jueves, 14 de noviembre de 2013

El almuerzo en la hierba - Marcel Proust



Título: El almuerzo en la hierba
Autor: Marcel Proust
Publicación: Hermida Editores, octubre de 2013
Páginas: 368

Con motivo del centenario de la publicación de Por donde vive Swann, primer volumen de los siete que componen el ciclo novelístico de Marcel Proust En busca del tiempo perdido, ofrecemos a los lectores una amplia selección de pensamientos extraídos de la novela, bajo el título El almuerzo en la hierba. Los textos se publican siguiendo un orden temático en el que están representados los principales motivos que recorren la obra y que definen el universo proustiano: el tiempo, la memoria, el hábito, el amor, los celos, las relaciones sociales, la homosexualidad masculina y femenina, el arte y la creación artística, la literatura, el lenguaje, la imaginación, los sueños, la apariencia y la realidad, la enfermedad, la vejez y la muerte. Se trata de la primera vez que, al menos en el mundo de habla hispana, se ofrece al lector una compilación de estas características.
Los fragmentos han sido traducidos directamente de la edición canónica por María Teresa Gallego y Amaya García.

La selección está precedida por un amplio ensayo introductorio en el que Jaime Fernández, autor de la selección, expone detalladamente una interpretación sistematizada del pensamiento de Proust.

Mi experiencia

“Mucho tiempo he estado acostándome temprano. A veces, apenas había apagado la bujía, cerrábanse mis ojos tan presto, que ni tiempo tenía para decirme: Ya me duermo. Y media hora después despertábame la idea de que ya era hora de ir a buscar el sueño; quería dejar el libro que me figuraba tener aún entre las manos, y agarrar de un soplo la luz; durante mi sueño no había cesado de reflexionar sobre lo recién leído, pero era muy particular el tono que tomaban esas reflexiones, porque me parecía que yo pasaba a convertirme en el tema de la obra, en una iglesia, en un cuarteto, en la rivalidad de Francisco I y Carlos V."

 
Así comienza el primer tomo de los siete que forman la extensísima obra del francés Marcel Proust titulada En busca del tiempo perdido publicada entre 1913 y 1927. Una obra que tuvo que costearse él mismo después de verse rechazado por las editoriales más importantes del momento pero cuyo segundo volumen, A la sombra de las muchachas en flor, llegaría a ser galardonado con el premio Goncourt aunque para ello tuviera que recurrir a la influencia de algunas amistades.

Hoy 14 de noviembre se celebra el centenario de la publicación de Por el camino de Swann (que inicia la serie) y para celebrarlo la editorial Hermida publicó en octubre un homenaje titulado El almuerzo en la hierba que es una selección de pensamientos extraídos de la novela y organizados por su temática la cual que coindice con los principales temas que toca la novela. Se trata de una obra muy aconsejable para el lector que no conozca la serie pues le permitirá establecer un primer acercamiento y comenzar a  conocerla pero también para que aquel que se haya sumergido entre sus páginas pueda rememorar y disfrutar de algunos de sus mejores fragmentos.

Considerada una de las obras más destacables de la literatura, la obra de Proust no es una lectura para tomar con levedad y de forma rápida sino un libro para sacarle fundamento, dejarse llevar por sus reflexiones y detenerse en muchos momentos por una necesaria relectura de algunas de sus partes. No es que sea una obra tediosa ni enrevesada pero su complicada sintaxis requiere cierta concentración para sacarle partido.

Como lectora no he llegado a completar la serie. He leído sus tres primeros volúmenes y si es cierto que disfruté en su momento mucho de ellos también es verdad que otras veces he intentado proseguir su lectura en momentos inadecuados y no he sido capaz. Es una de esas obras que requiere un estado mental muy concreto.

El almuerzo en la hierba no es una novela sino una especie de ensayo el cual se nos presenta divido en dos partes. La primera de ella corre al cargo de Jaime Fernández y se trata de una introducción en la que nos da las claves para comprender tanto a su autor como la obra en sí misma a través de un meticuloso y profundo análisis que incluye tanto las circunstancias personales y sociales que rodeaban a Marcel Proust y la forma en que influyeron en él como la misma naturaleza de esos pensamientos que plasmó sobre el papel. De forma certera, amena, comprensible y sin rodeos este análisis pretende ser una guía y sintetizar la esencia de En busca del tiempo perdido utilizando algunos de sus momentos más representativos de esta obra y sumergiéndose en la psicología del autor.

