viernes, 12 de septiembre de 2014

Los años de peregrinación de un chico sin color - Haruki Murakami



Título: Los años de peregrinación de un chico sin color
Autor: Haruki Murakami
Publicación: Tusquets, octubre de 2013
Páginas: 320
Cuando Tsukuru Tazaki era adolescente, se sentaba durante horas en las estaciones para ver pasar los trenes. Ahora, con treinta y seis años, es un ingeniero que diseña y construye estaciones de ferrocarril y que lleva una vida tranquila, tal vez demasiado solitaria. Cuando conoce a Sara, una mujer por la que se siente atraído, empieza a plantearse cuestiones que creía definitivamente zanjadas. Entre otras, un traumático episodio de su juventud: cuando iba a la universidad, el que fue su grupo de amigos desde la adolescencia cortó bruscamente, sin dar explicaciones, toda relación con él, y la experiencia fue tan dolorosa que Tsukuru incluso acarició la idea del suicidio. Ahora, dieciséis años después, quizá logre averiguar qué sucedió exactamente. Ecos del pasado y del presente, pianistas capaces de predecir la muerte y de ver el color de las personas, manos de seis dedos, sueños perturbadores, muchachas frágiles y muertes que suscitan interrogantes componen el paisaje, pautado por las notas de Los años de peregrinación de Liszt, por el que Tsukuru viajará en busca de sentimientos largo tiempo ocultos. Decididamente, le ha llegado la hora de subirse a un tren.

Mi experiencia con la novela

Mi primer y único acercamiento a la obra de Murakami fue hace algunos años con Tokio blues, una obra que recuerdo muy vagamente. Sé que en su momento me dejó una buena impresión pero que tampoco llegó a trascender mucho entre mis lecturas. En aquel momento Murakami era menos conocido pero ahora se ha consolidado en el oficio con una excelente consideración por parte de la crítica y un ejército de lectores asiduos que le siguen con fervor.

Los años de peregrinación de un chico sin color es un libro que he leído sin esfuerzo alguno, simplemente dejándome llevar donde la historia sugería. Quizás no acabe entre esos libros que recuerdas con un cariño especial transcurrido cierto tiempo pero es una historia que me ha resultado muy placentera. Enigmática, melancólica, llena de sutilezas y dobles sentidos, con una gran personalidad y muy diferente a cualquier otro autor actual.

“Desde el mes de julio del segundo curso de carrera hasta enero del año siguiente, Tsukuru Tazaki vivió pensando en morir. Entretanto, cumplió veinte años, pero esa muesca en el tiempo no significó nada para él. Durante esos meses, la idea de acabar con su vida le parecía de lo más natural y legítima. Todavía ahora, mucho tiempo después, ignoraba la razón por la que no había dado ese último paso, a pesar de que, en aquel entonces, franquear el umbral que separaba la vida de la muerte le habría resultado más fácil que tragarse un huevo crudo.”

Con este llamativo comienzo se nos presenta a Tsukuro Tazaki, el protagonista de esta historia, un joven de treinta y seis años que se dedica al diseño y mantenimiento de estaciones de trenes. Su vida transcurre en Tokyo con demasiada tranquilidad e incluso marcada por la monotonía ya que se dedica poco más que a trabajar. Su vida social tampoco es muy ajetreada ya que no ha conseguido hacer amigos en Tokyo, la ciudad a la que se mudó cuando comenzó sus estudios de ingeniera. De vez en cuando queda con Sara, una mujer por la que se siente atraído pero cuya relación no va más allá de ciertos encuentros esporádicos.

Una noche, durante una conversación con Sara, Tsukuro rememora uno de los episodios más dolorosos  y traumáticos de su vida. Aquel que le llevó a tener en la mente de forma fija la idea del suicidio durante una temporada, una idea que terminó por desaparecer. Sucedió cuando tenía veinte años y repentinamente su grupo de amigos en Nagoda, su ciudad natal, le dio de lado y le comunicó que no deseaban volver a verle. Tsukuro ni siquiera se atrevió a preguntar la razón.

A pesar del tiempo transcurrido Sara percibe que este episodio le sigue causando dolor y que la herida aun está por cerrar así que le anima a ponerse de nuevo en contacto con sus antiguos amigos para averiguar que ocurrió exactamente y pasar página de forma definitiva.

Se podría decir que Los años de peregrinación de un chico sin color es una novela de personajes, ya que son sus sentimientos y emociones lo que sustentan su eje principal más allá de la trama. Especialmente interesante es la construcción del personaje principal  cuyas emociones disecciona el autor al milímetro. Conocemos al joven Tsukuro en su adolescencia sintiéndose parte de un grupo de amigos que encajan a la perfección pero en el cual él se percibe de forma diferente al resto. Cada uno de estos amigos tiene un color, y no sólo porque sus apellidos tengan significados cromáticos, sino porque tienen ciertas características que les otorgan una personalidad muy concreta y les permite obtener una clara posición en el grupo. En cambio él se siente un personaje anodino, sin color, carente de cualidades que destacar. También conoceremos al adulto, el hombre en el que se ha convertido no muy diferente del joven que un día fue. Con una vida bastante gris en su vida sigue sin detectarse algún color. El resto de personajes, esbozados en menor medida, sirven al autor para desarrollar esta historia. Quizás he echado de menos algo de intensidad en su construcción que aunque este aspecto es consecuente con la cultura japonesa, mucho más medida y apacible que la nuestra,  me ha dificultado la comprensión de ciertos actos.

Esta novela nos habla de la diferencia entre la percepción que tenemos de nosotros mismos y de cómo nos ven los demás, de oportunidades perdidas, de traumas que es necesario superar, de carencias afectivas y rechazos, de la culpa que  nosotros mismos nos asignamos ante los fracasos entre otros muchos sentimientos universales.

La prosa de Murakami tiene un estilo muy característico. Evocadora, delicada, con un marcado carácter intimista y cierto lirismo se percibe que su vocabulario no ha sido elegido al azar. El relato tiene un fuerte carga simbólica en el que además se introducen otras historias que aderezan el relato. La novela se estructura en diecinueve capítulos donde la acción transcurre de forma lineal pero en la cual se intercalan rememoraciones del pasado o sueños que confunden y entremezclan el mundo de la imaginación con el de la realidad. A pesar de constituir una lectura fluida no hay que esperar mucha acción en ella aunque propone cierta intriga que engancha al lector.

Respecto a su final no se puede afirmar que este sea rotundo de modo que deje la sensación de una obra bien cerrada. Con ello no quiero decir que queden flecos sueltos respecto a la trama principal sino que en su última página Murakami abre la puerta para que el lector continúe su propia historia.

El titulo hace alusión, por un lado, a una melodía recurrente en la novela titulada Años de Peregrinaje de Franz Liszt, que aparece en muchas escenas acompañando a su protagonista y por otro lado supone una metáfora sobre la vida del personaje.

Conclusión

Tal y como os he dicho Los años de peregrinación de un chico sin color es una lectura muy agradable que te hace disfrutar del minimalismo literario de su autor y a la que se le puede sacar mucho partido si uno no se queda en la superficie y pretende ahondar en los temas que plantea.

Calificación:

44 comentarios:

  1. Los finales abiertos son la especialidad de Murakami y en este libro se ha lucido en ello. Sin embargo, no es un final que desagrade, al menos a mi me dejó con buen sabor de boca, aunque esperaba más.
    Este es de mis libros preferidos de Murakami, sobretodo porque si comparas las obras antiguas con las nuevas, puedes ver una evolución, una delicadeza en las historias que antes eran más crudas (no sé como explicarlo, porque Murakami en sí es delicado y sutil, pero hace poco leí uno de sus primeros libros y puedo ver esa diferencia).

    Me ha gustado la reseña y me alegro que te haya gustado el libro. Si te animas con otros libros de Murakami, verás que vale mucho la pena (sí, soy de esas lectoras asiduas que lo defiende a capa y espada xD).

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. No me convence. Leí hace años Sputnik mi amor y no me gustó. Veo difícil que vuelva a leer algo de este autor.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo en casa gracias a un sorteo, tengo muchas ganas de adentrarme en él, besotes

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho este libro, casi perfecto. Y eso me recuerda que tengo que leer más libros de Murakami. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Te leo un poco en vertical porque lo tengo para leer... Murakami no sigue un patrón típico en el que finalice con un desenlace cerrado. Creador de sensaciones, siempre deja al lector ese margen...

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de este autor, y a pesar de que he oído hablar muy bien de él, no me convence.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente este autor. Me da bastante respeto el universo Murakami y no sé por dónde empezar. A ver si me animo!

    ResponderEliminar
  8. Sólo he leído una novela del autor y me encantó, a ver si vuelvo a el.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. He leído un par de libros del autor y es que no acaba de convencerme. De momento, dejo a Murakami aparcado indefinidamente :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. No he leído nada de este autor, pero tengo en mente ponerme pronto con él.

    ResponderEliminar
  11. Yo con este autor tengo un cabreo monumental, así que no creo que vuelva a leer nada suyo, aunque nunca se puede decir "de este agua no beberé" pero leí Kafka en la orilla y me pareció una tomadura de pelo pues sí, está bien escrito pero lo que no puede ser es que te tengan durante un montón de páginas con varios misterios pendientes y luego termine sin resolverte nada ni explicarte nada. Que se vaya a la playa!! ¬¬

    ResponderEliminar
  12. Me gusta la lectura que nos haces de la novela, tenía mis reservas con Murakami, no sabía si sería de mi agrado y leí el mismo que tú. Este será de los próximos, espero, aunque sé de impresiones muy variadas.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Veo que Murakami tiene muchos seguidores. Sin embargo, creo que sus novelas no encajarían dentro de mis lecturas habituales. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Los finales de Murakami a veces son así... no quedan abiertos pero sí lo justo para que sea el lector el que continue en su mente lo que quiera. Y quizas años despues nos sorpreda con una secuela. Yo soy superfanatica de este autor, y este es de los pocos que me quedan por leer, asi que no es que me lo apunte, es que lo tengo ya apuntado :) Besos

    ResponderEliminar
  15. Tengo Tokyo BLues en la estantería esperando que le llegue el turno. Te haré caso y leeré también éste. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Conoci a Murakami con "Kafka en la orilla", que me encanto y al volver a el con este libro me decepciono un poco, la verdad... un beso

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Hola!! Me gustaría mucho leerlo, no he leído nada del autor y tu reseña me han dado aún más ganitas de leerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. A mí me gustó mucho, de los que más del autor del que he leído casi todo.

    ResponderEliminar
  19. No soy una gran fan de Murakami, leí 19Q4 y no me convenció, de momento lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  20. No me he atrevido aún con el autor, quizá porque no tengo claro con cual de sus obras estrenarme y hasta ahora ninguna me ha llamado la atención de una forma poderosa, aunque si creo que tengo que darle una oportunidad dadas las buenas impresiones que leo en muchas reseñas.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. De este autor todavía no he leído nada y me apetece probar con algún título, este me llama bastante
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Me gusta el autor, pero sin llegar a entusiasmarme al cien por ciento, de allí que vaya con un poco de cuidado con sus libros; no sé muy bien qué esperar. Quizá me anime pronto con este, he leído valoraciones muy positivas para él; gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Yo leí (intenté) Tokio Blues y no pude acabarlo. sin embargo creo que algún día volveré a darle una oportunidad a este autor. Lo que veo es que o te encanta, o no te gusta nada, y eso me crea más curiosidad! Saludos

    ResponderEliminar
  24. Moniki es fan incondicional de Murakami. Este en concreto estoy seguro de que no lo ha leído.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  25. Hace tiempo me gustaba bastante Murakami pero creo que me di tal atracón de él que acabé por cogerle un poco de pereza...
    Quizás vuelva a animarme dentro de un tiempo
    :)

    ResponderEliminar
  26. A mí me gusta Murakami, esa manera tan especial de narrar, me gusta. Coincido bastante con lo que nos comentas de esta obra. A mí me gustó. Un beso.

    ResponderEliminar
  27. aww tengo unas ganas tremendas de leer a este autor <3

    ResponderEliminar
  28. No me he estrenado aún con este autor. Y por lo que cuentas, no me importaría estrenarme con este libro. Pero aún voy a tardar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  29. Todavía no he leído nada de este autor un día le tengo que dar una oportunidad, un beso

    ResponderEliminar
  30. Desde After dark estoy un poco fría con este autor.

    ResponderEliminar
  31. Me llama mucho la atención y me gusta lo que nos cuentas. Así que me lo llevo anotado!
    Gracias por tu reseña ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Tengo un poco de temor a este autor; aunque he leído una novela suya y un libro de relatos (gustándome más la novela, "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo"), no terminan de convencerme sus obras. Sobre todo porque nunca sé exactamente de qué van... Pensaba probar con alguna otra novela suya y, aunque esta no es de las que más me atraen, tiene mejor pinta de lo que pensaba.
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Mi primera experiencia con el autor fue mala, pero cada vez estoy más abierta a darle una nueva oportunidad: la cuestión es elegir el libro indicado. Éste no parece mala opción. 1beso!

    ResponderEliminar
  34. Leí de este autor hace tiempo Kafka en la orilla y creo que quedé como exhausta. Me costó trabajo de entender y de terminar de leer. Seguro que ahora mismo no me apetece nada este tipo de escritor pero no me importaría intentarlo de nuevo y darle otra oportunidad. A veces el momento en que lees un libro es determinante.

    Bs.

    ResponderEliminar
  35. Esta es otra de las que me tientan de Murakami, un autor con el que no me he animado aún, como con casi todo lo oriental, es una de esas asignaturas pendientes.

    De momento tengo "Tokio Blues" que es con la que me he propuesto empezar, a ver si al fin me animo con este hombre :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  36. Bueno, los fans acérrimos la defienden a ultranza, los fans fieles como yo le ponemos alguna que otra pega como la de vueltas que da y como se va desinflando a medida que avanza, historia de Finlandia y demás. Besos

    ResponderEliminar
  37. Aún no me he atrevido a estrenarme con este autor; aunque espero hacerlo pronto!!
    Saludoss

    ResponderEliminar
  38. Ay, Murakami es mi eterno autor pendiente. Lo tengo sin estrenar, ahí, esperando. A ver cuándo me animo. Pero creo que empezaré por "Tokio blues", luego ya veremos. Buena reseña. Bss

    ResponderEliminar
  39. Me encantó este libro (no soy objetiva con Muraklami y lo asumo) tan lleno de pequeños gestos, de apellidos, de crecimiento...
    Lo disfruté muchísimo
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Por lo que dices y por lo que he leído en otros blogs creo que es un autor que merece mucho la pena pero al que hay que acercarse con conciencia, me refiero a que tienes que estar predispuesto a leerlo para sacarle todo el partido. Aún no he encontrado ese momento y me encantaría que llegara pronto. Besos.

    ResponderEliminar
  41. Hola Albanta tengo pendiente al escritor, me gustaría leer alguno de sus libros pero siempre lo dejo pasar y no me animo por el momento con ninguno de sus libros. Me parece que su lectura puede ser algo diferente e interesante. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  42. No me he estrenado nunca con este autor pero lo tengo pendiente... No tengo claro si me gustará su estilo o no, pero tengo curiosidad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  43. Tengo pendiente al autor, pero no empezaré por este, que tengo otro en casa U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  44. Aún no he leído nada de Murakami, y eso que a una amiga le encanta y no hace más que recomendármelo.
    Me anoto este título, tengo que ver cuál leo primero.+
    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!