miércoles, 22 de marzo de 2017

La mano que te da de comer - J. A. Rich



Título: La mano que te da de comer
Autora: J. A. Rich
Publicación: Maeva, febrero de 2017
Páginas: 272

La mano que te da de comer analiza nuestras emociones y debilidades más íntimas, y lanza una cuestión inquietante: ¿conocemos realmente a las personas con quienes compartimos nuestra vida?

Morgan tiene tres pasiones: la victimología, sobre la que prepara una tesis doctoral, sus perros —Cloud, un adorable gran pirineo, Chester y George, dos pitbulls— y Bennett, su prometido de origen canadiense que conoció en Internet y con quien vive una tórrida historia de amor. Un día, al volver a casa, encuentra el cuerpo de Bennett destrozado y a sus perros cubiertos de sangre. A pesar de que todo indica que los animales han matado a Bennett, Morgan se resiste a creerlo y, además, irá descubriendo cosas del pasado de su prometido que lo convierten en un personaje oscuro y peligroso que guardaba muchos secretos, y que nada tiene que ver con el hombre que ella creía conocer. Pero esto es solo el principio, y lo que Morgan ignora es que su vida está en peligro.

Mis impresiones

La mano que te da de comer se ha publicado bajo el nombre de  J. A. Rich, detrás del cual se esconden dos pares de manos. Son las de Amy Hempel y las de Jill Ciment. El hecho de que sea un thriller psicológico, género con el que disfruto cada vez más, hizo que me apeteciera muchísimo leerla.

Morgan es una estudiante de victimología que está preparando una tesis doctoral sobre la psicología de las víctimas y sus verdugos para lo cual utilizada como herramienta principal las redes sociales. Así es como ha conocido a su actual pareja Bennet, un hombre amable y entregado con el que se siente muy a gusto.

Un día cuando vuelve a casa se encuentra el cuerpo de Bennet destrozado y un enorme reguero de sangre. Todo parece indicar que han sido sus tres grandes perros quienes lo han asesinado: Cloud, un gran pirineo, y Chester y George, dos pitbulls que había sacado de la perrera dos meses atrás. A Morgan la situación le resulta extremadamente difícil y se resiste a creerlo. La culpabilidad se mezcla con la inquietud y la tristeza de que sus perros sean condenados. A Bennet nunca le gustaron. Sin embargo esta no va a ser la única sorpresa que se lleve porque cuando intenta contactar con la familia de su prometido para notificarles lo ocurrido se da cuenta de que este apenas le había hablado de sí mismo. Y lo poco que lo había hecho ni siquiera era verdad.

La mano que te da de comer tiene un comienzo potente con una escena que ya te inquieta y te queda pegada a sus páginas. Un hombre que presuntamente ha muerto destrozado por tres perros. Sin duda es lo que más impacta de la novela. Y como lectora no puedes evitar preguntarte, al mismo tiempo que la protagonista, que había podido ocurrir para que unos perros atacaran así a una persona a la que más o menos estaban acostumbrados. Este inicio sirve de introducción para la parte en la que Morgan comienza a descubrir quién era realmente su pareja, lo que nos introduce en un thriller de carácter “doméstico”. Una historia que nos habla de mentiras, celos, violencia, etc…

Me ha resultado una novela muy entretenida que he leído con bastante interés. Es una de esas historias que lees sin pensar demasiado y que te engancha. Quizás ese comienzo tan prometedor luego deriva a una novela más lineal hasta su último tercio en el que su trama se vuelve bastante retorcida. No obstante es una lectura que he disfrutado porque como os digo presenta mucho suspense, hay giros y más de una sorpresa.

Morgan es la protagonista de la historia y una mujer que vive una paradoja. Ella, que estudia los perfiles psicológicos de mujeres intentando deducir si determinadas personas atraen en mayor medida a determinados depredadores es víctima de uno de ellos. Quizás ese interés suyo venga de su propia historia familiar con un padre violento que les hacía la vida imposible. Al menos siempre tuvo a su hermano Steven, como ahora también estará a su lado acompañándola en estos momentos tan duros.

Estos junto al resto de los secundarios son personajes funcionales que encajan en la historia aunque sus autoras no profundicen en ellos nos ofrecen algunas pinceladas de sus vidas. Tampoco lo he visto necesario para que la historia se comprenda.

