lunes, 31 de octubre de 2016

El camino de los Madigan - Anne Enright



Título: El camino de los Madigan
Autor: Anne Enright
Publicaión: Siruela, 2016
Páginas: 341

Hace tiempo que los cuatro hijos de Rosaleen Madigan abandonaron su pueblo natal en la costa atlántica de Irlanda en pos de unas vidas que nunca habrían soñado, en Dublín, Nueva York o Segú. Ahora que su madre, una mujer tan difícil como fascinante, ha decidido vender la casa familiar y dividir la herencia, Dan, Constance, Emmet y Hanna regresan a su antiguo hogar para pasar allí la última Navidad, con la sensación ineludible de que su infancia y su historia están a punto de desaparecer para siempre...

Hay pocos escritores que, como Anne Enright, sepan dotar al lenguaje de tanta tensión y tanto brillo, que puedan mostrar cómo las vidas de sus protagonistas estallan en mil pedazos para luego volver a fundirse en un cristal perfecto. O en palabras de la propia autora: «Cuando miro a la gente, me pregunto si vuelven a casa o huyen de sus seres queridos. No hay otro tipo de viaje. Y pienso que somos una clase curiosa de refugiados: escapamos de nuestra propia sangre o vamos hacia ella».

Mis impresiones

Inevitablemente una novela donde se toquen las relaciones familiares me llama de forma poderosa. Es por ello que en cuanto vi El camino de los Madigan en el boletín de Siruela supe que tenía que leerla. Su autora, Anne Enright, es muy polifacética y ha publicado tanto ensayos como cuentos y novelas encontrándose con algunos premios en su carrera literaria.

Esta es la historia de la familia Madigan, contada a través de las vivencias de sus propios miembros. Pero la autora lo hace de manera diferente y muy original creando un prisma con muchas aristas para que conozcamos a cada uno de ellos. A través de diferentes capítulos protagonizados por Hanna, Emmet, Constance, Dan y Rosaleen y fechados en diferentes épocas iremos conociendo como son cada uno de ellos y como es la familia en conjunto.

Así, en la primera parte de la novela incluso podrían parecer un conjunto de relatos con una coherencia final que comprenderemos con el paso de las páginas. El primer capítulo está narrado por Hanna, la más pequeña de las hermanas que en 1980 nos cuenta como para su madre supone una gran desgracia que Dan, su primogénito, haya decidido ser sacerdote. El segundo relato está focalizado en el propio Dan en 1991, han pasado muchos años y vemos en qué ha desembocado su vida. Luego conoceremos otras muchas situaciones que viven Constance, Emmet y Rosaleen, la madre.

En la segunda parte de la novela ya veremos cómo interactúa cada miembro dentro del  conjunto familiar durante una navidad en que se vuelven a reunir y durante la cual conocerán una inesperada noticia. Pero esta no es una novela más sobre unas vacaciones chafadas por el resentimiento, las connotaciones son diferentes. Estamos ante una familia irlandesa cuyas relaciones son complejas como las de muchas familias. El núcleo familiar vivía en Ardeevin, en el condado de Clare, y luego cada hijo terminó abandonando ese pueblo para rehacen su vida lejos del hogar materno. Parece que uno no quiere alejarse de ese lugar donde ha sido feliz y que recuerda con cariño. Por lo que deducimos que estos personajes, a los que les cuesta reencontrarse con sus raíces, no buscan la nostalgia de la infancia vivida. Más bien parece que la quisieran olvidar.

Quizás el problema sea Rosaleen o quizás sean sus hijos. Dan, Contance, Emmet o Hanna se reencontrarán con los mismos conflictos de siempre, esos que ya creían lejanos. Finalmente Dan nunca llegó a hacerse sacerdote sino que se convirtió en un abogado neoyorkino. En esta ciudad descubrirá quien es realmente a pesar de sus empeños en negárselo a sí mismo. Constance es una mujer rolliza dedicada al cuidado de su familia. Es la que menos se ha alejado de su madre. Emmet, vive en Mali y está muy concienciado con los problemas del tercer mundo. Hanna vive en Dublín y está desperdiciando su vida, o al menos eso piensa su madre, en una inexistente carrera como actriz. Y ¿Qué ocurrirá cuando esta familia después de años de independencia vuelva a reunirse? ¿Habrá olvidado sus antiguas redecillas? ¿O caerán en los mismos vicios en que se movían sus relaciones?

