jueves, 7 de noviembre de 2013

La carretera - Cormac McCarthy



Título: La carretera
Autor: Cormac McCarthy
Publicación: Mondadori, junio de 2007
Páginas: 210


Una demoledora fábula sobre el futuro del ser humano, destinada a convertirse en la obra maestra del autor.
La carretera, novela galardonada con el premio Pulitzer 2007 y best seller literario del año en Estados Unidos, transcurre en la inmensidad del territorio norteamericano, un paisaje literalmente quemado por lo que parece haber sido un reciente holocausto nuclear. Un padre trata de salvar a su hijo emprendiendo un viaje con él. Rodeados de un paisaje baldío, amenazados por bandas de caníbales, empujando un carrito de la compra donde guardan sus escasas pertenencias, recorren los lugares donde el padre pasó una infancia recordada a veces en forma de breves bocetos del paraíso perdido, y avanzan hacia el sur, hacia el mar, huyendo de un frío «capaz de romper las rocas».

Mi experiencia con la novela

Algo de cierto debe tener la frase «Cuando el rio suena, agua lleva» porque no son pocas las veces que he escuchado hablar maravillas sobre el estadounidense Cormac McCarthy, considerado uno de los mejores novelistas contemporáneos y elevado al nivel de escritores de la talla Faulker y Hemingway.

La carretera, su décima obra galardonada en 2007 con el premio Pulitzer y convertida en un best seller internacional, es una novela inquietante e impactante de la que llama la atención la crudeza y desesperanza sobre la que el autor construye un mundo aterrador en el que la vida se confunde con la muerte, separadas apenas por un hilo invisible.

La historia nos sitúa en un paisaje adusto, desolador. La tierra ha sido prácticamente arrasada, el fuego ha teñido por completo su superficie de un color grisáceo. Las cenizas presentes en cada rincón conforman una vista de tristeza y aridez, la vegetación carbonizada supone apenas un ornamento inerte y la luz del sol se esconde bajo un manto de contaminación haciendo que un intenso frío inunde cada rincón. La vida prácticamente ha desaparecido, la comida y el agua escasean, no hay refugio seguro y los pocos hombres que han sobrevivido a la hecatombe se han convertido en un peligro extremo.

En este nuevo mundo, un padre y su hijo recorren una carretera norteamericana en dirección sur intentando acceder a la costa, donde quizás las cosas estén mejor. Quizás allí encuentren calor, alimentos, incluso gente parecida a ellos. Sus pertenencias caben en un carrito de supermercado y tienen muy presente que deben protegerlas. El hambre, el frío y los grupos caníbales que han surgido como consecuencia de la falta de alimento les acechan en cada rincón. Sin embargo, en esta lucha diaria, se tienen el uno al otro y la esperanza de encontrar un futuro menos abominable.

Sólo son dos los personajes anónimos que recorren esta novela. Un padre y su hijo de nueve años, cuyos nombres no llegaremos a conocer, y cuya relación marca sin duda el eje central de la novela. La existencia de cada personaje se cimenta en el otro. El hombre sólo se ve anclado al mundo por la existencia de su hijo, por garantizar su supervivencia obligado a ser egoísta, a desconfiar, a emprender ciertas acciones para conseguir su objetivo en contraste con la aún, y a pesar de todo, inocencia, candidez y compasión del niño que aún conserva intacta la generosidad y el amor al prójimo. El suicidio se plantea como una de las pocas posibilidades viables y una única bala espera en el cañón del revólver. Ambos intentan encontrar sentido para seguir viviendo a pesar de que ya no que queda nada ¿es viable la vida en esas condiciones? ¿Tiene sentido seguir luchando hasta la extenuación cuando ya no hay recompensa?



Otro de los principales temas que plantea la novela es la naturaleza del ser humano en condiciones extremas. Hasta donde podemos llegar siguiendo nuestro instinto de supervivencia, que actos son los permitidos y cuáles no en una situación de alerta máxima, donde está el límite que uno nunca debe franquear para defenderse y luchar. En la novela se nos proyecta de dos formas antagónicas. El pesimismo del padre que desconfía de todo el mundo y que incluso está dispuesto a matar con la esperanza que representa la actitud del niño que nos hace cuestionarnos si no todo está perdido.

