lunes, 16 de abril de 2018

Los sueños de la serpiente - Alberto Ruy Sánchez


Título: Los sueños de la serpiente
Autor: Alberto Ruy Sánchez
Publicación: Alfaguara, febrero de 2018
Páginas: 304

Para recuperar la memoria, un hombre centenario, encerrado en un psiquiátrico, escribe y dibuja sobre los muros de su celda los recuerdos que va recuperando. Esto lo lanza a una aventura por las grandes ilusiones y desilusiones de su siglo, y a descubrir las múltiples vidas que lo habitan. Tiene que inventar a sus ancestros y dejar que destile una verdad más profunda. Tiene que inventarse a sí mismo a partir de unos cuantos jirones de recuerdos o delirios.

Su misterio se va desentrañando con sobresaltos, silencios y desbordamientos: aparentemente es un mexicano emigrado a Estados Unidos, convertido en trabajador automotriz; enamorado frustrado de la mujer que sería seducida utilitariamente por el asesino de Trotsky. Emigrado de nuevo a la Unión Soviética, se vuelve obrero en la planta armadora que Henry Ford le vendió a Stalin para crear una utópica Detroit soviética. Fue tutor de inglés de Sergo Beria, hijo del jefe de la Policía Secreta, de la que fue más de una vez peón y víctima.

Finalmente será el calígrafo y constructor de este peculiar laberinto. En el centenario de la Revolución Soviética, su testimonio es una cámara de ecos tan entusiastas como adoloridos. Su catatonia y su despertar son los del siglo. Y no han terminado.

Mis impresiones

No había leído nada del escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez pero si había escuchado y leído muy buenas opiniones sobre su trabajo. Una novela que celebra el centenario de la Revolución Soviética, narrándonos esta parte de la historia de una forma muy poco convencional.

“¿Quién era esa persona que insistió en contarme al oído su viaje al fondo de lo más obscuro del siglo? ¿Shajarazad de ilusiones perdidas? La respuesta me llegó muy poco a poco y nunca totalmente fuera de su bruma. Lo que me enviaba estaba escrito desde la neblina del creyente, del enamorado, del ciego y sordo que todo lo oye y todo lo ve sin verlo, del que es tenaz en su deseo, del que cuenta los sueños que dibujan la orilla de su cuerpo, del que por azar regresó del infierno.”

La novela da comienzo cuando el narrador de esta historia comienza a contarnos que desde hacía tiempo había comenzado a recibir una serie de tarjetas postales con unos textos que a simple vista no le decían demasiado y no podía comprender. Cómo tampoco acertaba a interpretar los collages que iban en la parte de atrás en la que en principio solo parecen unas cuantas imágenes solapadas de forma arbitraria.

Cuando comienza a examinarlas detalladamente comienza a descubrir que quieren contar una historia y que cada cosa está en un lugar determinado por una razón.

Creo que Los sueños de la serpiente es una de esas novelas en las que hay que sumergirse con calma y quizás no sea recomendable para cualquier lector por sus características. Al principio no sabía muy bien lo que estaba leyendo pero luego todo va cobrando sentido y tanto la historia se torna muy interesante como la forma en que ensambla lo narrado, que para mí ha sido increíble. Un libro que exige y merece un esfuerzo pero que luego tiene una maravillosa recompensa.

La novela tiene un fuerte carácter onírico (los sueños tienen un gran simbolismo) que va dejando lugar a una realidad perturbadora. Es la historia de hombre centenario que está recluido en un psiquiátrico y que recupera con las postales su vida primero en Mexico, luego en Estados Unidos y más tarde en Rusia donde viviría de primera mano la Revolución Rusa. Un recorrido por la historia del siglo XX en que tienen cabida los líderes que han marcado la historia en tiempos convulsos. Se hace referencia a Lenin, Stalin, Zinoviev y en especial a Trosky y su secretaria Sylvia Ageloff, que es un personaje esencial en la novela.  Y por supuesto a sus ideas políticas y como hay personas que pueden ser afines a sus partidos o como pueden convertirse en enemigos de ellos, dando lugar también a las decepciones o alegrías que cualquiera puede tener observando lo que ocurre a su alrededor. En mi opinión su autor invita a la reflexión desde un punto de vista crítico.

