miércoles, 13 de diciembre de 2017

La chica de Simon´s Bay - Barbara Mutch



Título: La chica de Simon´s Bay
Autora: Barbara Mutch
Publicación: Alianza, octubre de 2017
Páginas: 397

Simon's Town, base de la Marina Real británica en Sudáfrica, primera mitad del siglo XX. Louise Ahrendts es una chica de piel oscura, con carácter y decidida: quiere ser enfermera pese al rol que le depara una sociedad condicionada por leyes no escritas sobre el color de la piel. David Horrocks es inglés, blanco y teniente de la Marina. El destino va a hacer que se crucen sus caminos.

A contracorriente, ambos quieren unir sus vidas pero la Segunda Guerra Mundial y las presiones sociales harán todo lo posible por impedirlo, sembrando de obstáculos su día a día. La llegada del "apartheid" supondrá un nuevo escollo en la vida de Louise y su familia. ¿Podrán superarlo?

Como ya hizo en "La hija de la criada", Barbara Mutch nos describe con una gran precisión las costumbres y condicionantes sociales de una época concreta de la historia sudafricana; y, al mismo tiempo, con un enorme lirismo, la sorprendente belleza natural del lugar: el mar vibrante que baña Simon's Town, las montañas cubiertas de fynbos que la rodean, los pájaros, el viento constante..., en esta bonita historia de amores prohibidos en tiempos aciagos que es "La chica de Simon's Bay".

Mis impresiones

A Barbara Mutch la conocí hace algunos años con La hija de la criada, una novela que disfruté mucho y que me emocionó además de tocar el tema del Apartheid, que me interesó mucho. Ahora os traigo su nueva novela, que si bien es una historia completamente diferente se desarrolla también en Sudáfrica, poniendo en relieve la problemática a la que se enfrentó la gente de color.

“La carta había pasado por varias manos que no la habían tratado muy bien. Aunque en un principio debió de estar perfecta, ahora estaba sucia y tenía arrugas por todas partes, como si la hubieran hecho una bola para intentar encestarla en una papelera pero hubiera acabado
fuera, donde alguien la pisó.
¿Cuánto tiempo pasaría allí, esperando a que la barrieran y la tiraran?, se preguntó.
¿O a que la rescataran sin prestarle mucha atención y la volvieran a poner en circulación?

La historia comienza en Sudáfrica en los años veinte.  Allí en Simon´s Town vive la joven Louise Ahrendts. Es una chica de piel oscura que sueña con ser enfermera y prepararse en el hospital Victoria, uno de los mejores de la zona. Sin embargo su familia es más consciente de la realidad que ella. En ese hospital nunca se ha aceptado una alumna de piel oscura y creen que lo mejor para ella es que olvide la idea y se case con Piet, el joven junto al que Lou ha crecido y por quien siente un cariño especial.

Pero el cariño no tiene por qué ser igual al amor y Lou no dejará que sus sueños se esfumen sin más. Trabajará duro para conseguirlo y no permitirá que nada ni nadie se interponga en su camino. Además, conocerá el amor verdadero aunque no lo tendrá fácil porque quizás esa persona no es la más adecuada para ella.

Este es el comienzo de La chica de Simon´s Bay una novela envolvente, conmovedora y cercana que te atrapa desde el principio y te conquista plenamente. Me han gustado muchísimas cosas de ella. Sus personajes, su ambientación y como se desarrolla la historia. El gran núcleo narrativo es una gran historia de amor aunque en ella vamos a encontrar también pinceladas históricas y sociales, tratadas con mucho mimo y muy cuidadas.

La novela da comienzo en los años veinte en una base de la Marina Real en Sudáfrica, llamada Simon´s Town en donde trabaja el padre de la protagonista. Al comienzo de la historia Louise es una niña de color que no quiere desempeñar el rol que han decido para ellas, las mujeres de piel oscura. Su destino debería ser casarse con un buen hombre y dedicarse a trabajar en una casa, ser niñera y poco más. A pesar de que en ese momento las chicas de color tenían muchísimos problemas para ser algo diferente, ella luchará con todas sus fuerzas para cambiar su destino.

