miércoles, 27 de diciembre de 2017

Agnes Grey - Anne Brontë



Título: Agnes Grey
Autora: Anne Brontë
Publicación: Alianza Editorial, 2017
Páginas: 272

Decidida a lograr su independencia económica y a ayudar en su casa, Agnes Grey, la hija menor de una familia venida a pique, se coloca como institutriz en la casa de la familia Bloomfield. Su juventud e inexperiencia, así como la crueldad de los niños con quienes le toca lidiar y la frialdad de sus padres, son una difícil piedra de toque. Pero su perseverancia la llevará a cambiar de casa en busca de mejores perspectivas. Con sus nuevos empleadores, los Murray, las condiciones tampoco son fáciles, pero Agnes, poco a poco, se abrirá camino

Mis impresiones

En 2018 se cumple el bicentenario de nacimiento de Emily Brontë, una autora de la que siempre me ha fascinado Cumbres borrascosas, siendo incluso una de mis obras favoritas. Es una novela que ha sido capaz de eclipsar a sus dos hermanas también escritoras, Charlotte (de quien también he leído Jane Eyre) y Anne. Con motivo de este aniversario el sello editorial Alianza, en su firme apuesta por los clásicos, ha editado sus tres novelas. A mí me faltaba por leer Agnes Grey, publicada en 1847, y no he podido dejar pasar la ocasión con esta bonita edición.

“En todas las historias verdaderas hay enseñanzas, aunque puede que en algunas nos cueste encontrar el tesoro, o cuando lo encontramos es en cantidad tan exigua que el fruto tan seco y marchito apenas compensa el esfuerzo de romper la cascar. Si éste es el caso de mi historia, no soy competente para juzgarlo; a veces creo que puede resultar útil para algunos y entretenida para otros, pero que la juzgue el mundo: protegida por mi oscuridad y por el transcurso de los años, no tengo miedo de arriesgarme y expondré cándidamente ante el público cosas que no revelaría al amigo más íntimo.”

Esta es la historia de una muchacha llamada Agnes Grey. Hija de una mujer de buena cuna que abandonó sus riquezas y su buena familia para casarse con un humilde pastor de la iglesia. Su madre nunca se arrepintió ni echó en falta el dinero o las comodidades con las que se había criado pero su padre siempre sintió haber privado a su eposa de tales cosas. De esta forma emprende un negocio que los arruina económicamente y que a él le sume en una gran depresión.

Ante esta situación Agnes, y en contra de las opiniones de su madre y hermana, decide emplearse a trabajar como institutriz en casas adineradas sin ser consciente de que lo realmente supondrá esto. La primera familia que la contrata son los Bloomfield y tendrá que cuidar e instruir a tres niños pequeños que son maleducados, caprichosos y crueles. Pero también se encuentra con la indiferencia de unos padres que no asumen su parte de culpa. De este primer empleo no obtiene los resultados ni la satisfacción que esperaba. Después de ser despedida llega a la familia Murray, cuyos hijos son mayores pero no por ello las circunstancias resultan más favorables.

La novela está narrada en primera persona por su protagonista lo que da pie a que en todo momento conozcamos su percepción subjetiva de las cosas además de que le da la oportunidad de reflexionar sobre el mundo que acaba de conocer. Ella se ha criado en una familia humilde y afectuosa con una percepción muy distinta de las cosas.

Agnes se mueve en la Inglaterra de mitad del siglo XIX, en una sociedad encorsetada en normas absurdas, intransigente, frívola y que pone en relieve las diferencias entre las clases sociales. Así se hace eco de la soledad que siente en las dos casas en las que trabaja, el trato despectivo hacia los trabajadores y como no encaja en ningún lado, ni con el resto de la servidumbre ni con los señores de la casa. También es una época en que la relación entre padres e hijos era muy diferente a la de ahora, porque ellos ni siquiera se involucraban en educarlos o infundirlos valores. Para eso ya contrataba a gente. Y crecían como niños y jóvenes malcriados, superficiales, egoístas y crueles que son la extensión de un estilo de vida que la autora aprovecha para realizar una crítica contra la forma de vida de la clase alta. Los matrimonios por interés, el aprecio de cualidades tan banales con la belleza, la diversión a través de la crueldad con animales y personas, etc  

Y a mí Agnes me ha parecido una muchacha encantadora y maravillosa. Muy sensata, responsable y juiciosa que además de saber comportarse en todo momento es muy capaz de calibrar lo que le rodea y tiene unos valores muy firmes. Una joven discreta que se introduce en un mundo al que no pertenece y que le parece demasiado artificial. A pesar de los constantes escollos y problemas no dará su brazo a torcer e intentará cambiar las vidas de las jovenes Rosalie y Matilda Murray. Mientras tanto conoce al señor Weston, un párroco, con el que empieza a establecer una relación de confianza. Y sí, en esta novela, también se incluye una historia de amor, pero de esas que se forjan poco a poco y de manera realista. A pesar del contexto que vive el personaje, de la experiencia de su familia, ella se decanta por el amor verdadero.

