viernes, 27 de abril de 2018

La sonrisa de Darwim - Anna María Villalonga



Título: La sonrisa de Darwin
Autora: Anna María Villalonga
Publicación: Navona, enero de 2018
Páginas: 186

Max es un vagabundo que vive en la calle con su perro y duerme en un cajero automático frente al balcón de Noemí, una mujer callada y solitaria que arrastra un terrible fantasma del pasado. Noemí tiene un vecino al que prácticamente desconoce, Iván, un joven huraño que le transmite desconfianza. Cuando otro sintecho es asesinado dentro del cajero, Max se convierte en el principal sospechoso. Pero Noemí se resiste a aceptarlo y decide actuar, mientras las vidas de los tres personajes se entrecruzan de forma insospechada.

La sonrisa de Darwin es una novela de personajes, un retrato realista y crítico de la sociedad de hoy, una reflexión sobre el azar, la incidencia del pasado en el presente y la capacidad de odiar y de amar. Tres personajes, tres realidades diferentes. O quizás no. Tal vez, en el fondo, los tres sufran la misma soledad, la misma insatisfacción vital.

Mis impresiones

La sonrisa de Darwin es la segunda novela publicada de Anna María Villalonga. Una autora a la cual conocí con La mujer de gris, una novela que leí hace ya un par de años y recuerdo aún con bastante claridad. Me atrapó por completo y disfruté mucho con el juego que proponía la autora. Su nuevo trabajo es una historia completamente diferente aunque conserva algunos matices reconocibles en la pluma de la autora.   

“¡Que lluvia tan fría! Ahora iré empapado todo el día. Soy un desastre. Cómo se me ocurre pisar ese agujero… A veces parezco idiota, ni me fijo por dónde ando. Toal, solo han caído cuatro gotas, pero yo voy y meto la pata en el único lugar de la plaza donde falta un adoquín. Por suerte, ya no llueve. A ver si sale el sol y nos sentamos en un banco.”

Esta novela es la historia de tres personajes. Max es un vagabundo que vive en la calle con su perro. Su única compañía, a quien cuida y protege como si fuera un hijo. Suele frecuentar los mismos lugares de Barcelona. Llegó muy jovencito desde su pequeño pueblo natal buscando algo que nunca llegó. Fueron pasando los años y con algún golpe de mala suerte descubrió que no tenía nada ni nadie a quien aferrarse.

También vamos a conocer la historia de Noemí, enfrentada con su padre por el pasado de este que un día se revela con horror ante su hermana y ella. Aun así, siempre fue buena hija y cuidó de él. Ahora trabaja en una gestoría con una gran cristalera desde la cual puede observar al anciano y a su perro en la calle.  Siente compasión y lástima por él. Y la otra cara de la moneda es Iván que siempre fue un niño conflictivo. Se dedica al deporte y tiene una obsesión insana: el racismo y la intolerancia.

Tres personajes que nos son presentados brevemente pero cuyas historias son muy significativas y contundentes. Y la novela, buen más bien la acción, arranca cuando Max encuentra un cadáver en un cajero al que acude para resguardarse de una noche con lluvia. La policía le detiene presuponiéndole culpable. Es entonces cuando las vidas de estos tres personajes comienzan a entrecruzarse de diferentes maneras. No os puedo contar mucho más de lo que ocurre en el libro porque destrozaría la historia. Al final se convierte en una novela con tintes de suspense o policiales.

La sonrisa de Darwin es un libro duro y a la vez realista con un planteamiento original que me ha gustado leer. La autora te hace reflexionar sobre como observas el mundo a diario entre otras muchas cosas. Un tema que predomina es como vemos a la gente con pocos recursos o que vive en la calle analizando los prejuicios que surgen en torno a ellos. A veces no queremos mirarlos, otras consideramos que si viven así es porque quieren, puede que en un momento dado pensemos que han tenido mala suerte simplemente y puede que haya otra gente que piense que son basura que hay que eliminar. Algo que hemos visto de actualidad en algún momento en concreto. Tampoco es difícil haber escuchado algún comentario racista o xenófobo. Lo cierto es que no queremos ver o tener cerca lo que nos incomoda o sacude.

