viernes, 14 de febrero de 2014

Entre tonos de gris - Ruta Sepetys



Título: Entre tonos de gris
Autora: Ruta Sepetys
Publicación: Maeva, 2011
Páginas: 286

El conmovedor testimonio de una adolescente que quita el aire, captura el corazón y revela la milagrosa naturaleza del espíritu humano.
Junio de 1941, Kaunas, Lituania. Lina tiene quince años y está preparando su ingreso en una escuela de arte. Tiene por delante todo lo que el verano le puede ofrecer a una chica de su edad. Pero de repente, una noche, su plácida vida y la de su familia se hace añicos cuando la policía secreta soviética irrumpe en su casa llevándosela en camisón junto con su madre y su hermano. Su padre, un profesor universitario, desaparece a partir de ese día.

A través de una voz narrativa sobria y poderosa, Lina relata el largo y arduo viaje que emprenden, junto a otros deportados lituanos, hasta los campos de trabajo de Siberia. Su única vía de escape es un cuaderno de dibujo donde plasma su experiencia, con la determinación de hacer llegar a su padre mensajes para que sepa que siguen vivos. También su amor por Andrius, un chico al que apenas conoce pero a quien, como muy pronto se dará cuenta, no quiere perder, le infunde esperanzas para seguir adelante. Este es tan solo el inicio de un largo viaje que Lina y su familia tendrán que superar valiéndose de su increíble fuerza y voluntad por mantener su dignidad. ¿Pero es suficiente la esperanza para mantenerlos vivos?

Mi experiencia con la novela

Tenemos pululando por la red una compañera que se empeña en arrastrarnos a lecturas conjuntas, lecturas simultáneas o como quiera llamarlas. Me refiero a Laky que el otro día en una conversación me recomendó con mucho entusiasmo Entre tonos de gris, y yo que lo tenía esperando desde hace mucho tiempo en casa ni corta ni perezosa la hice caso y cuando terminé el libro con el que estaba me puse con ella. El caso es que después de haber leído la novela no me arrepiento en absoluto de haberla hecho caso.

Entre tonos de gris no me ha parecido una novela redonda y quizás no cuente con un gran valor literario si nos ponemos formales pero es capaz de emocionar al lector, de cortarle la respiración y dejarle con el corazón en un puño en muchos momentos. Me ha resultado una lectura muy dura pero con un trasfondo muy humano del que todos deberíamos aprender.

La historia comienza el día 14 de junio de 1941 en Kaunas, una ciudad de Lituana. Lina es una joven de quince años, hija de un profesor, que sueña con estudiar en la escuela de arte y desarrollar plenamente su talento para el dibujo. Su vida es como la cualquier chica de su edad, con pocas preocupaciones y mucha ilusión. Pero su futuro se rompe cuando esa misma noche la policía secreta soviética (NKVD) irrumpe de forma violenta en su casa y es detenida junto a su madre y su hermano pequeño.

Sin apenas comprender lo que sucede ni el motivo serán encerrados en los vagones de un tren y deportados a un campo de trabajo en Siberia en donde tendrán que aprender a sobrevivir con muy poco. Despojados de sus pertenencias, sin apenas alimentos para sobrellevar los duros días de trabajo y el frío Lina encuentra como única vía de escape desarrollar su gran pasión por el dibujo. Mientras conserva la esperanza de que su padre, también desaparecido, reciba algunos de los mensajes que le envía para que él sepa que están vivos y donde encontrarlos.

Cuando hablamos de los horrores cometidos en la II Guerra Mundial lo primero que nos viene a la cabeza es el Holocausto nazi pero hubo en ella otros muchos episodios menos conocidos que sembraron el terror de la misma manera. No sólo se persiguió, encerró, torturó y asesinó a los judíos  sino que también médicos, profesores, abogados, escritores o militares sufrieron los mismos e injustificados castigos. En 1939 después de ser ocupados los Estados Bálticos de Lituania, Letonia y Estonia por las tropas de Stalin el Kremlin elaboró una lista de personas consideradas antisoviéticas que debían ser exterminadas. Además arrasaron estos países quemando sus bibliotecas y destruyendo sus iglesias. Dos años después, en 1941, comenzarían las deportaciones y los campos de trabajos a funcionar. Stalin acabó aproximadamente con unos veinte millones de personas. Y los que lograron sobrevivir después de pasar más de diez años en los campos de Siberia se les trató como criminales, apartados en zonas restringidas y bajo vigilancia constante.

“Ladrones y prostitutas. Nuestras madres estaban en ese vagón, junto con una profesora, una bibliotecaria, varios ancianos y un bebé recién nacido: ladrones y prostitutas.

