viernes, 29 de junio de 2012

Golpes en el alma - Francoise Sagan


Esta es una novela con tintes autobiográficos donde la autora no solo nos narra algunos episodios de su vida y sus pensamientos sino que también crea una historia en torno a dos personajes.
A la vez que la vamos conociendo a ella, vamos conociendo a Sebastien y Eleonore, los hermanos Vilhmen, cuya vida es un caos. Se niegan a trabajar por auténtica pereza y han decido vivir de sus amigos y conocidos.
Sebastien se aprovecha de su relación con las mujeres, normalmente bien posicionadas económicamente sin importar su edad o su físico. No le importa tener relaciones con mujeres casadas si puede vivir a su costa durante un tiempo.
Eleonore se pasa el día tendida leyendo habitualmente novelas negras. Es lo más le gusta hacer y no piensa renunciar a ello. Se ha casado varias veces pero sus matrimonios siempre acaban mal. Su actual marido está en la cárcel. Una situación que le permite conocer otros hombres.
Mi experiencia con la novela
Para entender esta novela hay que conocer la vida de Francoise Sagan. Fue una mujer muy inteligente y a la vez con mucha sensibilidad pero tenía un carácter un tanto peculiar. Tuvo una vida muy ajetreada en la que consumió alcohol, drogas, despilfarró mucho dinero y tuvo problemas con la justicia por no declarar impuestos. Todo ello le llevó a sumirse en grandes depresiones cuando casi da con sus huesos en la cárcel y vio como una de sus casas en Normandía fue subastada.
Con tan solo 19 años, su novela “Buenos días tristeza” alcanzó un gran éxito y quizás no lo supo asimilar porque vivió de forma atropellada y sus excesos terminaron por pasarle factura.  Incapaz de terminar sus últimas obras, en esta novela se ve claramente la pereza que le daba continuar la historia.
En “Golpes en el alma”, Sagan nos explica una pequeña porción de su vida, algunos sentimientos y muchos de sus pensamientos a pesar de que al comenzar la novela deja claro que no es una novela autobiográfica.
Nos explica porque decide no describir los escenarios sobre los que se mueven los personajes, algo que le parece de lo más aburrido y cree que al lector le basta con saber que eran dichosos. Se excusa de su estilo aunque sin dar demasiadas explicaciones  ya que siempre se ha dicho de ella que su escritura era monótona y demasiado simplona. De hecho para demostrar su valía hizo incursiones en otros géneros. Nos hará saber cómo se siente como escritora, como le sientan las criticas y como le fastidian las reacciones de los lectores ante sus novelas. Parece molestarle incluso que algunos se sientan identificados con sus personajes.
Su ritmo de vida era intenso pero marcado por la soledad. Sagan se había divorciado en dos ocasiones tras sonoros fracasos matrimoniales y aunque tuvo multitud de amantes de ambos sexos nunca llegó a estabilizarse con ninguno. Nos habla de la imagen frívola que el público tenía de ella en parte por sus aficiones que eran la mar, la noche y la velocidad entre otras.
Respecto a sus ideas nos hablara de amor, de las drogas, sus ideas feministas y nos ayuda a comprender un poco más de su historia. Como he dicho, es una novela con tintes autobiográficos que no quiere decir que nos vaya a contar su vida (que de hecho no lo hace) sino que nos acerca más al interior de la autora.
Respecto a la historia de los dos hermanos Vilhmen se puede decir muy poco. Son dos personajes perezosos a los que no les gusta trabajar y han decidido disfrutar de su vida tranquilamente. Y para ello no dudan en aprovecharse de amigos y conocidos. La historia no tiene mucha chicha porque ni el argumento da mucho de sí ni los personajes ofrecen mucho  juego. Juega con la naturaleza de la relación entre hermanos e insinúa pero no la explora ni profundiza como la historia requiere.
La autora mezcla un hilo argumental con otro de forma que salta de su vida a la de sus personajes de forma totalmente arbitraria y sin ninguna norma de forma que incluso al final la autora se encuentra con los personajes. Puede ser en el mismo capítulo en capítulos distintos. Pero lo que resalta en la novela es la tremenda pereza que parece ocasionarle la historia de los dos hermanos. Repite constantemente que tiene que terminar la novela como si de una obligación se tratase.
El estilo de Sagan es muy directo y sencillo. Carece de descripción de personajes y escenarios porque lo que la historia no es explorada en profundidad y después de leerla deja cierto aire de superficialidad y vacío.
Conclusión
No sé si recomendaría esta novela. Para mí su lectura hubiese sido fácilmente prescindible.  No me ha gustado demasiado pero reconozco que puede cierto valor para un fiel seguidor de Francoise Sagan porque se pueden obtener muchas respuestas sobre la mentalidad de la autora.
Al ir avanzando encontraba poco interés tanto en la historia de la autora tanto en la de los dos hermanos que tampoco me han llegado a gustar.

12 comentarios:

  1. Buena reseña! Me parece que no me voy a animar, no me llama la atención la trama y tú no pareces muy convencida tras su lectura. 1beso!

    ResponderEliminar
  2. No conocía este libro y, por lo que cuentas, tampoco me llama mucho, así que lo dejaré pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. No es una novela que me apetezca en este momento y no sé si en otro me llamaría la atención. Quizá si la recomendaras rotundamente me lo pensara, pero como no es así, seguramente la deje pasar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues aunque no lo voy a leer, es interesante lo que cuentas de la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues yo sí me lo llevo, pero ahora mismo :). Hace tiempo que tengo ganas de leer algo más de Françoise Sagan, sólo he leído Buenos días, tristeza y algún relato que he encontrado como referencia, por tu reseña tengo información de primera mano de otro título. Gracias :)

    ResponderEliminar
  6. Sólo he leído un libro de esta autora, cuando era muy jovencita, y la verdad es que me gustó mucho pero no he vuelto a repetir.

    ResponderEliminar
  7. Qué fuerte la trama!! Lo cierto es que hay personas que actúan así, "nada nuevo en Dinamarca". Igual me animo, me gustan los personajes complejos que cruzan reiteradamente la línea del bien y del mal. Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues no conocía ni a la autora ni el libro, pero creo que tampoco me llama mucho el argumento. Gran reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues no lo conocía, pero lo tendré en cuenta, es una autora que me gusta bastante =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. No la conocía pero no me acaba de llamar... Muchas gracias por la reseña :)

    Besos desde Andrómeda.

    ResponderEliminar
  11. Pues no me termina de convencer, creo que la dejo pasar...Un besote!

    ResponderEliminar
  12. La leí hace mucho tiempo, después de leer Buenos días tristeza, que me gustó mucho, y la verdad es que no me acuerdo bien de la historia pero recuerdo que me pasó como a tí, me decepcionó. Un beso

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!