miércoles, 26 de octubre de 2016

La buena esposa - Jilla Alexander Essbaum



Título: La buena esposa
Autora: Jill Alexander Essbaum
Publicación: Lumen, octubre de 2016
Páginas: 352

Bien mirado, Anna es una buena esposa: cuida de su marido y de sus hijos en un barrio residencial de Zúrich, se encarga de la casa y de la compra y no toma ninguna decisión importante sin que toda la familia la apruebe. También es cierto que dejó Estados Unidos hace nueve años y aún no domina esa nueva lengua que todos hablan a su alrededor.
Anna no tiene palabras para contar su tedio, pero tiene un cuerpo que se abre a quien lo quiera. El sexo en hoteles apartados o en los apartamentos de sus amantes ocasionales es el bálsamo que la consuela. Son mañanas y tardes de pocas palabras y gestos convulsos, llamadas desesperadas de madrugada para buscar consuelo donde no lo hay, y un cansancio infinito. Luego, cuando todo acaba, Anna vuelve a ponerse las medias y la sonrisa que corresponden a una buena esposa, y camina resignada hacia el hogar.
¿Cuánto va a durar la farsa?

Habrá que leer esta espléndida novela para saber más, pero vaya por delante que las mujeres que se aburren son peligrosas e incluso pueden cuestionar la dichosa puntualidad de los trenes suizos...

Mis impresiones

Me gustan las historias cotidianas, las novelas que tratan las relaciones humanas. Quizás por esto me llamó muchísimo la atención La buena esposa, publicada por Lumen este mismo octubre. De la novela se ha dicho que es una mezcla moderna de Madame Bovary y Anna Karenina, dos clásicos que leí en su momento y que en esta novela encontraremos algunas reminiscencias.

“Bien mirado, Anna era buena esposa.
A media tarde, el tren en el que viajaba primero dio un bandazo y luego tomó con suavidad una curva en la vía antes de entrar en la estación de Dietlikon a la hora y treinta y cuatro, como siempre. No es un mero tópico, es un hecho irrefutable: los trenes suizos son puntuales.”

Anna Benz es una mujer atrapada en una rutina poco excitante. Aparentemente su vida podría ser perfecta. Tiene un marido y tres hijos de los que cuida. Siguiendo a su marido se mudó desde América a Dietlikon, un pequeño pueblo en suiza cercano a Zúrich, en donde vive en una bonita casa en un barrio residencial. Es el lugar donde nació Bruno y donde al regresar a el no le costó ningún esfuerzo adaptarse de nuevo. Sin embargo ella no acaba de sentirse cómoda allí. La barrera del idioma, que aún no maneja con soltura, coarta sus relaciones sociales y se siente aislada del resto del mundo. En este contexto, Anna ha optado por refugiarse en las relaciones sexuales que mantiene con otros hombres. Relaciones esporádicas que la consuelan en momentos puntuales y la distraen de su monótona existencia.

La buena esposa es una novela de carácter introspectivo que no tiene un argumento muy complejo. La trama se basa en que poco a poco vayamos conociendo como es el día a día de su protagonista. Me ha gustado leer esta novela por su carga reflexiva sobre la naturaleza del ser humano y su gran carga simbólica. Son muchas las personas que se equivocan en los caminos que eligen en su vida. Y no me refiero a comprar una casa o aceptar un empleo. Me refiero a esas decisiones que ya son irrevocables, que nos convierten en una cosa u otra sin que podamos percibirlo.

“Es posible llevar varias vidas a la vez.
De hecho es imposible no hacerlo.
A veces estas vidas se solapan en interactúan. Vivirlas exige mucha dedicación, y una entereza que no requiere una única vida.
A veces estas vidas viven apaciblemente en la casa del cuerpo”
(Página 178)

Quizás no es una de esas novelas que todo el mundo pueda disfrutar y no me atrevería a recomendarla abiertamente. La buena esposa es una novela para disfrutar con calma y atentamente para realmente comprender lo que la autora quiere contar. Su protagonista es un personaje complejo y bastante contradictorio. “Una mujer que se aburre. Y las mujeres que se aburren son peligrosas.”

