domingo, 6 de diciembre de 2015

Fábulas de Esopo - Anna Laura Cantone



Título: Fábulas de Esopo
Autora: Anna Laura Cantone
Publicación: Picarona, octubre de 2015
Páginas: 48
Tamaño: 21,5 x 27 cm

Una selección de las mejores y más conocidas fábulas de Esopo que, recopiladas en esta magnífica edición, cuentan con otro atractivo más: las insuperables ilustraciones de Anna Laura Cantone.

Mis impresiones

Del sello editorial Picarona, que ya sabéis que está especializado en literatura infantil y juvenil os traigo hoy una de sus últimas publicaciones que seguramente que a la mayoría os va a sonar e incluso traer buenos recuerdos. ¿A quién no le han contado o no ha leído alguna de las fábulas de Esopo? Son conocidas mundialmente y fijaos en que han permanecido en la cultura desde el siglo IV en que fueron recopiladas por primera vez hasta nuestros días. Aún a día de hoy siguen vigentes sus enseñanzas y contenidos.

Una fábula no es más que un cuento que al final lleva implícito una moraleja a modo de enseñanza. En las creadas por Esopo, si es que es verdad que este griego existió ya que hay muchas dudas sobre este personaje, suelen ser historias muy cortas y protagonizadas por animales que además destacan por su sencillez de forma que cualquier niño las entenderá sin problemas.

Esta nueva publicación es una selección de nueve de las fábulas de Esopo, las mejores y más populares. Así La cigarra y las hormigas nos enseñaran lo importante que es adelantar trabajo y ahorrar para cuando vengan épocas peores. El zorro y la cigüeña nos avisa de que recibiremos el mismo trato de los demás que nosotros mismos le hayamos dado a ellos. El león y el ratón nos habla de que los buenos actos tienen su recompensa y pueden sernos devueltos en forma de favores. El lobo y el cordero nos dice que cuando uno está dispuesto a hacer algo malo siempre encontrará un motivo para justificarlo.

En La rana y el buey nos indica que no hay intentar aparentar ser lo que uno no es porque al final es autoengañarse. El zorro y las uvas nos habla de a veces despreciamos las cosas simplemente porque son inalcanzables. La liebre y la tortuga nos dice que a veces es mejor la constancia que la velocidad. En El ratón de campo y el ratón de ciudad Esopo transmite que cada uno tenemos nuestro lugar y que quizás sea mejor una vida más sencilla pero con menos peligros. El zorro y el cuervo nos avisa de que desconfiemos de aquellos que nos dicen lo que queremos oír porque quizás sus intenciones no sean tan buenas como parecen.

Como veis todas estas historias resaltan valores fundamentales que es importante que se aprendan desde niños pero también que los adultos debemos poner en práctica y nos enseñan sobre la generosidad, el trabajo, la avaricia o la perseverancia entre muchas otras.

Las ilustraciones de Anna Laura Cantone (que ya os la presenté en Ricitos de oro y los tres ositos) son magníficas y se caracterizan sobre todo por su originalidad huyendo en la creación de los personajes de los tópicos que nos encontramos habitualmente cuando se trata de representar animales. De esta forma resultan muy particulares y en las que se percibe las ganas de innovar y presentar a los niños algo diferente.  Además llaman la atención por el gran colorido que tienen y porque resultan muy cómicas. Las expresiones de los animales no tienen desperdicio. Aunque quizás los personajes resaltan más si uno observa con detalle sus fondos y los escenarios se dará cuenta de que son preciosos.

En conclusión, con Fábulas de Esopo la editorial nos presenta un clásico de siempre con aires renovados y de forma muy original, lo cual se agradece.








11 comentarios:

  1. Jo, qué bonito, me encantaría tenerlo <3

    ResponderEliminar
  2. Como todos los de Picarona, seguro que es una monada

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonita edición! Estas fábulas me traen muy buenos recuerdos :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lo realmente novedoso aquí son las magníficas ilustraciones, porque el texto ya estaba escrito hace siglos. Y sin derechos de autor, no está mal la idea.

    ResponderEliminar
  5. ¡Una edición preciosa!. Besinos.

    ResponderEliminar
  6. La edición preciosa con lo fea que era la mía, eso sí, la leía y la releía.

    ResponderEliminar
  7. Uis las fábulas... Me traen recuerdo de la niñez, de aquellas lecturas en el colegio. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!