miércoles, 8 de octubre de 2014

Cuentos: Jacob y Wilhelm Grimm



Título: Cuentos
Autores: Jacob y Wilhelm Grimm
Publicación: Alianza Bolsillo, septiembre de 2014
Páginas: 336

La celebridad de los hermanos Grimm, Jacob Ludwig (1785-1863) y Wilhelm Karl (1786-1859), se cimenta en la permanente lectura de que han sido objeto, a través de las generaciones, sus "Cuentos infantiles y del hogar", recopilación de relatos populares de transmisión oral nacida del interés por el pasado medieval propio del romanticismo. La presente antología, que reproduce las ilustraciones de Otto Ubbelohde, reúne cincuenta "Cuentos" entre los que figuran piezas tan universalmente conocidas como "Caperucita Roja", "Blancanieves", "Pulgarcito" o "La Cenicienta".

Mis impresiones

Me pasó algo muy curioso cuando comencé a contarle a mi hija cuentos para entretenerla. Y es a pesar de haber creído y escuchado cuando era niña mil veces los mismos cuentos me costaba recordar la mayoría de ellos, confundía y entremezclaba sus historias y al final mis versiones poco tenían que ver con las tradicionales.

Si buscamos en la memoria uno de los nombres que acudirá con seguridad a ella al hablar de cuentos infantiles es el de los hermanos alemanes Jacob y Wilhelm Grimm (junto a otros nombres como Perrault o Andersen). Cuentos que todos conocemos, con los que hemos crecido y que con el paso del tiempo se han convertido en clásicos con los que todos los niños disfrutan. Los vemos en libros con distintas ediciones e incluso muchos de ellos cuentan con su propia versión en formato película.

La presente edición de Alianza (que sido traducida por Pedro Gálvez Ruiz e ilustrada por Otto Ubbelohde) acaba de salir y a mí no solo me ha venido como anillo al dedo sino que me ha hecho disfrutar con los cuentos de toda la vida y rememorar aquellas historias que sembraban mi infancia de sueños. Se trata de un libro de bolsillo que recoge una selección de cincuenta relatos cortos que los hermanos Grimm se ocuparon en el siglo XIX de recuperar, conocer y recopilar  de la cultura popular oral transformándolos y adaptándolos al público infantil. Porque en contra de lo que muchos creen ellos no fueron sus autores legítimos.

Cuando los hermanos Grimm se pusieron con la tarea, su principal objetivo no era entretener a los más pequeños de la casa sino que estaban destinados al público adulto.  De esta forma al publicar su primer libro, Cuentos para la infancia y el hogar a principios del siglo XIX originalmente en dos volúmenes, este fue censurado por la extrema dureza que mostraban así como el alto contenido en violencia  (hambre, padres que abandonan a sus hijos, castigos desproporcionados, etc… ) y sexo. Al final la presión burguesa obligó a los hermanos a suavizar y perfilar los contenidos hasta convertirlos en cuentos para los más pequeños de la casa. Aunque está versión dulcificada es la más extendida la original parece no haberse perdido en la cultura oral.

De los cincuenta cuentos que vamos a encontrar en este libro los más conocidos y esos que todos tenemos más o menos claros en la cabeza son Hänsel y Gretel, esos niños a quienes sus padres abandonaron en el bosque y fueron a parar a casa de una bruja, la ingenua y dulce Caperucita Roja, que casi acaba en las fauces del lobo, la pobre Cenicienta, que tuvo su oportunidad en la una fiesta pero acabó descalza después de media noche o la cándida Blancanieves cuya tentación por una manzana la dejó en sueño profundo mientras sus queridos enanitos la miraban impotentes. También encontraremos el de Las tres hilanderas, Los músicos de Bremen, El sastrecillo valiente o Pulgarcito.