Lou es un personaje muy valiente, con un carácter firme e inamovible que va evolucionando muchísimo a raíz de los acontecimientos que vive. Y son muchas las cosas a las que tendrá que enfrentarse. Una muchacha que inmediatamente se gana nuestra simpatía y consigue que nos pongamos de su lado. Desde siempre ha tenido muy claro cuáles son sus objetivos y trabaja duramente para conseguirlo a pesar de ser consciente y de que todo el mundo le diga que debido al color de su piel juega en su contra. Todo el mundo espera que se case con Piet, un joven adecuado para ella. Pero sin embrago la aparición del teniente de la marina, David Horrocks, trastornará todo su mundo. Otro personaje que nos ganará desde el comienzo. Esta pareja me ha resultado muy bien construida y muy humana.

No quiero entrar en muchos detalles, pero esta relación es casi imposible a pesar de que ambos parecen estar hechos el uno para el otro. La II Guerra Mundial va a hacer que se encuentren pero serán muchas las cuestiones que les alejen. Y no es esta una novela de amores rápidos, flechazos increíbles o pasiones desbordadas. No. Es una novela en la que se percibe como los sentimientos surgen poco a poco en sus protagonistas, siendo nosotros testigos de todo ello.

Pero también hay más personajes en la novela que completan a los anteriores y que serán parte fundamental de la novela. Como Piet, el joven que con el que todo el mundo espera que Lou se case. Un personaje que nos provoca diferentes emociones y cuya evolución cambia nuestra percepción del mismo.

La novela está narrada desde dos perspectivas diferentes. Por un lado, tenemos la narración en primera persona de Louise, la protagonista, que nos da una visión más cerrada y limitada de la historia pero que nos ayudará a conocerla muy bien. Y por otro lado un narrador omnisciente que sale de esa voz interior de Lou y nos muestra la vida de los secundarios. Con ellos toca temas no solo referentes al amor, sino también a las obligaciones, al conformismo, a la amistad o al dinero y la ambición.

Al igual que en La hija de la criada, Barbara Mutch nos cuenta la historia con un estilo sencillo, limpio, cuidado, delicado y muy cercano que te hace introducirte y vivir la historia desde el principio. Es una novela para paladear con tranquilidad y dejarse llevar por los sentimientos de sus personajes a la vez que conocemos el contexto histórico-social que está recreado muy bien en la novela, con bastante detallismo, pero a la vez con agilidad de forma que no lastra la historia.

Conclusión

La chica de Simon´s Bay ha sido una novela que he disfrutado mucho gracias al estilo narrativo de la historia, su forma de desarrollarla, unos personajes que me han conquistado y una buena ambientación y contextualización de la historia.




Un rincón del mundo - Christina Baker Kline



Título: Un rincón del mundo
Autora: Christina Baker Kline
Publicación: Ediciones B, octubre de 2017
Páginas: 283

Para Christina Olson, el mundo se reducía al lugar donde había nacido: la granja familiar en Cushing, un pequeño pueblo costero de Maine. Aquejada por una enfermedad que le producía una creciente incapacidad, parecía destinada a una vida limitada. Sin embargo, durante más de dos décadas Christina fue la inspiración del artista Andrew Wyeth, quien la retrató en uno de los cuadros más conocidos del siglo XX en Estados Unidos.

Con una prosa evocativa y lúcida, Un rincón del mundo revela a la mujer de carne y hueso detrás de esa misteriosa joven que parece arrastrarse sobre una pradera, con su cuerpo vuelto hacia una casa en lo alto de una colina.

Christina Baker Kline, que emocionó a más de dos millones de lectores con su novela El tren de los huérfanos, vuelve a entrelazar realidad y ficción para ofrecernos la historia de la singular relación de una mujer que se resistió a ser definida por su enfermedad, con uno de los más destacados artistas de su tiempo.

Mis impresiones

A Christina Baker Kline la conocí gracias a El tren de los huérfanos hace ya un par de años. Una novela que disfruté mucho por la mezcla de ficción con unas pinceladas históricas, de las que yo no tenía referencias y me encantó conocer, con las que la autora construyó la trama. Sobre esa misma base ha vuelto a trabajar en Un rincón del mundo, su segunda novela. Aquí os dejo mis impresiones.

“Después me dijo que le había dado miedo mostrarme el cuadro. Que había pensado que no me gustaría la forma en que me retrataba: arrastrándome por el campo, con los dedos aferrados a la tierra y las piernas retorcidas detrás. Que odiaría el árido paisaje lunar de los campos de trigo y heno. La casa destartalada en la distancia, surgiendo como un secreto a punto de descubrirse. Las ventanas lejanas, opacas e inescrutables. Los surcos en la hierba que no llevaban a ninguna parte y parecían trazados por un vehículo invisible. El cielo sucio como el agua de fregar.”

