lunes, 18 de noviembre de 2013

Primavera helada - Kyung-sook Shin


Título: Primavera helada
Autora:  Kyung-sook Shin
Publicación: Grijalbo, septiembre de 2013
Páginas: 316

Una joven coreana ve alterada su solitaria existencia cuando en la universidad conoce a otros dos estudiantes (un chico y una chica) con quienes vivirá una intensa y trágica historia de amor y amistad.
«Era la primera vez que él me llamaba en ocho años. Reconocí su voz al instante.»

Ocho largos años de silencio. Pero, después de oír su voz, Yun no puede evitar que los recuerdos la embarguen y la transporten a la época en que era una joven y solitaria universitaria en Seúl.

Pero esa soledad se trunca al conocer a una pareja formada por un chico de aspecto decidido y una muchacha que se esfuerza por esconder sus manos quemadas y ocultar las heridas de un pasado reciente. Esos jóvenes marcados por sus dolorosas historias familiares, la soledad, el dolor y la pérdida, ahora se refugian unos en otros, también unidos por la admiración que comparten por su viejo profesor de literatura.

Mi experiencia con la novela

Por favor, cuida de mamá de la coreana de nombre impronunciable Kyung-sook Shin, actualmente una de las autoras más prestigiosas y reconocidas de su país, resultó ser una de mis mejores lecturas del año pasado. Una historia llena de emociones, sensibilidad y ternura que me conquistó plenamente por lo que no es de extrañar que su nueva publicación me llamara inmediatamente la atención. Inevitablemente su atractiva portada fue otro de los puntos que me atrajo hacia esta novela.

Os he dicho en varias ocasiones lo mucho que me gusta la literatura oriental porque encuentro habitualmente en ella una belleza y sensibilidad extraordinaria. Son novelas que no cuentan con argumentos trepidantes pero son muy significativas y delicadas en detalles y matices. En este sentido Primavera helada no me ha decepcionado en absoluto. Es una de esas historias que con muy pocas palabras tiene mucho significado. Una bella historia de amor y amistad pero también de soledad, dolor y tristeza.

La historia comienza con una llamada de teléfono. Después de ocho años de silencio Jeong Yun vuelve a oír  aquella voz que le fue tan familiar en el pasado y que hoy le resulta dolorosa para anunciarle que el profesor Yun, una de las figuras más importantes de su juventud, gravemente enfermo desde hace tiempo está a punto de finalizar su vida. Esta inesperada noticia le lleva a que ciertos recuerdos se agolpen e interrumpan en su mente sin poder evitarlo.

De nuevo se siente una joven que con apenas veinte años estudia en la universidad de Seúl. Una joven inadaptada y solitaria que acaba de perder a su madre y ni siquiera sabe cómo expresar su dolor. Tan sólo las clases del profesor Yun lograrán abrir una brecha de luz sobre la oscuridad en que vive. Pronto y gracias al mismo conoce a Myeong-seo y Mi-ru, otros dos estudiantes que inmediatamente llaman su atención y cuyas vidas están marcadas por trágicos sucesos. Juntos emprenderán el paso a la edad adulta.

“El futuro irrumpe sin avisar, y cuanto podemos hacer es coger nuestros recuerdos y adentrarnos en una nueva etapa. La mente retiene únicamente lo que quiere. Las imágenes evocadas por nuestra memoria se mezclan con nuestra vida; no debemos creer que nuestros recuerdos o los recuerdos de otros sucedieron realmente” (Página 18)

La novela tiene una marcado carácter emocional a través del cual explora la relación entre estas tres personas, caracterizada por el compromiso, la lealtad y el amor que no tiene porque ser sólo romántico sino el amor aquellas personas con las que vivimos momentos inolvidables y que resultan ser imprescindibles en nuestra vida. Las vivencias que han sufrido estos personajes son vitales para entender su comportamiento. Los tres se encuentran prácticamente fuera del mundo. Todo lo que les ha pasado les ha marcado profundamente y la normalidad no es palabra con que definirlos.

Jeong Yun tiene veinte años y acaba de perder a su madre, algo que le provoca un dolor inmenso, la adormece y la aleja de la vida y los demás. Cuando esta enfermó intentó apartarla de las miserias y la debilidad y la envió a Seúl junto a una tía para que no viera en que se convertía, para que no sufriera como su salud mermaba y ella empequeñecía como persona. Quizás un acto de bondad pero quizás también de crueldad al alejar a su hija de ella en los últimos meses juntas que le quedaban a las dos. Myeong-seo es un joven amable, comprometido con la sociedad y activo en las revueltas estudiantiles. Entre ambos personajes surge una historia de amor que deparará muchas dudas a Jeong Yun ya que una figura se interpone constantemente entre ambos. Se trata de un amigo de su infancia llamado Dan. Mi-ru es una joven retraída y enigmática que apenas se atreve a levantar la mirada. Sus manos quemadas, que constantemente pretende esconder, le recuerdan uno de los sucesos más impactantes que ha vivido. Un personaje al que proteger y amar sin medida.