Pero aparte de hacernos evaluar la sociedad en la que vivimos también es una novela que nos hace ver como la suerte, las decisiones que tomamos, nuestras experiencias pasadas o nuestro carácter son determinantes a la hora de enfrentarnos a ciertas cosas. Dos personas pueden haber vivido traumas en la infancia y ser adultos completamente diferentes. Está en nuestra propia naturaleza.

Para darnos estos puntos de vista construye a tres personajes antagónicos entre si y hace que sus vidas se vayan entrecruzando. Son tres personajes cuyas vidas han estado marcadas por ciertos acontecimientos que quizás los hayan convertido en quienes son hoy. Estos nos despertarán diferentes sentimientos. Lástima, simpatía u odio. Porque cada uno de ellos tiene una misión muy clara que cumplir en la historia. Y sus percepciones de lo mismo son muy diferentes.

La autora tiene un estilo muy preciso y muy muy ordenado. Puede chocar un poco la forma en que cuenta la historia. Va dividiéndola en bloques temáticos. Por ejemplo al principio ocupa un apartado para los personajes, para que sepamos quienes son y luego entra ya en materia. Además hay una conexión metaliteraria con otra novela. Se trata de Ánima de Wajdi Mouawad. Pero eso ya tenéis que descubrirlo vosotros mismos.

Conclusión

La sonrisa de Darwin me ha parecido una buena novela que te hace reflexionar sobre la condición humana y te despierta diversas emociones. Narrada con precisión, sin elementos innecesarios su autora consigue perfectamente su objetivo.

23 comentarios:

  1. Holaaa
    Yo con esta novela lloro a mares seguro.
    Me la apunto
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. No me termina de llamar aunque la crítica social que plantea es muy buena. Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi no me convence, y con tanto pendiente lo dejo pasar. Besinos.

    ResponderEliminar
  4. La tengo esperando en un cajón y no creo que tarde mucho en ponerme con ella. Estoy seguro de que la disfrutaré mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No me llega a convencer del todo, de momento la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues no sé, me parece interesante, pero ahora mismo quiero acabar quitándome pendientes... lo dejo pasar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. No me asusta la dureza de la vida, me indigna que no es lo mismo...si lo leería sin dudar, ahora me falta encontrar tiempo.

    Besitos, una reseña muy interesante.

    ResponderEliminar
  8. No me termina de convencer lo que dices de la estructura de la novela, aunque los temas que aborda son muy atractivos y actuales.

    ResponderEliminar
  9. Demasiado seria para mí. La idea me parece buena, interesante pero no me convence la estructura y que no parece muy amable.

    ResponderEliminar
  10. Acabas de recordarme que La mujer de Gris lo tengo en la estantería pendiente.
    Y qué bonita la nueva imagen de Navona Ficciones, ¿verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues es un tema de reflexión que puede dar mucho juego y en la que encuentras opiniones de todos los gustos, me resulta interesante. No saldría corriendo a por ella pero si me la cruzo no me importaría leerla.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Una lectura dura. Habrá que escoger bien el momento para ponerse con ella.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Pues lo que más me atrae es ese cambio de registro de la autora.También lei La mujer de gris y me gusto mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. hola! puede interesarnos mucho, ya de por si al plantear una denuncia social tiene un ingrediente que lo hace diferente! gracias y saludosbuhos

    ResponderEliminar
  15. Me encantó La mujer de gris y creo que ésta también podría encajarme bien. Me la apunto, que con lo desconectada que ando ni sabía que había vuelto a publicar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. También leí La mujer de gris y me gustó mucho. Ésta me llama menos por la temática por lo que no sé si me decidiré a leerla

    ResponderEliminar
  17. La sinopsis me ha picado la curiosidad, no lo descarto :)

    ResponderEliminar
  18. No tiene mala pinta pero lo voy a dejar pasar que hay otros libros que me llaman mas la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Es esa clase de novelas que cuesta ponerse a leer porque sabes que va a ser duro y no lo vas a pasar estupendamente. No la descarto pero necesito ese "momento" para querer leerla. Saludos.

    ResponderEliminar
  20. La fotografía de la cubierta ya indica lo que nos podemos encontrar. No la descarto pero tampoco la veo para mis días primaverales. Besos

    ResponderEliminar
  21. No tiene mala pinta lo que cuentas, pero, veremos
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Tengo pendiente aún La mujer de gris en la estantería y me la acabas de traer a la memoria, jajaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  23. Pues tomo nota, puede ser de las mías. Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!