viernes, 24 de mayo de 2013

Lectora ¿maniática?


Cada lector es un mundo diferente. Hay lectores incansables e insaciables, lectores voraces, lectores ocasionales, lectores sentimentales, lectores pasionales, lectores frustrados, lectores aburridos…
Como dijo Edmund Wilson: “No hay dos personas que lean el mismo libro”.

Cada uno de nosotros a parte de unos gustos literarios y unos hábitos con el tiempo va adquiriendo una serie de manías que van condicionando su relación con los libros. Aquí os dejo las mías:

-          Siempre leo el primer párrafo de un libro al menos dos veces antes de continuar su lectura

-          Aunque me cueste reconocerlo, no me gusta prestar mis libros. Lo hago solamente con personas muy concretas que se que me lo van a devolver en perfectas condiciones. Otras en cambio, ya pueden insistir que me niego y ya encontraré mil y una excusas. He tenido varias experiencias negativas y no las pienso repetir.

-          Me gusta ordenar los libros en las estanterías en base a lo que me han hecho disfrutar y agrupando después por tamaño y editoriales.

-          Los libros no leídos los tengo en un lugar distinto a los que ya están leídos.

-          No soporto los libros con las hojas dobladas o arrugadas, escritos, subrayados o con anotaciones.  Además llevo fatal los libros que están doblados por el lomo. En más de una ocasión tengo que hacer malabarismos para que esto no ocurra pero cuando termino de leerlo el libro debe estar perfecto. Si la portada esta sucia por supuesto tengo que limpiarla.

-          Nunca leo la sinopsis antes de comenzar una lectura. Solo lo hago una vez leído el libro y para comparar.

-          Procuro tener papel y boli a mi lado mientras leo para tomar anotaciones que me parecen interesantes, aspectos o ideas interesantes del libro interesantes o copiar alguna frase que me llama la atención.

-          Siempre que puedo intento no dejar capítulos a medias. Calculo el tiempo según sus páginas y si pienso que no me va a dar tiempo lo dejo.

-          Si estoy disfrutando con un libro miro y remiro la portada, lo acaricio, inspiro su olor…

-          Me gusta tener siempre a mano y cerca de mí las lecturas actuales

 Me ha salido una lista bastante grande. ¿Y vuestras manías cuáles son?

55 comentarios:

  1. Coincido contigo en la 2ª, 3ª, 4ª y 5ª. En la segunda soy más radical que tú o no tengo esas personas concretas de las que me pueda fiar. He tenido malas experiencias con personas muy cercanas. En la 3ª sólo los agrupo por lo que me han gustado y después siguen el orden de llegada a mi casa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. hola, pensaba que no tenia manias pero leyendote creo que tengo algunas, jejejeje

    no doblar páginas, ni escribir en los libros, como tu dices el libro tiene que estar con el mejor aspecto imposible, como nuevo cuando acabe con él.

    tengo separados los leidos de los no leidos.
    no leo sinopsis.
    solo presto los libros cuando es un compromiso y me da miedo a que no me devuelvan o me lo devuelvan en condiciones pésimas.
    no dejar los capítulos a medias, cuando tengo que hacerlo por algún motivo me da mucha rabia.
    Cuando compro un libro me gusta tocarlo, verlo, mirarlo y ojearlo.
    Me gusta ser yo la que haga la primera lectura de un libro que he comprado (que hay veces que nada mas comprarlo ya me estan diciendo que se lo deje)

    y seguro que si pienso tengo alguna mas

    un beso

    ResponderEliminar
  3. Me llama la atención que leas el párrafo primero dos veces. Una manía muy curiosa jejej. En cuanto a lo demás, a mí tampoco me gusta prestar libros. Cuando veo que la conversación va a derivar en un "... pues a ver si me lo prestas", pego un cambio brusco en otra dirección. Tampoco me gustan los libros muy manoseados, excepto los de la biblioteca que con esos no hay más remedio que aceptarlo y prefiero pensar que son libros con historia. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad es que yo tengo pocas manías a la hora de leer. Lo único que me molesta es encontrar los libros con las páginas o los lomos doblados. Y desde que tengo el blog, desde luego, la libretita y el boli me acompañan a cualquier parte donde vaya con el libro.
    Respecto a prestar libros, la verdad, he prestado y perdido tantos que ya he perdido la cuenta. Lo que he observado es que últimamente la gente pide prestados menos libros. O lee menos, o se los compra, o van a las bibliotecas que desde luego cada día están mejor (por lo menos la que yo suelo ir)
    Una entrada interesante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho esta entrada! yo también tengo un montón de manías lectoras. Me gusta ordenar mis libros poniendo en las baldas principales de las estanterías los que más me han gustado para verlos mejor!; no soporto que se doblen las esquinas (no habrá marca páginas poco guapos para evitar eso), en cambio subrayo, siepre a lapiz eso sí, cuando veo algo que me gusta; y ay lo de prestar... El gran dilema, me cuido muy mucho de a quién porque el libro es uno de los objetos que más tiende a no volver!