Para estos tres jóvenes estudiantes de arte y amantes de Emily Dickinson (hay varios guiños a esta autora), la figura del profesor Yun será reveladora y una única vía de escape sobre su penosa y dolorosa realidad. Un hombre al que admirar, a quien escuchar mientras ellos se quedan sin palabras y del que obtener valiosas lecciones. Un hombre que consigue cambiar su perspectiva a través de la historia de San Cristóbal.

La prosa de Kyung-sook Shin de nuevo me ha resultado hipnotizadora, llena de magia y lirismo, con sencillez  pero a la vez con bellas metáforas y un marcado carácter emotivo. No es una novela de la que esperar un complejo argumento cargado de una gran acción sino que es una novela muy visual que transcurre a través de imágenes y escenas protagonizadas por sus personajes. Aunque la novela no podría existir sin las palabras el silencio está muy presente en ella. Sus personajes no las necesitan realmente para entender ciertas situaciones. A veces lo no dicho, un pequeño gesto, una mirada es más significativo que cualquier frase. Y esta es una novela de sutilezas en las que el lector debe ir más allá de la importancia de su argumento y quedarse con el mensaje que su autora quiere transmitir.

La historia se desarrolla a través de dos narradores que en primera persona nos hacen partícipes de sus experiencias personales. La primera de ellas es Jeong Yun y en segundo lugar Myeong-seo que lo hará a través de un cuaderno donde a modo de diario anota sus pensamientos. Estos fragmentos del Libro marrón, como lo llaman sus protagonistas, aparecen al final de los diez capítulos que estructuran la novela, precedidos de un prólogo y sucedidos de un epílogo.

Como telón de fondo las calles de Seúl por la cuales vemos caminar a sus protagonistas gracias a una notable ambientación. En un contexto social en que los estudiantes organizaban constantes revueltas y disturbios protestando contra el sistema, contra la represión, las desapariciones y la dictadura y que la policía cargaba con dureza sobre ellos.  A pesar de que en cualquier momento pueden encontrarse con los gritos, las carreras, los gases lacrimógenos no dudan en hacer suya la ciudad, en descubrir nuevos caminos y a la vez liberar la mente.

Conclusión

Primavera helada es una novela llena de magia y poesía que destila emoción, ternura y delicadeza. Una historia donde destaca el amor y la amistad en un mundo desesperanzador, lleno de tristeza y oscuridad donde tres jóvenes comparten sus miedos, sus sueños y sus cicatrices mientras intentan abrirse paso hacia la madurez y abandonar su juventud.

38 comentarios:

  1. No lo conocía, pero me ha gustado muchísimo lo que nos has contado.
    Se me antoja su lectura, así que me la llevo anotada a mi lista de "me lo pido".
    Muchísimas gracias por tu reseña y recomendación!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por cierto..... Me gusta su portada!

      Eliminar
    2. No había oido hablar de este libro. Quizás le de una oportunidad y me lo lea.
      Gracias por la reseña.
      Besos

      Eliminar
  2. Me apunto el título. No he leído a la autora, pero entre tu reseña y el hecho de que sea oriental (unos escritores que me están dando muchas y gratas sorpresas), creo que puede ser una buena lectura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ya sólo por estar escrita por una coreana me llama la atención. Pero es que,a demás, creo que la historia me va a enganchar desde el principio. Besos y gracias porque no conocía la novela.

    ResponderEliminar
  4. Hola mi niña, no conocia la autora y nunca leí nada del genero pero me parece una historia muy buena y la portada es preciosa. besos y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  5. Pues no lo conocía pero parece ser una historia de esas que recuerdas mucho tiempo después de haberla leído, besotes

    ResponderEliminar
  6. Creo que me falta sensibilidad o percepción con la literatura oriental, no sé cuál es mi "problema". Me suele costar animarme porque siempre pienso que no voy a ser capaz de entender o apreciar este tipo de lecturas como otra gente. Así, con esta premisa, tengo un vacío importante. El caso es que lo de que sea pausado y demás no me importa, esta ya la he anotado por Norah (anoto el anterior, visto lo visto) tengo propósito de rellenar mi laguna y mejorar mi percepción.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía pero veo que habrá que tenerlo en cuenta.
    A mí la literatura oriental me gusta a veces...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Qué coincidencia, justo ayer leía una reseña de este mismo libro en "El rincón de una cantina", el blog de Norah Bennett. Las dos coindicís bastantes en las impresiones sobre esta historia. Bien anotadita me la llevo. Bss.

