martes, 18 de febrero de 2014

El oro de París - Antonio Nieto Díaz



Título: El oro de París
Autor: Antonio Nieto Díaz
Publicación: Editorial El desván de la memoria, 2013
Páginas: 141

Se escribe, dicen los autores, para ser queridos, comprendidos, por la inmortalidad, por dinero... Borges lo hacía “como un desahogo” y Harold Bloom, al principio, “pensando en la Academia”. También por solidaridad y por amor. Es el caso de la primera novela de Antonio Nieto (Madrid, 1947), marino de profesión y voluntario de vocación, que debuta en la novela con El oro de París, un libro cuyos beneficios van destinados a AdELA (www.adela.com), dedicada a paliar los estragos que causa en pacientes y familias una de las enfermedades más devastadoras que existen, la esclerosis lateral amiotrófica, la misma que padece Hawking.

Y, sin embargo, y más allá de su caracter solidario,
El oro de París resulta una novela muy entretenida, que secuestra el interés del lector desde el primer momento. Así, su autor nos narra con sencillez cómo una familia de perdedores de la guerra civil reconstruye su vida en el Madrid de posguerra, mientras el padre de familia oculta un misterio que puede costarles la vida: es el único que sabe qué pasó con una partida del oro que la República iba a enviar a Moscú vía París y que se perdió en el camino. Visitas inesperadas, amenazas, enigmas, viajes (porque el protagonista es marino), crímenes, una historia de amor y un tesoro que codician demasiados componen los ingredientes de una novela que vale la pena no perderse.

Mi experiencia con la novela

Lo primero que me gustaría comentaros de esta novela antes de entrar en materia es que se trata de un libro solidario con AdELA, la Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica, que se dedica a ayudar a los enfermos y ofrecer un apoyo a las familias.  Dicha enfermedad es neurodegenerativa y de pronóstico letal, muy poco conocida y de la que aún no se ha descubierto una posible cura. Antonio Nieto Díaz, su autor, colabora como voluntario desde hace años con la misma y ha decidido destinar de forma íntegra lo que recaude con la venta de sus ejemplares. A la vez que ofrece una ayuda monetaria aprovecha para concienciarnos y sensibilizarnos con la misma. Los diez euros que cuesta el ejemplar en papel son para ayudar a la fundación, ya que el coste de editarlo lo han asumido tanto la editorial, El desván de la memoria, como su propio autor. 

Pero este no es el único motivo por el que acercarse a este título, ni siquiera porque en pocos meses ha vendido un número considerable de ejemplares (la que yo tengo es la cuarta edición) sino porque además es una novela tan entretenida que la terminé sin apenas darme cuenta. Y de vez en cuando una lectura de este tipo llega como caída del cielo. Ligera, atractiva, con un toque de amor, muchas aventuras y algo de misterio.

La historia se sitúa en Madrid en el año 1973. Antonio, marino de profesión, pertenece a una de esas familias españolas que lo perdió todo en la guerra civil y tuvo que volver a empezar prácticamente de cero durante la posguerra en el castizo barrio de Tetuán. Entre los muchos recuerdos de su infancia hay personas que no puede olvidar, como un amigo de su padre que los visitaba con frecuencia y con quien su progenitor mantenía conversaciones privadas que alguna vez su hermano escuchó a escondidas y de las que sólo llegaba a adivinar palabras sueltas.

Ya de adultos tanto Antonio como su hermano Juan siguen interesados en la relación que Martín mantenía con ese hombre llamado Jonás, sobre todo desde que en su último encuentro se produjera una fuerte discusión entre ambos de la que su padre nunca quiso aclarar nada, según él, para protegerlos de un misterio en que se vio envuelto cuando servía al ejercito. Algo relacionado con el oro entregado a Moscú en tiempos de la República.

Aprovechando una escala que realiza el barco de Antonio en Francia, donde Jonás vive exiliado, decide investigar cual el secreto que guardan los dos hombres. Ya desde el principio queda claro que el asunto no es fácil de desvelar y con su curiosidad parece haber puesto en peligro las vidas de toda la familia. Este es el punto de partida con que comienza una trama repleta de acción, con muertes sospechosas, fugas, extraños encuentros y un gran acertijo por resolver.

Antonio, el protagonista de la historia, Juan, su hermano mayor, Martín, el padre y orgulloso defensor de los ideales, Marlene, profesora de alemán, Erika o Manuel son los personajes que pasean por esta novela. Dibujados de forma adecuada para su estructura y resultar funcionales según requiere la historia. No tendría mucho más sentido darles mayor relevancia ni más complejidad. Son personas normales y corrientes arrastrados por sus circunstancias.

La trama de El oro de París está relacionada con un episodio que protagonizaron durante la República un grupo de milicianos enviados por el Ministerio de Hacienda que entraron el Banco de España y expoliaron más del setenta por cierto de sus reservas de oro (unas seiscientas toneladas) para entregarlo a Moscú. Pero una cuarta parte de este oro nunca llegó a su destino oficial y termino en Francia. Un tema que ha generado multitud de hipótesis y discusiones en la historia de nuestro país.
La historia comienza en 1973 y transcurre durante los años posteriores de forma que en el contexto histórico vamos avanzando en diversos hechos históricos como el asesinato de Carrero Blanco, la Marcha Verde en el Sahara y la muerte de Franco en 1975. En su localización espacial encontramos ciudades de distintas partes de Europa como Hamburgo, las Islas de Lesbos, Paris o El Pireo entre otros, ciudades que Antonio visita debido a su trabajo. En España la dictadura de Franco procuró que muchos hombres pertenecientes al bando contrario se exiliaran pero muchos de ellos nunca abandonaron la lucha y conservaron hasta su muerte la esperanza de derrotarlo.