Entre tonos de gris nos habla de estas vivencias, de los viajes en el tren hacinados y en penosas condiciones como si se tratase de animales y de lo que padecieron miles de personas en los campos de trabajo. El frío, el hambre, las torturas, las humillaciones, los asesinatos, la desesperación por salir de allí, el dolor de ver morir a los que les rodeaban, la incertidumbre de cuantos días aguantarán allí…

Ruta Sepetys ha optado por narrarnos algunas escenas impactantes de forma bastante cruda, sin apenas adornos aunque también lo hace sin caer en el sentimentalismo ni buscar la lágrima fácil del lector. Pero también lanza un mensaje esperanzador. A pesar de las duras condiciones en que viven sus personajes aún tienen la capacidad de ser humanos y civilizados, de apoyarse unos a otros, de tender la mano al que se encuentra al lado.

La ambientación de la novela está muy conseguida. Sin apenas utilizar descripciones nos hacemos imágenes muy claras del entorno que les rodea. La autora se ha basado en la experiencia de su propia familia así como en los testimonios de algunos lituanos que lo vivieron de primera mano, siendo muchas situaciones que cuenta en la novela reales.

El personaje central de la historia, que coincide con el narrador, es Lina, una joven de quince años a la que le apasiona el arte y espera en un futuro próximo ingresar en una escuela para perfeccionarlo. Es su mejor medio de expresión y se deleita contemplando las obras de Munch. Vive en Lituania junto a su familia hasta que su padre desaparece y ella es deportada junto a su madre y hermano a un campo de concentración.  Poco a poco vamos conociendo una muchacha tozuda, valiente y fuerte, incapaz de callar lo que piensa tiene que sacárselo de alguna manera. Una adolescente que apenas conoce el mundo. Por un lado tiene la inocencia de no saber que ocurre realmente pero a la vez ese punto de rebeldía que le hace no conformarse con lo que está viviendo. 


“Planté una semilla de odio en mi corazón. Me juré que crecería hasta convertirse en un árbol inmenso cuyas raíces los estrangularían a todos algún día”

Junto a ella su madre, una mujer con fuertes valores, que nunca perdió la esperanza de volver a su hogar y su hermano pequeño, un niño alegre y risueño que se ve obligado a crecer y madurar a marchas forzadas.El resto de los personajes se completa con las personas con las que se van encontrando a lo largo del camino y que representan distintas formas de vivir lo mismo. Bien sea con rabia, con dolor, con entereza o determinación. Hay muchas maneras de de enfrentarse al dolor.

La novela es narrada en primera persona por Lina, su protagonista, por lo que nos cuenta única y exclusivamente lo que ella vivió. Al desarrollarse bajo este punto de vista tenemos la información limitada y siempre subjetiva. No hay episodios bélicos y casi ni siquiera referencias a la guerra por lo que en algunos momentos he echado en falta algo más de información sobre las deportaciones de los lituanos a manos del ejercito soviético, un episodio histórico con el que no estoy demasiado familiarizada.

El estilo narrativo es muy sencillo, directo y natural que por su agilidad y su estructura (tres partes dividas en capítulos muy cortos más un epílogo final) se lee prácticamente del tirón. Conforme Lina nos va narrando su situación también introduce algunos recuerdos de cómo fue su vida antes de ser detenida. El tratamiento que le da a la voz narrativa me ha parecido correcto aunque a veces he echado en falta ver los sentimientos de Lina que a medida que transcurre la novela va dejando atrás su interior para simplemente contarnos lo que ve. A pesar de ello, es  un personaje con el que no cuesta conectar.

En el último tramo de la novela parece como si la autora se hubiese agotado de narrar o repentinamente le hubiese entrado prisa por terminarla. Si al principio todo transcurre a un ritmo lento, con el viaje en el tren y la llegada al primer campo, la segunda mitad de la novela es mucho más rápida y con menor atención a los detalles. Esto desemboca en un final demasiado rápido en el que da un gran salto en el tiempo y obvia muchas explicaciones que a mi juicio resultaban necesarias. No le hubiese venido mal a la novela unas cuantas páginas más para no dejar el lector con la sensación de quedarse con un vacío en la historia.

Conclusión

Entre tonos de gris no me ha parecido la novela perfecta pero si es un relato conmovedor de los horrores de la guerra. Una historia que se lee prácticamente del tirón, narrada con sobriedad y agilidad. Con momentos duros pero también momentos de mucha ternura.

Calificación:

38 comentarios:

  1. Uno de los libros que lleva tiempo en espera y que espero leer pronto. Esos finales apurados... qué lastima que los cuiden tan poco. No sé si será el cansancio o las prisas (presiones editoriales o algo) pero cuantos libros no llegan a ser redondos por esos finales precipitados.