La novela se compone de dos líneas argumentales que van desarrollándose de forma paralela. En 1939 Christina Olson vive junto a su hermano Al en la granja familiar que se encuentra en Cushing, un pueblo costero de Maine. Su vida es bastante solitaria y padece una enfermedad que poco a poco va limitando cada vez más sus movimientos. A esta pequeña casa en el campo llega un día Betsy, como lleva haciendo muchos años desde que era tan solo una niña cuando pasa allí sus vacaciones, con su prometido. Es un chico llamado Andrew Wyeth que se dedica a la pintura. El joven siente auténtica fascinación por la granja y asentado en la parte de arriba de la casa encontrará la inspiración que necesita, algo que le hará volver cada verano.

Por otro lado retrocedemos en el tiempo hasta el año 1896 para conocer a la pequeña Christina y a su familia. Todos colaboran en las tareas de la granja y gracias a su trabajo pueden salir adelante. Su padre está obsesionado por atajar el problema que tiene la niña en las piernas mientras ella no quiere saber nada de médicos ni tratamientos. Poco a poco iremos descubriendo como fue la vida de Christina desde ese momento hasta que el pintor inmortalizó su imagen en uno de sus cuadros más famosos.

Un rincón en el mundo es una novela ficticia con tintes históricos que nace de personajes reales. La historia de la mujer que inspiró un cuadro. Y este fue obra de Andrew Wyeth, hijo de N. C. Wyeth (el ilustrador de La isla del tesoro), un autor muy conocido en Estados Unidos. Aunque a mí no me sonaba de nada y he recurrido a buscarlo en la red así como el famoso cuadro al que se hace referencia. El pintor acudiría allí durante diez años sede su vida intentado plasmar lo que veían sus ojos.

Un rincón del mundo es una novela de corte muy diferente a El tren de los huérfanos. Quizás es menos emotiva porque el tema que toca también lo es en sí mismo (es más fácil emocionar con huérfanos) y su argumento es más sencillo. Pero aun así a mí me ha parecido una novela que sin pasar grandes cosas en ella es muy agradable de leer. Cuando te gusta la forma de narrar de un autor no importa que a veces exista menos acción o que no toque temas tan impactes. La novela tiene un aire bucólico en el que el arte y la literatura están muy presentes.

Nos cuenta la autora que su protagonista está emparentada con el escritor Nathaniel Hawthorne (autor de La letra escarlata) y como la familia Olson se vio obligada a emigrar desde Massachusetts huyendo del estigma que un antepasado, juez de brujas en Salem, había hecho recaer en ella. Christina es una mujer terca y obstinada cuya vida iremos conociendo poco a poco. Sabremos lo que ha supuesto para ella la enfermedad que padece, las desilusiones que se ha llevado y como en 1939, cuando conoce a Andy se resigna a vivir en soledad junto a su hermano Álvaro y ver como la enfermedad avanza. Me ha gustado ver ese contraste del personaje niña y adulta, con su familia alrededor y luego sola con su hermano que en cierto modo nos va cambiando la percepción o las emociones que nos inspira el personaje. Porque al final la familia Olson son los grandes secundarios de esta novela que llegan a eclipsar a Andrew Wyeth, ya que el pintor no llega a tener demasiado protagonismo ni la autora va a entrar en pormenores de su vida. Como he dicho antes es la historia de la mujer que le inspiró para dibujar uno de sus cuadros.

La novela, tanto la época pasada como la más actual, está narradas por su protagonista con un estilo cuidado, detallista y muy bonito. Una novela en la que no suceden grandes cosas pero que a mí me ha resultado muy agradable de leer. La forma en que Christina nos cuenta su vida, su relación con su familia y como va decepcionándose por todo lo que le sucede. Su enfermedad, como sus padres le impiden estudiar y cumplir su sueño de ser maestra y más tarde se llevaría una decepción amorosa que la dejaría muy tocada. Todo esto va transformando al personaje e incluso en algún momento vierte su propia frustración hacia los demás.

