miércoles, 23 de octubre de 2013

Corazón blanco, corazón negro - Jonathan Odell



Título: Corazón blanco, corazón negro
Autor: Jonathan Odell
Publicación: Grijalbo, abril de 2012
Páginas: 400

Mississippi, 1847. La niña Granada nació para ser una esclava más en la plantación Satterfield y deslomarse trabajando en los campos de algodón, pero el destino la sacó de las míseras barracas y la llevó a la casa grande para convertirse en la muñeca que un ama desquiciada viste con la ropa de su hija muerta.

Pero esa vida cómoda, alejada de los orígenes, termina de repente con la llegada de la curandera Polly Shine, quien escoge a la pequeña como ayudante. Negra y vieja, sabia y deslenguada, el amo accede a las exigencias de Polly porque sabe que es la única capaz de curara los esclavos enfermos y de asistir a los partos. Pero lo que el señor Satterfield desconoce es que la curandera pretende hacer algo más que sanar esos cuerpos maltratados: quiere devolver el orgullo y la dignidad a esos corazones maltrechos? Empezando por el de Granada, la niña negra que ha olvidado de qué color tiene la piel.

En esta emotiva novela, Jonathan Odell nos cuenta el horror de una época en la que las injusticias se marcaban a fuego, pero también nos muestra que a veces las cadenas más difíciles de romper no son las que atan nuestros cuerpos sino otras, mucho más duras e invisibles; las que nos oprimen el alma.

 Mi experiencia con la novela

Esta novela me llamó mucho la atención cuando la encontré casualmente en una librería. No es ninguna novedad por lo que no ocupaba un lugar destacado ni a la vista pero a mí el tema de la esclavitud siempre me ha llamado mucho la atención. Aún así no las tenía todas conmigo pues el tema no representa a estas alturas ninguna novedad. Existen otras muchas novelas que lo tratan y de formas muy distintas.

Pero la realidad es que Corazón blanco, corazón negro ha logrado sorprenderme de forma muy agradable porque su autor ha sido capaz de imprimirle cierta originalidad sin renunciar a la construcción de una obra que toca los puntos fuertes en torno al tema de la esclavitud.

Podría decirse que esta novela se desarrolla a través de dos tramas temporales aunque realmente una de ellas no tiene demasiada trascendencia hasta llegar al final de la novela en donde se ve el punto al que el autor ha querido llegar introduciéndola.

El punto de partida está situado en el año 1933 cuando a Gran Gran, una anciana curandera, le dejan bajo custodia a una niña de doce años llamada Violet que acaba de perder a su madre. Para la niña ha supuesto un hecho traumático y es incapaz de reaccionar ante cualquier estímulo. Con el fin de ganarse su confianza Gran Gran comienza a contarle como ha sido su vida.

Esta narración es la que da lugar a la línea argumental que realmente da vida y constituye el corazón de la novela. La anciana había nacido en 1847 en una plantación de algodón donde sus padres formaban parte de los esclavos obligados a trabajar en ella. Con poco tiempo de edad la niña fue separada de su madre y a petición de la señora de la plantación -que había perdido recientemente a su hija por la enfermedad del cólera y para de alguna forma sustituirla- Granada es criada en la mansión alejada de sus verdaderos progenitores.

Y es así como Granada, a pesar del oscuro color de su piel, comparte su vida junto a los señores blancos, recibiendo los mismos alimentos que ellos y adornándose con los maravillosos vestidos y lazos que llevaba en vida la hija de la señora. De esta forma Granada se siente una niña blanca encerrada en el cuerpo de una esclava negra. Pero todos estos privilegios se terminan cuando llega a la plantación una extraña mujer llamada Polly Shine, de quien dicen ser capaz de hacer magia negra, y tras ver en la joven un don la elige para transmitirle todos sus conocimientos e incluso ocupar su lugar en su futuro. Aunque a Granada no le interesa nada de esto, ella sólo quiere permanecer junto a los blancos.