    ResponderEliminar
  6. Yo también tengo pocas manías cuando leo un libro, pero en cambio soy un poco caótica, nunca tengo a mano un bolígrafo para apuntar algo que me interesa recordar, presto libros y no recuerdo a quién, no los tengo bien ordenados en la estantería... La manía que sí tengo es que casi siempre, cuando acabo un libro, le doy la paliza a mi marido contándole lo que me ha parecido, aunque a veces le provoque bostezos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Una entrada muy buena y original. Sin duda podría tomarse como un decálogo sobre las costumbres de cada lector. Me imagino que en el tema de las lecturas se podrá aplicar el dicho que hay de que cada casa es un mundo, en este caso sería cada lector. Desde luego, que no hay dos lectores que lean la misma novela pues aunque físicamente sí lo sea nuestro punto de vista será distinto. Se pueden coincidir en algunos puntos de la lectura pero cada uno tiene su visión particular sobre lo que lee. Pasa también como este decálogo. Por ejemplo, yo si leo las reseñas para que, junto con la portada, tenga una idea de lo que realmente me encontraré en las páginas del libro. Incluso, aun así, en algunas ocasiones nos llevamos la sorpresa de que lo que leemos no es lo que no tiene nada que ver con la portada ni la contraportada. Desde luego, me parece una aberración el subrayar, colorear o hacer cualquier anotación en la misma novela. En fin, daría lugar a un buen debate, sin duda. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Coincidimos en unas cuantas. Añado mi manía de leer siempre, antes de empezar, la última palabra del libro. ¡Solamente esa palabra! Con el tiempo he desarrollado la habilidad de no ver nada más no sea que me fastidie la lectura. ¡Ah! Y siempre anoto la fecha y el lugar en el que comienzo la lectura.

    ResponderEliminar
  9. Pues coincidimos más o menos en la 4º (digo más o menos porque yo no los coloco en un lugar distinto, pero sí de una manera distinta que deja claro cuáles he leído y cuáles no), la 6º (tras varias decepciones en las que la sinopsis prácticamente te destripaba el final), la 8º (aunque con las excepciones de esos libros con capítulos interminables, de esos que, por ejemplo, en 500 páginas sólo tienen cuatro capítulos), y por supuesto la 9º.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Yo comparto contigo la 5, 7 y 8. Odio muchísimo cuando la gente usa como marcapáginas las propias páginas doblándolas. Me duele en el alma la marca que le queda a la página. TAmbién sufro cuando se me doblan las esquinas de las portadas...
    Me gusta anotar frases que me llegan pero no soy tan ordenada de tener papel y lápiz a mano. Cojo el primer papel que encuentro y ahí lo apunto (eso sí, luego sé de sobra dónde apunté cada frase... jeje).
    Y por último, también miro lo que me queda de capítulo antes de seguir. No me gusta dejar capítulos a medias a no ser que sea por causa de fuerza mayor...
    Otra cosa más, sería que me gusta mucho embelesarme con las portadas... Soy muy visual, a mí si me entra por el ojo, me llega. Eso sí, luego leo la sinopsis no vaya ser que luego me lleve una desilusión...
    ¡SAludos!

    ResponderEliminar
  11. Coincidimos en lo que no nos gusta dejar libros. Lo hago muuuy de vez en cuando y si estoy segura de que me lo van a devolver intacto.
    Además, también odio que los libros tengan hojas arrugadas, o el lomo despegado o cosas así.
    Y también intento no dejar un capítulo a medias. Pocas veces lo hago.