Estos son los que en mi memoria, aunque con ciertas lagunas, estaban más frescos. Pero además de ellos he tenido la ocasión de conocer algunos nuevos que nunca había escuchado y así aumentar mi repertorio de cuentos nocturnos. Un buen ejemplo de ello son El doctor Sabelotodo, en el que un pobre campesino desea la buena vida de un doctor, La ondina del lago, en el que un molinero cambia a su hijo por riqueza o  La reina de las abejas en el que un muchacho que salva una colmena obtiene su recompensa.

Esta antología es recorrida por muy diversos personajes tales como príncipes y princesas, reyes (Los tres vagos), campesinos, labriegos, doncellas (Las tres hilanderas), brujas etc, sin olvidarnos de los animales prodigiosos que cobran vida y tienen la capacidad de hablar (La liebre y el erizo) o incluso seres mágicos que cuentan con asombrosos poderes y se presentan en distintas formas corporales (El genio de la botella). La codicia, la holgazanería, los vicios, las tentaciones, la venganza son temas de frecuente aparición en los mismos. Y como es evidente, al estar enfocados para los más pequeños de la casa nos encontraremos con muchos finales felices. Avaros que han aprendido la lección, príncipes y princesas que se casan, malvados que son castigados y algunas otras moralejas que habitualmente se basan en que los buenos comportamientos tienen su premio y las malas acciones su castigo.

Hay muchas ediciones con diferentes versiones o enfoques que nos narran estos cuentos. En este caso la traducción, de manos de Pedro Gálvez, cuenta con un estilo sencillo, directo y fluido en el que los diálogos tienen cierta presencia. La extensión de cada cuento es variable, podemos encontrar algunos cuyo desarrollo abarca una página hasta otros que se extienden cuatro o cinco a lo sumo. Además me gusta el detalle de encontrar cada dos o tres páginas las ilustraciones. Son sencillos dibujos en blanco y negro que esbozan las escenas que se nos van narrando en cada historia.

Conclusión

Cuentos recoge algunos de los relatos más conocidos de la literatura universal y en este caso de los hermanos Grimm. Son historias que nunca pasarán de moda, que enseñan ciertos valores a la vez que entretienen a los más pequeños y que a los adultos nos gusta recordar.


34 comentarios:

  1. Fíjate que nunca los he leído en versión original. Estaría bien
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco los he leído nunca en versión original y la verdad es que ahora, que me encuentro con la tarea de contar cuentos por delante, también mezclo, cambio y me lío a mi antojo. No me vendría nada mal una buena revisión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. La tendré en cuenta cuando me toque contarle cuentos al peque. Me ha gustado mucho esta edición. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. No me importaría recordar algunos de los cuentos que leía de pequeña. Los cuentos de los hermanos Grimm y Perrault los devoraba y no me cansaba de leerlos una y otra vez.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Prefiero hacerme con la edición ilustrada de Taschen. Pero intención de leerlos tengo

    ResponderEliminar
  6. Me gustan este tipo de lectruas hace poco le comentaba a otra bloguera que me gustaría leer alguna de esas versiones originarias de algunas historias.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me pasa lo que a ti con los cuentos. Mi hija ya está terminando la carrera universitaria pero de niña le gustaban mucho los cuentos. Ya le tengo leído unos cuantos pero si me dicen ahora que cuente alguno seguro que los mezclaría. En fin, es bueno recordar esos tiempos con las nuevas ediciones que se van publicando sobre ellos. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ay, me acabas de poner los dientes largos largos! Quiero buscar una buena edición ilustrada, ya miraré qué tal esta si la veo por alguna librería. Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  9. Aunque de momento no me voy a poner con él, no lo descarto. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Todos conocemos los cuentos de los hermanos Grimm -al menos los más famosos-, y no estaría mal volver a leerlos en este libro. Es una muy buena opción. Gracias por recordárnoslo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No conocía el libro y me lo llevo apuntado, la portad a además me parece preciosa

    ResponderEliminar
  12. El libro me interesa mucho, que siempre he querido leer las versiones originales de los cuentos clásicos... Y el de la liebre y el erizo lo tengo que conocer obligatoriamente! 1beso!

