viernes, 8 de julio de 2016

Malentendido en Moscú - Simone de Beauvoir



Título: Malentendido en Moscú
Autor: Simone de Beauvoir
Publicación: Navona, mayo de 2016
Páginas: 179

Nicole y André forman una pareja de profesores franceses jubilados que viajan a Moscú para visitar a Masha, hija de él, nacida de un primer matrimonio. En un sutil juego de pensamientos y reflexiones de los personajes principales, al margen de sus actividades viajeras, se va configurando la conciencia que tienen de sus vidas en el momento presente, como si el distanciamiento de su vida parisina habitual hiciera de revulsivo para adquirir un conocimiento final de sí mismo y de su relación. La autora utiliza sus personajes para abordar temas personales como la crisis de pareja, el temor a envejecer o el sentimiento de fracaso por no haber alcanzado la meta de sus ambiciones juveniles, y, a la vez, inspirada en sus estancias con Sartre en la Unión Soviética durante la década de 1960, contrapone el entusiasmo por aquel país en sus primeros contactos a la decepción posterior ante la desaparición de un puro y soñado ideal socialista.

Mis impresiones

Navona ha publicado recientemente Malentendido en Moscú (con un prólogo de Rosa Regás), cuando se cumplen treinta años de la muerte de Simone de Beauvoir. La obra se inspira en un viaje que la propia autora realizó con Jean Paul Sartre, la que fue su pareja, a Moscú en la década de los sesenta como sucede en la novela. Este, que ha sido mi primera acercamiento a esta famosa escritora, ha resultado ser una grata experiencia que me hace plantearme leer alguna de sus otras obras.  

“Alzó la vista del libro. ¡Qué aburrimiento, todas esas cantineras sobre la no-comunicación! Si uno se empeña en comunicar, lo consigue mal que bien. No todo el mundo, de acuerdo, pero con dos o tres personas.”

La novela comienza cuando Nicole y André viajan en avión desde París, donde vive la pareja, hasta Moscú para visitar a Masha, la hija de él procedente de un matrimonio anterior. Por delante tienen un mes de ocio en el que aprovecharán para hacer turismo y recordar algunos lugares que ya conocieron en una ocasión anterior. Ambos son profesores jubilados que han cumplido la edad sexagenaria. Pero entre todo este tiempo de ocio la pareja entra en una crisis que le hace plantearse su larga relación.

Malentendido en Moscú tiene una trama aparentemente sencilla pero con ideas muy profundas que nos asoma como lectores indiscretos a las vivencias de un matrimonio en un momento concreto de su vida en el que se replantean su presente y su futuro. Son una pareja de profesores que ha salido de su rutinaria vida en Paris y con el tiempo de sobra para divagar y pensar se encuentran evaluando y reflexionando sobre sus propias vidas. Dicen que durante las vacaciones es mayor el número de parejas que se separan. Quizás el tener más tiempo libre deja también un mayor tiempo para plantearse ciertas cosas que a uno no se le ocurre cuando se encuentra ocupado. Siendo verdaderamente conscientes de su propia vejez, del cuerpo ya casi marchito, de la falta de pasión y la renuncia a la sexualidad sienten un escollo en sus vidas que lleva a Nicole a replantearse su relación.

A parte de tocar el tema de la inevitable llegada de la vejez (que nos afecta y preocupa a todos los seres humanos), el temor a un futuro a corto plazo,  la ausencia de nuevos proyectos, la sensación de tenerlo todo hecho y visto también nos vamos a encontrar un retrato sobre la Unión soviética a mediados de los años sesenta que nos va a mostrar las transformaciones que se han ido desarrollando en el país con la desilusión que ello supone para los ideales socialistas. Realiza una crítica especial sobre los trámites burocráticos incomprensibles que suceden en el país entre otros asuntos

Otro tema interesante es la labor de la mujer como madre, esposa y trabajadora fuera del hogar. Así Nicole se ha dedicado casi por completo a su vida familiar mientras la nueva generación que encarna su nuera pretende hacerlo todo. Pero Nicole llega a la conclusión de que intentando abarcar todo no se profundiza en nada. Masha en cambio está soltera y puede hacer y deshacer como le apetezca con total libertad. Ideas que ahora mismo pueden resultar obvias pero no hay que olvidarse que nos habla del pasado.