    ResponderEliminar
  9. Es un título que ya me había anotado por otras reseñas que he leído, además aún no he leído nada de la autora
    besos

    ResponderEliminar
  10. Me ha atrapado por completo. Solo con ver la portada ya me llama y tras leer la entrad más todavía jeje
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Tomo nota de este libro, la portada es muy bonita

    ResponderEliminar
  12. Seguro que es una novela muy buena e interesante, pero ahora mismo no nos llama.

    ResponderEliminar
  13. No la conocía a la autora, pero desde luego son dos títulos más que se añaden a mi eteeeeerna lista, porque me encanta esta cultura.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Hace tiempo que tengo ganas de estrenarme con la literatura oriental así que tendré en cuenta este libro y esta autora. Las novelas no tienen porqué estar llenas de acción para engancharte y tocarte el alma lectora ;-)
    Un besin

    ResponderEliminar
  15. De acuerdo con todo. Hemos captado las mismas sensaciones, la verdad es que aunque la historia en sí sea triste no entristece y deja una buena sensación al final. Esperamos más novelas.

    ResponderEliminar
  16. Ya tengo anotada esta novela, creo que me va a gustar muchísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Me cuesta un poco decidirme por autores orientales, tengo más de uno a la espera. El caso es que me gusta lo que nos cuentas en la reseña pero tengo mis dudas con respecto al estilo narrativo, no porque le falte acción que no me importa sino porque creo que el lirismo puede llegar a resultarme un poco cargante. Lo apunto en todo caso para ver su consigo vencer mis reticencias y disfrutarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Leí ayer la reseña de Norah y además me lo apunté, me llamó mucho la atención, ahora con la tuya no creo que tarde mucho en leerlo :)

    ResponderEliminar
  19. No la conocía, pero no me llama

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  20. Me la llevo anotada, creo que me puede gustar mucho, parece preciosa; gracias por la reseña.

    Besos, feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  21. No soy muy asidua a la literatura oriental, sin embargo parece que este merece la pena

    ResponderEliminar
  22. Se ve muy interesante, me la apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. No frecuento mucho la literatura oriental, quitando a Murakami, y el caso es que lo que he leído me ha gustado. Anotada estaba ya, de hace un ratito, pero la requeteapunto, que veo que tú también destacas lo emocional y el sentido de amistad del libro.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Si no hubiera sido por tu reseña, creo que nunca me hubiera fijado en este libro, así que muchas gracias !
    Besos !!

    ResponderEliminar
  25. La portada es una preciosidad! No he leído demasiado novela oriental pero sí que es una literatura muy bella. Me llevo bien anotado este título.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Este lo quiero leer, últimamente lo veo en muchos blogs con muy buenas opiniones =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  27. No lo conocía pero no me llama mucho la atención...

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  28. Literatura oriental, mi talón de Aquiles total, porque apenas me he iniciado con ella. Últimamente me estáis descubriendo más de un título interesante de cara a ello, así que voy tomando nota, a ver si me decido.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  29. Todavía no he leído cuida de mamá, aunque empiezo a ver esta presente en la blogosfera. Pinta bien, pese a que lo oriental no suele estar muy presente en mis lecturas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Directa a la lista, aunque tendrá que esperar, que lo oriental para mí requiere su tiempo. 1beso!

    ResponderEliminar
  31. No había oído hablar de este libro, pero no pinta mal, aún no he conseguido estrenarme con la literatura coreana, pero si soy sincera me da un poco de miedo por perderme en cuanto a los nombres, ya que no son muy comunes en lo que suelo leer.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  32. Coincido contigo en que muchas novelas orientales tienen muchos matices y se centran en los detalles mientras que los occidentales tienen otra manera de narrar, pero en ocasiones disfruto mucho con ese tipo de novelas y en otras no tanto, no logro hallar un equilibrio y no sé si con esta que reseñas lo conseguiría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. bonita historia para leer algo de literatura asiática con la que aun no me he estrenado

    ResponderEliminar
  34. Lo apuntaré! La novela oriental siempre me llama la atención.
    Besos!

    ResponderEliminar
  35. Parece una historia preciosa, no estoy acostumbrada a autores orientales y esta parece una excelente obra para ir entrando en el estilo.

    ResponderEliminar
  36. A mí también me encanta la literatura oriental! En cuanto vi este título me llamó la atención y busqué reseñas. Con sólo leer una me convenció:) Era muy positiva y veo que tú opinas más o menos lo mismo!
    1beso

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!