Cuando son cuatro manos las que escriben una historia es inevitable buscar si hay diferencias entre ellas y no estoy segura de haberlas encontrado. No es una novela de ritmo vertiginoso pero su estilo directo, sencillo y sin elementos o descripciones innecesarias hacen que sea una lectura que transcurre a buen ritmo. En donde más se detienen es a explicar al lector esa psicología que se da entre el carácter de algunas víctimas potenciales y sus depredadores, dando datos que a mí me han resultado muy interesantes. La novela está narrada en primera persona por Morgan, por lo que la información nos llega limitada y vamos descubriendo cosas a la vez ella. Quizás el final me hubiese gustado un poco más extenso aunque todo queda bien aclarado.

Hay dos temas que aparecen en la novela y que nos pueden servir de advertencia. Por un lado el peligro de las redes sociales. Uno puede ser quien desee tras la pantalla de un ordenador.  Y esta ignorancia o falta de información nos puede pasar factura.

El otro tema que ponen en relieve y que yo personalmente defiendo es el rechazo que existe hacia ciertas razas de perros que son calificados a la ligera como potencialmente peligrosos. Siempre he pensado que no hay una raza que sea especialmente agresiva sino que son las personas quienes les convierten en una u otra cosa. Ahora son abandonados de forma masiva porque conllevan ciertos gastos obligatorios que no se quieren asumir. Además está la dificultad que tienen para encontrar un nuevo hogar porque estamos lanzando mensajes catastróficos contra ellos. Y aquí entra mi punto de vista personal. Adopté un bóxer adulto de un centro de acogida y me enamoró por su nobleza y su dulzura. Fue una de las mejores experiencias con perros que he tenido en mi vida.

Conclusión

Me ha gustado leer La mano que te da de comer. Un thriller entretenido que te mantiene pegado a sus páginas durante toda su extensión.

Puedes descargar La mano que te da de comer aquí:




27 comentarios:

  1. Parece entretenido, de esos que atrapan para relajarse.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Con este tipo de novelas siempre disfruto así que podría animarme
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que cuentas, me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me gusta el género, pero este no me atrae demasiado.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Pues lo tengo anotado y ya no sé donde lo vi, ahora mismo necesito este tipo de lecturas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Tiene buena pinta aunque si luego se vuelve más lineal...no sé si dejarlo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Estaba esperando a ver alguna opinión para apuntármela y ya lo acabo de hacer. Besos

    ResponderEliminar
  8. Me gusta el género pero este no me llama especialmente.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Thriller psicológico y escrito a dos manos... me gusta la idea Albanta!! Se ve interesante!! ;)

    ResponderEliminar
  10. Pues la verdad es que de vez en cuando me gusta una buena historia de estas palomiteras, si se me cruza no le digo que no.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. El thriller es un género que me gusta mucho, pero esta novela no termina de convencerme.
    Otra vez será.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Va a ser de mis siguientes lecturas y le tengo muchas ganas. Sobre el temna de los perros pienso lo mismo que tu...y vaya me suelo reir cuando califican a los boxer de agresivos....si hasta el perro más pequeño lo es si está mal educado....que los hay y a patadas
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Qué reseña más bonita, sobre todo tu reflexión final sobre los perros. Yo también opino como tú, aunque claro cuando te cruzas con esos grandes perrotes, no sabes si están bien "educados" o no y algo de miedo te entra. jeje. Pero es verdad que todos los perros son muy nobles
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. No tiene mala pinta, pero por el momento no me lo llevo.

    ResponderEliminar
  15. lo tengo en mi whislist, porque pinta bastante bien

    saludos

    ResponderEliminar
  16. No me apetecen mucho los temas que toca, en especial las redes sociales, es un perezón.

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que aunque se vuelva lineal y algunos personajes no estén muy perfilados, parece una lectura entretenida de esas que están genial para determinados momentos. Además estoy completamente de acuerdo con lo que comentas sobre los perros...nunca he tenido una de esas "razas peligrosas" pero mis primos sí y han tenido que aguantar mucho por ello, sin justificación.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo pendiente, a ver si lo puedo leer ya que me apetece mucho

    ResponderEliminar
  19. No pinta mal para mí. La trama parece interesante.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  20. Este tipo de lecturas me gustan, no me importaría leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Tiene buena pinta y es de los que disfruto casi siempre.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  22. Aunque no dudo de que sea una buena lectura, el tema de los perros me frena mucho, lo paso mal leyendo sobre animales y más sobre perros, empatizo mucho con ellos así que creo que la dejo pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. No creo que me hiciera mucho tilín...

    Besotes

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola guapa! Los thrillers psicológicos están entre mis géneros favoritos, así que seguro que me iba a gustar. Me llama la atención lo de la trama más retorcida hacia el final, tengo curiosidad. La verdad es que parte de una buena premisa que despierta curiosidad.
    Sin duda me gustaría leerlo :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  25. No le diría que no si se cruzara
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!