La carretera no es una novela que se pueda leer con levedad. Es un relato oscuro, descarnado y pesimista. La prosa de McCarthy se caracteriza por la sobriedad, por la sencillez de su arquitectura, concisión, frases cortas y contundentes que nos van construyendo imágenes como fogonazos en la mente de todo lo que rodea a los protagonistas. A pesar de esto el vocabulario esta elegido de forma selecta y en un par de ocasiones he tenido que hacer uso del diccionario, elemento al que no recurría desde hace años mientras leía un libro. Está narrada en tercera persona y donde los diálogos (que incluso carecen de guión) se limitan a pequeñas parcelas donde los personajes no dan rienda suelta a su verborrea. Existe en ella una total ausencia de elementos prescindibles de forma que no hay descripciones ni ornamentos pero es efectiva, intensa y profunda. Su autor no calibra, no juzga, sólo plantea de forma que proporciona al lector las herramientas básicas para que él mismo reflexione.

En ella no existe la división en capítulos sino que conforma un relato único que invita a leer por el ansia de conocer qué futuro incierto les depara a los desafortunados personajes, por saber qué peligro les acecha en el siguiente tramo de la carretera, desvelar si soportarán el frio, encontrarán comida,  si llegarán al sur (su objetivo) o serán atrapados por un grupo de los “malos” como ellos los llaman. También nos interesa si el autor nos contará que ha pasado en la tierra y como fueron sus vidas antes de ello, dos aspectos que solo resuelve a través de unas leves pinceladas en las que nos muestra el pasado. McCarthy crea momentos de tensión que combina con otros más emotivos donde conocemos la naturaleza de los personajes y ese vínculo de amor que les sostiene y les mantiene con vida.

Tras tanto pesimismo y oscuridad el lector va presintiendo un desenlace fatídico que si en cierto modo resulta descorazonador también deja abierta una puerta a la esperanza.

Esta novela no está concebida para curiosos o aquellos que quieran dejar atados cada una de las situaciones que plantea la novela.  Desde su comienzo la tierra ya se ha convertido en un paraje inhóspito sin desvelar que es lo que ha provocado esta situación. Si es cierto que ofrece al lector ciertos elementos para que elucubre, imagine, intuya pero al final no llega a ser tan importante el origen del desastre como sus consecuencias.

A pesar de esa concisión y desnudez en cuanto a adjetivos y descripciones llama la atención la excelente ambientación que encontramos en la novela y la facilidad con la que se forman las imágenes en la mente del lector. La escenificación resulta asfixiante y opresiva. Un tono plomizo que abarca hasta donde alcanza la vista, la ceniza lo inunda todo, hogares abandonados, cadáveres carbonizados o putrefactos, arboles abrasados, basura, los personajes sucios y mugrientos cubiertos con capas y capas de mantas, las escasas pertenencias en un carrito de supermercado a lo largo de una carretera que en algunos tramos se derrite. La escasez de diálogos acucia el sentimiento de soledad que se cierne sobre los protagonistas, aislados del resto del mundo, en constante alerta y desesperanzados.

Conclusión

La carretera es un libro que puede gustar o no pero sin duda, no dejará indiferente a ninguno de sus lectores. Yo, sin duda, os animo a conocer esta historia post-apocalíptica, dura, árida, cruda que simboliza la verdadera naturaleza del ser humano.



Por cierto, también existe una versión cinematográfica estrenada en 2009 que se corresponde con las imagenes que he seleccionado.

