jueves, 16 de octubre de 2014

Los pasos que nos separan - Marian Izaguirre



Título: Los pasos que nos separan
Autora: Marian Izaguirre
Publicación: Lumen, octubre de 2014
Páginas: 383

Principio del formulario
La bora, el viento que azota Trieste en ciertas épocas del año, es un aire apasionado que dura poco pero dobla el cuerpo y muda el ánimo. Salvador y Edita se conocieron en esta ciudad un día de primavera de 1920. Soplaba el viento, y todo cambió.

Luego, en Barcelona, casi a finales de los años setenta...Un hombre ya mayor y viudo que busca ayuda para volver a Trieste y a todos los lugares donde un día creyó ser feliz, y una chica, Marina, que va a ir con él para buscar un futuro. Y entre Salvador y Marina, de repente, casi sin avisar, los recuerdos: un parque a orillas del mar, las sábanas revueltas de un amor a media tarde, un andén, una niña que se aleja, y una espléndida tabla renacentista con una Virgen que mira y duda.

Con esas voces que se cruzan en el tiempo y en el espacio, Marian Izaguirre ha escrito una novela donde la culpa y el perdón juegan el mejor de los partidos y cada paso importa.

Mis impresiones

Marian Izaguirre tuvo un enorme éxito con su publicación anterior, La vida cuando era nuestra, una novela que a pesar de mis ganas de leerla y de que hace tiempo ya que espera su turno en la estantería no he encontrado el momento idóneo para ponerme con ella. Os cuento esto porque acabo de terminar Los pasos que nos separan, que sale hoy mismo a la venta, y cuya lectura se me ha dejado con cierta impaciencia para leer la anterior que ya se me antoja indispensable.

Tras una preciosa edición y una evocadora cubierta (muy habituales en Lumen) se esconde una maravillosa historia llena de emociones y sentimientos que se completa con un estilo narrativo absolutamente delicioso por parte de la autora. Me he sentido durante la misma muy cercana a sus personajes y totalmente inmersa en la historia.

Los pasos que nos separan consta de dos líneas argumentales que se desarrollan en dos épocas distintas y nos narran la existencia de dos seres que a su modo han intentado buscar la felicidad en diferentes situaciones y distintos lugares.

“Ya está. Sé lo que ocurre.
Soy viejo y voy a morir. Me enterrarán en un puñado de tierra. Sí… Seré nada en nada de tiempo. Por eso tengo que hacerlo ahora.
También sé que no puedo hacerlo solo, que necesito ayuda. Tiane que ser alguien joven, una energía nueva que me arrastre hacia el lugar precioso donde debo dar las gracias.
Por ella.
Por Edita.”

La primera trama nos traslada a un día de primavera del año 1920 en la ciudad Trieste. Como habitualmente ocurre en esta ciudad el viento bora azota con fuerza obligando a sus transeúntes a realizar paradas obligatorias para refugiarse de su violencia. Esta circunstancia propicia el encuentro entre dos personas en el café Strabone, Salvador y Edita que comenzarán una complicada historia en común. Él es un joven e inexperto estudiante español. Ella eslovena, casada y con una hija recién nacida.

Luego nos trasladamos a un verano a finales de los años setenta cuando Salvador, escultor octogenario, con un sentimiento próximo a que se acerca el final de su vida decide reconciliarse con el pasado. Para ello sabe que no tiene más remedio que viajar hasta aquellos lugares en donde se forjaron los acontecimientos más importantes de su vida así como encontrar a una persona a la que desea encarecidamente pedir perdón. Sin embargo es consciente de las limitaciones de su edad y decide buscar a alguien que le acompañe en un viaje que comenzará en Trieste, uno de los lugares donde fue más feliz.

Tras poner un anuncio en el periódico se presenta a cubrir el puesto Marina, una joven universitaria que regresa a Barcelona para continuar sus estudios después de haber pasado unas intensas vacaciones en Menorca. Pero algo ha ocurrido durante estas semanas que han dejado una huella imborrable en Marina que mientras los recuerdos la arrinconan cada momento, debe tomar una decisión crucial en su vida.

