miércoles, 16 de julio de 2014

Doctor Zibelius - Jesús Ferrero



Título: Doctor Zibelius
Autor: Jesús Ferrero
Publicación: Algaida, mayo de 2014
Páginas: 250


Hijo de un médico de oscuro pasado, Juan Sebastián Zibelius heredó de su padre la pasión por la medicina, el convencimiento de que en el territorio de la inteligencia nunca existirá la igualdad y el cuaderno de cubiertas negras que contiene un descubrimiento científico excepcional. Porque la ambición de Zibelius es, más que curar, adentrarse en la residencia del alma y lograr al trasplante de cerebro.

Doctor Zibelius es un inquietante relato de fantasía científica: un homenaje a la gran literatura fantástica europea (desde Mary Shelley a Henry James, pasando por Bram Stoker y R.L. Stevenson) pero también a la mitología popular de todas las épocas, desde los griegos al cine fantástico de posguerra, además de ser una de las novelas más intensas, vibrantes y personales de Jesús Ferrero, merecedora del VII Premio Logroño de Novela.

Mis impresiones

A pesar de que Jesús Ferrero, el autor que hoy visita este blog, tiene un amplio bagaje en literatura con un número nada despreciable de obras publicadas y premios cosechados yo no lo conocía mucho y tampoco había tenido la oportunidad de acercarme a ninguna de sus obras. Doctor Zibelius es su última novela, publicada por la editorial Algaida, y ha resultado ganadora del VII Premio Logroño de Novela.

De ella me atrajo mucho su sinopsis a pesar que la cataloga como literatura de fantasía científica y la relaciona con autores de la talla de Mary Shelley, Bram Stoker o Henry James. Y efectivamente esto último no resulta solo un reclamo editorial ya que la novela tiene algunos ecos que nos recuerdan por ejemplo al conocido personaje de Frankestein.

He de reconocer que me costó algunos capítulos entrar en la historia pues al principio me chocó tanto el personaje central como la forma que ha tenido el autor de presentarlo y enfrentarlo al lector pero una vez comprendí el juego del autor puede disfrutar de ella.

Juan Sebastián Zibelius (esa mente abismal de la que quiere ser espejo el relato que aquí se inicia) tardó en aceptar que había surgido del vientre de una mujer, y en consecuencia del vientre de su madre. Su más grave anomalía residió desde un principio en lo mucho que se demoró en adquirir la conciencia de que era hijo de mujer, en lo mucho que se resistió en ver lo evidente, incluso lo más evidente.”

La novela comienza hablándonos de los orígenes de Juan Sebastián Zibelius, hijo de un polaco que realizó oscuros experimentos en materia médica durante el holocausto y que le transmitió la pasión y la inquietud por conocer el cerebro humano alentándolo a estudiarlo cuando antes de morir le legó un cuaderno que reunía todos los conocimientos atesorados durante su vida, entre los que se encontraban los secretos del suero antirrechazo y del plasma de la vida.
  
Y de esta manera, el niño extremadamente inteligente y pulcro se convierte en el doctor Zibelius, instruido en la universidad de París en materia de neurocirugía y psiquiatría que desarrollará junto a un compañero la extraña obsesión de hacer posible el trasplante de cerebro y estudiar las consecuencias para el alma. Y cuando por fin encuentra la oportunidad de poner en práctica todos los conocimientos heredados de su padre, los resultados son sorprendentes….

Doctor Zibelius está catalogada como un relato de ficción científica aunque yo no lo introduciría exactamente en este género ya que considero que el fondo de la novela tiene una temática mucho más interesante y a la que se le puede sacar mucho partido.  Quizás, en la actualidad, aún nos puede parecer una idea descabellada la idea de combinar un cerebro y un cuerpo de dos personas distintas pero al ritmo que avanza la medicina algún día un proyecto de tal envergadura quizás sea no solo posible incluso puede llegar a ser un proceso tan normalizado como otras operaciones que hoy en día no nos sorprenden.

Alrededor de esta idea Jesús Ferrero nos plantea diversas cuestiones  e intenta contestarlas desde su punto de vista o nos ofrece algunas de las respuestas que él mismo ha imaginado. La mayoría de ellas giran en torno al tema de la identidad del propio individuo intentando recrear las condiciones en que tendría que vivir una persona encerrada en un cuerpo distinto. Un cuerpo ajeno que también podría tener su propia memoria y exigir a su manera el cumplimiento de ciertas costumbres. Pero también está la obligación de adaptarse a una nueva vida, la que llevó otra persona, con nuevas sensaciones que descubrir, una pareja desconocida o una familia totalmente ajena.

Pero también nos plantea como la sociedad reaccionaría ante algo así. ¿A qué familia habría que entregar el nuevo ser? ¿Y que sensaciones se producirían en ella? ¿Cómo aceptar tener el cuerpo de un hijo delante sabiendo que no nos reconoce? ¿O cómo aceptar un cuerpo distinto para nuestro ser querido?