    ResponderEliminar
  13. A pesar de que no soy muy aficionada a este tipo de lecturas con este haría una excepción y de hecho en casa tengo un volumen que recoge estos cuentos también ilustrado
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los cuentos!! así que me los apunto ya!!

    ResponderEliminar
  15. Tengo un libro de cuentos de los hermanos Grimm que leía de pequeña. Recuerdo que la mayoría eran bastante desconocidos y también que me daban un poco de miedo, sobre todo por las extrañas ilustraciones que acompañaban. A mí me gustaría leer las versiones originales de los cuentos, más que las adaptadas a niños. Pero estas últimas, claro, están muy bien para leerlas a los hijos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. HAce tiempo que quiero hacerme con un libro de Cuentos de los Grimm <3

    ResponderEliminar
  17. Ooh me encantan! Justo ahora estoy leyendo otra edición de los cuentos Grimm, me gustan mucho.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Me gustan mucho estos recopilatorios de cuentos clásicos. Yo tengo alguno por casa muy antiguo y lo guardo como oro en paño.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Éste no se me escapa. ¡Qué ilusión que nos lo traigas! Ahora mismo tomo nota. Es una lectura que tengo pendiente y que deseo hacer. Y esta recopilación parece fiel al trabajo de los Grimm. Gracias a ellos muchos cuentos y relatos populares han sido inmortalizados en unas páginas, un regalo para todos. Y me gusta lo que has contado. Por cierto, mi memoria no solo cambia cuentos que recuerdo mal, también chistes que salidos de mi boca no tienen ninguna gracia, será porque olvido contarlos bien, no sé.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Es curioso, estos libros forman parte de mi vida, pero la verdad es que nunca he leído la versión original, y me encantaría hacerlo; espero que esa edición llegue pronto por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Anoto tu sugerencia porque no se me hubiera ocurrido añadirlos a mi lista, un beso

    ResponderEliminar
  22. Me encantan los cuentos, leerlos y escucharlos, así que apuntado queda, besotes

    ResponderEliminar
  23. Pues no he leído nunca la versión original. Anotado queda.

    ResponderEliminar
  24. Me parece un volumen precioso para dar a conocer los originales tal cual sin adulteraciones o adaptaciones. Un beso :)

    ResponderEliminar
  25. Ohhhhhh me encantan los hermanos Grimm así que me apunto el libro.
    Besotesssssssss

    ResponderEliminar
  26. Jo, tan acostumbrada a hablar de los hermanos Grimm que de repente verlos por su nombre, Jacob y Wilhelm, me despistó :) Me has hecho pensar en si yo también tendré una versión distorsionada en mi recuerdo de los cuentos tradicionales...

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola! no conocía esta edición pero está genial para conocer la versión original, me la apunto :)

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Pues no los he leído nunca y me pasaría lo mismo que a ti, que los mezclaría. A veces se nos olvidan este tipo de clásicos y son bien atractivos.

    Bs.

    ResponderEliminar
  29. Me encantan los cuentos. Y más de una vez los he leído en versión original, que cada vez que llevo a mi hija a la biblioteca, me entretengo con sus cuentos mientras espero que elija. Quizás ya va siendo hora de tener mi propio libro. Que esta edición es tentadora.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  30. ¡Que interesante¡¡¡ Nunca se deja de aprender cosas nuevas

    ResponderEliminar
  31. Desde luego, un clásico que todos deberíamos tener en las estanterías! Besos

    ResponderEliminar
  32. Hola Albanta una buena recomendación además algunos de los cuentos que nos has comentado no tenía ni idea de que existían así que seguro que me llevaré más de una sorpresa. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  33. Tengo una edición por casa de los cuentos completos, los tengo que ir leyendo poco a poco =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!