46 comentarios:

  1. A mi me pareció un libro "importante". Una historia dura, pero que sin duda refleja las condiciones a las que puede llegar el ser humano por la supervivencia. Me resultó especialmente impactante la relación del padre con el hijo, al que llamaba simplemente niño. Qué forma de defenderse de la pena de la pérdida y de la incapacidad de mantenerlo siempre al salvo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo no me apetece leer un libro tan duro, aunque no dudo de que merece la pena, creo que lo voy a dejar para mas adelante.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. McCarthy es uno de mis autores pendientes, lo reconozco. Y aunque soy más de autores británicos, este me apetece muchísimo. Seguro que me animo en breve, y "La carretera" me parece que es el que más me tienta de su bibliografía para empezar. Bss.

    ResponderEliminar
  4. Pinta genial y tengo ganas de leer algo del autor, espero hacerlo pronto

    ResponderEliminar
  5. Veo que este es un autor cuyas novelas no resultan indiferentes y dan lugar a reflexión. Creo que, de atreverme con él, tendría que elegir el momento adecuado para leerlas. Y estoy de acuerdo con lo que dices de que "cuand el río suena, agua lleva". Por algo tendrá su fama este escritor.

    ResponderEliminar
  6. Creo que me agobiaría con esta lectura, transmite demasiada soledad,
    besucus

    ResponderEliminar
  7. Tengo tantísimas ganas de leerlo. Sé que es un libro duro pero creo que es importante que lo lea.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace ya unos años y es la primera vez que leía algo del autor....no me disgustó pero tampoco me encantó...no sé me esperaba algo diferente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. No es el tipo de novela que me apetezca leer en este momento pero no lo descarto para futuras lecturas.
    Por cierto, tiene una nueva seguidora jeje
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Es una novela que nos despierta un poco de curiosidad, pero también nos da una pereza terrible.

    ResponderEliminar
  11. No llegué a leer la novela pero ví la película y me pareció angustiosa pero me pareció una buena historia. Tengo pendiente leer alguna otra novela del autor.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. No sé Albanta, no me termina de convencer. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Vi la película (que de hecho con tu reseña me ha entrado ganas de volverla a ver) y me dejó bastante tocada. Con el libro no me atreví y de hecho aún no he leído nada del autor. Quizás me anime a seguir tu sugerencia y a volver a ver la peli. Bseos.

    ResponderEliminar
  14. Es un clásico que esta en mi lista de deseos. La película a ver si la veo y al menos se me quita el mono del libro jaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Ya hace tiempo que la tengo apuntada pero haya que cogerla con ganas.

    ResponderEliminar
  16. Cormac McCarthy no es un autor que se pueda leer con ligereza. He visto la película, pero curiosamente aún no he leido el libro.

    ResponderEliminar
  17. Es una novela que estoy más que segura de que me encantará, sobre todo por lo que has mencionado en cuanto a las descripciones, de las que prácticamente carece la obra. Me resulta curioso que no lleguemos a saber el nombre de los protagonistas.
    La película la vi hace bastante tiempo y creo que es el momento de leer el libro porque no me acuerdo de mucho. De todas formas se que me gustó, aunque no llegó a encantarme.

    ResponderEliminar
  18. Vi la película y me afectó de tal manera que a pesar de saber que está basada en un libro, no me atrevo a leerlo, me parece que es muy, muy fuerte. Tal vez con el tiempo me anime, gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Vi la película y me pareció angustiosa, no dudo que libro también lo sea, lo dejo para otro momento, besotes

    ResponderEliminar
  20. Hace tiempo que quiero leer este libro y no me acabo de animar por miedo a que no me guste pero supongo que la única forma de comprobarlo es leyéndolo y espero coincidir con la mayoría de opiniones
    besos

    ResponderEliminar
  21. Uno de los mejores libros que he leído. McCarthy es un maestro recreando atmósferas y este libro es tan asfixiante que es imposible no sufrir con él. Muy buena la adaptación cinematográfica.

    ResponderEliminar
  22. Me resultó tan dura la novela, que no me atreví con la película

    ResponderEliminar
  23. Más que en lista de espera la tengo, muy buena reseña. ¿Has leído Plop?

