personajes aunque en principio hubiésemos pensado que eran meros secundarios. Además es una novela que casi podríamos decir que tiene banda sonora pues la música está muy presente en ella.

Conclusión

La mala semilla ha sido un libro de lectura cómoda y ágil que me ha resultado muy entretenida y que me ha tenido intrigada hasta su desenlace. Una novela policial al uso con un buen desarrollo de sus personajes de esas que te lees prácticamente sin darte cuenta.