    Tengo una manía muy mala que estoy intentando quitarme y es que leo el último parráfo de todos los libros! Lo sé, lo sé, soy lo peor. Pero últimamente lo estoy evitando aunque me cuesta! :P

    ResponderEliminar
  12. Yo también suelo embarcarme en una lectura con un bolígrafo y un cuaderno a mano; aunque con las lecturas digitales casi no saco apuntes, sino que me limito a subrayar los fragmentos más interesantes. Y es cierto que antes también me hacía cierta confusión acercarme a un libro que no estuviera en muy buen estado, pero eso fue cambiando con el paso del tiempo. Un beso,

    ResponderEliminar
  13. Pues coincidimos en la mayoría de estas "manías" aunque yo tengo alguna más que sé que sacan de quicio a mi pareja y es que tengo los libros guardados como oro en paño y no me gusta que nadie los toque. No me gusta que llegue alguien a casa y diga a ver que libro es este y lo saque del estante, es una manía muy rara, pero no sé, me da miedo que los traten mal o los ensucien. Y por supuesto lo de dejar libros ya me es impensable...
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado, coincido en casi todas y tengo algunas más :P
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Tampoco me gusta dejarlos ni que estén subrayados ni ointados. Y me gusta mirar la portada en bastantes ocasiones mientras lo leo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Muy buena entrada! Pues coincido en la 2, 5, 7, 9, 10 Jejej Y tengo unos cuantos hábitos más...

    ResponderEliminar
  17. Una entrada muy interesante, creo que yo no soy tan maniática. Antes me gustaba leer el último párrafo, ya no, me ha fastidiado algún libro.

    ResponderEliminar
  18. Manías, manías. Creo que en general con el tiempo, una se hace más y más maniática, en la lectura y en todo. a ver que piense... a mi si me gusta subrayar los libros, peor solo lo hago con los míos (no con los prestados, ni con los de la biblioteca) y cada vez me gusta más eso, porque sí, porque me gusta abrir y encontrar algo que resuene. No me gusta nada doblar las esquinas de los libros, esos no. Antes no usaba marcapáginas, intentaba memorizar la página, estoy perdiendo facultades y ganando maracpáginas muy bonitos, jeje. Eso por decir algunas, y una cosa que llevo mal últimamente es leer "obligada" me repatea, así que no lo hago, ea!
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Lo de el préstamo de los libros (por malas experiencias, como que no te los devuelvan nunca), no dejar capítulos a medias y no aguantar las hojas dobladas y las anotaciones y subrayados en los libros, a nosotras también nos pasa.

    ResponderEliminar
  20. Por cierto, confesad: ¿alguna vez habéis dado largas cuando os han pedido prestado un libro para no tener que dejarlo? En plan "se me ha olvidado" "se lo he dejado a mi hermana" "no lo encuentro" y así hasta que la persona que te lo ha pedido se olvida o lo da por imposible.

    ResponderEliminar
  21. Madre mía, pues coincido contigo en casi todas jajajajaja A mi también me cuesta prestar libros, de hecho no lo hago si no es a alguien de mi total confianza. Ya he perdido demasiados libros que dejé y no han vuelto.

    Yo tengo la manía de, cuando empiezo un libro, siempre leo la última página o párrafo (si es cortito) XD

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  22. Yo tampoco presto libros. Y nunca leo dos veces el mismo libro.

    ResponderEliminar
  23. A mi no me cuesta nada reconocerlo. Tengo una lista muy corta y muy concreta de a quien puedo dejar mis libros (y no dejo todos los libros ni siquiera a esas personas).
    Mi orden de libros va más por género y apellido y tengo separados a los de habla hispana del resto.
    Tengo una estantería solo dedicada a mis tesoros.
    Yo también tengo los libros no leídos los tengo en un lugar distinto a los que ya están leídos.
    Cuido mucho los libros e intento por todos los medios estropearlos lo menos posible. Como es lógico prohibido subrayar, y doblar..
    Tengo una libreta donde apunto todo lo que me va gustando.
    Si un libro me ha gustado muchísimo me tomo un descanso más largo hasta el siguiente para absorber bien su historia.
    Y muchas más manías y eso que no me considero maniaca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Lo de prestar los libros no lo llevo bien. Sé a las personas que se los puedo prestar, que me han demostrado que los cuidan y los devuelven y de este pequeñito grupo no salgo. Y antes tenía la manía de ordenarlos alfabeticamente, pero ahora van según tamaño, para aprovechar mejor los huecos. Yno soporto doblar las páginas de un libro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  25. Qué curiosa reseña!!!! Coincido prácticamente en todo, excepto en lo de doblar las hojas, siempre suelo perder los marcapáginas así que doblar la esquinita es mi santo y seña y en lo de ordenarlos por lo mucho que me han gustado; yo también guardo los libros no leídos en otro lugar, también suelo no leer la sinopsis y sí la leo, la leo al final, no me gusta prestarlos, limpio las portada si ésta está sucia, etc. todo lo demás igualito que tú. Qué curioso nunca me había parado a pensarlo!

