lunes, 4 de enero de 2016

La muerte en Venecia - Thomas Mann



Título: La muerte en Venecia
Autor: Thomas Mann
Publicación: Navona, septiembre de 2015
Páginas: 138

Su belleza superaba lo expresable y, como tantas otras veces, Aschenbach sintió, apesadumbrado, que la palabra sólo puede celebrar la belleza, no reproducirla. “ THOMAS MANN

Mis impresiones

Conocí a Thomas Mann por todo lo alto o por todo lo ancho, según se mire, con La montaña mágica. No fue en absoluto una mala experiencia la que tuve con ella aunque si demasiado extensa en mi opinión. Me dejó claro ya en esa ocasión y en alguna que otra que Mann va mucho más allá de las tramas de sus novelas por lo que creo que es un autor no apto para todo el mundo a pesar de su reconocida fama mundial y de haber obtenido el premio Nobel en 1929. La muerte en Venecia fue publicada originalmente en 1912 y se considera una de las obras más importantes del autor alemán.

La historia da comienzo en Múnich en algún año no concretado del siglo XX. Es el lugar donde Gustav von Aschenbach ha residido durante la mayor de su parte de su vida. Por su educación nunca ha sido amigo de los viajes ni ha vivido demasiadas experiencias. Su vida ha sido dedicada a trabajar y consagrar su carrera como escritor con una determinación y voluntad férrea. Sin embargo, una tarde mientras pasea por la ciudad el simple hecho de encontrarse un extranjero despierta en él el ansia de viajar hacia un lugar donde conocer otra forma de vida y de paso reiniciar su inspiración para escribir.

De esta forma y tras probar en algún lugar donde siente que no encaja llega hasta la ciudad de Venecia. Allí conoce a un bello joven llamado Tadrio que despierta su interés de forma inmediata….

Este es el punto inicial de la novela y el que sirve al autor para despertar una vorágine de emociones en su protagonista. La novela tiene un argumento muy sencillo, de hecho hay poco más de lo que os he contado en cuestión de trama porque la misma se va sucediendo narrando los días del protagonista mientras toma la decisión de marcharse de Múnich y lo que va viviendo hasta llegar a Venecia. Allí se instala en un lujoso hotel y se mete de lleno en narrarnos los encuentros con el muchacho y la lucha interna que se produce en el protagonista.

Aschenbach, viudo y con una hija ya casada, siempre ha sido un hombre creativo, con facilidad para la escritura pero también un hombre disciplinado en el trabajo. Ha logrado por ello fama y reconocimiento pero de repente en la cuarentena siente que necesita darse un respiro y vivir algo diferente. Llega a Venecia y allí conoce a Tadrio, un adolescente polaco de familia adinerada y de una belleza excepcional. Es entonces cuando el protagonista, seducido y enamorado, tiene que enfrentar a sus sentimientos a la moral en que ha sido educado. Así vamos viendo el declive del personaje, su obsesión por el joven Tadrio, su pasión que es consciente de que no llegará a consumarse.

A entender quizás desde un principio se concibe este amor como algo inalcanzable o platónico y basado principalmente en la belleza del joven. Quizás Aschenbach más que al joven ama su aspecto. Pero a la larga termina por cambiar profundamente al personaje y ofrecerle otros conceptos de la propia vida, la que ha vivido y lo que ha buscado en ella. De todas formas creo que es una novela que puede admitir diferentes interpretaciones subjetivas de cada lector que se acerque a ella.

En la novela la descripción de escenarios no cobra mucha importancia pero aun así el lector vive y siente el ambiente de la ciudad veneciana. Las góndolas, el siroco y el ambiente veraniego que otorgan la playa y los turistas. Casi al final estos van desapareciendo porque algo está ocurriendo en la ciudad, algo que las autoridades quieren mantener en secreto pero que Aschenbach se empeña en descubrir con el miedo de perder al joven. La misma decadencia de la ciudad tiene de algún modo cierto paralelismo con la del personaje.

Sin duda la muerte está muy presente en la novela. De hecho comienza en un cementerio donde el protagonista se encuentra con un extranjero al que no puede sostener la mirada. Un anciano que se hace pasar por un hombre joven que se encuentra durante el viaje a Venecia y que a él le repugna su comportamiento (es una escena que más adelante cobrará muchísimo significado). Luego tenemos las góndolas que compara con ataúdes (el color, la forma, el silencio, su viaje en ella que al protagonista le hubiese gustado que durara eternamente). También la epidemia que asola la ciudad y que puede causar muchas muertes.

