viernes, 25 de septiembre de 2015

Noches blancas - Fiódor Dóstoievski



Título: Noches blancas
Autor: Fiódor Dostoievski
Publicación: Nórdica, junio de 2015
Páginas: 128

San Petersburgo, su luz, sus casas y sus avenidas son el escenario de esta apasionada novela. En una de esas «noches blancas» que se dan en la ciudad rusa durante la época del solsticio de verano, un joven solitario e introvertido narra cómo conoce de forma accidental a una muchacha a la orilla del canal. Tras el primer encuentro, la pareja de desconocidos se citará las tres noches siguientes, noches en las que ella, de nombre Nástenka, relatará su triste historia y en las que harán acto de presencia, de forma sutil y envolvente, las grandes pasiones que mueven al ser humano: el amor, la ilusión, la esperanza, el desamor, el desengaño.

Mis impresiones

A veces puede dar reparo o cierto recelo el hecho de acercarse a autores clásicos y aún más si son rusos. De entrada pueden parecer que serán lecturas arduas y densas que nos puedan suponer alguna dificultad de comprensión o al menos un esfuerzo. Sin embargo esto no siempre tiene que ser así y soy hay que ser valiente y empezar para descubrir pequeñas joyas literarias. Este ha sido mi primer acercamiento a Dostoievski y he preferido que sea una novela corta para conocer al autor sin agobios ni presiones. Noches blancas es una de las primeras novelas publicadas por el autor, originalmente en 1848.

“Era una noche maravillosa, una noche de esas que puede que solo se den cuando somos jóvenes, querido lector. El cielo estaba tan estrellado, estaba tan claro que, al mirarlo, involuntariamente uno tenía que preguntarse: ¿Será posible que bajo este cielo pueda vivir gente con todo tipo de caprichos y enfados? ”

Así comienza esta novela. Justo en el momento en que nuestro protagonista pasea por las calles de San Petersburgo como hace habitualmente. Es una preciosa noche blanca y el va inmerso en sus propios pensamientos observando lo que hay a su alrededor, reflexionando sobre su vida y recordando a aquellas personas con las que habitualmente se encuentra sin llegar a cruzar palabra. La ciudad está extrañamente desierta pero al llegar a la orilla del canal  se encuentra con una joven que solloza. Después de librar a Nástenka, que es así como se llama la muchacha, de una situación comprometida los dos jóvenes comienzan a hablar y deciden que la siguiente noche también se verán en el mismo lugar. La joven le contará su historia y le solicitará su ayuda para resolver la cuestión que le angustia lo que les lleva a citarse en otras dos ocasiones más.

Noches blancas es una triste historia de amor efímera o de desamor, depende como uno quiera mirarlo, que se desarrolla durante cuatro noches en las que dos desconocidos se encuentran para contarse sus vidas, para revelar su propia esencia y quizás incluso encontrar una solución a sus problemas con la ayuda del otro. La novela nos habla de lo pudo ser y al final no fue. Del amor a la ilusión y después al desengaño. De la felicidad que llega en un momento y se esfuma al siguiente. De lo que su protagonista lleva toda la vida buscando y cuando cree haberlo encontrado desaparece sin más.

El protagonista (de quien no llegaremos a conocer el nombre) es un joven solitario, tímido y melancólico de veintiséis años que lleva una vida totalmente ajena a los demás. A pesar de que lleva ocho años viviendo en San Petersburgo no ha llegado a entablar relación con nadie aunque sueña con abrirse a los demás. Él se cataloga a sí mismo como un soñador. A su edad tampoco ha tenido ningún amigo ni se ha acercado nunca ni conocido a una mujer pero es algo que desea. Nástenka es el contrapunto de este personaje. Una joven de diecisiete años alegre, despreocupada, con sentido del humor y algo alocada que vive bajo la estricta supervisión de su abuela ya que sus padres murieron.

El título de la novela hace referencia a un fascinante fenómeno atmosférico que se produce en San Petersburgo durante el solsticio de verano, en el mes de junio y principios de julio, debido a la situación geográfica en que la ciudad se ubica. En estos días el sol nunca llega a ponerse por completo bajo el horizonte y la luz natural no llega a desaparecer. Es lo que se conoce como “Noches blancas” y actualmente es un espectáculo único e inimitable que se ha convertido en todo un emblema de la cuidad y que todos sus habitantes disfrutan y aprovechan para realizar distintas actividades.

