lunes, 20 de enero de 2014

Luz y oscuridad - Natsume Sōseki



Título: Luz y oscuridad
Autor: Natsume Sōseki
Postfacio: Kenzaburō Ōe
Publicación: Impedimenta, septiembre de 2013
Páginas: 441
En opinión de muchos críticos, la moderna literatura japonesa comenzó con Luz y oscuridad. Así lo destaca el premio nobel japonés Kenzaburō Ōe en el postfacio de esta edición.

Luz y oscuridad está considerada la obra maestra perdida de Natsume Sōseki, el autor más importante e influyente de la literatura japonesa del siglo XX. La novela, que se publicó de manera póstuma y que quedó aparentemente inacabada, disecciona la descomposición de una pareja sometida a los convencionalismos sociales de la época y las tiranías de la vida familiar. Tsuda, el protagonista de la historia, es un oficinista algo enfermizo que acaba de casarse con la bella O-Nobu. A pesar de las apariencias, la pareja no es feliz, pues ella sospecha que su marido no la ama realmente. Poco a poco, la presión del entorno y la imposibilidad de desarrollar una vida plena y satisfactoria llevan a la pareja al borde del abismo. Repentinamente, en mitad del proceso aparece una sombra del pasado: una mujer a la que el protagonista amó y que podría dar un giro definitivo a su destino.

Mi experiencia con la novela

Todas las novelas tienen un final salvo que concurra el caso de que a su autor, por alguna circunstancia excepcional, no llegara a terminarla. En este caso sólo ciertos autores tienen el privilegio de que a pesar de ello, sus obras sean publicadas e interesen. Enfrentarse a una lectura que quedará en el aire no convence a todos los lectores. Es el caso de Luz y oscuridad de Natsume Sōseki quien en la actualidad es considerado uno de los escritores más relevantes del siglo XX en el país nipón (incluso su imagen aparece en un billete de curso legal) que murió de forma prematura mientras escribía esta novela dejándola inconclusa. A pesar de ello está considerada como la obra maestra de Sōseki.

La historia nos sitúa en Tokio en los años veinte. Yoshio Tsuda y Nobuko (O-Nobu como todo el mundo la llama cariñosamente) son una joven pareja que lleva poco más de seis meses casados. A pesar de que ambos pretenden demostrar lo contrario, la joven pareja no es feliz. Pero su situación se agrava cuando en un breve intervalo de tiempo reciben dos malas noticias. Tsuda tendrá que ser operado para solucionar un problema de salud que se está complicando y supone un gasto extra al que no pueden hacer frente ya que su padre acaba de comunicarles que les ha retirado la pensión de la que prácticamente viven los dos.

Este es el momento en que los acontecimientos se precipitan y la pareja comienza a frustrarse cuando además de volverse conscientes de que no pueden llevar la vida que desean y les satisface plenamente deben soportar la presión de ciertas personas de su entorno que se entrometen entre los dos. Sin embargo, la aparición de una mujer del pasado de Tsuda se plantea como un hecho determinante para resolver finalmente la situación de los protagonistas y acercarles a una comprometida realidad.

Luz y oscuridad me ha parecido una novela muy interesante que se sustenta en un complejo entramado de relaciones sociales y familiares, de derechos y deberes, de sacrificios y exigencias, de enfrentamientos entre lo que uno siente y debe sentir.

En cuanto a sus personajes, incluso los secundarios están construidos con complejidad, mostrándonos diversas caras y matices, diseccionando en la novela su psicología con una profundidad extraordinaria. Yoshio Tsuda es un oficinista de treinta años que no gana el suficiente dinero para permitirse el estilo de vida que le gustaría, situado muy por encima de sus posibilidades, por lo que tiene que recurrir a una pensión que le entrega mensualmente su padre. Cuando este decide retirarla la pareja se encuentra en una complicada situación porque además Tsuda tiene que hacer frente a los gastos que su operación va a generar. Es un personaje muy curioso, orgulloso y en cierto modo egoísta que no ve más allá de sus propios intereses.