    ResponderEliminar
  26. Coincidimos en varias. Tampoco los presto si no es a personas concretas. Leo un par de veces ese párrafo primero del que hablas, procuro tener papel y boli, o cuaderno de notas de android...Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Veo que no soy tan diferente a ti, no me gusta prestar mis libros (ya he perdido dos), no me gusta los libros pintados doblados o arrugados, los libros que me gustan tienen un lugar preferente en mi estantería. Después en la forma de leer la única preferencia es que me gusta leer de noche.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Yo no tengo tantas "manías" la verdad, aunque coincido con algunas de las tuyas. También intento dejar de leer finalizando un capítulo, no me gusta dejarlos a medias porque me pierdo y si alguna noche me ha vencido el sueño y cuando retomo la lectura está a mitad de capítulo, vuelvo al principio y leo desde ahí para recordar. Yo por ejemplo sí que leo las sinopsis, me gusta hacerme una idea de lo que voy a leer, aunque reconozco que a veces esto crea demasiadas expectativas o hace que descartes libros que si los hubieras leído los habrías disfrutado.
    Mi manía número uno es que leo en la cama por las noches, es cuando realmente me apetece. Yo creo que no tengo más. Manías lectoras.
    Besos!

    ResponderEliminar
  29. Coincidimos en la 2, 3, 5 y 7! Me ha gustado mucho tu entrada de hoy: las manías lectoras definen a los tipos diferentes de personas que aman la literatura... 1beso!

    ResponderEliminar
  30. Yo, al reves que tú: siempre tengo que leer la sinopsis antes del libro, ya que si no voy muy perdida a la lectura. Tanto, que es comparable con entrar en una habitación a oscuras.

    Coincido en querer acabar el capítulo, si no, me dejan a medias.

    Todos tenemos manias lectoras, leer es como un ritual. Besos!

    ResponderEliminar
  31. Coincidimos en muchas cosas! En casi todas casi.
    Yo ordeno por editorial, dentro de ahí por autora y dentro de ahí por serie xD Y si, los no leídos van a otro lado para tenerlos a la vista.
    No leo los argumentos de los libros antes de leerlo, solo cuando me hago con ellos.
    Los capítulos miro las páginas antes de comenzar por si no me da tiempo xD

    Lo único que no hago es lo de papel y boli porque cuando leo un libro no me gusta estar escribiendo ni pensando en la próxima reseña ni nada. Ya luego me vuelvo loca buscando la cita o la frase que me gustó.

    un beso!

    ResponderEliminar
  32. Coincidimos en algunas. Lo de prestar los libros, nunca más lo voy a hacer porque la gente tiene una manía muy mala ,que es no devolverlos. Me ha pasado varias veces y estoy escarmentada. Solo se los dejo a personas muy cercanas.
    A mi padre lo tengo tan obsesionado con que trate bien el libro, que lo envuelve en varias capas de papel. Yo le digo que tampoco exagere, pero él dice que se queda más tranquilo. Pobre.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  33. Yo comparto todas tus manías a las que añadiría varias más: fuardo diempre los cuadernos de anotaciones y luego los clasifico, les pongo etiquetas con los títulos de los libros de las notas que contienen. Un beso

    ResponderEliminar
  34. Hago algunas de tus manías, sobre todo la de no dejar de leer hasta que el capítulo no termina, es algo que me puede jajaj, un beso

    ResponderEliminar
  35. Coincidimos completamente con esto, la verdad es que soy muy cuidadosa con mis libros, me choca prestarlos, por eso solo lo hago a personas que de verdad conosco y se que los van a cuidar. Saludos :D

