martes, 15 de octubre de 2013

Las raíces del olivo - Courtney Miller Santo



Título: Las raíces del olivo
Autora: Courtney Miller Santo
Publicación: Ediciones B, abril de 2013
Páginas: 366

La familia Keller está formada por cinco generaciones de mujeres que viven en una gran casa, en medio de un olivar del valle de Sacramento. Anna, la matriarca, tiene ciento doce años y está decidida a convertirse en la persona más anciana del mundo.

Comparte la vivienda con su hija Bets, de noventa años, su nieta Callie, de sesenta y cinco, su bis- nieta Deb y su tataranieta Erin. Las dos mujeres mayores lucen más jóvenes de lo esperable y desafían los límites de la longevidad, y ello ha captado la atención de un genetista convencido de que tienen la clave que permitirá alterar el proceso de envejecimiento.

Pero Anna no quiere desvelar los secretos de las Keller. Como ella, cada una de las mujeres de la familia esconde su auténtica naturaleza. La llegada del genetista y el regreso al hogar, sola y embarazada, de Erin, la más joven, despertará emociones explosivas y destapará verdades ocultas.

Mi experiencia con la novela

Sin duda la portada de Las raíces del olivo, llena de luz, fresca y atractiva, invita ya a su lectura. Además su sinopsis marca una historia basada en las relaciones de cinco mujeres de una misma familia y los secretos que en ella se guardan. Ante estos dos aspectos me fue imposible dejar de lado esta novela.

Después de su lectura me he llevado una pequeña decepción. Por muchos motivos la novela no ha sido lo que yo esperaba y es de las pocas veces que una novela de este corte me deja tan fría. Si en principio su exterior nos hace pensar en una landscape en realidad la novela no sigue mucho esta línea y yo la definiría mejor dentro del subgénero saga familiar.

“Anna Davison Keller quería ser la persona más vieja del mundo. Creía que merecía esta distinción, pues siempre había tenido un cuidado muy especial con el recipiente que Dios le había dado.

Esta es la prometedora y sugerente frase con la que comienza la novela para introducirnos en la vida de cinco generaciones de mujeres de la familia Keller.  Anna tiene 112 años y aspira a ser la mujer más longeva del mundo. Para ella el secreto es simple: acido cítrico, aceite de oliva y agua. Vive en la gran casa familiar, Hill House, rodeada por una gran plantación de olivar a la que ha dedicado toda su vida situada en el valle de Sacramento junto a su hija Bets que tiene noventa años y su nieta Callie que ha cumplido los sesenta y cinco.

La resistencia de las mujeres Keller a los estragos del tiempo ha llamado la atención de un genetista indio que pretende indagar en la familia, tanto en su genética como en sus hábitos de vida y descubrir las causas del mismo. Justo el día en que esperan la llegada del médico, Erin, la más joven de la familia, la tataranieta de Anna, llega de forma inesperada con una gran novedad y es que está embarazada.

Mientras Anna está empeñada en que ciertos secretos no vean la luz, todas están convencidos de que Erin traerá una niña al mundo que continúe con la tradición familiar. Pero la preocupación de las mujeres aumenta cuando a Deb, la madre de Erin, le conceden la libertad condicional después de pasar veinte años encarcelada.

En líneas generales este es el argumento que define la novela y su principal apoyo son las distintas relaciones que unen a estas mujeres que si bien es cierto que esconden jugosos secretos también lo es que hay que armarse de una paciencia enorme hasta llegar a ellos. Una de las cosas que menos me ha convencido e incluso creo que ha entorpecido su lectura es la lentitud con la que la autora avanza a través de ella. Hay capítulos en los que prácticamente no sucede nada. Además la novela es desigual, hay partes que han logrado captar mi atención pero otras que no conseguían despertar de ninguna manera mi interés.  Por otro lado la trama del genetista  tras el comienzo queda relegada a un segundo plano y sin aportar algo realmente interesante. La autora la saca a colación cuando lo necesita. Aunque es cierto que da lugar a temas en cierto modo interesantes.

Respecto a sus personajes destacar a una de las protagonistas, Anna. Ella es sin duda el personaje más sólido, carismático y mejor forjado en la historia además de resultar el más interesante. Con el resto de los personajes he tenido sentimientos encontrados pero realmente ninguna de ellas ha logrado calar en mi, de forma que incluso me costaba situarlas a pesar de la enorme voluntad reconocible de la autora de dotarlas de entidad propia y diferenciarlas.

