sábado, 23 de noviembre de 2013

La edición de un libro



Si dejamos atrás las consideraciones románticas un libro no es más que un producto cuyo objetivo es ser vendido. Y para ello es imprescindible que atraiga al potencial consumidor, en este caso el lector, de alguna manera. 

El primer golpe visual le percibimos a través de su portada, el elemento que nos impulsará a acercarnos, a sostenerlo entre las manos y conformar una primera opinión del libro. Hay portadas realmente sugerentes y atractivas pero otras no expresan nada o lo que es peor son estéticamente muy feas. Hay que tener en cuenta que el diseño de la portada debe ajustarse al tipo de lector que va encaminada la obra y sintetizar su esencia en una imagen. ¿Para qué sirve una bonita portada si no tiene correlación con la novela?

Aquí os dejo dos portadas distintas de un mismo libro. La española me parece mucho más evocadora que la correspondiente al país de origen:


 Aquí el ejemplo de algunas portadas que me parecen poco adecuadas. No creo que la portada de Drácula, todo un clásico, refleje nada que tenga que ver con la novela. En el caso de Kakfa en la orilla de Murakami, me parece esteticamente desagradable al igual que La piedra de moler que además no me dice nada ni revela alguna información.



Otro de los ganchos iniciales es el título, este debe ser claro y con gancho sin dejar de hacer alusiones a la historia que el libro contiene aunque tampoco resultar demasiado obvio. ¿No os ha pasado que tras terminar un libro seguís sin poder explicar la razón de su título? 

En el caso de los dos primeros el título me espanta. Indiscrección es un libro al que tanto la portada como el título le hacen un flaco favor ya que la obra no tienen nada que ver con su aspecto exterior.



Si estos dos pasos han resultados satisfactorios la mayoría de nosotros en este momento daría la vuelta al libro buscando más información en la contraportada. La sinopsis es esencial y seguramente por la cual el lector decida llevarse el libro a casa o no. Esta debe ser clara, resaltar los puntos fuertes de la historia pero sin descubrir demasiado. Hay libros en los que prácticamente toda la historia se descubre en la parte trasera del libro con lo cual ya nos lo habrán estropeado. Pocas frases y atractivas dan mejor resultado que una parrafada larga y confusa. O aquellas en que no tiene absolutamente nada que ver con la historia y que hacen que el lector se sienta engañado.


 
Este es el argumento que aparece en la contraportada de Fotografia la lluvia. A mí me hizo pensar que era una historia de miserio pero todo terminó en una historia de corte juvenil. 



Todo esto corresponde a su exterior pero ¿Qué ocurre cuando ya lo tenemos en casa y comenzamos a leerlo?  A veces una mala maquetación hace una lectura insufrible. Una de las quejas más habituales es el tamaño de la letra que si resulta demasiado pequeña puede dificultar su lectura y cansarnos la vista. Pero también hay que tener cuidado con el espaciado, el interlineado y las sangrías. No es cuestión de desperdiciar papel pero tampoco de aprovechar el espacio al máximo.

Es bonito cuando una edición a parte de todas estas cosas tiene un papel de calidad (algunos son tan gruesos como el papel de lija y otros tan transparentes que podemos leer la siguiente página antes de volverla), detalles y adornos e incluso cuando te encuentras con el cada vez más olvidado índice que a veces resulta necesario. Hay otros en los que cuesta leer el borde interior de las páginas sin doblar el lomo y a mí me resultan muy incómodos porque me hacen sufrir.

Estos aspectos se suelen reflejar en el precio del libro aunque no siempre hay correlación directa. Las ediciones de bajo coste o incluso los libros de bolsillo a menudo son de muy mala calidad. Libros que se estropean al abrirlos y cuyas páginas se van desprendiendo, letras ilegibles, papel muy oscuro, portadas que se doblan al menor roce…

Quizás no influyan en la calidad de la historia pero si en nuestra capacidad para disfrutar de ella.

Y vosotros ¿Que opináis? ¿Creéis que el exterior de un libro influye en su contenido?

