jueves, 10 de diciembre de 2015

El árbol generoso - Shel Sivertein




Título: El árbol generoso
Autor: Shel Sivertein
Publicación: Kalandraka, 2015
Páginas: 64
Tamaño: 19 x 25,5 cm.

Vuelve un clásico que pregona la amistad, el cuidado del medio ambiente... Tierno y conmovedor, un relato del paso de la infancia a la edad adulta; una historia sobre la generosidad y el amor sin límites de un árbol hacia un niño.

Mis impresiones

Hay ocasiones en las que se agradece la sencillez porque esta nos permite apreciar cosas que de otra manera no podemos ver. Digo esto porque esta es la característica principal que gira en la nueva versión que la editorial Kalandraka, especializada en literatura infantil ilustrada, nos ofrece de un clásico que vio la luz en 1964. Se trata de El árbol generoso de Shel Sivertein.

"Había una vez un árbol
que quería mucho a un niño.
El niño venía a verlo todos los días
                                          y recogía sus hojas, y con ellas..."

La historia que nos presenta es realmente conmovedora y yo diría que es apta y disfrutable por cualquier edad y condición. Es la historia de un árbol que amaba a un niño y el niño también quería mucho al árbol. Cuando este era pequeño el niño aparecía todos los días para jugar con él. Trepaba hasta sus ramas, se columpiaba en ellas, se comía sus manzanas, se hacía coronas con sus hojas, jugaban al escondite o incluso dormía la siesta bajo su sombra. Y así ambos no podían ser más felices.

Pero el niño fue creciendo y de pronto un día dejó de visitar al árbol. Muchos años tendrían que pasar para que niño y árbol se reencontraran y cuando lo hicieron todo había cambiado. El niño, que ya no era tan niño, tenía otras necesidades…
El árbol generoso es una historia tierna y preciosa aunque quizás también un poco triste que nos habla de amistad y amor, de la generosidad de darle todo a la persona que queremos sin esperar nada a cambio. El árbol y el niño se conocen y disfrutan pasando su tiempo juntos. Pero al crecer el niño y dejar atrás los juegos infantiles ya no requiere las mismas necesidades que el árbol le ofrecía. En su vida surge el amor y nuevas necesidades materiales pero el árbol siempre tiene algo que darle en las diferentes etapas de su vida. El niño es mucho más egoísta que el árbol y quizás no llegue a plantearse los esfuerzos que este realiza.

En mi opinión la historia en cierto sentido representa una gran metáfora de la paternidad. Nuestros hijos nos necesitan cuando son pequeños y conforme van creciendo se independizan de los padres, a veces incluso se distancian, aunque el lazo amoroso y la necesidad nunca termina por romperse del todo. Y cuando necesitan algo terminan por recurrir a la familia. Y siempre habrá un momento en que los padres sacrifiquen cualquier cosa para ayudar a los hijos, incluso cuando estos no responden a esos esfuerzos o no los reconocen. La historia también nos habla de las necesidades materiales y como mientras algunos siempre necesitan cosas otros son felices desprendiéndose de ellas con tal de ayudar a los demás. Pero también nos avisa de que hay gente que puede aprovecharse de las buenas intenciones y que siempre debemos protegernos a nosotros mismos de alguna manera.

Comenzaba esta reseña hablando de la sencillez y es que tanto la historia como la forma de ilustrarla no pueden ser más sobrias. Son trazos sencillos de color negro que destacan sobre un inmaculado fondo y blanco. No hay más elementos ni adornos que niño y árbol y aun así son bellísimas, emotivas y cargadas de significado. No se necesita demasiado para poder trasmitir sentimientos y darle sentido a una historia.

Por último me gustaría hacer mención de la edición del libro que es una auténtica maravilla. Sus tapas duras en tono verde intenso destacan con el interior monocolor. Con detalles muy cuidados y una presentación de lujo.

En conclusión, El árbol generoso me parece un maravilloso regalo para cualquier persona. Una historia triste, emotiva y tierna que nos habla del amor incondicional y que nos hará reflexionar.



18 comentarios:

  1. Me gustan mucho los libros infantiles, pero este no me termina de atraer...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Qué sencillo pero qué bonito!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Jo! Esta vez casi que lo quiero para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ay, me encantan los libros de esta editorial.

    ResponderEliminar
  5. Se ve que es un libro precioso
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me voy a tener que empezar a hacer una colección infantil, en serio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la sencillez de las ilustraciones :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito libro nos traes hoy, gracias :)

    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!
    Que tierno! se ve muy sencillo, pero genial. Besotes

    ResponderEliminar
  10. ¡preciosas ilustraciones!. Besinos.

    ResponderEliminar
  11. Todo un clásico! No conocía esta edición pero es una monada. 1beso!

    ResponderEliminar
  12. Curioso y buen mensaje el que transmite. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta, este sí lo conozco =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Qué preciosidad, típico libro que lees de forma muy distinta de pequeño y de mayor, qué bonito lo que cuentas....

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!