Como telón de fondo nos encontramos una historia de amor que se desarrolla de forma  muy realista. Entre idas y venidas y las piezas del puzle que Antonio debe encontrar tiene la oportunidad de amar pero este personaje que aboga por la libertad, ¿Conseguirá abrir su corazón?.

El oro de París está narrado en primera persona por Antonio, su protagonista, con un estilo muy sencillo, directo y accesible al lector que destaca sobre todo por la agilidad con que van transcurriendo los acontecimientos que no permiten que el lector desvie la atención ni un segundo. La novela, de corta extensión, se estructura en doce capítulos y está cargada de diálogos que contribuyen a su generoso ritmo. Su final se desarrolla en la línea de la novela.

Conclusión

El oro de París es una novela muy entretenida, agradable de leer, que debido a su corta extensión y su generoso ritmo se consume en pocas horas. Con una trama intensa e  impredecible en la que existe un poco de todo, amor, aventuras, intriga y misterio. Una buena opción entre lecturas densas, para desconectar o leer sin pensar.

Si os apetece acercaros a esta historia y contribuir además a una buena causa podéis haceros con el libro contactando con AdELA en este correo electrónico: centralita@adelaweb.com o en el teléfono 91 311 35 30 a un coste de 10 euros con gastos de envío incluido o en la web Amazon por 1 euro.

Calificación:

31 comentarios:

  1. Sin duda la compraré. Tiene muy buena pinta y muy buena causa detrás :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. La tengo apuntada, tanto por la causa como porque en general parece haber gustado y ser recomendable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Como bien dice Mariuca, a parte de la causa para la que fue escrita y publicada, veo que es una novela que está gustanto a los lectores. Me la llevo anotada.

    ResponderEliminar
  4. Me llama la atención el libro, y la iniciativa, me parece muy bonita, besotes

    ResponderEliminar
  5. La iniciativa es genial, pero, por el momento, no me voy a meter con el libro. Quizá en otra ocasión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. En un par de semanas encargo un libro. Me llamó la atención en su día cuando tuve conocimiento del mismo, tanto por el argumento como por la causa para la que está destinada la obra. Besos

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que yo disfruté también mucho de su lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Paso un poco de puntillas por tu reseña porque la voy a leer esta misma semana, en cuanto termine el libro que estoy leyendo. Me quedo con que te ha gustado
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Una iniciativa preciosa, sin lugar a dudas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. El libro no me llama pero por ayudar con la iniciativa me haría con él.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Coincidimos en líneas generales, me resultó una novela muy entretenida
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Lo tengo apuntado por la reseña de Tatty pero la verdad es que no sé cuando le puede llegar el turno. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Ahora estoy más cerca del no que del sí, con esta novela ando que no sé a qué carta quedarme pero veo quea. Ti tampoco te ha entusiasmado.

    ResponderEliminar
  14. Me pasa como a Norah, entre que sí y no, la causa me parece estupenda, por supuesto. Aunque siendo entretenida, tampoco pediré mucho más.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Reseña tras reseña, cada vez me llama más este libro :) y luego está la causa solidaria, claro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Lo vi en algún otro blog y sunque solo sea por ayudar tomo nota de él por si lo veo me lo compro

    ResponderEliminar
  17. Me llegó hace poquito y tengo previsto leerla la próxima semana.

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo ya desde antes de Navidad pero, ya ves, aún no lo he empezado. Segunda reseña que leo y segunda reseña positiva. Cuánto me alegro, tanto por el autor como por la causa solidaria con la que colabora.
    Besos,

    ResponderEliminar
  19. Por un lado de llama, he visto que todos habláis bastante bien de él, pero por otro no sé...

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Muy buena iniciativa, aunque de momento no sé si me haré con él. Un besote.

    ResponderEliminar
  21. La causa es lo único que me impide descartarla del todo, porque la verdad es que no me tienta mucho

    ResponderEliminar
  22. Yo me animo porque me parece que puestos a participar en una buena causa un libro es muy afín a mis gustos. Además está cosechando buenas reseñas
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me alegra que sea un libro entretenido y sorprendente, que se lee enseguida: reconozco que si no fuera por la causa que apoya no me habría fijado mucho en él, pero parece que merece la pena. 1beso!

    ResponderEliminar
  24. Además de una buena iniciativa, está teniendo muy buenas opiniones este libro. Tendré que hacerme con él.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  25. Por las reseñas que he leído es un libro que está gustando y además está genial la causa que apoya
    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Coincido contigo en esa conclusión, me parece perfecta para leer entre lecturas, por el mero gusto de leer y ponerse ante una historia. Se lee de forma muy rápida y sencilla y Antonio tiene ese mérito de mantener el ritmo y hacernosla tan amena, que no es poco.

    Besines!

    ResponderEliminar
  27. buen libro y buena causa... gracias, besos

    ResponderEliminar
  28. Me encanta que se hagan estas cosas. La novela en sí no me llamaba mucho la atención pero estoy viendo tan buenas opiniones que empiezo a pensar de otro modo. Besos.

    ResponderEliminar
  29. No puedo negarme si es que la temática me encanta .

    ResponderEliminar
  30. Pues me voy a animar, no solo por las reseñas positivas que he leído si no también por la causa que tiene detrás
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!