miércoles, 10 de mayo de 2017

Nuestra casa en el árbol - Lea Vélez



Título: Nuestra casa en el árbol
Autora: Lea Vélez
Publicación: Destino, abril de 2017
Páginas: 400

Tras la muerte de su marido, Ana decide que la vida de la ciudad, las mil extraescolares, los problemas educativos, los infinitos deberes repetitivos y la dislexia galopante de su hijo mayor son demasiado para ella. No puede más. No tiene tiempo para vivir y estar con sus hijos, no comulga con el tipo de enseñanza a la que son sometidos, no está de acuerdo con que los niños de hoy en día no tengan voz y voto en su propia vida. Entendiendo que ella es la mejor “profesora de extraescolar” para sus niños, decide romper con todo. Ana escapa de un mundo derruido y lleno de dolor, vende todas sus posesiones en Madrid y se marcha a vivir a Inglaterra, al hostal inglés que ha heredado tras la muerte de su marido.

Allí, en Hamble-le-Rice, un bucólico pueblo de pedernal junto a la desembocadura del río Hamble, Ana crea un mundo de humor, un entorno irreverente y liberal, en una antigua escuela de carpintería situada en el borde mismo del agua.

Sus hijos, Charlie, Richard y María, gracias a su vida en plena libertad, extraerán de sus aventuras y experiencias personales sus propias vocaciones y destinos, demostrando que la excelencia puede alcanzarse…

Mis impresiones

A Lea Vélez la conocí con La cirujana de Palma, una novela que me sorprendió mucho con una ingeniosa mezcla de ingredientes que la hacían una novela interesante y entretenida a la vez. Ese fue el primer trabajo publicado de la autora. Luego fue El jardín de la memoria que no he tenido ocasión de leer aunque me han hablado muy bien de él. Su tercera novela es Nuestra casa en el árbol, por el cual ha apostado el sello editorial Destino.

“Querido Richard:

Te mando los diarios. Son tuyos. Te servirán para viajar al país de la infancia. No sé si recuerdas cierta charla que tuvimos. Os dije: «Niños, quiero que hagáis dos cosas importante en la vida: la primera es que toméis nota de todo. La segunda, que elevéis la mirada, construyendo una casa en un árbol»”

La historia nos narra la infancia de tres niños muy especiales: Richard, María y Michael que son despiertos y curiosos. Y también nos narra las dificultades su madre, Ana, para criarlos, educarlos y sobre todo para enseñarles a mirar la vida con un criterio propio. Todo comienza tras la muerte del padre. Ana agobiada por la soledad, por los problemas de su hijo Michael en el colegio y por los horarios imposibles que la llevan a la carrera decide abandonar España e irse a Inglaterra. Allí ha heredado de la familia de su marido una pequeña casa, Joiners House en Hamble-le-Rice. Es una especie de hostal que le permite mantenerse a ella y a sus hijos.

Este es el argumento a grandes rasgos de Nuestra casa en el árbol que es aparentemente sencillo pero no hay nada simple en esta novela. Ana decide construir una casa en la copa de un roble para que sus hijos la tomen como un refugio desde el que mirar la vida con otra perspectiva. Y mientras tanto Lea Vélez nos irá contando su día a día, sus experiencias y como se adaptan a su nueva situación. Es una novela emocionalmente muy  inteligente, cargada de sentimientos y enseñanzas que te hace reir, llorar y pensar mucho. Una novela en la que su autora ha sido capaz de mezclar la dureza de la vida y el afán de superación, con imaginación y cierto sentido del humor. Una novela que toca muchos otros temas como la soledad o el duelo por una pérdida. Pero sobre todo trata de la maternidad de una forma un tanto diferente. Lea Vélez se aleja de los estereotipos de madres corajes y empalagosas con capacidad para proteger y crear una infancia de ensueño y nos muestra una madre que, con sus debilidades, pretende construir el mundo de sus hijos a través de sus enseñanzas. Los intenta moldear con espíritu crítico, con apego a la realidad, para que vean la vida tal y como es y para que sean capaces de enfrentarse a lo más cruel de la misma sin perder la capacidad de disfrutar de los mejores momentos.