    ResponderEliminar
  36. Pues tienes alguna manía curiosa y otras que a mí me resultaría difícil cumplir.
    También detesto pintar en los libros y doblar las páginas, pero creo que un libro con alguna arruguita o pequeña mancha o zona desgastada en la cubierta o en el lomo es señal de que ese libro ha pasado por lectores y por consiguiente es un libro feliz =)
    En cuanto a la sinopsis creo que en ocasiones se disfruta más de un libro si no se lee, lo que pasa es que yo me baso en ellas para decidir si el libro tiene o no posibilidades de gustarme... ¡Me pregunto cómo puede escogerse una lectura sin saber siquiera de qué va!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Valla! Yo no tengo tantas manías. Cuido mis libros, claro, pero no estoy tan pendiente.
    Un saludo
    xoxo
    Amarie
    Libros hasta el Amanecer

    ResponderEliminar
  38. La verdad en mi casa los libros siempre terminan deshojados, machacados, manchados y todo lo que termine en "ados", los prestamos, los intercambiamos, los discutimos y los gozamos y cuando ya están para el arrastre, si nos gusto mucho, lo volvemos a comprar. (Es lo malo cuando tienes una familia tan extensa en la que todos leen, risas).

    Mi unica mania es que cuando termino de leer un libro le escribo su reseña, tengo cuadernos llenos de ellas XD

    ResponderEliminar
  39. Qué razón tenía Edmund con lo de que no hay dos personas que lean el mismo libro!! Yo no tengo grandes manías. Adoro toquetearlos mientras los leo, mirar la portada... (aunque con el formato digital la cosa se complica en ese aspecto) olerlos... Siempre procuro también tener cerca mi libreta de anotaciones, para ir dejando las ideas que me van surgiendo, y lleno el libro post-it para marcar esos fragmentos que me han conquistado =D (cuando acabo la lectura y los recojo en la reseña los quito del libro)
    También me gusta enfrentarme a las historias con la menor información posible, las sinopsis las leo pero los resúmenes personales de las reseñas los suelo pasar por alto si veo que son muy detallados.
    Yo también odio que se doble el lomo pero... ains... cuéntame tus trucos porque... A veces me es imposible.
    En cuanto al préstamo, también me cuido mucho de a quien dejo mis libros. Normalmente es un círculo cerrado de familiares y amigos cercanos.
    Una entrada muy interesante, Albanta. Una siempre tiene curiosidad por estas pequeñas cosas ;-)
    Un besin

    ResponderEliminar
  40. Yo tampoco soy de prestar libros, solo a unos pocos amigos, ya que me han devuelto algunos destrozados y otros los he perdido para siempre. No me gusta doblar las páginas ni escribir en ellos, al leer tengo papel y boli a mano para tomar anotaciones. No tengo manías con la clasificación, pero si que últimamente voy separando los no leídos de los leídos.
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Yo creo que tengo todas las manías del mundo.
    si que presto libros, incluso regalo, no tengo mayores problemas y me da pena que se queden cogiendo polvo. tengo suerte y salvo un par todos han regresado siempre. no me gustan los libros pintarrajeados, me ponen nerviosa. Ni hojas dobladas, arrugas o ver que los leen doblando la tapa hacia atrás ¿de verdad no hay una ley que meta en una cárcel horrenda a la gente que dobla así los libros?
    Tampoco me gusta leer los libros en pleno boom porque me aburro sólo de lo que leí sobre ellos. Ni dejo capítulos a mitad, ni me gusta tampoco que miren dentro de mi libro (mientras lo estoy leyendo es sólo mío, nadie puede ojearlo...)
    Ostras, creo que no sigo porque podría tirarme así tres días.
    Besos

    ResponderEliminar
  42. Comparto algunas 'manías', como la separación entre libros leídos y no leídos. Tampoco me gusta mucho prestar.

    Besos, interesante post :)

    ResponderEliminar
  43. No coincidimos en casi ninguna, pero estoy de acuerdo en que cada lector es diferente.

    Mi peculiaridad es que no tengo ningún orden en mi biblioteca, pero se exactamente donde está cada libro.

