martes, 8 de octubre de 2013

El ruido y la furia - William Faulkner



Título: El ruido y la furia
Autor: William Faulkner
Publicación: Alianza Editorial, 2013 (original 1929)
Páginas: 391
 
Novela clave en la obra de William Faulkner (1897-1962), ya que en ella consolidó el que habría de ser su mundo narrativo, “El ruido y la furia” (1929) –título que evoca los célebres versos de “Macbeth”– se articula en torno a los monólogos interiores de los hermanos Compson: Benjy, el idiota; el sensible Quentin, atormentado por el incestuoso amor que siente hacia su hermana Caddy, y el inescrupuloso Jason. La trágica historia que Faulkner va urdiendo con genial maestría en torno a los miembros de una antigua familia hacendada del Sur, desvela con una fuerza expresiva inusual la lenta e implacable corrosión del tiempo, así como el desvanecimiento y la perversión del intangible paraíso de la infancia.

Mi experiencia con la novela

William Faulkner actualmente está considerado como uno de los escritores más relevantes e influyentes de la literatura del siglo XX. Su estilo ha sembrado escuela en multitud de autores posteriores. El ruido y la furia, cuyo título inicial fue El sonido y la furia, fue publicada por primera vez en 1929  y es su obra más excepcional, la más representativa de su carrera y la mejor considerada.

No os voy a engañar, su lectura no ha sido fácil, quizás en sus primeras páginas incluso he estado tentada de abandonarlo pero poco a poco me he sumergido en una narración compleja pero en la que he encontrado multitud de elementos interesantes en su construcción. Bajo mi punto de vista uno de los puntos más atrayentes es la elaborada construcción de los personajes junto al tratamiento del tiempo que Faulkner realiza en la novela, tampoco exento de cierta complejidad.

En esta historia se nos presenta a los Compson, una familia tradicional del sur de Estados Unidos en los primeros treinta años del siglo XX ubicados en el estado imaginario de Yoknapatwpha (que representa a Missisipi). Se trata de una familia disfuncional a la que le ha tocado vivir grandes tragedias por lo que sus miembros se relacionan a través de complicadas relaciones cargadas de negatividad y reproches. Es como si cada uno de ellos estuviese y ocupase un lugar equivocado.

La historia se estructura a través de cuatro grandes capítulos narrados en primera persona por tres de sus personajes y un último capítulo que se torna a la tercera persona pero enfocado hacia el personaje de Disley, criada negra de la familia.

El primer capítulo –situado el 7 abril de 1928 - está narrado por Benji y comienza el día en que cumple 33 años de edad. Es el hijo menor y padece un retraso mental que avergüenza y castiga a toda la familia.  Recluido en casa generalmente son los criados negros quien se ocupan de él. Esta es sin duda la parte más compleja de la novela que incluso resulta confusa en ciertos momentos. A pesar de ello se percibe claramente la visión limitada de un personaje que no lo comprende todo. Benji presenta problemas para comunicarse y cuando percibe una situación tensa o comprometida reacciona llorando y berreando, es la única forma que tiene de expresar sus sentimientos. Oímos sus pensamientos, sus recuerdos y todas las cosas que provocan ruido en su cabeza.  Es a través de las situaciones vividas y estos recuerdos inconexos asociados a ellas que vamos obteniendo una primera visión respecto a la familia que nos va concretando a cada uno de sus  personajes. Las relaciones que los definen y como todos ellos están marcados por la carga que representa Benji, salvo Caddy, la única persona que le trata con cariño y se preocupa realmente por él.

El segundo narrador es Quentin, el hermano mayor, que en el año 1910 se encuentra en la universidad de Harvard y está  a punto de abandonar su estudios. Es uno de los personajes más complejos y atormentado por una pesada carga moral. Prácticamente está obsesionado con su hermana Caddy, a quien ama profundamente, pero no en el aspecto carnal, aunque él mismo duda si comete incesto, sino que el origen de esa obsesión es que ella, una mujer de ideas liberales y laxitud moral, no pierda el honor y se mantenga intacta y virgen. Cuando Caddy se casa para Quentin su vida se torna tan angustiosa que se dirige inexorablemente hacia la tragedia absoluta.