Aunque cabría la posibilidad de pensar que Doctor Zibelius tiene como protagonista central al personaje que da nombre a la novela yo iría un poco más allá y, aún a riesgo de equivocarme, diría que es una novela coral donde conocemos más o menos al mismo nivel a los pocos personajes que aparecen en ella. Si conocemos bien a Juan Sebastián Zibelius, inteligente, pulcro, asexual, quizás incluso misógino, con sus trajes a medida también lo haremos a su compañero Marcovi, mas indiferente a la moda pero más aficionado a las mujeres. Y por supuesto, llegaremos a conocer bien a los dos sujetos que se combinarán para formar un nuevo individuo y estos dos personajes no pueden ser más diferentes entre sí al igual que la pareja de doctores. Uno es un tranquilo y culto profesor de universidad, el otro es un periodista mujeriego y bebedor.

Uno de los aspectos que me ha fascinado de esta novela es la ambientación que el autor consigue y no sé muy bien la forma en que lo hace. Casi desde el inicio de la novela el lector es capaz de percibir este ambiente enrarecido, siniestro que rodea a los personajes de esta historia.  Aunque la acción comienza a desarrollarse a principios de los ochenta en escenarios parisinos, donde Zibelius estudia, o Madrileños, hogar materno donde establece su clínica psiquiátrica, en ciertas ocasiones, y aunque no se corresponda con los escenarios de la novela, me sentía en un oscuro laboratorio plagado de sombras y rincones oscuros donde un ser extraño ser juega a ser dios.

Formalmente la novela se estructura en un prólogo y cinco partes de distinta longitud que se dividen a su vez en capítulos interiores. La novela se encuentra narrada a través de una voz en tercera persona omnisciente que conoce a fondo la vida de sus personajes. Su estilo narrativo parece estar muy cuidado y da la sensación de que su autor ha elegido las palabras de forma muy precisa para matizar el significado de las frases al máximo y a la vez crear imágenes muy concretas economizando en las descripciones. La narración resulta muy ágil siendo Doctor Zibelius una novela que se desarrolla a un buen ritmo y que no da pie al lector a padecer aburrimiento.

Conclusión

Doctor Zibelius me ha resultado una novela tan interesante como entretenida e inquietante que nos lleva a reflexionar sobre diversas cuestiones relativas al cuerpo, el alma y la identidad personal. Y todo ello narrado de forma ágil y amena y una extensión accesible para cualquier lector.

22 comentarios:

  1. Demasiado inquietante para mi gusto. Ya Frankenstein me ponía nerviosa, este ni te cuento.

    ResponderEliminar
  2. No sé que me pasa con esa novela opero no me atrae nada nada xDD

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues parece muy interesante, me gusta la portada, la sinopsis y lo que nos cuentas. Una novela diferente que yo sí me llevo apuntada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Esa mirada me da miedo, me lo apunto con reservas, besotes

    ResponderEliminar
  5. No se si podria con el... Soy tan miedoseta...

    ResponderEliminar
  6. Lei una reseña hace unos dias y ya me estaba arrepintiendo de haberla dejado pasar. Tenia fichadas otras obras del autor, pero esta ahora esta en mi lista. Me encantan este tipo de historias y por lo que veo os ha gustado bastante a la mayoria. Besos

    ResponderEliminar
  7. Es un tipo de ficción o de fantasía peculiar, y desde luego al que no estoy nada acostumbrado. No pinta nada mal :)

    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Los temas médicos no me van mucho, lo dejo pasar aunque lleva a reflexiones importantes.

    ResponderEliminar
  9. Curiosa literatura, es complejo hablar de lo efectos de un trasplante de estas características, porque puedes acabar en una historia absurda y decadente. En cambio, he visto en tus párrafos el convencimiento y el disfrute de haberla leído. Con lo cual no lo dejaré pasar.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Al principio había descartado esta lectura por el encuadre que le habían dado pero ya es la segunda reseña que me anima a darle una oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Es lamprimera resrña que veo del libro, no po conocia h esa portada da algo de miedo...saludos

    ResponderEliminar
  12. Siempre me ha fascinado la historia de Frankestein, así que creo que este libro me puede llegar a gustar mucho. Lo apunto ;)

    ResponderEliminar
  13. No me atrajo al principio (creo que esa inquietante portada tiene la culpa) y, a pesar de que te ha gustado, creo que sigue sin atraerme lo suficiente
    Besos

    ResponderEliminar
  14. A mi en cambio no me terminó de convencer, me parece que la pasa muy por encima en algunos puntos y que podía haber aprovechado más la historia
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Estoy completamente de acuerdo contigo. A mí también me ha gustado mucho esta novela, quizás porque se sale un poco de la ciencia ficción e introduce otro tipo de reflexiones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Lo tengo en la estantería esperando. Y ya es la segunda reseña que me anima a que la espera no sea muy larga.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Este no me termina de llamar :-)

    ResponderEliminar
  18. No lo conocía pero me ha gustado mucho la reseña. Nunca me había parado a pensar lo que supondría trasplantar un cerebro... más bien sería trasplantar un cuerpo al cerebro, porque en realidad sería el cerebro el que determinaría la persona que se es... o no. Es un tema interesante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. NO he leído nunca al autor aunque me sonaba su nombre. Resulta interesante lo que cuentas y la temática de la novela. Me la apunto.

    Bs.

    ResponderEliminar
  20. Hola Albanta por lo que nos cuentas no creo que sea una lectura que en estos momentos podría disfrutar. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  21. Ya vi este libro en otra reseña y me llamó la atención en su momento, así que por lo que cuentas, cada vez me apetece más leerla.

    Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!