Anna es una mujer con una increíble vitalidad con respecto a la edad que tiene. Incansable en el trabajo y dispuesta a coger hasta la última aceituna que quede en un árbol es una mujer tozuda que conserva el juicio de forma intacta. Su vida no siempre ha sido fácil y ha tenido que aceptar algunas cosas pero no está dispuesta a que sus secretos vean la luz. Elisabeth, a quien todos llaman Bets, es su hija y ha cumplido los noventa años también en condiciones envidiables. Su marido vive en una residencia de ancianos aquejado de Alzheimer y tiene varios hijos. Los varones viven lejos de ella y sólo es Callie la que se encuentra a su lado a pesar de que su relación no sea excesivamente cordial y que a sus sesenta y cinco años está dispuesta a encontrar el amor. Quizás buscando la oportunidad que nunca ha tenido por un accidente que sufrió y le dejó secuelas. Ninguna de estas mujeres tiene una buena relación con Deb, la siguiente en la familia sobre todo porque su presencia les provoca miedo e incomodidad. La sentencia que cumple por asesinato en la cárcel en el fondo es un alivio y las mujeres esperan con inquietud su salida. Quizás la única con motivos para alegrarse sea su hija Erin para quien Deb es prácticamente una desconocida. Se crió en Hill House después de perder a ambos progenitores.

Sus relaciones son complejas, cargadas de reproches y tensiones. Se nota el cambio de generación que van sufriendo y  como esto en algunas ocasiones las aleja a unas de otras. El silencio entre ellas y los secretos hacen  mella en sus vidas y crea situaciones que agrian sus vidas.

Una de las cosas que si me ha gustado es la presencia de los olivares entorno a la familia. No sólo actúan como elementos que simbolizan las raíces familiares y la perdurabilidad en el tiempo como las mujeres de la familia sino que además desarrolla la historia de la familia a través del cultivo de este árbol.  El padre de Anna llegó desde Australia a finales del siglo XIX cargado con unos cuantos ejemplares que plantó e injertó con unos esquejes procedentes de Irlanda, consiguiendo un modo de vida y perpetuándose generación tras generación en Sacramento. Me ha llamado la atención el mimo con el que la autora describe las plantaciones, como las asemeja a la familia y les dota de cierto protagonismo.

La novela se estructura en cinco grandes partes dedicada cada una de ellas a una de las mujeres de la familia y dividida a su vez en capítulos cortos. A pesar de que esto debería permitirnos conocer de forma más profunda a cada una de ellas rompe el ritmo de la novela de alguna manera porque hay partes mucho más lentas que otras.

En cuanto al estilo narrativo no hay mucho que destacar. A pesar de un prosa sencilla, un vocabulario accesible al lector sin complicaciones sintácticas y algunos diálogos su lectura no resulta tan ágil como cabría esperar. Su desenlace también me ha parecido algo flojo por diversas cuestiones que quedan un poco en el aire y porque carece de la emoción que este tipo de libros requiere. La historia es demasiado lineal, no hay ninguna sorpresa para el lector ni un cambio de rumbo en la historia que te mantenga 
pegada a sus páginas.

Conclusión

Las raíces del olivo parte de una bonita y sugerente idea que por distintos motivos no termina en una trama que ha captado del todo mi interés. A pesar de los personajes realistas, las bonitas descripciones de los paisajes y algún que otro tema interesante la lentitud en su desarrollo pesa demasiado. Para mí es un buen ejemplo de que un libro nunca se puede juzgar por su portada.

36 comentarios:

  1. Qué lástima, siento que no haya cumplido con tus expectativas !!! Es difícil que un libro cale hondo si no empatizas con los personajes, y creo que este ha sido tu caso. Opino igual que tú, la portada es preciosa. Gracias por la reseña, besos !

    ResponderEliminar
  2. Las novelas no solo tienen que ser entretenidas o estar bien escritas. A mi también me pasa muchas veces que me acerco a una nueva historia con unas expectativas determinadas y por el camino se van perdiendo dejando mi lectura en menos de lo que seguramente se habrían quedado en otro momento.
    Siento que no la hayas disfrutado lo que esperabas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pues coincidimos bastante en la opinión sobre esta lectura: me pareció aburrida y que no cumplía las expectativas. Me interesaba mucho el tema del estudio genético de la longevidad pero después se queda en nada, y las relaciones entre las mujeres son muy desagradables, no entiendo por qué siguen viviendo juntas si se llevan fatal. Pero sí, hay descripciones de paisajes estupendos y alguna historia sobre el pasado del pueblo que están muy bien. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que pena, porque parecía muy bonito. Descartado queda...

    besos!

    ResponderEliminar
  5. Sin conocer nada de la novela, hubiera huido de ella por esa portada que me recuerda al landscape, pero luego dices que más bien es una saga familiar, género que no me disgusta. Sin embargo, por lo que dices, no creo que me acerque al libro, ya que no termina de ser redondo. 1beso!

