lunes, 20 de julio de 2015

EO - Luis Cerezo



Título: Eo (Escondiendo elefantes)
Autor: Luis Cerezo
Publicación: Suma, mayo de 2015
Páginas: 304

«Entonces lo descubrió: le estaba mirando. Olvidó gritar, escapar o cerrar la boca, abierta por la sorpresa. No pudo apartar los ojos de su visión...»

Así comienza la aventura más extraordinaria que un niño y un animal han vivido nunca. Una historia de valentía y amistad en la que Pedro, un niño que vive en un entorno dramático y solitario, se encuentra a un elefante en la ribera del río. Tratando de huir de la realidad de los adultos que tanta infelicidad le causa, Pedro decide ocultar su descubrimiento para conservarlo como amigo. Pero un elefante es un secreto difícil de esconder...

Luis Cerezo escribe un vertiginoso relato en el que un niño afronta una huida del dominio de los adultos y su universo controlado. Una fábula contemporánea que, desde el contraste entre la mezquindad y la ternura, entre la sinrazón y la amistad, entre la cruda realidad y la magia, cambia la forma de ver el mundo.

Un libro excepcional que vas a querer regalar a todas las personas a las que amas.

Mis impresiones

“Una novela para adultos que leerás como un niño. Un canto a la amistad que deja huella y cambia la visión del mundo”. Esta es la frase que aparece en la faja de la novela y la que me hizo alzar mis expectativas con respecto a EO.  A pesar de que no tenía unas ideas predeterminadas esperaba encontrar una novela con mucha magia. Finalmente esta lectura no ha resultado ser lo esperado y aunque en algunas ocasiones esto no tiene por qué jugar necesariamente un papel en contra en este caso sí que lo ha hecho y quizás junto a otros aspectos me ha impedido disfrutar plenamente de esta lectura.

A sus diez años Pedro es un niño que está más que acostumbrado a la soledad. En el cole no tiene amigos y la única ocasión en que otros niños se acercan a él es con el objetivo de burlarse o humillarle. De su padre no sabe nada desde que se marchó de casa y su madre trabaja todo el día en un restaurante por lo que apenas se ven. Así cada día, cuando llega a casa del colegio, no hay nadie esperándole, se calienta en el microondas la comida que le ha dejado su madre y tiene toda la tarde para explorar y vivir sus propias aventuras.

Pero durante una de las tardes en las que como en otras ocasiones acude al río ocurre algo extraordinario. Entre la maleza se oculta un enorme elefante….

Este es a grandes rasgos el argumento inicial de EO. Su base es una historia de amistad entre un paquidermo que se ha escapado de un circo y un niño en la que este último se refugiará huyendo del entorno que han creado los humanos a su alrededor.  La soledad, la incomprensión y la falta de cariño son constantes en su vida y por primera vez el niño se siente valioso e importante. La relación les causará problemas a ambos pero Pedro está dispuesto a luchar con uñas y dientes para que nadie logre separarlos.

Uno de los principales problemas que me he encontrado en esta historia es que el argumento es escaso. Durante el primer tercio de la novela su autor nos introduce con lentitud en la historia y cuando llega el punto en que esta parece que va a cambiar y entrar verdaderamente en materia finalmente la historia se sitúa en un punto, se torna algo repetitiva para llevarnos a un final que acaba de forma abrupta y el único momento en que la magia, que yo esperaba, aparece en la novela. Y cuando hablo de magia no me refiero a elementos fantásticos sino a que me ha faltado emoción, momentos especiales entre el elefante y el niño que te transmitan sensaciones o que te permitan ver la complicidad entre ambos personajes. Me ha dado la sensación de que es una novela que nos narra una historia que bien podría estar enfocada para el público juvenil pero narrada desde una voz adulta.

Descubrir que la novela se desarrollaba en Mérida, una ciudad que conozco, me hizo mucha ilusión ya que no es habitual encontrarse emplazamientos extremeños en la literatura y pensé que por una vez podría reconocer los escenarios. Sin embargo, esta localización a la larga ha resultado ser una desventaja porque no he reconocido ni identificado la ciudad en ningún pasaje ni ninguna de los espacios que recorre el personaje lo que en cierto modo me ha generado un ambiente de irrealidad. Son muchos los detalles que nos hacen pensar en una ciudad diferente a Mérida, una ciudad menos desarrollada y más conflictiva.

El protagonista de la historia es Pedro, un niño con una vida dura. En el colegio le acosan los matones y como su madre pasa todo el día fuera de casa trabajando siempre está solo. Un niño que se refugia en la mentira para evitar problemas. Con esta caracterización del personaje es inevitable que el lector se compadezca de él y aunque me ha dado cierta pena no he conseguido ni hacerme con el personaje ni empatizar del todo con él. Tampoco encuentro exactamente los motivos. Las situaciones en las que se ve involucrado al igual que su vida me han parecido demasiado forzadas y llevadas al extremo.

Creo que podemos considerar el elefante en la historia como un elemento simbólico (y al principio dudé de que existiera en realidad) que denota la rebeldía del niño contra todo lo que le rodea y le da las fuerzas que necesita para enfrentarse al mundo entero. A parte de los temas que surgen de forma evidente y que hacen referencia a las familias desestructuradas que pasan apuros económicos y el acoso escolar en mi opinión tiene el objetivo de concienciar sobre el respeto a la naturaleza y los animales. Y para ello el autor introduce algunos pasajes que nos hablan de ciertas conductas perniciosas que el hombre aplica en la cría de elefantes.