Poco a poco nos vamos sumergiendo en la vida de estos dos personajes, conociendo su presente mientras ellos se ocupan de rememorar un pasado que no pueden olvidar. Dos historias que no tienen mucho que ver pero van conquistando al lector por lo evidente, que es lo narrado, pero también por aquello que callan sus personajes y se siente en el ambiente. Los pasos que nos separan es una novela muy sutil e intuitiva que gustará a los amantes de lo delicado.

Nos encontramos ante una novela con una trama que conquista por su exquisita sencillez. Su autora no necesita el recurso de crear vidas apocalípticas, salvajemente vapuleadas por el destino ni personajes atormentados porque lo que les pasa a estos personajes, al igual que ellos mismos, es tan real como la vida misma. En cierto modo sin estos no hay historia porque ellos los que con sus decisiones, sus sueños y debilidades van eligiendo el rumbo de su vida. Salvador y Marina son los ejes principales alrededor de los cuales se desarrolla la acción. No podrían existir mayores diferencias entre ellos. La vida de un octogenario que se apaga contra la de una joven que recién está empezando a vivir. La experiencia y la ignorancia cruzan sus caminos quizás para ayudarse mutuamente. A él le conocemos en pasado y presente, a través de la vida que un día vivió y los restos que quedan. Primero enamorado de una mujer casada, viudo al final de su vida. Marina en cambio busca el amor pero no lo hace de la forma oportuna ni en la persona adecuada.  

La novela está contada en una voz en tercera persona omnisciente, con acceso al interior de los personajes, que va narrando sus dos hilos argumentales: pasado y presente. Al final descubriremos la identidad de este narrador que lo sabe todo sin participar en la historia. El pasado está enfocado a contarnos la historia de Salvador en el momento en que conoció a la mujer de su vida, mientras que el presente está más encaminado a que conozcamos a Marina y sus circunstancias personales pero sin olvidar también de ofrecernos suficientes referencias sobre la vida de Salvador. Cada historia en un estilo, con unas características y una temática diferente me ha cautivado a su manera. Sería incapaz de decantarme por una de ellas. Son pocos los libros en que existe tal equilibro entre ambas.

Marian Izaguirre tiene un estilo narrativo muy especial, refinado, elegante, evocador y con una prosa muy cuidada que va colocando las palabras en el sitio oportuno formando además ingeniosas frases sobre la vida, el amor, la culpa o la toma de decisiones, principales temas de la novela. Perfecta la creación de ambientes (tanto en los años 20 como en los 70) y como la autora nos transmite esos cambios que suceden en la ciudad de Trieste tras pasar por la I Guerra Mundial cuando pasa a formar parte de Italia. Como telón de fondo la música y el arte.

Conclusión

A estas alturas imagino que no es necesario decir lo mucho que me ha gustado Los pasos que nos separan, una novela muy emotiva, sencilla, sutil y delicada. Muy recomendable.

Calificación:

39 comentarios:

  1. A mi también me ha gustado mucho. Es una historia sencilla contada de una forma maravillosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La vida cuando era nuestra no me llegó del todo pero a este le tengo ganas. Me voy a leer las otras dos reseñas de esta novela. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. NO he leído nada de esta autora todavía así que anoto los dos libros en mi lista de pendientes :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Como ya le he dicho a Laky y a Tatty, tiene muy buena pinta y tengo ganas de leerlo.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  5. Me has animado a leerla. Me encantan este tipo de historias. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta y creo que puede gustarme. Me lo apunto. Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente el anterior y este me apetece un montón... Creo que ya va siendo hora que me ponga con esta autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encantó La vida cuando era nuestra y este me apetece muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Me gustó mucho el anterior y la portada se ve parecida y desde que lo ví lo tengo ya apuntado, espero poder hacerme con él

    ResponderEliminar
  10. Me pasa como a ti, el anterior no lo leí pero me quedé con ganas. A ver si este no se escapa.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Jooo con estas reseñas ¿Quién se puede aguantar? Besos

    ResponderEliminar
  12. Cada vez que leo una reseña me voy convenciendo más de leer esta novela :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. la tercera que nos comenta que este libro hay que leerlo, tatty, Laky y ahora tu, pues nada apuntado queda chao

    ResponderEliminar
  14. Coincidimos en general en impresiones, a mí también me ha gustado mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Ya me la había apuntado por la reseña de Tatty, me gusta la sencillez, que sean vidas normales sin necesidad de fuegos artificiales y efectos especiales.