Noches blancas es una novela corta narrada en primera persona por su protagonista que se desarrolla en seis capítulos. Por ello vamos siguiendo sus pensamientos a la vez que nos hace participes de la conversación que mantiene con Nástenka. Me ha gustado el equilibrio entre la profundidad del discurso interior del protagonista y la chispa y frescura que tienen los diálogos con una pizca de sentido del humor. La novela te deja una sensación agridulce, la tristeza que envuelve a los personajes, la sensación de que no conseguirán sus deseos, la esperanza frustrada nos lleva a un final inesperado.

No puedo terminar la reseña sin hacerme eco de las ilustraciones de Nicolai Troshinsky que a través de tonos fuertes de pocos colores en los que predomina el rojo y siluetas no muy definidas va construyendo las escenas de la novela.

Conclusión

Noches blancas en una novela romántica, melancólica y algo triste que nos habla de almas encadenadas y la desilusión del amor.

25 comentarios:

  1. Los clásicos por algo son clásicos, sobre todo los rusos. La edición que tienes es preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que es una novela muy buena; aun así, no me animo a leerla, no creo que sea una historia que llegue a gustarme.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la edición de este libro, y la historia parece que me podría gustar. Quizás intente conseguirlo.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la edición. No he leido nunca este clásico así que no sé que haré al final. Gracias por la recomendación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Lo quiero *-* que precioso por dios, y ya no me dan ningún miedo los escritores rusos

    ResponderEliminar
  6. Qué manía los rusos con las historias tristes, se lo tenían que hacer mirar. No he leído nada del autor, siempre me ha dado miedo sus novelones. La edición es preciosa, todo hay que decirlo.

    ResponderEliminar
  7. Pues a pesar de que la edición es preciosa no soy dada a leer estas novelas... aunque espero algún día ponerme con clásicos.. Besos

    ResponderEliminar
  8. Parece que está bien pero no me llama especialmente
    de momento a ver si consigo aligerar la lista de pendientes
    un besote

    ResponderEliminar
  9. Léido, no en una edición tan espectacular sino en un macro volumen que recopila relatos, está bastante bien, la verdad.

    ResponderEliminar
  10. Que buena pinta y que edición tan bonita

    ResponderEliminar
  11. No he leído aún a este autor, no sé si me animaré algún día, por el momento no creo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Pues el nombre del autor asusta, es verdad, será cosa de fama. Pero inesperadamente me ha gustado lo que cuentas, creo que me encantarían esos personajes, y al menos las palabras que dan comienzo a la historia son preciosas.

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que has sido muy inteligente al coger un libro corto y la edición parece una maravilla. Tenía mis reticencias pero no me importaría leer la historia.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. No creo que lo lea por ahora.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Los autores rusos son mi debilidad y hace mucho que no leo nada de esas tierras... Volver a un autor clásico de este calibre puede ser una buena opción. 1beso!

    ResponderEliminar
  16. Hace tiempo que no me acerco a los clásicos y este es uno de los que nunca he leído. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Todos nos acercamos a los autores rusos con un pelín de reparos; sin embargo, escriben requetebien. ¿De qué editorial es esta novela que incluye dibujos?

    ResponderEliminar
  18. Hace tiempo que no leo nada de Dostoievski, uno de mis autores rusos preferidos, aunque esta que reseña en principio no me atrae.

    ResponderEliminar
  19. Qué edición tan bonita, espero leerlo en breve. Un beso!

    ResponderEliminar
  20. ¡¡Qué casualidad!! Yo lo estoy leyendo ahora mismo. Lo pillé en la biblioteca. Paso de puntillas porque el libro me está provocando sensaciones raras y voy a ver cómo termina la cosa. Creo que lo acabaré hoy o mañana a lo sumo. Besos

    ResponderEliminar
  21. Es una historia realmente buena. Me sorprende verla en un blog de novedades

    ResponderEliminar
  22. lo tengo pendiente, pero ya no creo poder leerlo este año. Será el próximo...¡que bonita edición!
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  23. Tengo buen recuerdo de las lecturas del autor y esta novela no la conocía, la tendré en cuenta,
    besucus

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!