Pero no serán los únicos personajes reales que nos vamos a encontrar porque la figura de Oliver Sacks está muy presente en la novela. Quizás no sea un personaje muy conocido y no recuerdo si en algún momento el autor dice su apellido. Si no lo conoces a él o a su obra quizás sea difícil que lo reconozcas. Aunque para mí ya la alusión a El hombre que confundió a su mujer con un sombrero es clara y marca una pauta.

Él será quien ayude al hombre a recuperar la memoria perdida. Todos esos sueños, esos collages intentan decirle algo pero de forma fragmentada así que tendrá que ir recomponiendo su vida poco a poco con flases o imágenes que traen los recuerdos de la vida de su familia o que quizás inventa aunque luego darán origen a la verdad. Su padre, el niño violado, su madre, pacifista pero peligrosa, o su hermano. La historia de un mexicano en Estados Unidos, más tarde en la Unión Soviética. La historia de una perdida de las raíces, de horrores, de incomprensión y de verdades dolorosas.


La forma de narrar del autor es sugerente, evocadora, lírica y muy especial. Es un libro en el que te puedes deleitar. Simbolismos, metáforas, juegos de palabras marcan un relato que por ello no deja de tener cierta ligereza. Y gracias a su estructura nos metemos perfectamente en la piel del personaje. También están fragmentados los capítulos (emulado la memoria del hombre), la información y con contendido visual. Serán muchas las imágenes que enriquecen y acompañan a esta lectura. Os dejo algunas de ellas.

Conclusión

Los sueños de la serpiente es un ejercicio literario muy especial. Una novela original, diferente y cuya lectura es para deleitarse. No solo es lo que su autor cuenta, que es bastante enjundioso, sino también como lo cuenta.



18 comentarios:

  1. En estos momentos no me llama la novela aunque por lo que cuentas parece diferente y original. Besinos

    ResponderEliminar
  2. No es para mi. La veo original pero ese ritmo lento y, sobre todo, el contenido onírico me echa para atrás

    ResponderEliminar
  3. Qué edición más original! aunque esta vez no me animo
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. No la veo para mí, de momento la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No creo que esta sea una novela que yo pueda disfrutar.
    Seguro que es original, pero no es el tipo de libro que yo estoy acostumbrado a leer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Algo novedoso y fresco, se agradece la verdad. Besos

    ResponderEliminar
  7. hola! que interesante desde el anciano que escribe y dibuja en las paredes hasta las imagenes del libro, gracias por darnos a conocer al autor! saludosbuhos

    ResponderEliminar
  8. No sabía nada de este autor, y me parece muy interesante...mira, creo que me gustaría, todo lo que sea aire fresco en este rancio mundo literario, me encanta.

    Besitos cariynet.

    ResponderEliminar
  9. Es verdad que no es un libro para todo el mundo y creo que hay que escogerlo en un buen momento, pero me ha llamado esoecialmenre la atención el contexto histórico y que aparezca Sacks. Lo tendré en cuenta.

    Besitos 😘😘😘

    ResponderEliminar
  10. Aunque ese tipo de edición siempre me resulta atractiva no estoy convencida con lo que nos cuentas y no me voy a animar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. No conocía al autor no había oído hablar de este libro. Me gusta lo que propone y no me importa que sea de esos que se pueden calificar de raros, me lo guardo para cuando me apetezca algo diferente.

    ResponderEliminar
  12. Pues se ve muy original, pero no termina de tentarme esta vez, así que lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Pues no sé, la verdad es que a pesar de su originalidad y de tratar temas interesantes, no estoy convencida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. El tema del psiquiátrico me atrae, pero tengo muchísimos pendientes :/

    ResponderEliminar
  15. Este creo que lo voy a dejar pasar, la edición está chula, pero no termina de convencerme
    Besos

    ResponderEliminar
  16. No me convence, y no creo que lo disfrutara.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. A mí en esta ocasión no me termina de cuadrar. Creo que yo no la disfrutaría o no le sacaría tanto jugo como tú.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola!
    No me llama de momento esta novela, pero gracias por la reseña!
    Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!