Uno de los puntos a destacar en la novela es la compleja construcción de los personajes que quizás no estén configurados para cumplir los deseos del lector pero que sin duda resultan figuras fuertes, enérgicas y con mucha profundidad y complejidad psicológica. Entre todos los que aparecen en la historia destacan dos, uno es la joven Granada y otro la vieja curandera Polly Shine, dos personajes antagónicos que simbolizan cosas muy distintas. Granada es un niña con problemas de identidad que es incapaz de reconocer su lugar en el mundo. Tan sólo es una esclava moldeada según los caprichos de una mujer blanca que ha perdido toda la razón. En su confusión a Granada no le importa el color de la piel, ni siquiera quien fue su verdadera madre sino el puesto que ocupaba en la mansión y los privilegios que conlleva. Incluso se atreve a despreciar a los que son esclavos como ella pero están destinados a trabajar en el campo. Es un personaje que al cerrar el libro somos capaces de ver la gran evolución que ha sufrido de forma que poco tiene que ver la anciana que nos cuenta la historia con la niña que se vestía con trajes de seda.

Polly Shine es un personaje realmente interesante. Una anciana curandera y partera con un gran poder psíquico que representa la libertad deseada por los esclavos negros. Es una esclava comprada para sanar a trabajadores de la plantación pero que irá inculcando sus ideas en ellos mientras ejerce un magnetismo evidente sobre ellos. A parte de abrirles los ojos y hacerles ver que también son personas que pueden tener otra existencia desempeña otra labor, la de ayudar a Granada a encontrar sus propias raíces, a reencontrarse y hacerle recordar quién es realmente.

La novela refleja a la perfección la vida y la rutina diaria de un plantación de algodón situada en Mississippi a mediados del siglo XIX a pesar de que Jonathan Odell ha huido de estereotipos, de situaciones repetidas hasta la saciedad y muy lejos de caer en los tópicos habituales del tema. Además es capaz de imprimir cierto sentimentalismo sin caer en la sensiblería. En Corazón blanco, Corazón negro se deja muy patente la diferencia entre blancos y negros y sobre todo como debió de ser la existencia de estos últimos tratados como animales, con una deficiente alimentación, duros castigos que soportar o las precarias condiciones higiénicas en que vivían. Pero hubo algún momento en que comenzaron a darse cuenta que también eran personas y que podían aspirar a algo más.

Pero también me ha gustado especialmente el papel que juega la mujer en la novela como fuente de vida, capaz de perpetuar las raíces estableciendo un nexo entre las distintas generaciones. Es duro el tema de la maternidad en las condiciones que vivían las mujeres negras destinadas a parir hijos que nunca llegarían suyos y que podían arrebatárselos en cualquier momento o simplemente consideradas como meros objetos sexuales.

Otro punto a destacar en la novela es el estilo narrativo del autor. Alejado de toda simpleza se caracteriza por su gran fuerza y garra capaz de enganchar al lector desde la primera página. Es un relato no exento de cierta emotividad donde cobran fuerza los sentimientos de sus protagonistas pero aderezado incluso con ciertos toques de ironía y sarcasmo a los que se suma un toque mágico muy bien defendido en la novela. La novela sigue su curso a través de un narrador en tercera persona desarrollándose a través de capítulos que intercalan de forma arbitraria ambas líneas argumentales (que como ya os he dicho la trama pasada ocupa una extensión mayor).

Quizás el único punto débil de la novela es su desenlace final que creo que no era el más adecuado no tanto por su contenido como por su forma. Muy cerca de las últimas páginas el autor da un gran salto en el tiempo obviando muchos acontecimientos transcurridos a los personajes y dejando al lector la sensación de que debería haber completado más la historia y que hay ciertas cosas que hubiese sido interesante conocer.

Conclusión

A pesar de su precipitado final Corazón blanco, corazón negro es una novela capaz de atraparte desde su comienzo. Con un planteamiento original e inteligente Jonathan Odell demuestra que ciertos temas, por muy manidos que estén, aún se pueden abordar explorando nuevos caminos. Si os gustan las novelas con personajes brillantes, con un desarrollo inteligente y una temática interesante esta no os va a defraudar.

31 comentarios:

  1. No me habría parado nunca en un libro con esta temática, precisamente por lo que tu dices: se ha escrito mucho sobre el tema y ya no sorprende. Pero esas dos figuras femeninas, la que quiere que se despierten los esclavos y la esclava que tiene que volver a entender quién es me han parecido muy interesantes. Un nuevo título para mí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ya había ñeído una erseña de esta novela en otra ocasión y me llamó mucho la atención. Anoto el título para próximas lecturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Conocía el libro y lo tenía fichado. Se me han hecho muy interesantes los dos personajes que comentas. Quizá en un tema tan trillado por ahí venga el interés: por los personajes.

