lunes, 25 de mayo de 2015

La lengua de los secretos - Martín Abrisketa



Título: La lengua de los secretos
Autor: Martín Abrisketa
Publicación: Roca, marzo de 2015
Páginas: 528

Martintxo nació en un queso: su Arrigorriaga natal estaba perforada por las minas que llevaron a tanta gente a trabajar a una tierra donde sus habitantes aún cuidaban vacas y hablaban «la lengua de los secretos». Siendo aún niño, ve también cómo la guerra perfora su pueblo con las bombas de los pilotos alemanes. Tras separarse de sus padres, debe ponerse al frente de sus tres hermanos y huir de la devastación; primero a Santander y más adelante a un pueblecito de los Alpes franceses, ya como «niños de guerra».

La lengua de los secretos es una novela conmovedora y a la vez mágica, capaz de envolvernos en la sensibilidad de un niño travieso y muy valiente, que se ve obligado a proteger a sus hermanos y a luchar contra la barbarie de la guerra con la imaginación y los sueños como única arma.

Mis impresiones

Parece que ya es imposible darle una vuelta de tuerca al tema de la Guerra Civil Española y sorprender al lector que conozca el tema y haya leído novelas ambientadas en este periodo. Pero Martín Abrisketa lo ha conseguido con La lengua de los secretos una novela con un punto de vista distinto y sobre todo muy emocional. En ella nos narra la historia de su padre, similar a la que les tocó vivir a muchos niños que tuvieron la mala suerte de encontrarse de lleno en ella y que además de robarle la infancia para siempre condicionó su vida de forma futura.

“Todos los niños lloran, excepto uno; y ese niño es mi padre. Martín Abrisqueta nació una madrugada de noviembre de mil novecientos veintitantos en un queso. Al menos eso fue lo que pensó cuando abrió los ojos y vio que buena parte del mundo que lo rodeaba estaba comido por agujeros, como los quesos de bola. La culpa la tenían los mayores, que se pasaban el día cavando aquí y allá y lo dejaban todo patas arriba. Los mayores eran unos tipos misteriosos, y muy serios.
Pero ¿por qué hacen eso?, preguntó a sus amigos en cuanto aprendió a hablar.”

Martintxo es un niño como otro cualquiera. Vive en un caserío en Arrigorriaga, un pequeño pueblo entre las montañas cercano a Bilbao, en donde su infancia transcurre con toda la normalidad del mundo. Hijo de una familia numerosa, mientras su padre trabajaba en una fábrica de clavos y su madre se ocupaba de infinidad de tareas de la casa y el campo él ayudaba cuidando las vacas. Aún así encontraba siempre momentos para hacer travesuras con sus amigos Satur y Cosme. Esta es la historia de un niño que vive en un mundo colmado de felicidad que se rompe cuando en España se declara la Guerra Civil. Con el miedo en el cuerpo, la familia emprende la huida sin más remedio que separarse ¿Volverán a reencontrarse?

La lengua de los secretos es una novela inmensamente emocional que depara al lector toda una montaña rusa de sentimientos. En ella confluyen la ternura, la tristeza, momentos divertidos, otros mágicos y sobre todo el amor, cariño y respeto hacia la familia. Lo que tiene de especial esta novela es que vamos percibiendo lo que ocurrió en la Guerra Civil a través de los ojos de un niño que no llega a entender por completo lo que está ocurriendo a su alrededor porque los adultos no se lo han explicado, que lo vive desde la inocencia y lo interpreta a su manera. Primero son las sirenas que alertan de llegada de la llegada de los trimotores aviados por los pilotos alemanes, el estallido de las bombas, los obuses para luego después encontrarse al enemigo pisando su propia tierra.  

Martin es un personaje entrañable al que poco a poco el lector va queriendo. Un niño despistado, imaginativo y ocurrente que soñaba con volar mientras vigilaba las vacas por lo que no era extraño que alguna cabeza sufriera algún accidente de vez en cuando. Le da un significado a las cosas muy especial. Se deja llevar por la curiosidad y el convierte el pánico de los adultos en un juego de aventuras. Porque el niño se convierte en un soldado invencible, la guerra en un entretenimiento, que más que miedo cuando llegan los aviones su instinto le llama a observar, a convertir esas amenazas en elementos simbólicos, a vivir más tarde en un país llamado Nunca Jamás en el que solo él podía ser Peter Pan. Y como tal, sacar adelante a sus hermanos.