32 comentarios:

  1. Yo creo que el exterior del libro no tiene por qué influir en su contenido, aunque está claro que una portada atractiva y un buen tamaño de letra son un primer reclamo. Quizás una edición más barata con una portada simple o fea nos pueda hacer pensar que el contenido va a ser también malo, y a veces es cierto, pero no siempre es así. Tengo libros caros, bien maquetados y diseñados, que tienen una cantidad de faltas de ortografía impresionante.
    Yo creo que en cuanto al exterior, lo peor que le puede pasar a un libro es que en la sinopsis destripe el misterio principal, y eso también sucede en ediciones muy buenas, como la de Jane Eyre de Mondadori o Debolsillo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente ayer pensaba eso del libro que comencé, El libro de la señorita Buncle. Creo q la historia va a encantarme, pero nunca me habría fijado en él por la portada. A mí me parece muy importante a la hora de escoger un libro sobre el que no he oído hablar.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy interesante, yo si que creo que el exterior influye,porque a veces sino tienes referencias del libro es algo por lo que guiarse, pero no siempre es seguro, besotes

    ResponderEliminar
  4. Grandes y acertadísimas reflexiones, en mi opinión !! Una buena portada, a pesar de que después el libro no esté a la altura, puede determinar el éxito de ventas o no. Yo por ejemplo, le doy bastante importancia y admito que algunos libros (con portadas no llamativas) no los hubiera comprado si no fuera porque leyendo en vuestros blogs, he descubierto que eran grandes lecturas.
    Por cierto, las dos primeras son preciosas, aunque a mi también me gusta mucho más la española.
    Besos !

    ResponderEliminar
  5. Yo me dejo llevar muchas veces por la portada y luego, a veces, ni leo el argumento .. a veces me sale mal, pero si me influye bastante sobre todo si son libros desconocidos, sin referencia para mi.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante esta reflexión. Yo reconozco que me dejo llevar mucho tanto por las portadas como por los títulos y he comprado libros sin haberme leído ni siquiera la sinopsis, aunque esto como ya señalas muchas veces sirve de poca ayuda pues luego no tiene nada que ver el libro.
    besos

    ResponderEliminar
  7. En mi caso, lo cierto es que me dejo llevar mucho por el exterior del libro. No sería la primera vez que no me hago con un libro en la librería por que no me seduce en absoluto.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo con tu entrada. Y mi comentario iba a ser un duplicado del de Tatty. Jajaja. Menos mal que me ha dado por leerlos antes de publicar.

    No creo que la portada haga diferente el contenido. Lo que sí hace es cambiar nuestra perspectiva, nuestra visión de lo que estamos leyendo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Tienes mucha razón; un libro tiene que entrar por los ojos. Las ediciones deben ser atractivas. Aunque nunca se debe juzgar por las apariencias, las portadas que has traído de " Drácula", no invitan mucho a su lectura. De las dos primeras, me quedo con la de la izquierda; y eso que mi color es el azul.

    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho tu reflexión y me parece bastante acertada. Yo creo que un libro no es sólo la historia que contiene, sino la edición que lo enmarca y de hecho, me parece que ese es uno de los puntos fuertes de las editoriales tradicionales frente al libro digital. Cuando compro un libro, me fijo mucho en detalles como el tamaño de los márgenes, la letra y la calidad del papel, y si no me gustan, no me los quedo, prefiero sacarlo de la biblioteca. Los lectores deberíamos exigir más cuidado en las ediciones, que la literatura en este país es carísima y los productos que ofrecen en muchos casos no se corresponden con el precio fijado. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Opino como tú, la historia al fin y al cabo es lo más importante, pero para que la gente la lea, primero tiene que conocer el libro, y que éste le atraiga. Hay portadas y sinopsis muy sugerentes que te atrapan y hacen que cojas el libro.
    Por desgracia, hay sinopsis que no reflejan lo que contiene el libro, por lo que puede decepcionarte al estar esperando otra cosa, y hay sinopsis que destrozan la novela, pues te revelan demasiado de la trama. Estas últimas son las que más odio.