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  4. El tema de la esclavitud también me llama mucho la atención. Parece un libro bastante completo, quitando ese final que dices, que es algo precipitado. Pero me conformo con que la trama en su conjunto sea buena.

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía, los personajes femeninos suenan realmente interesantes...pero esta vez lo dejo pasar que tengo varios pendientes de la misma temática.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hace poco leí una reseña sobre este libro que me lo presentó y lo puso en mi radar. Lo voy a tener en cuenta, ya que el tema de la esclavitud me interesa bastante. 1beso!

    ResponderEliminar
  7. Pues me convence precisamente por los personajes, que no por la temática (poco novedosa en la literatura), así que me lo apunto. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Tiene que ser una novela llena de sentimientos y muy buena. Me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Lo leí este verano y coincidimos, me gustó pero el final también me pareció muy precipitado
    besos

    ResponderEliminar
  10. Plantaciones, esclavitud.. produce una cierta sensación de demasiado trillado, pero esas protagonistas, tal como lo planteas, resultan atractivas y me quedo con ganas de conocerlas. Queda apuntado.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me gustó mucho esta novela, aunque es verdad que el final es precipitado y no está a la altura. Besos

    ResponderEliminar
  12. Ya leí varias opiniones buenas de este libro, lo tendré en cuenta...

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía, me parece que está abordado el tema de una manera un tanto diferente por lo que cuentas de la situación de la niña, tomo nota. Aunque me para un poco el hecho de que sea un poco drama, cosa que no sé seguro. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Aunque parece muy completo no termina de llamarme la atención lo suficiente... Me alegro de que te haya gustado pero por el momento la dejo pasar.
    Gracias por tu reseña, un besito!

    ResponderEliminar
  15. No termina de convencerme, la dejo pasar.

    ResponderEliminar
  16. El tema de la esclavitud siempre me atrajo, sobre todo desde que leí, hace años ya, un clásico como La cabaña del Tío Tom. Siempre se suele descubrir algo nuevo en este tipo de novelas. Una pena que el final sea tan precipitado.

    ResponderEliminar
  17. Me gustan las historias con personajes interesantes y profundos, así que definitivamente la tendré presente, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Ay, pues del tema de la esclavitud he leído poquísimo, así que igual me animo.

    ResponderEliminar
  19. Parece que está volviendo a la moda esta temática, estoy viendo mucha película que retrata esta época, también varias series de televisión, a mí me resulta muy interesante. Besos :)

    ResponderEliminar
  20. umm este no me lo apunto porque la temática no me termina de convencer...

    ResponderEliminar
  21. Lo de la esclavitud no me llama mucho, aunque reconozco que tiene mérito darle aire fresco a estos temas tan comunes.

    ResponderEliminar
  22. No me he llegado a estrenar con el tema de la esclavitud, pero sí me gustaría, así que me lo anoto que me suena bien.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  23. Albanta me lo apunto pero ya. Me encantan los libros que tratan cualquier aspecto de la historia americana. No importa lo trillado que este. Si encima tienen unos personajes tan carismáticos como los que tiene esta novela, no puedo resistirme!
    El tema de la esclavitud es tan desgarrador que se puede tratar de mil formas y puntos de vista distintos, asi que lo leeré seguro.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  24. La tengo anotada pero tendrá que ser para más adelante porque ahora vamos a tope ;-)

    Gracias, guapa !!!

    ResponderEliminar
  25. Esta temática me gusta mucho, así que después de ver tu reseña, si tropiezo con este libro, no lo voy a dejar pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  26. No he leído ningún libro que trate sobre la esclavitud, aunque si que he visto películas que me han gustado mucho. Lo que me echa un poco para atrás es lo que comentas del final. No sé, lo pensaré.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Este lo leí hace una eternidad y me gustó mucho, me parece un tema que, bien tratado, puede ser interesantísimo.
    besos

    ResponderEliminar
  28. Esta lleva en mi lista de deseos un tiempo y a pesar del precipitado final que comentas, todo lo demás es positivo. La conseguiré tarde o temprano.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Es la segunda reseña que leo del libro y la verdad es que me llama bastante la atención por su temática =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  30. Me alegra leer tu reseña, porque tengo el libro en casa y no las tenía todas conmigo. Tu reseña me anima a hacerle un hueco.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  31. Bueno, no me termino de decidir, pero si lo veo en la biblioteca lo cogeré!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!