viernes, 29 de julio de 2016

Justine o las desgracias de la virtud - D. A. F. Sade



Título: Justine o las desgracias de la virtud
Autor: D. A. F. de Sade
Publicación: Navona, mayo de 2016
Páginas: 490

Cuando pierden a sus padres siendo todavía muy jóvenes, las hermanas Juliette y Justine se ven obligadas a buscarse la vida en un mundo malvado y cruel. Ante este hecho, las actitudes que adoptan son diametralmente opuestas: la morena Juliette carece de escrúpulos para prostituirse y halla cierto placer en unirse a viejos acaudalados e cuyas haciendas se acaba apoderando, mientras que la rubia y piadosa Justine elige el imposible camino de la virtud. Justine padecerá todo tipo de vejaciones, humillaciones, abusos e incluso torturas, hasta caer irremediablemente en la degradación. Mientras que la rectitud des su conducta será injustamente castigada, los personajes corrompidos con quienes se cruza saldrán siempre indemnes.



Esta obra subversiva, repleta de escena sexuales explícitas con reflexiones filosóficas en torno a la moral y la inexistencia de Dios, es un clásico de la literatura universal que no deja indiferente a quien se adentra en ella.

Mis impresiones

Donatien Alphonse Françoise de Sade fue un aristócrata francés - pensador, escritor y filósofo- a quien se le conoce como el marqués de Sade. Considerado un escritor maldito por la temática de sus novelas y su estilo de vida libertino y repleto de escándalos que lo llevaron a la cárcel por su apoyo a la revolución o incluso a acabar sus días en un sanatorio mental cuando se conoció el contenido de esta novela de la que Sade negaba su autoría. Pero lo cierto es que la novela siguió circulando de forma clandestina influenciando a grandes autores del siglo XIX.

Al comienzo de esta historia, Sade nos habla de Juliette y Justine. Dos hermanas hijas de un importante banquero de París a las que habían procurado dar la mejor educación posible dentro de una de las más famosas abadías de la ciudad. Sin embargo cuando el padre de las jóvenes se ve repentinamente en la ruina muere de pena al poco tiempo, siguiéndole su esposa un mes más tarde y dejando a las dos muchachas solas, arruinadas y desamparadas.

Esto ocurre cuando Juliette y Justine tienen quince y doce años respectivamente. Y mientras la primera, feliz y contenta de verse libre, decide que se dedicará a vivir de su cuerpo y aprovecharse de los hombres, Justine, una muchacha piadosa y decente, horrorizada decide separarse de su hermana esperando encontrar un empleo donde pueda ganarse su subsistencia de forma honrada.

Sin embargo, en su desempeño no encontrará más que humillaciones, maltrato, abusos y tortura. Mientras su virtud es castigada, los personajes sin escrúpulos que le ofrecen este trato no tendrán ninguna consecuencia.

Justine o las desgracias de la virtud está catalogada como una novela erótica. Aunque tras su lectura yo considero que es una obra que nos habla de violencia contra la mujer más que otra cosa. Las escenas que antes podrían considerarse como de alto contenido sexual quizás hoy, de la forma que ha evolucionado el género, si las despojamos de toda esa carga negativa y perversidad nos pueden parecer suaves en cuanto al vocabulario que Sade utiliza. La novela fue publicada originalmente en el año 1791 y en aquel momento fue un auténtico escándalo por su contenido pero a día de hoy, que parece que lo hemos visto o leído todo, no puede tener obviamente ese impacto social.
En lo que si destaca esta obra en las reflexiones filosóficas que se desarrollan en torno a la moral, la ética y la religión. Sade nos plantea la inutilidad de la moral, la virtud y el buen comportamiento. En una sociedad libertina quien ha escogido el camino de la depravación no tiene castigo ni consecuencias. El más degenerado se aprovecha del más inocente. La justificación del mal es posible. Plantea además la idea de la inexistencia de Dios y la absurdidad de seguir los principios religiosos puesto que no habrá recompensa. En cambio el placer en el momento en que se produce crea una satisfacción personal.