“El colegio sólo les interesa a los adultos porque es la fábrica que se han inventado para hacer más adultos. A los adultos no les interesa que los niños seamos niños”
(Página 73)

He elegido esta frase de las muchas que me ha llevado de la novela porque estoy completamente de acuerdo con ella y creo que refleja perfectamente la tendencia que hay en la actualidad de no dejar a los niños que sean niños. De incitarles a que maduren muy pronto. Con tres años se incorporan al mundo educativo exigiéndoles que adquieran ciertos conocimientos y que se hagan autosuficientes lo antes posible. Y se hace sin respetar sus ritmos. O niños que apenas tienen tiempo para jugar por las tareas y las actividades extraescolares que consumen sus días al completo. Porque es cierto que hay padres que ven en estas cosas una puerta a la libertad propia.

Otro de los temas que sobresale en ella es la crítica al sistema educativo que nos vamos a encontrar. En la novela Michael es un niño de alta capacidad intelectual pero que también tiene dislexia. Es inteligente y curioso y tiene un gran afán por preguntar para aprender. Y no cuestiona cosas sencillas. Pero muchos centros no tienen la capacidad de adaptarse a niños así. Niños que requieren algo más que las normas o reglas establecidas para los demás. Así Ana incomprendida por el sistema se dará cuenta de que ella misma es quien mejor puede enseñar a sus hijos.

Es una mujer que tendrá que lidiar con la soledad, con el duelo, con la sociedad y su propio dolor. Y todo mientras educa a tres niños inteligentes y despiertos intentando que no dejen de ser niños e intentando potenciar su imaginación. Richard, María y Michael son muy pequeños cuando pierden a su padre y cada uno de ellos aceptará su muerte de forma diferente. Lo que tienen en común es su ansia de saber.

Nuestra casa en el árbol está narrada de forma impecable con un estilo cuidado, ingenioso y casi mágico. Lea Vélez utiliza muchas metáforas para transmitir tanto las emociones de los personajes como para que los hijos comprendan las cosas que su madre les explica. Creo que es una novela con muy buen gusto, delicada y muy íntima. Una novela que hay que leer despacio para apreciarla bien aparte de que transcurre todo con tranquilidad. La historia es contada por Richard, el mayor de los hijos, con la perspectiva que le ofrece la edad. Ya es adulto y su relato lo conforman sus recuerdos. Otros párrafos sin embargo, corresponden a un diario de la madre de forma que nos dan otra perspectiva.

Conclusión

Nuestra casa en el árbol ha sido una lectura muy especial. Una novela de formas muy cuidadas, sugerente y envolvente que nos lanza un mensaje que creo que debemos escuchar. Y es que hay que cuidar la infancia para que esos niños en el futuro puedan ser adultos felices y plenos




31 comentarios:

  1. Pues parece una "delicia", no?
    Hace poco estuvo aquí la autora pero no fui...
    ¿Pequeño hotel en Inglaterra en contacto con la naturaleza y una casa en un árbol? Qué niño no le hubiera gustado crecer en un sitio así...sí, llevamos mucho tiempo sin tener una educación "de verdad"... No parece que nos vayamos a poner de acuerdo en qué es lo mejor y mientras tanto así vamos... Tendrían que tener en cuenta más la diversidad e individualidad de cada niño, pero parece algo "utópico"...
    A ver cuando le puedo hacer un hueco!

    ResponderEliminar
  2. Sigo a Lea por las redes sociales y me encantan las historias de sus hijos. No me importaría leer la novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me alegra de que te haya gustado tanto, solo por la ambientación igual le doy una oportunidad.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. Anoche comencé a leerla y me gusta lo que cuenta. A Lea la conozco desde la publicación de La cirujana y tiene un imán para captar lectores y emocionarles. Una reseña estupenda.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tu infancia marca toda tu vida. Interesante novela. Gracias