Anna es un personaje con el que no tengo nada que ver. No me identifico en absoluto con ella pero aun así la autora ha conseguido que la comprenda y me ponga en su piel. Una mujer perdida en el mundo en el que vive, que ha renunciado a su propia identidad para convertirse en esposa y madre. Una mujer que se siente sola, aislada y que busca en el placer carnal la felicidad momentánea que no es capaz de alcanzar en su vida ni en su matrimonio. Entre las visitas a su psicóloga (la doctora Messerli) y las clases de alemán con las que pretende mejorar su idioma también la vemos viajar en los trenes suizos para verse con otros hombres. Poco a poco percibimos lo asfixiante que es su vida y lo fuera de ella que se encuentra la protagonista.

Y creo que ha sido un acierto no hacer de Bruno, su esposo, un pendenciero. Quiero decir que es un buen esposo. Lo más fácil hubiese sido hacerle caer en los tópicos de hombre rudo o egoísta que da de lado a su esposa o incluso que es insensible con ella. De hecho Bruno permite que Anna haga su vida, que la mejore o que decida. Es Anna quien con su pasividad ha llegado al punto donde se encuentra. En los hombres que conoce fuera de su matrimonio, no busca amor. De su marido tampoco está enamorada aunque hubo un tiempo en que lo estuvo. Pero Anna sabe que el hombre de su vida desapareció. Lo único que fusca en esos momentos en una satisfacción personal.

La buena esposa es una novela en la que no predomina la acción pero me he sentido particularmente cómoda entre sus páginas por las reflexiones sobre la vida de las mujeres, las relaciones matrimoniales, con la familia política o con los hijos que nos presenta el personaje. Jill Alexander Essbaum tiene una forma bonita y elegante de narrar en la cual se percibe además mucha musicalidad y lirismo. Utiliza mucho las metáforas, los dobles sentidos y simbolismos para mostrarnos los estados de ánimo de su personaje principal. De hecho me he llevado muchísimas de estas frases a mi colección personal. A pesar que de que es una voz narrativa en tercera persona no cuesta ponerse en la piel de su personaje.

Son tres meses el periodo de tiempo en que se nos narra la vida de su protagonista. Tres meses cruciales en los que descubrirá muchísimas cosas sobre sí misma. Desde el principio el lector intuye que la trama se dirige inexorablemente hacia la tragedia para llevarnos a un final inesperado.

Conclusión

Me ha gustado mucho leer La buena esposa. Una novela atípica en la que he encontrado muchísimas reflexiones, frases que me han dado qué pensar y una buena construcción psicológica de su protagonista. Una novela que nos habla de una mujer que ha perdido su propia identidad.


18 comentarios:

  1. Pufff pues no sé qué decirte esta vez. Me has dejado francamente descolocada. Echaré un ojo con calma antes de decidirme
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No la conocía y si cae en mis manos la leeré pero no iré a buscarla. Un besote

    ResponderEliminar
  3. Yo sí había visto la novela por ahí pero mi sensación es que yo no la disfrutaría.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. No creo que la lea, la verdad es que esa premisa de la sinopsis sobre las mujeres y el aburrimiento me ha chirriado y el tipo de historia que se narra no suele ser de mi gusto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mérito innegable el de hacerte comprender a un personaje tan opuesto a ti. A mí de mano esta Anna no me gusta y la idea tampoco me llama la atención.

    ResponderEliminar
  6. En un principio, esta novela no me dice nada. No creo que la lea. Me alegro que te haya gustado, pero no está hecha para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me alegra que te haya convencido y me gusta mucho lo que cuentas, de hecho la estoy esperando. Ya le había echado el ojo y creo que la disfrutaré mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No es una novela que ahora mismo me atraiga
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No creo que esta novela me atraiga. Creo que no es de mi estilo.

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Por el momento no creo que lo lea
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  11. Por el título y el asunto no me llama mucho. Pero me ha gustado tu reseña. Gracias por hacérnosla llegar y dar a conocer este título.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Ufff, Mándame Bovary no me gustó mucho, así que no creo que pudiera disfrutar de esta novela. Gracias por tu recomendación. Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Suena muy apetecible! Y Madame Bovary me encanta, así que tomo muy buena nota de tu recomendación. Besos!

    ResponderEliminar
  14. No me.dice nada. Madame Bovary me gustó mucho pero no estoy segura de disfrutar ésta

    ResponderEliminar
  15. De momento no termina de convencerme, así que la dejo pasar. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  16. Pues a mí me resulta muy llamativa... Besos

    ResponderEliminar
  17. Lo que cuentas me parece muy interesante y no descarto leerla en algún momento. Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Entre tanto pendiente hay que aligerar y este no me maravilla
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!