EO está narrada en tercera persona con un estilo directo, sencillo y fluido en el que es considerable la presencia de los diálogos contribuyendo al dinamismo con que se lee la historia. El narrador es una voz en tercera persona omnisciente que permite focalizar la acción en el punto que le interesa para mostrarnos que ocurre alrededor de ambos personajes.

Conclusión

Si habéis leído la reseña creo que es evidente que EO no era para mí. Se trata de una historia de fácil lectura con la que no he podido conectar. Es una apreciación totalmente subjetiva y quizás a vosotros os apetezca darle una oportunidad y la historia os haga disfrutar. Aun así me gusta el mensaje de amistad y amor a los animales que Luis Cerezo quiere transmitir.

34 comentarios:

  1. La historia que cuenta este libro es de las que a mí me suelen gustar mucho, es una pena que a ti no te haya convencido, supongo que es una cuestión de gustos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No participé en la conjunta debido a que no me llamaba el libro y visto ahora parece que en verdad no era para mí.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Qué malas son las expectativas! A mi me gustó más que a ti.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Lo del mensaje de amor a los animales me gustaría seguro, pero la verdad es que no me termina de llamar este libro y por lo que veo a ti tampoco te ha convencido.

    ResponderEliminar
  5. Pues coincido contigo en parte. A mi la primera parte de la novela me gustó sin considerarla excepcional pero a raiz de la persecución se desinfló por completo y se me hizo larguísima.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo coincido contigo en todo, tampoco me gustó ni me transmitió nada. Ha sido una de las lecturas que más me ha costado en lo que va de año, y mira que es facilita de leer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tampoco me veo yo leyendo esta novela y más aún después de leer tu reseña la dejo definitivamente aparcada.

    ResponderEliminar
  8. Mas o menos igual que a tí, la primera parte me gustó mas y a raíz de la persecución se me hizo descabellada y repetitiva para llegar a un final demasiado simple y brusco..
    Un ebso

    ResponderEliminar
  9. Este es un libro que no me llama nada de nada ^^

    ResponderEliminar
  10. Quizás si que lo lea
    Muchas gracias por la reseña ^^
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  11. Por lo que estoy viendo en otras reseñas, veo que es un libro que no os ha acabado de convencer... mejor para mi lista de pendientes :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. A mí me ha gustado más pero tiene cosas que no me han convencido, sobre todo el final
    Besos

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que a puntito estuve de hacerme con él por la sinopsis. Menos mal que a veces me puede la neurona lista y me centro hasta ver reseñas 😂😂 Un besazo!

    ResponderEliminar
  14. Está claro que esta lectura no os ha terminado de convencer a ninguna. Por una vez me tengo que alegrar de no haber tenido tiempo para embarcarme en una lectura simultánea de esas que tanto me gustan. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Este libro no está teniendo mucho éxito, a mí de mano no me atraía y ya veo que no cuaja así que nada.

    ResponderEliminar
  16. Ya veo que no está convenciendo mucho, así que lo dejaré pasar.

    ResponderEliminar
  17. Yo tampoco he terminado de situarme en Mérida, una pena la verdad, yo que esperaba imaginármelo de maravilla.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Después de las reseñas que he visto sé que no voy a leerlo!
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Me parece bonito el mensaje de los animales pero la sinopsis no me atraía y los peros que le has sacado tampoco me ayuda.
    Un besoy gracias por la sinceridad

    ResponderEliminar
  20. A la mayoría no os ha convencido, así que no me voy a animar con su lectura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Estoy totalmente de acuerdo contigo, a pesar de que la lectura me resultó muy ágil, no llegué a conectar con la historia y el final no llegó a convencerme del todo.

    ResponderEliminar
  22. Creo que mas o menos todos hemos sentido lo mismo, y es una pena.
    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Sin haberlo leído, me imagino que el mensaje y trasfondo será interesante, pero yo tampoco me veo con un libro así. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Yo creo que me daría pena tanto el niño como el elefante, ya que los animales son mi punto débil. Lo dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Yo creo que me daría pena tanto el niño como el elefante, ya que los animales son mi punto débil. Lo dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Hola!
    Como tú comencé el libro con unas expectativas que no se cumplieron, a pesar de que el libro se lee fácil y rápido se me hizo un tanto aburrido en algunos pasajes, parecía que iba a pasar algo pero no llegaba a suceder.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Me parece que yo también tendría serios problemas para conectar con esta lectura, lo que es una pena, pero quizá pueda recomendarla a alguien a quien le venga mejor; gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Por ahora no creo que lo lea, tengo demasiados pendientes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Sabes que no me ha gustado esta novela :(

    Bs.

    ResponderEliminar
  30. A mi durante las primeras cien paginas me enamoro, luego simplemente fuimos amigos.

    ResponderEliminar
  31. Vaya, qué chasco. Con lo bien que sonaba la sinopsis.
    En fin, uno menos.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  32. ¡Hola guapa! He venido a leer tu reseña cuando he visto el comentario en la mía, porque como he estado fuera se me han pasado un montón de entradas.
    Estoy de acuerdo en muchas de las cosas que comentas, yo creo que al libro le ha faltado magia, aunque no me esperaba tampoco una historia de fantasía. Veo que hemos interpretado la historia de forma distinta y realmente me pregunto la intención del autor, pero es que cada lector es un mundo.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  33. Ayer terminé de leer el libro, y lo cierto es que a mí me ha gustado mucho más de lo que esperaba, sobre todo lo referente a la relación entre el niño y el elefante.
    El final me ha parecido muy bueno. A sido muy emocionante.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!