    Nuño

    http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  44. Las comparto todas contigo,excepto lo de la sinopsis y añadiría alguna mas. No me gusta tampoco dejar mis libros, al igual que tu he tenido malas experiencias y aun estoy esperando por algún libro de hace años, y no, lo siento, pero son mis tesoros y solo los dejo si vienen con vuelta y tal como fueron de estado.

    Una de mis manías es que cuando estoy en una librería mirándolos para ver cual compro, si me decido por uno tengo que leer la primera página allí, si en esa primera página no me interesa lo descarto, tiene que atraerme desde la primera palabra.

    Y antes tenía la manía de leerme siempre la ultima página, aunque empezara con una palabra cortada o una frase a la mitad, pero me gustaba imaginarme que pasaba desde el principio para que terminara de esa forma, y a lo mejor estaba en mitad del libro y era algo totalmente al final y me comía la cabeza pensando: Que leches pasa para que cambie tanto la cosa y termine de esa forma? y me daba mas ganas de leer.

    Nos leemos, saludos!!

    ResponderEliminar
  45. Comparto contigo la de mirar y remirar la portada cuando me está gustando.

    ResponderEliminar
  46. Creo que yo no soy demasiado maniática y leyendo además algunos comentarios lo confirmo. Prestar libros tiene su riesgo y reconozco que no soy muy dada a ello pero lo hago. Me gusta cuidarlos pero sin exageración, me gusta que se note que un libro ha sido usado aunque no suelo subrayar ni hacer anotaciones. Lo dejo donde cae, en mitad de un capítulo, una página o un párrafo, a veces no puedo elegir mucho, el tren llega a la estación y tengo que bajarme. También en las estanterías soy un poco caótica, no tengo un sistema especial para organizarlos, los más nuevos están más a mano y ya esta. En las remodelaciones los acomodo un poco más, generalmente por autores, pero poco más.

    De todas formas pensaré más despacio en ello, que a lo mejor tengo otras en las que ni reparo.

    Besos

    ResponderEliminar
  47. Jajaja, en algunas "manías" coicidimos, albanta. Eso de medir el tiempo lo hago yo también, porque me da una rabia enorme dejar capítulos a medias cuando voy a dormirme o a ponerme con otra cosa.

    Y también soy de los de boli y libreta a mano. Y libreta especial y únicamente para frases y citas, por cierto.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  48. Coincidimos en más de una costumbre. Algún día también me pondré yo a escribir mis rarezas.

    ResponderEliminar
  49. Coincidimos en varias.
    No suelo leer las sinopsis completas, leo un par de renglones y fuera...
    En cuanto a prestarlos, ni de coña, solo se los dejo a tres personas concretas.

    Besotes

    ResponderEliminar
  50. Me pasa como a ti en respecto a prestar los libros. Lo hago solo con algunas personas. Tengo una amiga en concreto, con un niño pequeño, que no le prestaría ni la guía de teléfonos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  51. Glubs. Comparto demasiadas de tus manías lectoras

    ResponderEliminar
  52. Que post mas interesante!!
    Yo tambien tengo algunas:siempre leo las sinopsis(menos del ultimo que estoy leyendo curiosamente,el de La reina descalza),procuro leer por capitulos,segun termino uno empiezo otro seguido,si me esta gustando mucho y me da pena terminarlo aminoro el ritmo para que me dure mas,nunca releo libros,no suelo comprar libros los tomo prestados de la biblioteca,y los que tengo no los presto,a no ser que me de igual que no me lo devuelvan,si leo un libro de un escritor que me gusta procuro leer todos sus libros seguidos.

    ResponderEliminar
  53. Coincido contigo en alguna manía, como por ejemplo no querer prestar mis libros, tener separados los libros leídos de los no leídos, no empezar un capítulo si sé que no me da tiempo a acabarlo y limpiar la portada cuando acabo de leerlo y veo que se ha ensuciado un poco... es que mis libros son mi tesoro!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  54. Albanta coincidimos en muchísimas cosas!
    Lo que más me ha gustado es saber que tu también prefieres tener una libreta al lado donde tomar anotaciones de tus lecturas en vez de subrayar directamente en el libro.
    Y en lo que respecta a dejar libros...Madre mia yo me he llevado tantos disgustos por no recuperar libros prestados que al final he optado por no prestar a casi nadie; solo a varias personas que se que son de fiar y también odian perder libros prestados :)
    Me ha gustado mucho conocer tus manías lectoras! Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!