Malentendido en Moscú es un novela de personajes pero solo serán dos los que soporten todo el peso de su historia y los que el lector querrá conocer a fondo. Nicole es una mujer inteligente que procura cuidarse, come de forma escasa para mantener su cuerpo delgado pero aun así la vejez la intimida y siente que ha perdido el poder de seducción. La juventud le lleva a los celos, a sentir el fracaso en ella misma y a plantearse cuando son los motivos por los que André permanece a su lado ¿Amor? ¿Rutina? Él, que fuma y bebe en exceso, se preocupa más por cuestionar y se siente decepcionado por el socialismo (como les ocurrió a Simone y Sartre en su día).

La autora construye una novela fluida, de prosa impecable que se puede leer del tirón por que transcurre a un buen ritmo. En ella va alternado los viajes que la pareja realiza con Masha con las reflexiones de sus dos protagonistas lo que le convierte en una novela de carácter intimista narrada a través de una voz en tercera persona omnisciente que se encuentra incluso en la mente de sus personajes para mostrarnos sus  interiores pero también sus conflictos, sus discusiones y la forma en que se alejan uno del otro.

Conclusión

Malentendido en Moscú es una novela que por su extensión y su fluidez narrativa se puede leer del tirón pero también puede uno detenerse y dejarse llevar por las interesantes ideas que propone la autora. Una lectura que ha supuesto una estupenda sorpresa. 

24 comentarios:

  1. La portada de este libro me parece muy curiosa, pero su contenido no me llama especialmente la atención...
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  3. Hola, guapa. Esta autora nunca me ha llamado especialmente la atención. Éso sí, tu reseña es muy buena. Besos y feliz viernes!

    ResponderEliminar
  4. No descarto leerlo en un futuro.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada de ella y no lo descarto pero no sé si esta novela es para mi.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. creo que esta novela no es para mí, no la disfrutaría.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. No he leído nada de la autora, pero tampoco es que ahora mismo me apetezca mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No es un libro que me llame ahora mismo
    Besos

    ResponderEliminar
  9. En esta ocasión lo dejo pasar...

    ResponderEliminar
  10. La recomendaría para los que se sienten intimidados por nombres tan literarios y magníficos como el de Simone de Beauvoir, es una buena primera toma de contacto. Muy buena reseña. Bss

    ResponderEliminar
  11. Con todo lo pendiente voy a dejarla pasar, además no estoy segura de que vaya a ser una lectura para mi. Besos.

    ResponderEliminar
  12. No he leído nada de ella, este podría ser un buen comienzo. Y estoy de acuerdo en que al querer hacer todo no se profundiza en nada. Es muy complicado.

    ResponderEliminar
  13. Puede ser una lectura interesante. Gracias.

    ResponderEliminar
  14. He leído varias novelas de Simone de Beauvoir pero esta no la conocía. Me la apunto. Besinos.

    ResponderEliminar
  15. Lo dejo pasar que no me llama la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Pues podría animarme, que no pinta nada mal.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Una autora con la que no me he estrenado y de la que lo quiero leer todo. 1beso!

    ResponderEliminar
  18. La tengo en casa con otra portada, despiertas mi curiosidad por conocer a este matrimonio.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Parece interesante, y tu reseña llama a que lo lea, pero en este momento prefiero otro tipo de lecturas, así que lo apunto para otra ocasión. Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Ay qué curiosa publicación. Me he descolocado un poco al ver el colorido de la cubierta y el nombre de la autora pero entiendo que es una nueva publicación. No he leído ningún libro suyo y este puede ser una buena elección. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!