La tercera voz narrativa es la Jason en el que recae la responsabilidad familiar. Debe trabajar para mantenerlos a todos una vez muerto el padre de familia y se siente encorsetado y explotado porque le gustaría explorar ciertas opciones que no ha tenido y que se ve impedido por la situación familiar. Es egoísta, malicioso y vuelca constantemente su rabia contra la familia, la única forma de sacar el resentimiento que le provoca sentir que la culpa de su males la tienen ellos. Una madre angustiada a quien manipula constantemente, un molesto hermano deficiente que no es más que una carga, y una hermana a quien odia pero a cuya hija debe mantener. Finalmente Jason decide para todos un futuro en el que él se libra de todas las complicaciones.

El último capítulo es el único que tiene la voz narrativa en tercera persona pero está centrado en la criada negra Dilsey. Una mujer a la que consideran una más de la familia pero que desde su posición no se atreve a opinar a pesar de reprobar casi todo lo que ve en la familia. Es quizás el personaje más humano de la novela.

A los padres los iremos conociendo a través de las narraciones de los diversos personajes. Caroline, la madre vive atormentada por la realidad que le ha tocado vivir, por las apariencias que no puede guardar y que le avergüenzan profundamente, además es hipocondríaca y está constantemente enferma. Jason, padre de familia, tiene problemas con el alcohol y es una figura prácticamente ausente.

La prosa de Faulkner no es un camino de rosas, sobre todo al principio. Está narrada con un estilo intrincado, laborioso, técnicamente complejo en cuanto a recursos y técnicas narrativas que se va relajando a medida que avanzamos en la novela. La narración se conforma a partir de grandes monólogos interiores mezclados con diálogos secos, bruscos, rápidos que con pocas palabras tienen la capacidad de decir mucho.

Tras finalizar la novela, el propio autor en un apéndice nos revela algunos datos que han podido pasar desapercibidos por el lector a la vez que se puede tomar como una guía para situar en el espacio y tiempo todos los hechos narrados en la novela. Quizás Faulker consciente de la dificultad que entraña al lector quiso ayudarle proporcionándole una valiosa información a la par que algunos datos nuevos sobre los antepasados de la familia.

Si es verdad que al principio, en el primer capítulo, el lector entiende poco o muy poco, todo va cobrando sentido poco a poco y a través de los diferentes ojos de sus protagonistas de forma que al final y casi sin que nos demos cuenta se forma en nuestra mente un retrato bastante definido de esta familia. El tratamiento del tiempo que realiza Faulkner en esta novela no es lineal. Los personajes saltan entre sus recuerdos de forma arbitraria, sin seguir un orden y sin poner al lector antecedentes ni avisar de alguna manera.

Faulkner está muy lejos de presentar esta historia de forma obvia, juega con los personajes y situaciones constantemente llegando incluso a ser ambiguo en algunas situaciones y dejando que el lector asuma su parta. La decadencia de la familia no sólo económica sino moral, la obligación, el honor, la renuncia a los sueños, las dificultosas relaciones humanas en sus distintas variantes desde el amor, la lealtad hasta la envidia y el rencor, el racismo entre otros algunos de los temas que se tocan en esta novela tan rica en matices.

El título procede de una soliloquio de la obra Macbeth (Acto 5, Escena 5) de Shakespeare en el que dice: 

“La vida es una sombra… Un cuento contado por un idiota lleno de ruido y furia y que nada significa”.

Conclusión

El ruido y la furia no es una novela simple ni fácil, no es historia que uno puede leer de forma relajada y quizás sea mejor ir con la mente abierta y despejada. Si uno finalmente decide adentrarse en la maravillosa aventura que Faulkner nos propone no sólo encontrará una historia riquísima en personajes y sus perspectivas sino también una forma extraordinaria de examinar las complejas relaciones de una familia disfuncional con cierto tono crítico.

A pesar de haber intentado contar lo mínimo sobre esta novela para no estropear posibles lecturas me quedo con la sensación de que podría estar hablando durante horas del contenido de esta novela y que en esta ocasión sólo he tocado la superficie.







46 comentarios:

  1. Hola cielo, no conocía este libro pero me encanto tu reseño, lo tendré en cuenta. Besos

    ResponderEliminar
  2. No la conocía pero esta la dejo pasar, no me apetece nada complejo ahora.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. No me he estrenado con Faulkner todavía, pero ahora mismo estoy en plan cosas más ligeritas y entretenidas. No la descarto para más adelante.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo te he leído muy atenta porque no leí a Faulkner y respeto me da, así que aunque con un poco de paciencia se ve que has llegado a buen puerto. Además tu conclusión hace que más curiosidad produzca. Un beso

    ResponderEliminar
  5. He sacado este libro de la biblioteca un par de veces con muchas ganas de leerlo, pero al final me puede el respeto que me da el autor: parece una lectura intrincada, intensa, llena de trascendencia, y a veces me da miedo pasarme cosas por alto. Seguro que la leeré, aunque no garantizo que sea en breve. 1beso!

