martes, 15 de diciembre de 2015

El ensueño de Zanzíbar - Micaela Jary



Título: El ensueño de Zanzíbar
Autora: Micaela Jary

Publicación: Ediciones B, noviembre de 2015
Páginas: 448


El ensueño de Zanzíbar es un intenso viaje a la isla de las especias exóticas y los colores de Las mil y una noches, que se ha convertido en un notable éxito de ventas en Alemania, consagrando a su autora, Micaela Jary, en la última sensación en el género landscape, por su maestría  a la hora de retratar uno de los parajes más inspiradores y menos conocidos del África oriental.
                                                                                                                
En 1888, a bordo de un barco de vapor de camino al este de África, tres chicas traban una bonita amistad. Las tres buscan probar suerte en Zanzíbar, la exótica isla de las especias comparada con el paraíso. Sin embargo, pronto se verán arrastradas por una vorágine de sentimientos perturbadores, en un doloroso conflicto entre el sueño oriental y las sombras de la trata de esclavos, disturbios sangrientos y el horror del cólera…

Mis impresiones

No son pocas las novelas de paisajes que he leído y que voy leyendo. Todas ellas siguen una línea muy marcada y definida que a  mí personalmente me relaja la mente y me ha hace disfrutar de lecturas ligeras que consiguen evadirme. En esta ocasión El ensueño de Zanzíbar me llamó la atención por el lugar donde se desarrolla la historia del que hasta ahora no había leído ninguna ya que me gusta a través de estas historias de ficción ir descubriendo lugares lejanos y exóticos.

La historia comienza en Hamburgo en 1888. Allí Viktoria Wesermann es hija de un armador de barcos que sueña con dedicarse a la enseñanza. A pesar de que el matrimonio no entra en sus planes de futuro su padre ha decidido casarla con el mejor partido de Hamburgo sin ni siquiera informarle del asunto. El día de la botadura de una nueva nave, Viktoria conoce con desagrado al que será su futuro marido y se produce un enfrentamiento entre ambos que provoca la ira de su familia. De esta forma, como castigo y para alejarla del escándalo que ha protagonizado, deciden enviarla durante un año a Zanzíbar en donde un comerciante conocido de la familia la acogerá.

Durante la travesía en barco a la parte Oriental de África la joven conocerá a dos muchachas que se dirigen al mismo destino. Antonia Geisenfelder acompaña desde Múnich al doctor Max Seibolt que ha emprendido un viaje para luchar e investigar el cólera, una enfermedad que se extiende como la pólvora en Europa. También trabará amistad con Juliane Von Braun que acompaña a su padre, un viticultor, en un viaje de negocios en el que pretende comercializar sus productos con el sultán. Para cuando llegan a su nuevo hogar las tres jóvenes han establecido una gran relación de amistad y aunque saben que cada una de ellas tiene que seguir un camino distinto realizan un pacto para reencontrarse puntualmente en la misma fecha y el mismo sitio.

El ensueño de Zanzíbar es una novela protagonizada por tres mujeres muy distintas lo que crea muchas subtramas alrededor de ellas. En estas predominan la persecución de sus sueños, el deseo de libertad, la amistad y las pequeñas aventuras. Me ha gustado que la autora se aleje de los matrimonios no deseados en los que sus personajes se ven siempre acorraladas con hombres rudos que las tratan como si fueran mercancía y de otros típicos clichés del género que siempre nos suenan igual.

Sus tres personajes me han parecido muy dispares en cuanto a su personalidad y ricos en sus caracteres. Estos no son muy complejos peros fácilmente identificables por el lector. Viktoria es una mujer de carácter, practica, con ideas feministas que quiere dedicarse a aprender y consagrar su vida a la enseñanza. Le desagrada sumamente la idea de un marido a quien servir y obedecer. Antonia es la ayudante de un médico y es una mujer apocada y tímida que tiene un gran sentimiento de inferioridad. Duda constantemente y si vemos como Viktoria se enfrenta a cualquier cosa que se le pone delante la primera opción de Antonia siempre es esconderse y huir. Juliane es una mujer con mucha vitalidad, alegría y algo caprichosa que está muy acostumbrada al lujo y las fiestas. Sabe cómo moverse en sociedad y consigue brillar en cualquier lado. Cada una de estas jóvenes irá evolucionando y cambiando su personalidad hasta descubrir aspectos inesperados de sí mismas.