O-Nobu es una joven de veintitrés años que se ha educado junto a su tío en una posición ventajosa y acomodada. Se muestra con un carácter inmaduro y materialista que constantemente la divide entre lo que ha ella realmente le satisface y lo que se ve obligada a hacer. Pero la confesión de un desagradable personaje le hace cuestionar si es real el amor que Tsuda siente por ella. La certeza de que esconde algo que no le ha contado comienza a convertirse en un tema de obsesión que le puede llevar a la más absoluta oscuridad. A pesar del escaso tiempo en que esta pareja ha estado unida y que aún ambos están conociéndose se  percibe entre ellos una clara desilusión y apatía. Ambos perciben que el otro 
está cambiando y no lo hace en la manera apropiada.

Algunos personajes que rodean a la pareja y que de diversa manera influyen en sus vidas son el desarrapado y  oportunista Kobayashi, O-Hide, hermana de Tsuda casada y con dos hijos, la señora Yoshikawa, la esposa del jefe de Tsuda o los Okamoto, la adinerada familia de O-Nobu.

Me ha resultado muy peculiar la estructura de la novela. El relato se divide en cortos fragmentos numerados que no parecen funcionar a modo de capítulos ya que no abren ni cierran escenas o episodios completos. Así podemos encontrar una conversación que se alarga a lo largo de varias de estas divisiones. El estilo de Soseki me ha parecido muy pulcro y definido, de gran belleza y sensibilidad, basado casi por completo en los diálogos que se llevan a cabo entre sus personajes y que ocupan la mayor parte de la novela. Son estos los que nos dan la clave para entenderlos. Es por ello que la novela no cuenta con mucha acción sino más bien un relato que avanza de forma lenta pero segura, justificando muy bien su contenido.

Pero esta novela, ambientada en Tokyo en los años veinte, también funciona como un retrato costumbrista que nos muestra algunas de las peculiaridades de la cultura japonesa. Un tema ampliamente tocado en el libro es el matrimonio en un momento en que representaba más bien una especie de negocio ventajoso para las familias en el que el amor poco o nada podía contar. Así los enlaces se llevaban a cabo sin que la pareja se conociese prácticamente, concertados por la familia y reservando los periodos de noviazgo, considerados una extravagancia, para la gente acomodada que podía permitirse el lujo de casarse por amor.

Sobre el final es evidente que nada os puedo contar al no estar terminada esta novela. La edición termina con un postfacio del escritor Kenzaburō Ōe ( el segundo japonés ganador del premio nobel de literatura) que analiza la estructura y significado de la obra. Lo que sí es cierto que tras la última palabra escrita en esta novela y como dice Kenzaburō Ōe es el momento adecuado para que el lector escriba el propio final que le conviene o imagina para la historia.

 Conclusión

Luz y oscuridad es una novela de interesantes interacciones entre sus personajes que analiza profundamente las relaciones sentimentales y familiares. Una historia aparentemente sencilla pero cargada de significado que proporciona al lector una lectura muy agradable. Quizás no es una novela para todo el mundo pero si para aquellos lectores que sepan apreciar una lectura sustancial.

32 comentarios:

  1. Tengo pendiente este autor, pero con los libros de Soy un gato y Botchan porque antes de leer este libro suyo quería antes leer otros, precisamente porque al ser Luz y oscuridad un libro inconcluso pensaba que si conocía más al autor podría "sintonizar´" más con su final...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo descarto, pero antes quiero probar con otros de sus títulos, que ya he visto reseñas que han despertado mi interés. Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Algún día me tendré que quitar la espinita con este autor. Me resultó tan pesada la lectura de su dichoso gato que le cerré las puertas hace unos tres años y no vuelto a probar con él. Quizás esta historia puede reconciliarme con él.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me la voy a apuntar. Ya te diré qué me ha parecido. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Solo leí una novela ambientada en Japón y fue La piscina, de Yoko Ogawa. La literatura de este país no me atrae mucho.

    ResponderEliminar
  6. Pues eso de que no tenga final me produce curiosidad, besotes

    ResponderEliminar
  7. No he leído nada de un autor japonés...aunque este año leeré a Murakami seguro (por el Reto de los eternos pendientes)
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Es la segunda reseña que leo sobre libros de ese autor, en el caso anterior "Botchan", no lo conocía pero probaré porque me interesa. Saludos.