    ResponderEliminar
  6. Qué pena que no haya sido lo que esperabas. Yo sí tengo ganas de leerla, siendo saga familiar va directa a mi lista a pesar de los puntos flojos que has señalado
    besos

    ResponderEliminar
  7. Hay que reconocer que una portada bonita hace mucho para que un libro capte tu atención y te pares a leer la sinopsis, que aunque tampoco siempre es demasiado significativa es la que finalmente me inclina a decidirme por un libro.
    Hay que reconocer que la portada de esta novela te invita a entrar en ella y la sinopsis también me hubiera interesado pero tras tu reseña está claro que no es suficientemente atractivo como para sumarlo a los eternos pendientes.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que lástima que no te haya terminado de llenar. No me llamaba y después de leer tu "desilusión", menos.
    El próximo será mejor, seguro.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Ni sabia de la existencia de este título, pero ahora tengo claro que no pierdo tiempo con él...
    Besitos!

    ResponderEliminar
  10. Este tipo de novelas a veces pecan un poco de falta de acción, y de hacerse un poco pesadas. Creo que lo dejo pasar. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Si hay algo que va en contra de estas novelas, eso es, precisamente, el ritmo lento, que acaba hartando al lector. Así pues, la descarto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  12. No conocía este libro pero no me termina de convencer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. A todos nos llaman la atención las portadas, una pena que el libro no estuviera a la altura. Uno menos

    ResponderEliminar
  14. Como mencionas, la portada invita a leerla, pero veo que el contenido no te ha convencido del todo y es una pena, así que por ahora la dejaré pasar; gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. yo sí sabía que era más saga que landscape, pero tras leer algunas reseñas incluida la tuya, creo que la dejaré pasar si no se me presenta la oportunidad de leerla.

    besos.

    ResponderEliminar
  16. Pues en vista de que no es para tanto, hay otras del género que prefiero leer antes, asi que la dejo pasar. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Tampoco me interesaba mucho el tema así de primeras, veo que lo mejor es dejarla pasar. Besos :)

    ResponderEliminar
  18. No me llamaba mucho la trama así en un primer vistazo a la sinopsis, y después de tus impresiones creo que me reafirmo en dejarla pasar. Sobre todo, si se hace un pelín lenta y pesada, no es mi lectura, desde luego.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Si que es verdad que la portada llama mucho la atención porque es muy bonita, pero leyendo la reseña que has escrito creo que no lo voy a leer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Ya van varias veces que lo veo pero sigue sin convencerme en fin lo dejo pasar...

    (me gusto tu blog me quedo, te invito a pasarte por el mio y a quedarte claro si te gusta)

    ResponderEliminar
  21. No tiene un argumento que me entusiasme y si a tí te ha decepcionado, lo dejaré pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Realmente la portada es muy sugerente. Pero tu opinión cuenta mucho más que cualquier portada. Así que éste lo dejo pasar.

    B.

    ResponderEliminar
  23. Totalmente de acuerdo en tu afirmación sobre el no fiarse de las portadas e incluso de la sinopsis porque después vienen las sorpresas desagradables, aunque en esta novela aún veo que hay bastante que salvar pese a la decepción que te causó porque esperabas que se encuadrara como landscape. Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Sí, leí otras reseñas y decían que prometía más de lo que daba. Para mi gusto es prescindible.

    ResponderEliminar
  25. Qué pena que no haya satisfecho tus expectativas.

    ResponderEliminar
  26. A mí también me hubiese atraído esa sinopsis, pero si dices que el tema está desaprovechado, mejor lo dejo pasar...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Por lo que cuentas, lo voy a dejar pasar, cosa que se agradece, con tanto pendiente...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  28. Vaya, siento mucho que no te haya gustado (aunque ya me lo habías adelantado por Twitter): Ya sabes que a mí sí que me gustó. No se me hizo lenta ni pesada; reconozco que no tiene un ritmo vertiginoso ni mucho menos pero los personajes me parecieron muy interesantes y la historia muy realista, muy normal. Quizás por éso no me importó que no pasaran demasiadas cosas... Yo la recuerdo con cariño, la verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. No me llama mucho pero al decir que no es ágil y que hay capítulos en los que no pasa nada me lo has dejado más claro todavía.
    Besos!

    ResponderEliminar
  30. Las portadas pueden ser muy traicioneras, jejeje. Lo tomo como un aviso ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Lo tengo anotado y me llama la atención, sé que me gustará pero no lo tengo y tengo tanto pendiente, que de momento me espero...

    ResponderEliminar
  32. Lástima que tras esa portada la historia no sea la esperada. De momento la dejo pasar.
    Besitos

    ResponderEliminar
  33. Desenlace flojo, historia lineal, no cumple las expectativas: Lo dejo pasar

    ResponderEliminar
  34. Pues mira me lo pones fácil porque así no tengo otro que apuntar a la lista y eso que la cubierta me gustaba. Besos

    ResponderEliminar
  35. Buf, pues creo que lo dejo pasar... U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  36. A mi me apetece más una saga familiar que un landscape, no sabes la desilusión que me he llevado después de leer la sinopsis al ver que no ha sido de tu agrado. Al final no sé qué haré, porque son varios los peros que le pones.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!