martes, 31 de mayo de 2016

Cartas en la tormenta - Bridget Asher



Título: Cartas en la tormenta
Autora: Bridget Asher
Publicación: Ediciones B, abril de 2016
Páginas: 384

Cuando las hermanas Rockwell –Esme, Liv y Ru– eran jóvenes, Augusta, su excéntrica madre, acalló cualquier rumor sobre su padre ausente mediante una historia descabellada: que era un espía internacional siempre de viaje, llevando a cabo misiones ultrasecretas. Pero semejante crianza poco convencional ha tenido sus consecuencias.

Esme navega a través de un matrimonio fracasado, al tiempo que intenta evitar que su precoz hija quinceañera tuitee acerca de todo cuanto le ocurre; Liv salta de una relación a otra y de un programa de desintoxicación a otro, y Ru ha huido de tantas personas y problemas como para acumular millas aéreas suficientes para dar la vuelta al mundo.

Así que cuando un huracán golpea el hogar de la familia en la costa de Jersey, las Rockwell se reúnen para evaluar los daños..., solo para descubrir que la tormenta ha desenterrado una caja oculta hacía tiempo. Augusta revelará entonces un secreto que impulsará a las hermanas a investigar su pasado.

Mis impresiones

Viendo la portada de esta novela y su sinopsis una rápidamente puede llegar a la conclusión de que es otra novela más sobre intrigas y secretos familiares. Aunque está es la principal temática de la novela Cartas desde la tormenta es muy diferente al resto de las obras que se enmarcan dentro de este género por lo cual me ha sorprendido y ha sido un soplo de aire fresco.

Las hermanas Rockwell han crecido con la afirmación de que su padre es un espía internacional que trabaja con una identidad secreta. Esa es al menos la forma que su peculiar madre, Augusta Rockwell, ha encontrado para justificar su ausencia y que ninguna llegara a conocerle. Pero Esme, Liv y Ru nunca han estado convencidas de que la realidad fuese tal y como Augusta la cuenta. Quizás esa forma tan excéntrica de criarlas y las ideas que cada una ha ido elaborado sobre la identidad de su padre les derivado en que las hermanas tengan vidas y relaciones poco convencionales.

Esme acaba de ser abandonada por su marido y su hija adolescente se pasa todo el día mostrando sus intimidades en las redes sociales. Liv ha ido de matrimonio en matrimonio sin encontrar la estabilidad en su vida y Ru, la pequeña, se encuentra en proceso de encontrarse a sí misma. Cuando el huracán Sandy destruye gran parte de la costa de Jersey, donde se encuentra la casa familiar, las tres hermanas vuelven para evaluar los daños. Pero allí se encontrarán con la verdadera identidad de su padre. El temporal ha puesto en manos de Augusta una caja que hacía tiempo que estaba oculta.

Cartas en la tormenta es, como ya he dicho, una novela muy diferente a aquellas que podemos encontrar dentro del género de las sagas familiares. En realidad es una novela extraña y muy original tanto en argumento, como en personajes y en la forma de narrarla. Cuando las hermanas vuelven a la casa familiar se encuentra con una realidad que superará todo lo que habían imaginado. Por fin van a conocer la verdad sobre su padre pero también sobre sus propias vidas. No es una historia narrada en pasado y presente, no hay cartas que nos revelen historias trágicas ni amores imposibles sino que esta novela nos sumerge en la vida de una familia muy especial.

La novela nos habla de las relaciones familiares, las dificultades para comprenderse, los puntos de encuentro y desencuentro y los problemas que se plantean en esta familia en la que las hermanas no acaban de llevarse bien. Las familias no siempre establecen vínculos fuertes e íntimos y en ocasiones sus miembros se mantienen distantes entre sí. Todos guardamos secretos en nuestro interior y lo hacemos por nuestros propios motivos. Pero también nos narra las historias de amor de sus miembros. Algunas que regresan del pasado, algunas que mueren y otras nuevas que nacen y se instalan en los corazones.

Cartas en la tormenta es una novela de personajes en las que estos tienen más peso que su argumento en sí. Alguna vez he dicho que me gustan los personajes excéntricos, con manías o ideas extrañas y en esta novela casi todos ellos han cumplido esta premisa. Son personajes con los que si bien, no he llegado a empatizar por completo porque son muy diferentes a mí, me han hecho disfrutar con su simpatía, con sus locuras, sus puntos y sus excentricidades.

Augusta es una mujer extraña que cree que puede dirigir las tormentas. Sus hijas han crecido viendo este carácter y han adoptado de su madre ciertas peculiaridades pero cada una de ellas se enfrenta a la vida de distinta manera. Esme, es la más sensata y acepta la vida como viene. Cuando se entera que su marido la ha abandonado por otra siente dolor pero comprende que Atty, su hija de quince años y ella deben comenzar de nuevo. Liv se ha casado varias veces y sus matrimonios, en busca de la fortuna ideal en vez del hombre ideal, nunca han funcionado muy bien. Así enganchada a ciertas sustancias volverá a intentar encontrar la felicidad. Ru, una conocida novelista, opta por huir cuando las cosas le incomodan. Esta prometida pero se ha marchado al otro lado del mundo para estudiar la relaciones matriarcales en una tribu.