Sin duda, Rosaleen me ha parecido uno de los mejores personajes. Una madre desempeña una función muy importante dentro de una familia cuando los hijos son pequeños. Es el modelo a seguir, la guía, la que todo lo controla. Pero todo esto se puede desvanecer cuando los hijos crecen, siguen sus caminos y deciden seguir sus propios impulsos. Sobre todo si falta esa unión y afecto. Pero ¿Hay aún alguna manera de controlarlos emocionalmente? Esta madre lo tiene claro.

Me ha gustado esta novela no solo por su estructura tan original al narrarnos a través de los diferentes años la historia y diferentes personajes sino también la forma en que Anne Enright es capaz de retratar las grandes miserias humanas. Los rencores, la incapacidad de superar emociones frustrantes, los malos entendidos. En esta novela toca además temas como el amor en distintos niveles, el sexo, los vicios o ciertas adicciones.

Y al pasar por las diferentes décadas, más de treinta años de historia familiar, nos encontramos con el problema que supuso el VIH para los homosexuales a principios de los noventa, cuando aún era una enfermedad incontrolable. Además de esta preocupación por la salud, nos habla del alcoholismo, de las prioridades en el mundo acomodado frente a las necesidades de los lugares en los que se vive la pobreza real, la del hambre y el miedo.

A parte de todos esos cambios narrativos, de perspectiva, contexto y narrador que crea diferentes historias dentro de una misma novela y que al principio pueden descolocar, es una obra que está magníficamente contada. Una novela que te invita a seguir leyendo porque tiene una trama muy potente. La autora crea momentos de gran tensión entorno a sus personajes y aunque no lo percibas vas conociendo a cada uno de ellos por cómo piensan o actúan y no por cómo te los hayan descrito.

Conclusión

El camino de los Madigan me ha gustado mucho. Una novela original, diferente que se centra en las relaciones humanas y que no cuesta nada leer.





18 comentarios:

  1. No lo conocía y tiene muy buena pinta. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Pues no sé como lo haces, pero cada vez que paso por aquí me llevo un libro, jajaja. Así no acabo con mis pendientes. Ésta no la conocía y tiene una pinta estupenda, a mi también me encantan las relaciones familiares. Me la llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que cuentas de las relaciones familiares, pero ando muy saturada de lecturas, así que lo voy a dejar pasar. Besos

    ResponderEliminar
  4. Aunque esta novela no tiene mala pinta, este tipo de lectura no es de las que más me suele gustar. En estos momentos prefiero leer otra cosa.
    Gracias por la reseña.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía y pinta bien, lo tendré en cuenta si se cruza. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. No me había fijado en esta novela y no pinta nada mal por lo que nos cuentas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Como decía la canción : al lugar donde fuiste feliz no debieras tratar de volver. En fin, la verdad es que no me llama mucho la atención, ahora mismo me apetece otra cosa.

    ResponderEliminar
  8. Pues no me había fijado en ella pero es de las mías así que anotada
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues no tiene mala pinta, la verdad

    ResponderEliminar
  10. Por tu reseña pinta mejor de lo que parece.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    Tiene muy buena pinta, pero esta no me la llevo, que tengo muchos pendientes y una lista interminable.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. A mí también me gustan los libros que se centran en la historia de una familia y este que nos traes me llama mucho la atención, así que me lo llevo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Los libros " familiares" también me gustan mucho así que me la llevo. Besinos.

    ResponderEliminar
  14. Apuntado. Con la sinopsis y la portada ya me tenía comprado, pero tras leer tu opinión, sé que me va a gustar sí o sí :).

    ResponderEliminar
  15. Me la llevo totalmente apuntada. No había reparado en ella y ha sido un descubrimiento

    ResponderEliminar
  16. Pues tomo buena nota porque no la conocía. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!