    Es en mi computadora o la letra está pequeñísima?

    ResponderEliminar
  9. De literatura japonesa solo he leído a murakami y me gustó...pero esta la veo para mi demasiado densa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. De este autor tengo en casa "Soy un gato" pero aún no me he animado a leerlo, aunque espero hacerle un hueco en algún momento. Un beso

    ResponderEliminar
  11. No suelo leer libros del estilo, pero tiene buena pinta.

    ResponderEliminar
  12. Me atrae la novela, la verdad. He tenido buenas experiencias con autores japoneses en general, con libros que hablan sobre temas que aparecen en el que reseñas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola!!
    La verdad que me has dejado muy intrigada con esta historia y su desenlace por llamarlo de alguna manera. Hace tiempo que tengo ganas de leer algo de este autor pero por mi país es difícil conseguir algo de el. Quedara en mi lista de deseos.
    Muy buena reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Creo que no he leído nada de ningún autor oriental, y parece ser que poco a poco están en auge.Al final me tendré que animar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Viniendo de Impedimenta... De todos modos creo que es una lectura que escuece y creo que la voy a dejar para un poco más adelante. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Venía de confesarle a Mientrasleo que no he leído a Soseki y mi candidata era esta que reseñas, por muchas de las razones que apuntas. Cierto que un final en el aire no es de lo que más me priva pero me gustaría leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Algún día leeré algo de este autor, lo tengo entre mis grandes pendientes, junto a tantos otros... Tomo nota de este título, gracias por la recomendación.

    Besos, feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  18. Me gustan las novelas que se centran en las relaciones de los personajes así que me la apunto :)

    ResponderEliminar
  19. Qué pena lo del final. Me gusta mucho lo que cuentas, tanto la parte costumbrista como la más intimista y el desarrollo de los personajes. Me lo pensaré.

    ResponderEliminar
  20. Me gusta mucho la literatura japonesa, pero la verdad es que este no termina de apetecerme. Veremos si me animo...
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Me lo llevo de cabeza. Por cierto que no conocía de nada al autor.

    ResponderEliminar
  22. Yo no leí nada del autor,tomo nota de tu opinion

    ResponderEliminar
  23. No he leído nada de este autor y este libro no lo conocía hasta hace un ratillo que lo he visto en el blog de Mientrasleo. Como le he comentado a ella de momento no creo que me anime con él
    Besos

    ResponderEliminar
  24. De momento no me ánimo aunque este calificada de obra maestra. Lo de que no tenga final no me convence del todo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Es cierto que hemos coincidido en autor. Este me falta de leer pero veo rasgos comunes. siempre hay más tras sus letras.
    Me lo leeré este año
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Justo venía de leer a Mientras con este mismo autor hace un rato :)

    Siempre digo lo mismo con la literatura oriental: es todo un talón de Aquiles en mi caso, porque apenas me he adentrado en ella. Y no sé si un final en el aire como en este caso sería lo más adecuado para hacerlo. En cualquier caso, hay alguna candidata ya esperando en la estantería, pero de momento me apunto a este hombre, que parece que merece una oportunidad ;)

    Besines!

    ResponderEliminar
  27. Pinta bien, pinta bien... ¡y esa portada! Cómo me gustan las ediciones de Impedimenta, son como para colocar los libros de frente, estratégicamente por las estanterías, para que se vean bien en cuanto se entra en la habitación...

    ResponderEliminar
  28. No he leido nada de este autor. Creo que es un tipo de literatura muy densa en la que te debes concentrar bastante; quizá más para cuando estamos de vacaciones con la mente más despejada. YO al menos para el verano me suelo apuntar este tipo de obras que me exigen más concentración.

    Bs.

    ResponderEliminar
  29. Me llama la atención, tendría que adentrarme en su lectura para ver si me dice algo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. De momento creo que no me animo, eso de que no tenga final no termina de gustarme.

    Bsos

    ResponderEliminar
  31. Otra reseña del autor. No lo conocía, y aunque esta literatura es desconocida para mí, no lo descarto
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Tengo pendiente un libro del autor por casa desde hace tiempo.
    Me llevo este apuntado, a ver qué tal el otro y si eso me hago con el que nos traes hoy =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!