    Y de las portadas que has puesto, la de Drácula me ha horrorizado. Me dices que es una imagen trucada, y te creo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. No creo que influya en su contenido, pero la verdad es que yo no compro cualquier edición. Me acerco al libro por su portada y su título en primer lugar como tu bien dices, y después sigo mirando el tamaño de la letra, la calidad del papel, el papel de guardas. Le doy mucha importancia a la calidad de la edición y si quiero un libro muy determinado primero me preocupo de saber que ediciones hay a la venta e intento comprar la que más me llama.
    Hay portadas terribles como algunas de las que nos has traído y si no se tuviera otras referencias sobre el libro seguramente ni siquiera se atrevería una a tocarla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que influye y mucho...lo que pasa es que sigo pensando que los ponen bastante caros para lo que luego nos solemos encontrar en general.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Está claro que si te paseas por una libreria en lo primero que te vas a fijar es en la portada del libro y el título (si no vas a por un libro en concreto, claro...). Yo le doy bastante importancia aunque luego hay veces que la portada es muy bonita y luego la historia no tanto...
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Ay, albanta, a mi me fastidia muchísimo cuando la sinopsis 'promete' una cosa y luego es otra, cuando desvela parte de la trama -sí, las hay- y en cambio, una portada bonita me puede atraer y luego hacerme sentir mal porque juzgo por las apariencias cuando mil y una veces me ha pasado eso de escoger un libro por su portada, cuando su interior no era ni mucho menos tan bonito.
    Eso es una ciencia y da para escribir mucho sobre el tema.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Como bien dices la portada es lo primero que atrae, cuando vas a la aventura (Pues seamos sinceros, muchos de nosotros por reseñas ya sabemos que comprar y que no) lo primero que te atrae la vista es una portada bonita, que atraiga y un título sugerente. Aunque luego leas la sinópsis. Pero como dije, que una portada sea bonita no quiere decir que sea un buen libro, yo tengo en mi casa libros con portadas horribles y están entre mis lecturas favoritas. Pero como todo ser humano sigo cayendo en esa trampa.
    En cuanto a lo de la letra, yo lo noto, un libro con letra normal igual me leo más de 200 páginas en tres horas, mientras que los que tienen letra minuscula rezo para llegar a 100 a lo largo del día y eso es porque mi vista se cansa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Claro que el exterior de un libro influye, y muchísimo. Es más, me atrevería a decir que es algo fundamental porque, como bien dices en la reseña, es el primer contacto con el lector. Yo hay veces que leo las sinopsis pero si el título y portada no me atraen no le doy ni la vuelta al libro para ver de qué va, así que fíjate si influye. Yo creo que la mayoría de las compras de libros dependen de eso precisamente, por eso en Navidades, fecha típica de regalos, las librerías y grandes superficies se llenan de altares para determinadas obras, con portadas preciosas. Lo del libro "indiscreción" es cierto que no tiene nombre, yo si no lo llego a ver reseñado en uno de los blogs amigos ni me hubiera fijado en él pensando que era otro libro estilo sombras de Grey y para nada es así, es que ni se le parece. Igual que el título, no tiene sentido, no sé como hacen estas cosas, la verdad.
    Muy buena reseña, Albanta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Está claro que si el libro es bueno, te interesa el argumento y la prosa del autor, te da un poco igual la portada y la edición. Si es desconocido sí que influye y creo que puede generar interés así a primera vista aunque luego ya decides por lo demás.

    ResponderEliminar
  19. Yo en lo primero que me fijo es en la portada. Y sí, te puedes llevar más de un chasco. En cuanto a la portada de Drácula, me parece una tomadura de pelo. Es la portada propia de un libro de cachondeo que de un clásico del terror.