    ResponderEliminar
  6. De Faulkner no leí nada aunque esta, como bien dices, se ve muy compleja y creo que se me haría muy cuesta arriba su lectura. Parece que es de esas novelas que hay que buscarles el momento apropiado para darle su oportunidad.

    ResponderEliminar
  7. Es una de esas novelas protagonizadas por familias que está en mi interminable lista aunque por la dificultad de la lectura no sé si me acabaré animando con él
    besos

    ResponderEliminar
  8. A este autor le tengo muchas ganas. Creo que, al menos una vez en la vida, tendría que leer algo suyo. La novela que nos traes quizás no sea la más apropiada para enfrentarse a este autor por primera vez ¿no? Besos.

    ResponderEliminar
  9. Es uno de mis pendientes y tengo unas ganas inmensas de leerlo pero nunca encuentro el mejor momento para leerlo tranquila y sin prisas.
    Buenísima reseña. Como dices, podríamos pasarnos horas hablando de cualquier obra de Faulkner, pero tu reseña ha tocado los puntos más importantes.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. No me importaría leerlo pero ahora no me apetece leer algo complejo, tal vez en otra ocasión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Es un clásico con el que no me he atrevido, pero espero hacerlo, porque pese a su complejidad, está claro que merece la pena. Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Supongo que Faulkner puede resultar complicado al principio de leer hasta que te metes en sus historias y que conste que lo digo por otras de sus novelas. Esta aún no la he leído. Pero me parece un gran autor que sabía como describir personas y situaciones hasta que te hacía formar parte de ambos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. vaya... supuse que si era considerado tan buen escritor sería difícil y complejo pero no tanto. Parece que la espera merece la pena y no hay que rendirse en el primer capítulo. Seguramente algún día lea algo suyo, pero ahora no es el momento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. De momento lo voy a dejar pasar, no estoy para una novela que cueste de leer y que necesite mi atención plena y una cabeza totalmente despejada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Coincido totalmente contigo: "El ruido y la furia" no es una novela fácil por esos aspectos técnicos a los que cuesta acostumbrarse, pero si se continúa la lectura hasta el final, puede ser una buena experiencia literaria.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Aunque tu reseña me da la seguridad de que sin duda merecería la pena darle una oportunidad, no me veo yo ahora mismo haciendo el esfuerzo necesario. Sin embargo, tomo nota porque creo que encontraré el momento adecuado para ella.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Este es de los míos. Muy fan de Faulkner :) La parte de Benjy es casi imposible, hay que andar con mil ojos, el mismo Faulkner propuso editarla con tinta de colores para facilitar la lectura pero no admitieron la propuesta en la editorial. Ya, al principio, cuando oye la palabra caddie en el campo de golf y rememora a Caddy sabemos lo que nos espera. Es un magnífico libro que si relees, ya sabiendo la historia de antemano te sorprenderá por la cantidad de metáforas e imágenes que saltan a la vista :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás algún día lo relea ya sabiendo los tejemanejes de la historia y situando cada cosa en su lugar. No está descartado. Lo de la tinta no me parece mala idea para señalizar porque las primeras páginas me volví loca.

      Eliminar
  18. Hay libros asi :) pesados y nada faciles pero que esconden historias fantasticas

    ResponderEliminar
  19. Me cuesta acercarme a los clásicos. Ahora mismo no me apetece este tipo de lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Me la apunto pero tendré en cuenta la advertencia a la hora de ponerme con la lectura, la dejaré para una época más tranquila.

    ResponderEliminar
  21. Estoy un poco agobiada con tantos pendientes, pero un clásico como este debe estar en la lista, al menos para tenerlo presente; gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. De Faulkner tengo pendientes otras dos, incluiré esta y las barajaré, cualquiera que elija será un acierto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Vi la película y me gustó la historia, aunque imagino que pasada por la censura de Hollywood de la época. Con la reseña que has hecho, me la apunto sin duda.