La autora aprovecha el destino de estos tres personajes para mostrarnos tres formas diferentes de vivir en Zanzíbar. De manos de Antonia conoceremos la pobreza, la enfermedad e incluso la despreocupación de los misioneros por la vida de las personas. Acompañando a Juliane descubriremos el lujoso mundo de la realeza y nos enseñará como viven las mujeres en un harén y algunas de sus costumbres. Ellas viven en una jaula dorada, encerradas en sus aposentos dedicándose todo el tiempo a complacer y estar dispuestas para el sultán. Con Viktroia viviremos en el mundo rural a través de una atípica familia Europea que se ha instalado allí.

No es que la autora profundice demasiado en la cultura e historia de la zona pero sí que vamos viendo unas pinceladas por aquí y por allí de un mundo que se contrapone al europeo al que pertenecen las tres jóvenes. Un tema que toca es el de la esclavitud (a pesar de que ya se había intentado ponerle fin en aquel momento), el trato inhumano y duro al que sometían a los esclavos capturados en sus propias aldeas. En Zanzíbar había una curiosa mezcla de culturas, desde los africanos nativos allí, los árabes, portuguesa, que fueron los primeros europeos en llegar, o los alemanes que más tarde se hicieron con su control junto con Inglaterra. Allí se enriquecían con el comercio de esclavos, marfil y especias.

La narración está abordada con un estilo sencillo y ágil de forma que su lectura resulta muy fluida. La novela se estructura en tres partes diferentes. La primera de ellas nos narra prácticamente el viaje en barco y como las tres muchachas forjan su amistad. La segunda nos cuenta como cada una se enfrenta a su destino y la tercera y última se centra en la resolución de los conflictos para llegar a un final amable.

Conclusión

El ensueño de Zanzíbar me ha resultado una lectura ligera, amena y entretenida protagonizada por tres mujeres que buscan sus caminos de diferentes formas. Una lectura para desconectar y dejarse llevar.

27 comentarios:

  1. Hace tiempo que no leo una novela de paisaje, pero esta me llama lo suficiente como para pensarme volver a pasear por el género: Zanzíbar es un sitio que me atrae! 1beso!

    ResponderEliminar
  2. Estas novelas siempre me resultan muy entretenidas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La ambientación es fantástica pero la trama me parece muy repetitiva.

    ResponderEliminar
  4. No es el tipo de historia que suelo leer, y el argumento no me convence demasiado...

    ResponderEliminar
  5. Esta vez no me convence. Son historias que suelen gustar pero las veo en ocasiones demasiado dulces.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. No descarto leerlo, me suelen gustar este tipo de libros.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buena pinta! Muchas gracias por tu recomendación.

    ResponderEliminar
  8. Este no me lo llevo, no termina de ser de mi estilo
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Una novela que me atrare muchísimo. África es una tierra apasionante. Me la apunto!!

    ResponderEliminar
  10. Me gustan este tipo de novela, aunque ahora mismo no está entre mis preferidos :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Hola :) Creo que no es mi tipo de novela, pero gracias por la reseña y la portada me parece muy bonita. Un besin^^

    ResponderEliminar
  12. A mí este tipo de libros siempre me atraen así que me gustaría leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa!
    Me gusta mucho la portada, además de la historia, me lo apunto, por si me topo con él. Besotes

    ResponderEliminar
  14. Este tipo de historias me gusta porque me relajan y me ayudan a desconectar. No me importaría leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No me termina de convencer.
    BEsotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Aunque no hago ascos a estas lecturas, tampoco son mis preferidas, aunque como dices vienen muy bien de vez en cuando para descansar la mente y desconectar. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Lo que me gusta de estas novelas es que llevan a lugares lejanos y exóticos. Lo malo es que las tramas se repiten mucho como bien dices con maridos rudos y demás. Me ha animado que se desmarque de esa tendencia. Para relajar y volver al género me gusta. Hasta ahora mi favorita era "Más allá del Nilo" de Voosler.

    ResponderEliminar
  18. Qué portada más bonita. Y por lo que cuentas tiene muy buena pinta. Yo también disfruto mucho este tipo de novelas.
    Me la quedo
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Esta vez no me lo llevo no es una historia que me apetezca ahora mismo

    ResponderEliminar
  20. Lo tengo apuntado hace tiempo porque lo quiero leer..
    a ver si me pongo el año próximo :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  21. Este género no me va mucho, lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  22. Pues no me importaría leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Pues no es que sea de mi estilo, pero si me cae un veranito, me lo leería tan pichi.
    Besotes

    ResponderEliminar
  24. Aquí no coincidimos, este sí que no es mi estilo :)

    ResponderEliminar
  25. Este lo dejo en el aire porque de momento tengo otras lecturas pendientes que me atraen más. Besos.

    ResponderEliminar
  26. A pesar de las buenas críticas del género sigo sin estrenarme, no me llama especialmente pero no descarto aventurarme en alguna de estas novelas.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!