    ResponderEliminar
  20. Yo reconozco que me dejo llevar bastante por la primera impresión y si hay un libro que no conozco y su portada no me gusta, ni me acerco, aunque después lea reseñas o simplemente su sinopsis y me guste más que la de un libro "bonito".
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Muy buena entrada. Desde luego hay portadas que se meten por los ojos, aunque luego cuando ya una cotillee el libro un poco lo descarte o no. Pero hay buenos libros en las estanterías y sus feas portadas hacen que no nos acerquemos a él, a no ser que vayamos buscándolo.
    A mí me afecta más el interior, que la letra tenga un tamaño adecuado, el interlineado... Cuando todo está chiquitito se me hace tedioso terminar incluso una página...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  22. En cierto que aunque el contenido es lo que importa, estos aspectos exteriores influyen bastante;para bien o para mal. La portada y el título te puede atraer o todo lo contrario. Pero para mí, lo que más me influye a la hora de coger un libro del que no se nada, es la sinopsis. Que esta sea engañosa es algo que odio, porque por muy bueno que sea el libro, si no es lo que esperabas, siempre parece que es peor de lo que es en realidad.

    ResponderEliminar
  23. Qué horrorosa la portada de Drácula, ¿cómo ha podido alguien hacerle eso a semejante clásico?

    ResponderEliminar
  24. La portada influye un montón... en mi caso, es lo que hace que me acerque al libro. A no ser que me lo hayan recomendado antes, claro. La de Drácula, y sobre todo la de Kafka en la orilla, son horribles. Aunque supongo que habrá a quien le gusten también.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  25. Para mí no influye demasiado, debe ser por leer mucho en un lector, no me siento atraído por las portadas, me doy cuenta a posteriori, creo que la lista se me va al nombre del autor y luego al de la obra. Las sinopsis y solapas no las leo jamás :)

    ResponderEliminar
  26. jaja ¡Las portadas que muestras son realmente horribles! Tienes razón, yo he leído Indiscreción y la portada no se asemeja para nada a lo que se trata dentro.

    En lo que sí he de discrepar es en la primera portada, ¡a mí me gusta más la extranjera! jaja
    Un besote :)

    ResponderEliminar
  27. Sí que importa, creo. Lo queramos o no, no podemos evitar ser un poco materialistas en ese sentido, y si una portada de un libro nos llama la atención, por ejemplo, seguro que caeremos leyendo su sinopsis, que no es poco.

    Además, ahora que lo digital empieza a proliferar tanto y empieza a notarse en las ventas, la edición de las obras en formato papel es un valor añadido, en parte, en el que tendrían que centrarse más las editoriales, creo. Y puede hacerse, porque hay ediciones que son auténticas maravillas.

    Besotes, albanta!!

    ResponderEliminar
  28. La verdad es que soy de las que se fija en las portadas o los títulos... no así en las sinopsis, de hecho no suelo ni leerlas enteras porque hay muchas que te clavan el spoiler a traición y ODIO eso.

    Besotes

    ResponderEliminar
  29. Bueno, yo miro las ediciones pero para mi no son determinantes, verás hay algunas muy bonitas o que tienen algo que me gusta, qué te digo yo, el libro de Cuentos macabros de Poe, por ejemplo, para mi es totalmente llamativo e influye en mi deseo de comprarlo pero por lo general, no es lo principal. Las sinopsis sí que es verdad, que me las salto mucho, jeje. Y los malos títulos me espantan, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Te me has adelantado .Tenía previsto hacer una entrada sobre este mismo tema en mi blog. :D
    Es más que importante la portada de un libro. Tiene que atraerte hacia él, para cogerlo entre tus manos y despertar tu interés. Y el título, que transmita una idea que después vayamos a encontrarnos entre sus páginas.
    Pero sí, después hay esas sorpresas que sin una portada que ni fú ni fá, o incluso fea, te descubra un mundo maravilloso.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  31. Yo siempre leo la sinopsis, para mí el argumento del libro es fundamental. En mi opinión, el título y la portada pasan a un segundo plano, lo más importante es el contenido.
    Aunque, un buen título con una portada sugerente puede hacer que tu interés por el libro sea mucho mayor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. La verdad es que hay muchos libros en los que portada y sinopsis no tiene nada que ver con el contenido del libro, y a veces es solo por vender más y otras imagino que es un cagada monumental de la que solo los lectores se dan cuenta. Por eso antes de comprarme un libro intento ver en internet más opiniones y así hacerme una idea más cercana a lo que de verdad esta escrito.

    Una entrada genial, me ha encantado :)
    Besossss

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!