    ResponderEliminar
  24. trata un tema que yo siempre rehuyo, pero el resto la verdad es que me motiva bastante.
    no me atrevo por ahora con el, a pesar de tu reseña.
    me alegro que lo hayas disfrutado y saboreado, a pesar de no ser una lectura facil.
    un besote

    ResponderEliminar
  25. Qué gusto da eso de encontrarse un libro del que hablarías horas y horas. Creo que es la frase que mejor define lo que ha significado el libro para ti. La verdad es que hay mucho libros a los que nos cuesta decidirnos precisamente por su complejidad, pero son tantas las alegrías que nos dan... Algún día espero que le llegue su momento para mi también.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta este libro!
    Es uno de mis favoritos de un autor imprescindible. Cuatro voces, dicen que la última pudiera ser el propio autor. Y es cierto, da para hablar horas y horas... y es difícil no contar siempre un poco más.
    Una fantástica reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Voy a quedarme con este libro porque cada vez disfruto más con narraciones complicadas, novelas de este tipo que cuentas que tardan en hacerse contigo y al final te dejan cautivada.
    Gran reseña, un beso.

    ResponderEliminar
  28. Pues esa sensación que nos trasladas al final de la reseña es bien buena. Y sólo aparece cuando hay un poso más allá de una historia, y no demasiadas veces ocurre. Faulkner está entre mis clásicos pendientes y tenía esta obra cómo primera opción. Aunque voy ya prevenido sobre su complejidad.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  29. Un autor que me produce mucho respeto y aún no me he estrenado con él. Pero voy a tener que echarle valor de una vez y animarme, que me has picado con tu reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  30. No me llama nada la atención el argumento pero si además dices que el estilo es complejo y laborioso, lo descarto totalmente.
    Besos!

    ResponderEliminar
  31. Wow tengo muchas ganas de leer este libro! no sabia que habia peli, tambien la veré seguro!!
    Besos :3

    ResponderEliminar
  32. Una amiga me había hablado de este libro, pero no sabía que era de Faulkner. Leí varios cuentos del mismo en la universidad y me gustó mucho, tanto que compré ¡Absalón, Absalón! y lo tengo como pendiente en casa.
    ¡Me lo apunto!

    ResponderEliminar
  33. Fue el primer libro que leí de Faulkner, hace ya unos cuantos años. Después vino Mientras agonizo y ya me cogió más preparada para leer a este magnífico autor que, como bien dices, no es nada fácil de leer. Aún así, muy recomendable para intercarlar con otro tipo de lecturas a las que nos dedicamos más habitualmente. En casa tengo esperándome Luz de agosto, pero por ahora no encuentro el momento adecuado para ponerme con ella.

    ResponderEliminar
  34. Me ha parecido interesante el argumento, aunque me he quedado con la impresión de que se me haría demasiado pesada. Es una de esas novelas para las cuales hay que encontrar el momento preciso... y no estoy en él.
    Besos!

    ResponderEliminar
  35. No recuerdo haber leído nada de este autor, pero la verdad que a pesar de que la sinopsis me atrae, lo que me echa para atrás es la complejidad de la obra, me da miedo abandonarla por la mitad por no verme capacitada para seguir leyendo.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  36. Tengo curiosidad por este autor ya que lo conozco desde hace mucho tiempo pero no he leído nada de él

    ResponderEliminar
  37. No lo conocía y parece curioso...tomo nota

    ResponderEliminar
  38. Acabas de describir el libro perfecto (para mi). Gracias

    ResponderEliminar
  39. Pues me lo llevo apuntado, tengo ganas de leer al autor. Aunque probablemente empiece por Absalón =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  40. Cuando en una reseña solo tocas la superficie es que la obra tiene mucho detrás

    ResponderEliminar
  41. La verdad es que el autor me impone, pero tu reseña me ha dejado con ganas. Me llama mucho la atención el tipo de relaciones que pueden tener lugar en tan complicada familia.
    Me llevo la recomendación:)
    1beso

    ResponderEliminar
  42. Hola!, muy buen blog y me fascino esta reseña en especial ya que es el libro que acabo de terminar. Demasiado complicado... divagaba un rato y tenía que volver hacia dos páginas. Al contrario que a ti. a mi se me dificultó mas el segundo capítulo, fue demasiado complicado seguir el ritmo, con tanto cambio repentino de tiempo y faltas de ortografías ocasionadas por la perturbación de Quentin. No obstante, muy buena reseña y sobre todo muy buena página, éxito!

    ResponderEliminar
  43. hola, lo estoy leyendo en estos momentos, voy por la segunda voz, y me está costando mucho, espero que el esfuerzo merezca la pena.

    ResponderEliminar
  44. Faulkner es apasionante, desafía al lector, propone juegos a cada párrafo. Hay que estar muy alerta con él. Me encanta su literatura.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!