Conclusión

Un rincón del mundo ha resultado ser una lectura evocadora por sus paisajes y muy agradable de leer por la precisión narrativa de la autora. Una novela que nos habla de la difícil vida de una mujer que quiere causar compasión en los demás.


martes, 12 de diciembre de 2017

La volátil. A calzón quitado - Agustina Guerrero



Título: La volátil. A calzón quitado
Autora: Agustina Guerrero
Publicación:
Páginas: 160

Por muchas máscaras y disfraces que usemos, la verdad de cada uno siempre acaba asomando la patita por debajo de la puerta. Porque al final, por mucho que intentemos esconderlos, todos los calzones se secan al sol.

Con una viñeta, Agustina Guerrero es capaz de plasmar la fragilidad y la chispa de un alma inconstante y sensible, la desesperación por un café que sentimos al despertarnos un lunes por la mañana, la inexplicable metamorfosis que sufrimos al conocer a nuestros futuros suegros o cómo enamorarnos puede convertir nuestra cabeza en una alocada pelota de golf que sale propulsada al espacio exterior.

A calzón quitado es un auténtico regalo para todos aquellos que buscamos un cómplice y testigo que nos acompañe en las alegrías y catástrofes cotidianas. Así que mira al pajarito y sonríe a la cámara: ¡el pincel de La Volátil nos está retratando a todos sin calzones ni tapujos!

Mis impresiones

Es evidente que el personaje de la Volátil, creado por Agustina Guerrero, nos ha conquistado a muchos de nosotros. Y estoy convencida de que este éxito que han tenido sus anteriores novelas gráficas es que muchas personas, entre las que me incluyo, se han visto reflejadas en la mayoría de las situaciones que nos presenta y protagoniza su inolvidable personaje.

Con desparpajo, ironía, naturalidad y sin tapujos ha tocado temas tan delicados como las incomodidades físicas del cuerpo, las relaciones de pareja, las inseguridades y los miedos, las decepciones amorosas, la soledad, la dificultad de empezar desde cero en un lugar desconocido o incluso cómo ha vivido ella el embarazo, con la que yo particularmente me vi muy identificada porque además cuando se publicó justo lo acababa de vivir. Estas y otras muchas cosas las hemos visto en sus anteriores libros que son: Diario de una Volátil, La volátil. Mamma mía!! y Érase una vez la volátil. Tres libros que disfruté muchísimo en su momento y a los que recurro con cierta asiduidad porque siempre consiguen sacarme una sonrisa. No importa la página por lo que los abras.

Su última novela gráfica se titula A calzón quitado y lo primero que os voy a comentar de ella es lo bonita que es la edición. Como os enseño en las imágenes en esta ocasión está editada en tapa dura y con los cantos de la misma en rosa. La portada ya nos deja una idea de su contenido con esa Volátil que no tiene ningún pudor en enseñarnos como ella cuando le pica, se rasca.

En esta novela gráfica no vamos a encontrar una historia con continuidad sino una serie de escenas que nos muestran las diferentes caras, estados o emociones de su personaje. Esa chica con pantalón negro, camiseta a rayas, un moño y unos mofletes rosados que la hacen muy característica e inconfundible. Como os decía antes yo creo que el gran acierto de Agustina Guerrero al crear este personaje es que en ella y en muchas de sus locuras nos sentimos muy identificadas.

Las situaciones o escenas que nos vamos a encontrar nos resultarán muy cotidianas y familiares tales como como la pesadez que todos sentimos los lunes, la indecisión a la hora de elegir, esa copa de más que nos hace arrepentirnos al día siguiente de lo que hemos hecho. O temas más estéticos como la pata que metemos en el maquillaje, la depilación, el peinado o esos kilos de más que nos preocupan a todas. También nos encontraremos con aquellas cosas tan rutinarias como esa prenda que nos tiñe toda la colada al igual que nos habla de cómo nos comportamos ante los demás y las relaciones que mantenemos con ellos.

La vergüenza, la desilusión, los momentos álgidos o aquellos en que los que la realidad nos pesa demasiado son representados a través de unos dibujos sencillos, plasmados sobre un impoluto fondo blanco. No hay demasiadas palabras y tampoco se necesitan porque son tan expresivas que se entienden a la perfección.

Conclusión

De nuevo en A calzón quitado la Volátil a golpe de sentido del humor, ironía y desparpajo nos lleva por esas situaciones cotidianas en la que muchos nos vemos reflejados. Un libro que no es para leer sino para mirar y remirar porque de ella nunca te cansas.

Puedes comprar o descargar La vólatil. A calzón quitado aquí: