martes, 3 de mayo de 2016

La decisión de Sophie - William Styron



Título: La decisión de Sophie
Autor: William Styron
Publicación: Navona, marzo de 2016
Páginas: 774

Sophie es una muchacha polaca, dulce y de pálida hermosura que vive en una casa de huéspedes del Brooklyn de los años cuarenta junto a Nathan, un joven judío obsesionado por el pasado, y Stingo, el tercero en discordia, un joven procedente del Sur convencido de que llegará a ser un escritor de éxito. Tres personalidades que se relacionarán íntimamente en un ambiente en apariencia alegre y desenfadado, después de la guerra que ha azotado el mundo durante seis años.

La historia de una sola persona puede reflejar la de millones de ellas. A través de la experiencia de Sophie, viva imagen de la tragedia del holocausto, Styron incita a meditar sobre las cualidades del ser humano, tanto del que sufre como del que castiga. Una poderosa reflexión acerca del extraño modo en que una persona intenta superar su pasado y cómo éste puede acabar minando sus ansias de sobrevivir. Estamos ante una novela que profundiza en la naturaleza del mal en el individuo y en el género humano. Styron puro.

Mis impresiones

No tenía más referencias de este libro que la versión cinematográfica de mismo título, estrenada en 1982 y protagonizada por Meryl Street y Kevin Kline. Una película que no he llegado a ver pero tenía algunas, aunque pobres, referencias de la historia. La verdad es que no me había planteado leerla hasta que me encontré con la reedición de Navona  (la original se publicó en 1979) dentro de Los ineludables, pero sido toda una sorpresa siendo una de esas novelas que una recuerda siempre de forma especial.  

La historia comienza en Brooklyn en 1947, el lugar hasta el que se ha mudado el joven Stingo desde el sur con el sueño de convertirse en escritor a sus veintidós años. Allí trabaja unos meses para una editorial pero terminan echándole a la calle. Gracias a una pequeña herencia se instala en una casa de huéspedes cuyo edificio tiene un curioso y monocromático color rosa para intentar por fin, dedicarse a lo que realmente quiere hacer.

Allí, en el cuarto de arriba, una noche escucha una terrible pelea entre una pareja. Ella es Sophie, una muchacha polaca dulce y hermosa y él es Natham, un biólogo molecular judío de un carácter bastante irascible y voluble. A pesar de la relación tóxica que percibe entre ellos se siente especialmente atraído por ambos y establece una amistad con la pareja. De aquí en adelante su vida estará marcada por los encuentros con Nathan y Sophie, por la dinámica con la que funciona su relación pero sobre todo por las confidencias que esta ultima le va haciendo sobre su pasado y que descubren la historia trágica de los veinte meses encerrada en el campo de exterminio de Auschwitz. Sus experiencias irán moldeando a Stingo que comenzará a plantearse la naturaleza del ser humano y a sí mismo como escritor.

La decisión de Sophie me ha parecido una novela interesantísimo de esas que aunque en algún momento exige cierto esfuerzo para leer uno jamás se arrepiente de haberlo hecho. Es una historia que conjuga a la perfección el drama y la reflexión rebajando la tensión de algunos momentos con sentido del humor. Una obra poliédrica capaz de reunir con sentido y coherente muchísimos temas y elementos en su interior.

Los personajes de esta novela están tratados con brillantez y su complejidad queda patente. Básicamente gira entorno a las tres figuras ya citados: Stingo, Sophie y Nathan. En mi opinión realmente el personaje estrella y capaz de eclipsar a los demás es Sophie, una mujer que aún está recuperándose física y emocionalmente de los horrores del holocausto. Una joven dulce, sencilla y hermosa que ha vivido el horror más absoluto. Stingo, que no es más que el alter ego del autor, es un joven inocente y soñador que está convencido de que llegará a ser un gran escritor. Recuerdo que al principio me costó hacerme con el personaje por ser demasiado pedante y pretencioso pero se nota una enorme evolución en él de forma que aprende a ver el alma humana a través de los actos y las palabras. Tiene una historia propia pero también actúa como un espectador de lo que va sucediendo. Quizás el carácter más complejo lo presenta Nathan, que puede ser encantador y en otras ocasiones simplemente un maltratador. Esos cambios de personalidad tan bruscos sorprenden y hacen que nos alejemos de este personaje, que como el resto tardaremos en descubrir su propia verdad y los fantasmas que les atormentan.

La decisión de Sophie tiene como narrador en primera persona a Stingo, su protagonista, que lo hace casi veinticinco años después de que todo ocurriera para en ocasiones cederle la voz a Sophie y dejar que sea ella misma quien cuente su propia historia. La novela está escrita de forma excepcional con un vocabulario que pone a prueba el tuyo y frases bastante largas y tupidas en ocasiones. No es una novela para tomar a la ligera y quizás en algunos momentos se hubiesen podido recortar algunos fragmentos pero lo cierto es que esto no merma su calidad ni el interés que produce en el lector.

El contexto de la novela está muy delimitado y determina el carácter de la obra. Estamos casi en los años cincuenta momento en el que nadie ha podido olvidar aún el miedo y la vergüenza que dejó la II Guerra Mundial.  A la vez que vamos conociendo como el protagonista se a abre al mundo y sus primeras experiencias se tocan otros temas como el racismo sureño, el antisemitismo, las drogas, la libertad sexual y los abusos.

Pero también está muy presente es el holocausto gracias a las vivencias de Sophie, que ya sabemos lo que todo esto supone, y aunque hay escenas ciertamente duras el autor no se recrea para que conozcamos los pormenores de ellas. Más bien yo creo que el objetivo es hacernos reflexionar, y hay cuestiones interesantísimas que se plantean, sobre la maldad humana, sobre los límites que somos capaces de pasar, sobre las obligaciones. Durante buena parte de la novela me pregunté el porqué de su título y descubrirlo casi al final de la novela fue uno de los momentos más sobrecogedores que me he encontrado en ella. Y entonces comprendemos realmente al personaje, el porqué de su alma torturada y la culpabilidad que la arrastra.

Pero esta novela tiene también un gran componente metaliterario, no solo por las muchas referencias a la literatura que hay en ella sino también porque su protagonista se encuentra en pleno proceso productivo, buscando la inspiración que le lleve a escribir una obra  que le encumbre como escritor. Pero también porque construye una novela dentro de otra de forma muy sutil y sin que el lector lo perciba.

Conclusión

La decisión de Sophie es una de esas grandes novelas que una coloca en el estante de los libros inolvidables que marcan al lector. Una obra compleja, excepcionalmente escrita que conmueve y sorprende. Muy buena.



33 comentarios:

  1. Como no he visto la película y no sé qué decisión tuvo que tomar Sophie (aunque al parecer es muy dura), paso de puntillas por esta entrada; el libro me interesa, pero la peli un pelín más. 1beso!

    ResponderEliminar
  2. Siempre me ha interesado esta novela, el problema es que ya he visto la película (Buenísima, por cierto) y conozco de sobra la decisión que tiene que tomar Sophie, una decisión muy difícil de tomar. Yo creo que no sería capaz de algo así. Buena reseña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hace siglos.que.compre esta novela en una edición totalmente vintage. Pero me dio pereza leerla y creo que con razón porque era entonces demasiado joven para una novela como esta. Ahora sí sería más adecuado

    ResponderEliminar
  4. Una reseña fantástica, Albanta. De momento no me veo leyendo esta novela, pero no la descarto en un futuro. Siempre nos aconsejas muy bien. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta lo que cuentas. No me importaría nada leerla. Tampoco he visto la película, ni siquiera me suena de nada.

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. No descarto leerlo en un futuro.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  7. No conocía el libro pero por lo que cuentas parece interesante, no me importaría leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tengo un vago recuerdo de la película, que debí ver hace un montón de años, pero no me importaría reencontrarme con la historia. Si entra dentro de Los Ineludibles, es que sin duda merece la pena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues me atraía desde que vi que Navona la había reeditado y tu reseña me confirma que debo irme a por ella. Lo haré con cautela por eso que dices de que en ocasiones exige un esfuerzo, pero creo firmemente que la disfrutaré también.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo también tenía referencias sólo de la película, aunque ahora que te he leído ya sé que existe además una novela.

    ResponderEliminar
  11. Paso de puntillas, que será una de mis próximas lecturas... Besos

    ResponderEliminar
  12. Tomo buena nota de esta novela. Me gusta lo que cuentas de ella.

    ResponderEliminar
  13. La película la recuerdo vagamente, la verdad.No me importaría leer la novela.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Seguro que leo el libro, ahora me falta saber cuando jajaja. Un besote

    ResponderEliminar
  15. Me gustó la película y la novela sin duda quiero leerla, solo falta encontrar el hueco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Por lo que cuentas hay que leerla. Habrá que buscar el momento adecuado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. Tiene buena pinta, no lo puedo negar, así que me la llevo para leerla en un futuro. Magnífica reseña.

    ResponderEliminar
  18. Me gustó mucho este libro, mi edición es mucho más antigua, de Circulo de lectores y por lo menos de hace 12 años...
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Yo sí que conozco cuál es esa decisión, porque vi la película hace muchos años y aún recuerdo lo que me impactó. Tengo muchas ganas de leer el libro, porque no me acuerdo de mucho más sobre la historia.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  20. Wow, no había oído hablar de este libro ni de su película, pero me ha llamado demasiado la atención... últimamente me estoy poniendo con los clásicos así que me lo apunto sin dudarlo para leerlo:D muchas gracias por la recomendación

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  21. Jobar, con una reseña así como para decir que no, muy buena pinta
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. La película me pareció estupenda, bien es cierto que me encanta Meryl Streep. Pero no tenía referencias del libro. Y el que ahora lo reedite Navona en su colección ineludibles hace que sea una apuesta segura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Hola!!
    La verdad que había oído hablar de esta novela pero no tenía ninguna referencia. Definitivamente, por tu reseña, es un libro que tengo que leer sí o sí :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  24. Wooo no lo conocía y me he prendado de tu reseña, apuntadísimo!

    ResponderEliminar
  25. No la he leído nunca, y tampoco he visto la peli. Voy a aprovechar la magnífica edición de Navona para leerla. Me ha gustado la reseña. Bss

    ResponderEliminar
  26. El número de páginas es lo que no me anima. Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Leí el libro hace años y vi la película y la verdad recomiendo ambas. Besinos.

    ResponderEliminar
  28. Intenté ver la peli hace tiempo pero la dejé. Hasta ahora no conocía a nadie que hubiera leído el libro. Veo que es para coger con paciencia, incluso para acompañar de otras lecturas. A ver qué pasa.

    ResponderEliminar
  29. Si me lo cuentas así es imposible resistirse.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  30. Hola, me ha gustado mucho la reseña y lo que cuentas del libro, espero poder leerlo!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  31. Habrá que llevársela apuntada entonces
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Hace 30 años leí el libro en una edición de Grijalbo. Muy impresionada porque era muy joven. Años después vi la magnífica película. Mejor el libro

    ResponderEliminar
  33. Tengo fichada esta editorial, tiene títulos muy interesantes =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!