La prosa de Mann es muy lírica, cuidada y cargada de simbolismos y referencias a la mitología. En algún momento puede llegar a ser un poco densa, sobre todo al principio donde se perciben un mayor uso de adjetivos. Una novela para leer con tranquilidad por la escasa acción que tiene y para poder apreciar la riqueza en detalles que nos ofrece su autor en la construcción  de los personajes. Cada escena tiene un fuerte significado aunque quizás algunas haya que esperar para encontrárselo. Con respecto al final, es el que tiene que ser y el único que daría sentido a la historia contada. Se dice que sus obras se inspiran en acontecimientos que el autor ha vivido de cerca. Y parece que también esta novela tiene algunos apuntes biográficos.

A modo de curiosidad solo me queda contar que la novela fue adaptada al cine en 1971 por el director italiano Luchino Visconti aunque este introdujo algunos cambios en la historia.

Conclusión

La muerte en Venecia me ha resultado un lectura enjundiosa y maravillosamente narrada que nos descubre una transformación profunda de su protagonista principal y nos habla de su declive moral y físico. Una novela que Navona nos presenta como una "Ineludible", colección que a mí me tiene conquistada por completo



22 comentarios:

  1. De este autor quiero leer para empezar Los Buddenbrook y tengo también La montaña mágica, luego ya veré si sigo con algún otro
    Besos

    ResponderEliminar
  2. A mi tambien me tiene conquistada esta colección de Ineludibles. A ver cuándo puedo leer mas. Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues nada, otro ineludible más a mi lista!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Este lo dejo pasar, no es de los míos. No dudo de su calidad, pero no es el tipo de lectura que suele gustarme.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Solo he leído La montaña mágica de este autor, y hace muchísimo tiempo. Tocaría releerlo y algún otro como este por ejemplo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Pues la verdad es que me gusta mucho lo que cuentas. Tengo pendientes varios títulos y lo coloco en cabecera.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Por ahora no me voy a animar. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace años y me encantó, lo disfruté muchísimo y es que tanto la historia como la forma de narrar de Thomas Mann encadila desde el principio. Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. Tengo que volver a leer "La muerte en Venecia" porque esta nueva edición (y traducción) de Navona es estupenda, como todos me decís. La leí hace años y la traducción estaba un poco pasada. La novela que más me ha gustado hasta la fecha de Thomas Mann es "Los Buddenbrook" pero reconozco que no pude terminar "La montaña mágica". Bss

    ResponderEliminar
  10. Tengo pendiente Los Buddenbrok primero. Luego ya veré si me pongo con este, la peli intenté verla y me aburrió mucho.

    ResponderEliminar
  11. Uno de mis grandes pendientes, y lo tengo en la estantería, así que a ver si tu reseña me sirve de estímulo y me animo al fin con él; gracias.

    Besos y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  12. Es un libro estupendo. Ha sido mi primera lectura de 2016 y no podía haber empezado mejor :D

    ResponderEliminar
  13. No he leído nada de Thomas Mann y quizás me estrene con este libro. Muy buena reseña, gracias :)

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo con tus impresiones.

    ResponderEliminar
  15. No me llama la atención, pero gracias por la reseña.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. Este y salvar a Mozart son los que más me apetecen

    ResponderEliminar
  17. Es una de esas obras cortas que impactan de una forma brutal. A mí al menos me ocurrió eso, y al leer la reseña, me han dado ganas de coger mi tomo... un gran libro.

    Besooos!!

    ResponderEliminar
  18. Me apetece leerlo, pinta bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  19. De todos los de Navona, este es el que más respeto me impone. No he leído a Mann todavía y tiene mucho que ver todo eso que tú comentas. Tampoco creo que sea un autor para masas la verdad. De momento, no me lo planteo, pero sí me gustaría darle una oportunidad algún día. Si lo hago, lo mismo me animo con este y dejaría para más adelante La montaña mágica. Besos.

    ResponderEliminar
  20. ¡¡Qué ganitas le tengo!! a día de hoy, no sé de nadie que tras leer cualquiera de los ineludibles no le haya resultado a la altura de las expectativas ;)
    Gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  21. Lo leí hace tiempo y me gustó más que La montaña mágica que me pareció muy denso y eterno. No me importaría releerlo :)

    Bs.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!