La segunda parte de este libro es la selección (también realizada por Jaime Fernández) propiamente dicha  y literal de algunos de los pensamientos más interesantes que Proust dejó plasmados en En un busca del tiempo perdido. Divididos por los volúmenes en que aparece versan sobre el amor, la mentira, las creencias, el sueño,  los nombres, las relaciones sociales, la soledad, la enfermedad,  el tiempo, la muertes, el placer y el deseo entre muchos otros.

La vida de Proust estuvo  marcada por una enfermedad asmática de difícil control en aquella época y una gran aptitud literaria que evitaría hasta su madurez, momento en el cual con la enfermedad peligrosamente agravada y la intuición de que le restaban pocos meses de vida se retiró de la vida social y comenzó a escribir.

En los siete volúmenes que forman esta obra Proust nos propone un viaje que dura cuarenta años y abarca desde la inocencia de la adolescencia y la juventud hasta el conocimiento de la complicada realidad adulta. Un viaje en el que pretende demostrar que su existencia, al contrario de todos los que le rodean, no ha sido en balde de forma que su principal propósito es trascender de lo mundano. Y una de sus herramientas para ello es el arte siempre en un segundo plano debido a las tentaciones terrenales que le rodeaban pero que una vez adulto, enfermo y cansado retoma con rigor. Y será  gracias a su escritura que sus placeres, experiencias y sentimientos no morirán con él. Para ello, y a modo de autobiografía ficticia utiliza un narrador-observador llamado Marcel (no el autor aunque si su alter ego), un joven parisino perteneciente a la alta burguesía cuya entrada en sociedad le revela todo un mundo de sensaciones pero de las que poco a poco se va desengañando al encontrar la verdad.

Se trata de una obra en marcado tono reflexivo y detallista sobre todo aquello que rodea al personaje con especial atención a sus sensaciones y recuerdos de infancia en Combray.
Pero no hay mejor manera de que os hagáis a la idea de lo que os vais a encontrar en este libro que dejando algunos de estos pensamientos para que vosotros mismos juzguéis:

El amor físico, tan injustamente desacreditado, fuerza de tal modo a cualquier persona a mostrar hasta las mínimas parcelas de bondad que en ella residen y su capacidad de entrega, que su entrono más inmediato le ve resplandecer” ( Por el camino de Swann, Vol.I)

“Nos esforzamos continuamente en darle a nuestra vida la forma que le corresponde, pero, a pesar nuestro, copiamos como en un dibujo los rasgos de la persona que somos y no los de aquella que nos gustaría ser” (Por donde los Guermantes, Vol. III)

“Sólo de los muertos existen recuerdos dolorosos. Ahora bien, se destruyen deprisa y no quedan ya, en torno a sus tumban, sino la hermosura de la naturaleza, el silencio y la limpidez del aire” (El tiempo recuperado, Vol. VII)

 Conclusión

El almuerzo en la hierba me parece un libro al que se le puede sacar mucho partido tanto si te has adentrado en la obra de Proust como si no. Un libro de esos para manosear y hojear mil veces tomando fragmentos en un momento determinado, para leer por el simple placer de leer o para reflexionar sobre lo que el autor pretende transmitirnos.
  

36 comentarios:

  1. Me gustan mucho los ensayos y tenía ganas de alguna que me acercara al autor de otra forma.
    La estructura de esta obra parece interesante y que lo presentes casi como un libro de consulta para acercarse o profundizar en el autor me termina de convencer.
    Apuntado el título.
    Muchas gracias por descubrírmelo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada del autor y este libro que nos presentas hoy parece ser una buena forma de comenzar con él.

    ResponderEliminar
  3. La verdad no he leído nada,pero ahora mismo tampoco es su momento,aunque como todo en la vida,no lo descarto,besotes

    ResponderEliminar
  4. Confieso mi incapacidad de sacarle el gusto a Proust. Como bien dices, su complicada sintaxis me resulta confusa. Pero veo que tu lo has disfrutado con pasión. Enhorabuena. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Veo que no has tardado en disfrutar y recordar,
    besucus

    ResponderEliminar
  6. No he leído anda de Proust, pero de momento no me animo. En otra ocasión: besos.

    ResponderEliminar
  7. Este libro me encantará, lo tengo pendiente de leer y reseñar. Yo lo aconsejo igualmente tanto a los que han leído la obra de Proust, como a los que no. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me impone muchísimo iniciarme en En busca del tiempo perdido: me parece que tiene que ser una obra que requiere de bastante concentración y tiempo, y ahora mismo carezco de ambos. El libro que nos presentas hoy me parece interesante para acercarse a la obra, pero no me suelen gustar estas refundiciones, así que creo que lo dejo pasar. 1beso!