La historia la escribe Martín, el hijo del pequeño Martinxo, que quería contar esta historia y lo hizo con la ayuda de su padre cuyos recuerdos fueron dolorosos pero que también le sirvió para reconciliarse con un padre con el que en algunos momentos de su vida no podía entenderse y su relación se convirtió en silencio.  De este modo a la historia principal se intercalaban algunos capítulos, titulados con un bis, en los que el autor abre su corazón. Nos habla de sus sentimientos, de su familia, de la relación con su padre, del dolor que genera la pérdida prematura de un ser querido y de lo que para él ha supuesto escribir la novela. Estos capítulos nos transmiten una gran sensibilidad, en mi opinión, la de un hombre que quizás por madurez ha comprendido muchas cosas que tenía delante pero no era capaz de ver.

El estilo con que está narrado es muy ameno y fluido, a través de capítulos cortos y con diálogos insertados en la propia narración. Martín Abrisketa compone un relato que por su forma de narrar evoca a la infancia y la imaginación evitando caer en la sensiblería y el dramatismo y agravar las situaciones de forma innecesaria.  Hay un narrador en tercera persona que da pie en ciertas ocasiones a la voz del protagonista y en la que se incluyen cartas o dibujos . Mi única pega es el uso excesivo de onomatopeyas.

La lengua de los secretos comienza  en los años treinta en un pueblo de Bilbao llamado Arrigoriaga en el que la vida transcurría con sencillez y normalidad. Los niños reían, jugaban y soñaban mientras el mundo de los adultos estaba marcado por el trabajo duro en la mina, los campos o las fábricas. Llegó un momento en que Martín junto a sus hermanos (Lucas, Matilde y Luisa) tuvieron que abandonar su hogar y sin despedirse de sus padres llegaron a Santander donde pasaron infinidad de penurias entre ellas el hambre y el abandono. Luego tendrían que cruzar la frontera francesa como otros tantos refugiados que fueron acogidos en un pequeño pueblo de los Alpes llamado Tenay. No sabían si volverían a encontrarse con sus seres queridos. No sabían lo que les iba a deparar el futuro. Tan solo vivían un presente desolador.

Su título, La lengua de los secretos, hace referencia al euskera, una lengua que hablaban solo unos pocos y que les sirvió para salvaguardar sus confidencias, aquellas que no quisieron que cayeran en oídos ajenos.

Conclusión

La lengua de los secretos ha sido una lectura muy especial en la que he encontrado una gran diversidad de emociones y cuya historia, y nos voy a engañar, a pesar de lo dura que resulta el lector vive con la sensación de que siempre hay una manera de tirar hacia adelante.

39 comentarios:

  1. Me parece un argumento muy bonito. Yo tambien naci cerca del Arrigorriaga natal de Martintxo. Me lo llevo a mi lista. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. He leído muy poco sobre la Guerra Civil, pero esta novela tiene muy buena pinta y puede que algún día me anime a leerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues no es un tema del que haya leído mucho (ahora que lo pienso, no me viene ninguno a la cabeza) así que me lo apunto ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Espero leerla pronto porqun estoy segura de web me gustaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta tiene. seguro que me encanta. Me lo apunto :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo pendiente en digital y espero leerlo pronto ya que creo que me gustará también
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola! Pues no conocía este libro. Me lo apunto para próximas lecturas.
    Gracias por la reseña.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que este libro ya lo tenía fichado porque me atrajo su portada y por lo que cuentas merece la pena buscarlo. Me lo apunto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Lo terminé la semana pasada y me encantó

    ResponderEliminar
  10. Desde que lo vi en las novedades deseo conocer la historia de Martinxo, todo me llamó la atención, el título, portada y sinopsis. Con tu reseña me confirmas que estoy tardando en hacerme con la reseña.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Tiene muy buena pinta. Apuntado queda. Un besote

    ResponderEliminar
  12. Me gusta la época así que me lo apuntó :)

    ResponderEliminar
  13. ¡Buenas! Paso por aquí para avisarte de que he abierto un nuevo SORTEO en mi blog. Espero que te guste y te apuntes. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Por lo que nos cuentas, es una forma muy distinta de enfocar la Guerra Civil Española. Ya leí algún comentario que recuerda a la gran película La vida es bella.