La protagonista de esta historia es Justine una muchacha inocente, piadosa y con unos principios férreos cuyo carácter contrasta, a pesar de haber recibido la misma educación que su hermana, con la de Juliette quien prefiere vivir una vida cómoda y lujosa obteniendo el dinero de viejos ricos y la prostitución. Justine quiere trabajar, ganarse limpiamente la vida y estar en paz consigo misma. Paradójicamente Juliette consigue sus objetivos, ser una gran dama con dinero y a Justine le sucede todo lo contrario. El resto de los personajes (nobles, señores, médicos, sacerdotes, etc…) que transitan por la novela son hombres y mujeres crueles, sin escrúpulos, estafadores, pederastas, sádicos u homosexuales (a finales del siglo XVIII la homosexualidad no era una opción sino algo considerado como una conducta reproblable) sin ningún tipo de moral ni ética que intentarán aprovecharse de la pobre Justine.

Justine o las desgracias de la virtud es una novela que supone una lectura dificultosa que hay que leer de forma lenta para comprender ciertos pasajes como aquellos en que se producen largas disertaciones en que los personajes a modo de monologo exponen sus teorías sobre aquellos temas que toca la novela. Además cuenta con un estilo narrativo bastante denso y concentrado con frases muy largas y complejas. La novela tampoco cuenta con división en capítulos en toda su extensión.

La novela resulta algo monótona porque se repite una y otra vez la misma estructura resultando una trama bastante cíclica. Justine se encuentra en situaciones muy parecidas una y otra vez. Cuando consigue escapar de un hombre que ha abusado de ella conoce a otro que en principio le hace pensar que la ayudará pero desembocará en situación parecidas a las que se produjeron con el anterior. Aunque el relato arranca con un narrador en tercera persona omnisciente que  pronto dará paso a Justine para contar su propia historia a una acaudalada señora. A la vez Justine dará voz a los diferentes personajes que aparecen en la hostia.

Y por si alguien siente curiosidad por esta historia pero prefiera conocerla a través de imágenes hay dos versiones cinematográficas adaptadas.

Conclusión

En Justine o las desgracias de la virtud encontraremos la historia de una joven que intentara a toda costa mantener intacto su deseo de mantenerse íntegra hasta el final de su vida. Pero al final ¿triunfará la virtud o la perversidad? Sin ser una novela a la que puedo poner cinco estrellas, me ha gustado leerla. Me ha resultado bastante curiosa y quería saber en todo momento el siguiente hecho en que se vería involucrada Justine. El final me ha encantado y creo que era el más acertado para la novela.



21 comentarios:

  1. No me llama la atención. Intenté leerla hace años y la dejé porque me cansaba.

    ResponderEliminar
  2. Buscaré una de esas versiones cinematográficas, porque tengo demasiado pendiente como para añadir un libro más a mi lista. Besos

    ResponderEliminar
  3. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  4. No creo que lea esta novela. La historia que cuenta no me dice nada y por lo tanto la dejaré pasar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Pues a medida que te iba leyendo me iba llamando más pero eso de que dices que es lenta y a veces repetitiva me tira para atrás un poco. Quizá me plantearía leerla pero más de cara al otoño, ahora mismo no me veo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues te haré caso y, si se me cruza, la leeré. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. De momento no me apetece,pero quizás más cara al tiempo de mantita y sofá me haga con él.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. De momento creo que la dejaré pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Esta no me llama nada así que la dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No termina de atraerme ahora mismo. A lo mejor más adelante me animo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  11. No sé, no termina de llamarme demasiado. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Pues no me llamaba, pero al leerte me convenzo que esta no es para mi
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola, gracias por la reseña, no lo conocía.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Este lo voy a dejar pasar, no es lo que más me apetece ahora mismo
    Besos

    ResponderEliminar
  15. En esta ocasión lo dejo pasar, que no me llama.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Esta novela al igual que otras del Marqués de Sade en mi opinión ha envejecido mal. Leerla ahora transmite una sensación de producto muy antiguo y sobrepasado. Ya no sorprenden los excesos que muestra pues el mundo de la imagen y el erotismo inmanente a nuestra sociedad los promocionan de manera más o menos velada continuamente.
    Estoy contigo en que se hace algo indigesta por la reiteración y por el deleznable nivel en que coloca a la mujer. Siempre que la he intentado leer la he tenido que abandonar por pesada. Otra cosa es que se la lea como importante elemento de la historia literaria y de una época, la de la Ilustración. Bueno, eso ya es otro cantar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Por ahora la dejo pasar que no me llama mucho. Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Este es de los míos, anotado queda. Un besote!

    ResponderEliminar
  19. Para mí esta es una obra de filosofía sin duda alguna
    a mi me encantó este libro junto con juliette

    ResponderEliminar
  20. Lo leí hace un montón y me gustaría volver a hacerlo, me gustó mucho =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Esta novela no me llama nada de nada

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!