    ResponderEliminar
  6. No puedes imaginar las ganas que tengo de leerlo, y por ahora va a ser difícil. Sigo las peripecias de Lea cada día y sus dos libros anteriores, así que me no me extraña que te haya gustado tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No conozco a Lea Vélez, pero tento la sensación de que este libro está escrito con mucha sensibilidad y gusto. Aunque de momento no está entre mis prioridades, no estaría de más darle una oportunidad a esta novela.
    Buena reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. La terminé anoche y si te digo la verdad no sé cómo voy a abordar la reseña porque son tantas las emociones que despierta su lectura que va a ser imposible hacerle justicia al libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Está claro que merece la pena acercarse a ella. No he leído nada de la autora y no sé si llegaré de forma inminente, pero me la llevo anotada.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco he leído nada de la autora, me apetece esta historia pero creo que es de las que hay que encontrarle el momento para dejarnos llevar por esas emociones que quiere trasmitir. Por eso me la llevo anotada.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Yo me la anoto porque me gusta lo que nos cuentas pero la verdad es que sigo indecisa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Sigo a Lea en las redes y me parece una maravilla todo lo que escribe. Me apetece muchísimo este libro, pues creo que me gustará :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Pensaba que el tema de la educación tenía más peso y no tanto las sensaciones y sentimientos de los personajes. Me lo voy a pensar. Me gusta la madre realista.

    ResponderEliminar
  14. No me había fijado en ella pero me quedo con ganas de leerla
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hemos coincidido en reseñar esta semana ;-) Ya he visto que has pasado por Serendipia así que ya sabes que a mí también me ha encantado. Muy buena la crítica al sistema educativo, pero sobre todo a los profesionales de la enseñanza que no escuchan a sus alumnos. Decía que me hubiese gustado leer antes este libro que "La cirujana de Palma" porque habría entendido mejor el sentido del humor y la sátira de Lea Vélez. Bss

    ResponderEliminar
  16. De Lea Vélez tuve el placer de leer una novela de carácter histórico que me gustó mucho. Desde que la sigo por las redes sociales y comentó lo de su nueva novela quiero leerla. A ver si cae en mis manos....
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho tu reseña. No conozco a la autora ni me sonaba esta novela, pero después de leerte no descarto de buscar un hueco. Hace 17 meses que he sido madre y me estoy encontrando con cosas que no me gustan de esta sociedad. Es verdad que no puedo coger el petate e irme lejos, pero intento hacer lo que me parece bien para mi hija.
    Es un libro que me interesa.
    Muchas gracias por hacernos llegar a él.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Pues no la conocía y me has dejado con unas ganas. Se ve una novela tan especial, tan llena de sensaciones, de emociones...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Lo había visto en la libreria pero no había leido ni la sinopsis. Después de leer tu reseña la próxima vez que lo vea me lo traigo fijo, un beso

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola!
    No lo conocia pero por lo que nos cuentas...tengo que leerlo ^^
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Coincido contigo y esa frase me ha gustado. Hay tanto que mejorar del sistema educativo...
    La novela me la apunto por si acaso.
    Besos!

    ResponderEliminar
  22. Leyendo su sinopsis me esperaba otra cosa, pero veo que es una historia preciosa...me encanta el concepto que refleja sobre la educación de los niños. Y me recuerda en cierta manera a la película "Capitán fantástico". Si puedo lo leeré y echaré un ojo a esas otras dos que comentas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  23. He conocido a Lea hace poco gracias a Facebook y me encanta leer todo lo que publica sobre su familia. Este libro lo leeré seguro en algún momento porque estoy segura de que me puede gustar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Creo que loo voy a dejar pasar, no me termina de convencer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. No he léido nada de la autora y me al anoto. Me gusta lo que cuentas.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  26. Ayer leía la opinión de Manuela y veo que a ti también te ha calado hondo. Me encantaría leerla, porque además aborda temas que me interesan mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Te leo en diagonal porque tengo pendiente la novela y no quiero conocer muchos detalles.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  28. Tengo en casa El jardín de la memoria, que será con el que me estrene con la autora y si conectamos, este será el próximo
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Esta la dejo pasar, no sé, no me llama aunque estoy completamente de acuerdo en lo que cuentas sobre el sistema educativo y las "obligaciones" que tienen los niños hoy en día.

    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Esta no es para mi. Al menos no ahora

    ResponderEliminar
  31. La temática de la novela me gusta. La verdad es que puede resultar una lectura interesante. De todos modos, si te digo la verdad, creo que me atrae más La cirujana de Palma. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!