    ResponderEliminar
  16. Veo que lo mismo que sucedió con su anterior novela, ésta también está gustando mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  17. No necesito más para llevármelo bien apuntado. Fue una agradable sorpresa descubrir a esta autora con su anterior novela que disfruté mucho. No sabía que tenía una nueva y tras tu reseña tengo muy claro que este no se me escapa.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Tengo ganas de leer de esta escritora, seguro que me gusta. Besos

    ResponderEliminar
  19. Justo ahora acabo de comentarle a Tatty que veo mucho este libro por la blogosfera y cada vez se me hace más interesante.

    ResponderEliminar
  20. Esta es la tercera reseña que leo hoy para esta novela y me muero por leerla, ruego porque la traigan pronto por aquí; La vida cuando era nuestra me pareció un libro precioso y creo que algo parecido me ocurrirá con este. Gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me gustaría leerlo así que espero que le llegue su turno :D

    ResponderEliminar
  22. Me gusta que el libro este ambientado en otro tiempo! Todavia no lei el libro pero leyendo tu opinion me intereso aun mas... Lo voy a tener en cuenta!
    Saludos, nos leemos! Anto

    ResponderEliminar
  23. No es una novela que me llame muchísimo la atención pero no la descarto para leerla. Ya vi que varios bloggers opináis lo mismo. Saludos! :D

    ResponderEliminar
  24. Oich, le decía a Tatty que pretendía leer la anterior en primer lugar pero eso de amante de lo sutil me ha llegado y la exquisita sencillez. Ahora no sé por donde empezaré pero parece que esta no es para perdérsela.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. No me he estrenado aún con esta autora, pero seguro que lo haré por la novela anterior, viendo que te quedaste con la sensación de que tenías que haberla leído! Bss

    ResponderEliminar
  26. Me gustó mucho el anterior libro de esta autora y por lo que cuentas, me parece que también voy a disfrutar mucho con éste.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  27. Tengo ganas de estrenarme con la autora y no descarto hacerlo con esta novela.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  28. Me gustó mucho la prosa de Izaguirre en El león dormido, así que me apetece leer mucho leer la anterior novela que mencionas, y ésta que hoy nos traes también tiene muy buena pinta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. Creo que las tres destacáis prácticamente los mismo puntos. Desde luego es una lectura que tengo en el punto de mira. Me gustó su anterior novela, aunque hubo detalles que no me convencieron demasiados, pero fue poca cosa. De cualquier modo, si puedo le doy una oportunidad a este libro. Besos.

    ResponderEliminar
  30. Ambientada en Barcelona, creo que me voy a animar a leerla. Gracias por tu crítica

    ResponderEliminar
  31. Aún no he leído nada de Marian, tengo pendiente el anterior, no sé porque se ha ido quedando relegada. Esta me apetece leerla también, y más después de leer tres reseñas seguidas positivas. ¡Qué sincronización!. Además, acabo de leer otro libro en el que también había dos hilos temporales que me gustó mucho, (la semana que viene publico la reseña). Besos

    ResponderEliminar
  32. Como decía en el blog de Tatty y de Laky, no tenía ni idea del argumento de esta novela, había pasado desapercibida ante mis ojos. No me importaría leerla si tengo la oportunidad, te ha gustado mucho y eso para mi significa algo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Una autora que no he leído y que parece que voy a tener que leer. Un beso

    ResponderEliminar
  34. Me apetece leer su libro anterior, así que cuando lo haga, me interesaré por este: cada cosa a su tiempo. 1beso!

    ResponderEliminar
  35. Aún tengo pendiente La vida cuando era nuestra, así que empezaré por ese.

    ResponderEliminar
  36. Qué notaza!! Como para dejarlo pasar...
    La verdad es que es una autora que llevo mucho tiempo queriendo leer =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  37. ¡guau! pues con esa calificación que le has puesto ¡hay que leerla!
    anotada queda en mi libreta del plan infinito ;)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!