    ResponderEliminar
  2. Este libro es como un quiero y no puedo. Me apetece mucho leerlo porque he visto muy buenas críticas, pero por otro lado el tema de la guerra y sus horrores me frena ...
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que te haya gustado aunque a mi aun me gustó más
    Es una historia muy dura pero que yo creo que merece la pena leer. Lo mejor es que te yace sentir, dudo que alguien permanezca indiferente mientras la lee.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Este tipo de novelas me atraen mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó muchísimo este libro. Me alegra ver que lo has disfrutado y también te animas a recomendarlo :D

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho introducirme en este tipo de historias porque creo que todo el mundo debería conocer losdiferentes horrores que plagan nuestra historia con el objeto de que sean evitados tanto a día de hoy como en le futuro. Este libro lo tengo desde hace tiempo en el Kindle esperando su turno y seguramente caiga pronto. Besos

    ResponderEliminar
  7. apuntado, convences con tu reseña, besos

    ResponderEliminar
  8. Una historia sobrecogedora, triste y basada en hechos reales, lo que todavía la hace más estremecedora. Si observas el cuadro de Munch "El grito" sabrás lo que sintió Lina, la protagonista de esta novela, ella y todas las personas que vivieron aquel horror.
    Es un libro imprescindible.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me lo han recomendado mucho, así que tendré que leerlo: parece que la escritora conforma historias especiales y me gustaría descubrir si conecto con ellas. 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Tengo ganas de leer a la autora^^
    besos

    ResponderEliminar
  11. Me han comentado que es una novela muy triste, y por la época en la que se ambienta tampoco me decido. Aún así, la dejo en la recámara.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Yo también lo tengo esperando, lo gané en un concurso hace poco y le tengo bastantes ganas. ¡Mi madre ya lo ha leído, y hacía tiempo que no la veía leer un libro en tan poco tiempo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Lo dejo pasar. Mi acercamiento a historias en época de guerra es raro y Muy seleccionado. Sobre todo en determinadas épocas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. A mi me gustó más que a ti pero coincido con ese final en el que a la autora parecen entrarle las prisas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Novelas bélicas no me van, me cuesta mucho tanto horror real. Tampoco te ha parecido perfecta así que la dejo pasar sin miedo.

    ResponderEliminar
  16. El libro me gustó mucho, por todos los sentimientos que logra transmitir, porque aunque es una historia trágica también lanza un mensaje de esperanza. Pero estoy de acuerdo contigo en que el final es tan apresurado... pienso que no le venía de escribir unas páginas más donde se explicara mucho mejor como termina todo. De todas maneras es un libro muy conmovedor.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Lo tengo esperando en la estantería desde hace tiempo y me apetece mucho, creo que me gustará y después de haber leído un montón de reseñas muy entusiastas está bien tener otra referencia que aún siendo positiva no lo pone tan bien
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me encantó este libro, creo que más que a ti. Lo incluí entre mis 1 mejores lecturas del año pasado.

    ResponderEliminar
  19. Me alegro que te haya gustado el libro. Yo lo tengo en un cajón desde hace mucho tiempo y todavía no me he puesto con él, pero le tengo muchas ganas y no creo que tarde mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Lo he visto varias veces en la librería pero no me decidía. Tu reseña me ha terminado de convencer para apuntarlo como futura lectura. Un beso!

    ResponderEliminar
  21. El argumento me interesa mucho, me tira para atrás ese final precipitado, en una novela de este estilo creo que le perjudica bastante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. La tengo pendiente, me gustará, estoy casi segura. Sabiendo de ese final apresurado y bueno, que no es redonda o de una calidad absoluta, vale, no sé, a veces no se pide más :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Me gustó mucho esta lectura. A ratos difícil, pero aún así me gustó muchísimo
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Este tipo de historias me gustan mucho, así que este libro está entre mis pendientes. Pero, por tu reseña,voy a bajar mis expectativas, por si acaso.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  25. Bueno, el argumento es de los que inmediatamente llaman. Y tu reseña esta vez me vale para rebajar un poco expectativas, porque sí que me la habían recomendado un montón y había leído algunas reseñas entusiastas.

    Partiendo de que no es una genialidad y teniendo en cuenta de que voy bastante de puntillas con estos temas, para no saturarme, creo que es de las que llegarán al Desván con el tiempo ;)

    Besines!

    ResponderEliminar
  26. La tengo pendiente de ser leída y espero que sea pronto,

    ResponderEliminar
  27. Me llama mucho,espero leerlo pronto,besotes

    ResponderEliminar
  28. La tengo en el lector esperando turno y aunque he leído reseñas geniales de ella, no le he dado prioridad porque me llaman más la atención otras. Me gusta tu reseña sobre todo por lo que comentas del final ya que comentas algún aspecto más flojo o que podría mejorarse y así lo tendré en cuenta cuando me lea el libro, para no llevarme un chasco.
    Besos!

    ResponderEliminar
  29. Me llama la atención, pero creo que no es mi momento para leerlo. Lo tendré en cuenta.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Me encantó, me gustó mucho la historia, aunque sea cruel y se me haya escapado la lagrimilla jejeje

    Besotes

    ResponderEliminar
  31. La tengo en el kindle, con muchas ganas de leerla, espero este año ponerme con ella , saludos

    ResponderEliminar
  32. Creo que esta novela me puede gustar. Yo tengo fijación por todas las historias que transcurren en guerras. Me parece una buena forma de aprender. A ver si me la topo. Besos.

    ResponderEliminar
  33. Pues juraría que la tengo ya en el lector. Tendré que mirar porque a pesar de tus "peros" creo que me gustará.

    Bs.

    ResponderEliminar
  34. Qué ganas tengo de hacerme con este libro :-)

    ResponderEliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!