Quizás por tantas particularidades en la novela, por tantos detalles excéntricos, conversaciones surrealistas y situaciones extrañas cuesta un poco meterse en la novela hasta que una logra cogerle el ritmo y sobre todo el sentido del humor con que la autora la construye. Luego da paso a situaciones que te sacan una sonrisa y te hacen reflexionar.  La autora narra en tercera persona omnisciente con un estilo muy propio y muy particular. Los diálogos son muy agudos  y le dan un aire fresco a la novela, llenos de sarcasmos y dobles intenciones. Su lectura es ágil y en capítulos de breve extensión por lo que no dura más que un par de sentadas entre las manos.

Conclusión

Cartas en la tormenta me ha resultado una lectura muy original, tanto por la forma de narrar de la autora con ironía y un punto de humor muy agudo como por sus personajes, extravagantes y diferentes que causan situaciones a veces cómicas y otras muy tiernas.




33 comentarios:

  1. La verdad es que tiene una pinta estupenda

    ResponderEliminar
  2. No me veo leyendo esta novela, creo que no está hecha para mí. La historia no es de las que me gustan.
    Otra vez será...

    ResponderEliminar
  3. Tiene buena pinta y también parece que tiene un toque diferente, pero lo del humor, no se yo si a mí me convencería.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues no sé si esta vez me convence, esperaré a ver alguna opinión más
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola, guapa. Ya le había echado el ojo a este libro hace un par de semanas, y tu reseña no ha hecho sino convencerme. Va directo a mi lista de pendientes. Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Paso de puntillas por la reseña porque espero leerla pronto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. NO me importaría leerla :) Pinta bien.

    Bs.

    ResponderEliminar
  8. No estoy segura por esos peros que mencionas... de momento la dejo en pause.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  10. Tiene muy buena pinta, me lo apunto ^^

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!

    Pues con esa portada y encima si va de intrigas familiares, me lo apunto :D

    ResponderEliminar
  12. Tiene buena pinta, no me importaría leerla. Lo único que no me convence son los toques de humor.
    Un beso ,)

    ResponderEliminar
  13. Hola!!
    Tiene buena pinta, me lo apunto.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  14. No termina de convencerme. Me gusan las sagas familiares, pero esas particularidades de las que hablas no me atraen.

    ResponderEliminar
  15. Lo tengo en casa y lo leeré pronto, porque tengo mucha curiosidad por ese punto excéntrico y original que dices que tiene.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  16. A pesar de ese punto de originalidad que mencionas hay determinadas extravagancias que no sé si serían tan de mi agrado. Creo que la dejaré pasar esta vez.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola! Aunque parece ser que te ha gustado bastante, a mí no me llama demasiado. Pero gracias por la reseña, no conocía el libro :) Besos

    ResponderEliminar
  18. No termina de llamarme esta vez y con tanto pendiente, prefiero dejarla pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa!
    No termina de llamarme. Besotes

    ResponderEliminar
  20. A esta ya le había echado el ojo porque aunque me gustan las sagas familiares muchas me parecen repetitivas pero esta tiene ese punto original que inclina la balanza a su favor. A ver qué tal.

    ResponderEliminar
  21. No termina de llamar mi atención, lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Puede ser que si me cruzo con ella la lea, no suena del todo mal lo que cuentas, aunque no sé si acaba de atraerme.
    Muchas gracias por el descubrimiento.

    ResponderEliminar
  23. Curiosa, no tiene mala pinta, no me importaría leerla.
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. No creo que me anime. Por cierto, una crítica constructiva, usa las comas y los puntos y comas en tus textos; la verdad que cuesta leerlos sin perder la respiración. Saludos

    ResponderEliminar
  25. La verdad es que me llama mucho. La apunto. Besinos.

    ResponderEliminar
  26. No está mal, parece entretenido
    igual me animo
    un beesito

    ResponderEliminar
  27. No tiene mala pinta, lo tendre en cuenta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. JOlin.... otra más que me entra por los ojos... No hay manera así. Besos

    ResponderEliminar
  29. Lo dejo pasar, que no me llama
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Me lo llevo apuntado, tiene buen pinta =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  31. Leí tres cuartas partes y desistí de seguir perdiendo mi tiempo. No tiene nada interesante ni como historia ni como personajes ni estilo ni nada. Está tan absurda, boba y sosa que pone de malas.

    ResponderEliminar
  32. Leí tres cuartas partes y desistí de seguir perdiendo mi tiempo. No tiene nada interesante ni como historia ni como personajes ni estilo ni nada. Está tan absurda, boba y sosa que pone de malas.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!