La novela está narrada de forma detallista, delicada con un ritmo tranquilo pero sin llegar a ser pesado o aburrido y con una prosa muy cuidada en su formas mostrando delicadeza y sensatez. La autora relata los acontecimientos mirando hacia atrás en el tiempo, para dejar testimonio del complicado trabajo de institutriz. Nos deja un retrato de una vida complicada, solitaria en la que las circunstancias llegan a abrumarla y desesperarla.

Quizás no sea una novela que tenga tanta fuerza como las de sus hermanas, que dicho sea de paso son dos obras enormes, en parte porque el argumento también es más sencillo y menos tortuoso pero sin duda merece la pena darle una oportunidad.

Conclusión

Agnes Grey es una novela que de corte costumbrista nos hace ver perfectamente cómo se desarrollaba la vida en la Inglaterra del siglo XIX, mostrándonos las interioridades de la clase alta en contraposición con las clases menos pudientes. Un libro muy agradable y que se lee de forma gustosa además de resultar interesante.

Puedes comprarlo aquí: 


20 comentarios:

  1. Todavía no la he leído yla tengo pendiente desde hace tiempo, a ver si en el 2018 la leo por fin.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Albanta,
    Yo la leí el año pasado, y aunque me dejó buen sabor de boca es verdad que no tiene esa fuerza ni pasión que podemos encontrar en Jane Eyre o Cumbres borrascosas!!
    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Me ha tocado recientemente en un sorteo y lo quiero leer en estos días.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Yo me quiero hacer con estas tres reediciones. Aunque no tenga tanta potencia como las otras me gustaría leer estas y releer las otras.De Jane aEyre tengo un vago recuerdo porque además la leí en inglés hace muchísimos años.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que no he leído nada de las hermanas Brontë, creo que si me decido me voy a decantar por Cumbres borrascosas...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. De las hermanas Brontë solo he leído "Cumbres Borrascosas" y me gustó mucho. La novela que reseñas hoy no me llama demasiado la atención, por eso la dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. De las hermanas Brontë solo he leído "Cumbres Borrascosas" y me gustó mucho. La novela que reseñas hoy no me llama demasiado la atención, por eso la dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Adoro a las hermanas Brontë, son lecturas de adolescencia que siempre marcan, tanto que décadas después siguen siendo mis obras del alma, las que relees cada cierto tiempo y cada vez calan más. Esta es preciosa y es Anne no tiene nada que envidiar a Emily.

    Un besito carinyet, una reseña fabulosa.

    ResponderEliminar
  9. Me tienen loca estas ediciones . Pero antes de leee está me gustaría hacerme con Jane Eyre que, aunque parezca me tira, no he leído aún

    ResponderEliminar
  10. La edición desde luego es preciosa y me encantaría leerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo en casa, en otra edición menos bonita que estas nuevas que ha sacado Alianza. Besos

    ResponderEliminar
  12. A mí también me falta. Son muy chulas estas ediciones de aniversario. Pero tengo las mías viejas con valor sentimental. También tengo pendiente Villette, de Charlotte, que quiero que caiga enseguida.

    ResponderEliminar
  13. Tengo esperando Cumbres borrascosas y de este año no pasa. De esta hermana me apetece más La Inquilina de Wildfell Hall, aunque esta historia seguro que me gustaría.

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Años ha que leí las dos novelas que mencionas, pero Agnes Gray, no. Me apunto esta edición de Alianza.

    ResponderEliminar
  15. Este libro no entra en mis planes de lectura por el momento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola
    Apuntadisima en la lista de pendientes, ya leí a las otras dos hermanas, me falta ella. Un beso

    ResponderEliminar
  17. A mí la novela me gustó mucho cuando la leí hace años, aunque tengo que reconocer que prefiero la inquilina de wildfell Hall, y la edición es preciosa, como ,aunque la leí, no la tengo esta en mis planes autoregalarmela pronto que este año me ha dado por los clásicos. Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Bueno, qué monada de edición =)
    Tengo ganas de leerlo, lo tengo por casa además.

    Besotes

    ResponderEliminar
  19. Hola,

    Esta novela es uno de mis grandes pendientes y con semejante edición seguro que podría ser el momento preciso para ponerme con ella. Me alegra que la disfrutaras tanto, gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!