    ResponderEliminar
  9. Me apetece muchísimo iniciarme con Proust!!! Creo que esta es una muy buena opción!!!!;-)
    Saludossss

    ResponderEliminar
  10. No me apetece ahora mismo, pero es de esos autores que sabes que alguna vez leerás.
    Una opción de futuro, pues ;)

    ResponderEliminar
  11. Tengo que reconocer que no me atrevo con Proust aunque sé que es lectura obligada. Un beso

    ResponderEliminar
  12. No creo que lo lea de momento. Un besito!

    ResponderEliminar
  13. Desde que leí el año pasado un libro que giraba en torno a la figura de Proust tengo ganas de leer los libros de En busca del tiempo perdido, pero tengo que buscar el momento. Este en cambio de momento no me llama
    besos

    ResponderEliminar
  14. Con este no creo que me atreva, se que debería leerlo, pero me da miedo dejarlo a medias, y de momento prefiero no empezarlo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  15. No sé si vaya por él, o al menos no aún, no sé por qué exactamente, pero aún no me atrevo con este autor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena. Yo no he podido con El camino de Swann así que este no me lo planteo.

    ResponderEliminar
  17. No me termina de convencer, así que lo dejo pasar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Hoy vienes con altos vuelos... Jamás me acerqué al autor...¡qué respeto! Besos

    ResponderEliminar
  19. Me lo ofrecieron y aún no he contestado porque es un libro al que le tenía miedo. Veo que no es para tanto, así que lo pensaré mejro
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Uf, yo empecé hace tiempo con "En busca del tiempo perdido" y acabé tan harta que no me atrevo a leer nada más de Proust... :-S

    ResponderEliminar
  21. Creo que pasarán unos cuantos años todavía hasta que me atreva con la prosa de este autor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Estupenda reseña, la verdad es que no he leído al autor!!!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  23. Pues yo no me he animado aún con este hombre. Aunque, si dices que también es buena para los no iniciados, la tengo bien en cuenta. A veces es complicado encontrar el libro correcto para aproximarse a un autor.

    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Buff no me animo Albanta, lo de la sintaxis compleja no me acaba de convencer por muy famoso que sea el autor.
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Es un autor del que no he leído nada pero si tengo mucha curiosidad por leer algo suyo y esta puede ser una buena obra para empezar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. No creo que me anime. Es de esos autores que temo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  27. A Proust hay que leerlo por derecho, mejor embarcarse en los siete volúmenes, despacio, disfrutando de la prosa, para mí es uno de los vértices de la literatura que me gusta. Después este libro me gustaría leerlo, a ver qué han extraído. Un beso :)

    ResponderEliminar
  28. No he leído nada de Proust pero me da que su lectura va a ser complicada. Tendré que probar un día, quién sabe si soy fan. jejeje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Me gusta mucho Proust y elegiste un día fantástico para sacarlo: el centenario!
    Me gusta su prosa sobria y a la vez imparable y la capacidad que tiene de generar imágenes justo delante de mi
    Besos

    ResponderEliminar
  30. No he leído nada del autor, pero lo que cuentas es interesante. Podría ser una buena forma de adentrarme en su obra

    ResponderEliminar
  31. Muy adecuado homenaje, lo tengo pendiente, muchas ganas :-) Un besote!!

    ResponderEliminar
  32. Ay! yo no he leído a Proust!! pero ya he puesto remedio y voy a empezar a hacer la búsqueda por el camino ese de la magdalena. Besos

    ResponderEliminar
  33. Yo sí he leído los siete volúmenes de "En busca del tiempo perdido" y.... ¿cuántas páginas dices que tiene este libro?? Porque reflexiones hay para otros tantos volúmenes ;). Me parece una buenísima idea, tanto para acercar Proust a quienes no lo conocen como para refrescar ciertas cuestiones tratadas en los libros y que tal vez puedan pasar más desaparecibidas al estar entrelazadas con las historias literarias... No lo conocía, así que gracias por presentármelo :D
    Besos!!

    ResponderEliminar
  34. Vaya clásico nos traes hoy!!
    Yo todavía no me he atrevido con el autor, pero caerá =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  35. No he leído nada de este escritor, pero por el momento sé que no me voy a poder poner alguno de esos siete volúmenes de los que hablas, ya que por su forma de escribir necesitaría un momento de vacaciones, y ahora ando más bien con novelas más ligeras.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  36. Tengo que confesar, que a este autor le tengo mucho respeto. Creo que todavía no estoy preparada para adentrarme en su prosa, veremos a ver en unos cuantos años...
    1beso:)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!