    ResponderEliminar
  15. La época en la que sucede me gusta mucho, y por lo que nos cuentas, creo que la novela también me gustaría :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Por lo que nos cuentas, es una forma muy distinta de enfocar la Guerra Civil Española. Ya leí algún comentario que recuerda a la gran película La vida es bella.

    ResponderEliminar
  17. Creo que la disfrutaría, además me gusta verlo todo desde un punto de vista diferente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo en casa y creo que va a ser mi próxima lectura. Me gustan mucho los libros narrados por una voz infantil, dan un punto de vista muy especial. Ya te contaré qué tal. Bss

    ResponderEliminar
  19. Me había tomado lo de vivir en un queso literalmente :) Aunque yo ya llevo mi propia montaña rusa emocional incorporada veré qué tal me sienta la que propones.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola!
    Si me lo encuentro, creo que le daré una oportunidad. Pero claro, pocos libros hay que a mí no me llamen.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  21. Me la ofrecieron pero no nunca me llegó. Parece una lectura interesante. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Estaba esperando a leer alguna reseña a ver si gustaba el libro. La tuya es la primera que leo, y veo que es bastante positiva, así que me lo voy apuntando.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. No lo conocía y me lo llevo de cabeza. La Guerra Civil es un tema muy recurrente en mis lecturas, pero no me canso de leer sobre el tema y si encima es desde un punto de vista distinto, mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hola preciosa!
    No soy de leer mucho del tema de la Guerra Civil, pero la verdad que este no pinta nada mal, si me topo con él quizá me lo lleve. Feliz comienzo de semana. Besotes

    ResponderEliminar
  25. Hola,

    Me llama la atención este libro, parece uno de esos entrañables que se hacen un lugar en tu corazón, ¿no? Y me tienta también el tema del protagonista; gracias por la recomendación, tomo nota :)

    Besos y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  26. Pues me encanta la idea, la gurra civil está ya muy trillada pero el planteamiento de esta novela me gusta bastante.

    ResponderEliminar
  27. Hola! no me llama demasiado este tipo de libros,
    lo dejaré pasar por ahora :).
    Besitos, me quedo viendo tu blog jejej. Que tengas una semana muy buena :D.

    ResponderEliminar
  28. Mira que el tema me echa para atrás pero que hables de ese algo diferente puede que me haga cambiar de opinión y hacer el esfuerzo, sobre todo por la intensidad emotiva que refieres.

    ResponderEliminar
  29. Pues me ha gustado, no me ha emocionado, pero teniendo en cuenta que no es mi temática favorita ha sido una lectura muy bien llevada, con un toque personal
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Hola, me gusta mucho lo que nos cuentas de este libro y creo que podría gustarme, me lo anoto para poder hacerlo. Gracias por la reseña.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  31. Tengo apuntada esta novela después de una reseña de no recuerdo ya quién. Me pareció muy interesante. Creo que hay que seguir hablando de la Guerra Civil, destriparla por completo. La IIGM sigue sorprendiendo con su sinfín de historias- y créeme, en España aun se ha hablado muy poco de lo que pasaba en los territorios ocupados por la URSS después del 17 de septiembre de 1939- así que la Guerra Civil también continuará siendo una fuente de temas para las novelas.
    saludos

    ResponderEliminar
  32. Es cierto que el tema tan común de la Guerra Civil no me llama la atención. Aunque entre la sinopsis, lo que cuentas, el queso y ese punto de vista infantil tan particular has conseguido picarme la curiosidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  33. Pues sí que parece diferente al resto, que ya tanta Guerra Civil es un cansineo...

    ResponderEliminar
  34. A mí como es una temática que me gusta, incluso aunque siempre me cuenten lo mismo, no me importaría leerlo pero si encima ofrece algo distinto, entonces ya ni te cuento. Besos

    ResponderEliminar
  35. Me encanta... Ya le tenía el ojo echado pero ahora con más razón me lo llevo. Un besazo! (Te tengo olvidada :( Lo sé... El día 2 volveré con toda la fuerza posible jajajaja)

    ResponderEliminar
  36. Me interesa y me llama la atención. Gracias por dárnosla a conocer, no tenía ni idea de la existencia de este título.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Con este tengo mis dudas, esperaré a ver más opiniones. Un beso!

    ResponderEliminar
  38. No la conocía pero me has dejado totalmente convencida con tu reseña. Me la apunto.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!