    ResponderEliminar
  24. A mi me gustó muchísimo y este autor en general también. En breve leeré Meridiano de sangre que por lo que me han contado va de zombis en el oeste ¡¡!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Me encantó, me gusta mucho en tono de McCarthy, es un autor al que sigo la pista desde hace tiempo y voy cogiendo todas sus lecturas
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Fue mi segundo McCarthy y, por el momento, el que más me ha gustado de este autor. Me pareció magnífica, sin peros. Ese ambiente post apocalíptico que refleja y como, como explicas fenomenalmente, se sirve de él para mostrarnos esa naturaleza del ser humano en situaciones extremas. Cruda y pesimista son los primeros adjetivos que se me vienen a la cabeza para definirla.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  27. Un libro excelente, con una prosa precisa y unos personajes bien dibujados. ¿Se nota que me gustó? Besos.

    ResponderEliminar
  28. He visto la película y no me gustó especialmente pero varias personas me han hablado muy bien del libro y me han dicho que es muy bueno, así que me han animado y ahora quiero leer el libro, después de tu reseña aún lo tengo más claro.
    Besos!

    ResponderEliminar
  29. Lo tengo aún pendiente. Tu reseña me deja con unas ganas tremendas de ponerme prontito con ella.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  30. Una de mis novelas favoritas =)
    Es genial, aunque despierta opiniones de lo más extremas...

    Besotes

    ResponderEliminar
  31. No he leído La carretera y bueno, tampoco es de los que más me llaman del autor pero lo leeré, eso sí.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Llegado el momnto qquiero hacer maraton e pili y libro

    ResponderEliminar
  33. Este libro lo tengo esperando en la estantería y con muchas ganas de enfrascarme en su lectura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Uno de mis clásicos eternos pendientes. Espero ponerle remedio pronto
    besos

    ResponderEliminar
  35. La película me gustó, pero tengo ganas de acercarme al libro. 1beso!

    ResponderEliminar
  36. Tengo el libro en mi estanteria desde hace siglos pero no se porque nunca me animo con el... Pero despues de leer tu reseña intentare darle una oportunidad.
    Gracias por visitar mi blog!

    ResponderEliminar
  37. Este libro me dejó K.O, me parece buenísimo, pero al autor se recrea en las miserias humanas, lloré al llegar al final y me hizo darele vueltas al tema. Con la peli no me he atrevido. Un besote!!

    ResponderEliminar
  38. Muy buena reseña, y estoy totalmente de acuerdo contigo. La Carretera es uno de los libros más impactantes y desgarradores que he leído en toda mi vida. La película me gustó mucho, pero prefiero el libro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Pues creo que me animaré con el libro, pero no con la película

    ResponderEliminar
  40. Hace mucho tiempo que le tengo ganas a este libro y con tu reseña sin duda se reafirma mi intención de leerlo antes o después. Un besote.

    ResponderEliminar
  41. Es de esas novelas que llevas tiempo diciendo que tienes que leerla pero que nunca te pones. Tu reseña le ha dado un buen empujón, creo que voy a tener que pasar acción y decidirme de una vez porque tu reseña me ha dejado con muchas ganas.

    Besos

    ResponderEliminar
  42. Me la anoto sin dudarlo, porque me ha gustado tanto el argumento como tu reseña. Me gusta mucho leer hasta donde es capaz de llegar la gente en situaciones extremas.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  43. Bueno, ya lo has visto, es el autor más reseñado en mi blog. Me gusta muchísimo pero no este libro. No quiero decir que no me guste pero creo que es el que menos me gusta, el menos representativo. La historia es buena pero es un McCarthy distinto. La película me pareció infumable. Besos.

    ResponderEliminar
  44. Hace tiempo que le tengo ganas pero tengo miedo que sea demasiado duro. Tal vez deba darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
  45. TEngo muchas ganas de leerla, pero sabiendo lo dura que es, nunca consigo encontrarle el momento adecuado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  46. Me apetece mucho esta novela, la tengo pendiente desde hace un montón, pero ya se sabe, con tantos libros algunos siempre se quedan por el camino.
    De todas maneras, del próximo año no pasa:)
    1beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!