miércoles, 3 de julio de 2013

Una casa respetable - Jaime Molina García



Título: Una casa respetable
Autor: Jaime Molina García
Publicación: Sepha, 2013
Páginas: 281


La Habana, finales del siglo XIX. Un joven emigrado español sumido en la miseria asciende hasta la aristocracia local mediante una envenenada alianza de sorprendentes consecuencias. De vuelta a España, Celestino Navoa carga consigo un misterio que habitará en la mansión que hace construir en Granada, la Casa de las Torres. Desde ese momento, la casa se convertirá en el principal personaje de una saga familiar en la que, como en un calidoscopio, asistiremos a la imagen fragmentada de una historia en la que se combinan y se reflejan el poder, la venganza, el deseo, la locura y la muerte. Abocados todos sus moradores a un destino inexorable, la casa se convertirá en el legendario testimonio de unas vidas oscuramente enfrentadas a una fatal realidad regida por una fuerza ciega. Los actos y las pasiones presentes de cada personaje, más allá de su voluntad, se verán arrastrados como una proyección del pasado, en una emocionante narración que ahonda en el denso abismo de la soledad humana.

Mi experiencia con la novela

Una casa respetable, segunda novela de Jaime Molina García que obtuvo el premio Juan Valera en 2009, se nos presenta como una original  saga familiar alejada de los todos los estereotipos que presentan este tipo de novelas.

Este libro ha supuesto una muy grata sorpresa entre mis lecturas. Por un lado tenemos un forma diferente de narrar y una saga que abandona el típico papel predominante femenino para centrarse durante tres generaciones en los varones de la familia Navoa. Para que me entendáis mejor iré explicándome paso por paso.

La historia comienza contándonos como un artículo publicado en un periódico granadino sobre la demolición secreta y durante la noche de la mansión Navoa, también conocida como la Casa de las Torres, genera un gran interés y un intenso debate entre los lectores. Se trata de un edificio que no cuenta con grandes aspiraciones arquitectónicas pero que acogió exquisitas recepciones a las que acudía  gente notable de diversa índole, desde ministros, obispos o embajadores hasta nobles y políticos. En ella se negociaban alianzas secretas, tratados de política, confabulaciones e incluso se proyectaban asesinatos y extorsiones.

Una casa donde algunos decían que un ente espiritual habitaba sus paredes producto de las vergüenzas y actos cometidos por el Navoa que la construyó.

Debido al interés del público se comienza a publicar una serie de entregas donde se desvela la curiosa y agitada vida de sus miembros. Comenzando por don Celestino, que construyó la mansión hasta su hijo Horacio o su nieto Aquilino de cuyas vidas mucho se podía hablar. 

El libro se estructura en dos partes. En la primera de ellas el autor nos narra la vida de Celestino Navoa, emigrante que desembarcó en Cuba desde España con lo puesto y sin equipaje dispuesto a hacer fortuna y se topó con la más absoluta miseria y todas las puertas cerradas. Tal fue su desesperación que incluso valoró el suicidio como una posible salida. Pero un cambio en su suerte le llevó a la mansión de un millonario donde se vio obligado por las circunstancias a casarse con su hija, una mujer tan fea que nadie la quería en matrimonio. Y así fue como el miserable Celestino llega a convertirse en don Celestino, aristócrata y nuevo rico con acceso a la flor y nata de la sociedad  cubana. Muchas cosas pasarían en aquella que nunca fue su tierra hasta que años después huyó de manera precipitada.

En la segunda parte, Celestino regresa a España, construye una mansión en Granada y el autor nos introduce en la vida  y las andanzas de su hijo Horacio y su nieto Aquilino. Dos personajes cuyas vidas dan muchísimo de sí y están marcadas por la anarquía y la desproporción. De vida disoluta, desordenada, envueltos en escándalos, el destino anuncia la tragedia a la que están unidas sus vidas.

Esta novela nos habla de excesos, de poder, de codicia, de amor, de vergüenza, de actos deleznables, de tres generaciones de una misma familia en la que sus miembros se mueven por la pasión, entre la locura y el desenfreno. Una saga condenada a la decadencia y fortísimamente condicionada por el pasado.

Una de las primeras cosas que nos llama al comenzar a leer esta novela es que aquí no hay un solo narrador, ni siquiera dos ni tres sino multitud de ellos. La novela avanza en la primera parte a través de entregas que se publican en el periódico granadino “Diario del siglo XXI”, que basadas en un diario que entrega el abogado de Celestino construyen sus memorias. En la segunda parte serán los lectores del periódico quien a través de su cartas nos cuenten diferentes anécdotas, rumores, experiencias, historias, o sucesos relacionados con los miembros de esta familia. Serán antiguos sirvientes, amigos de la familia, personas que no los llegaron a conocer pero escucharon sus historias quienes tomen la voz. Son estas dos circunstancias, las que hacen que la historia nos llegue fragmentada con lagunas o incoherencias o incluso partes que provienen de la imaginación de los redactores para completar u ordenar. Los narradores hablan de oídas en muchas ocasiones, por lo que no existe ninguna veracidad en este versiones que se contradicen con otras de ellas a menudo pero que aportan mucha riqueza a la narración.

Si en principio este batiburrillo de historias y narradores puede parecer incómodo al lector, en realidad supone un delicioso juego de verdades y mentiras en el que el lector puede decidir que toma y que deja. Jaime Molina, como ya he dicho, utiliza multitud de narradores anónimos con muy diversas perspectivas y diferentes experiencias con la familia para hacernos llegar la historia de forma  amena y ágil, original y a la vez cuidada y con personalidad. Con un marcado estilo periodístico en el que sobran el lirismo y los recursos estilísticos, la historia es concisa y mantiene un buen ritmo a lo largo de su extensión.

Más allá de los personajes la verdadera protagonista en la Casa de las Torres, una casa solariega construida en la ciudad de Granada a principios del siglo XXI por la orden de Celestino Navoa y diseñada por un arquitecto indiano que se enriqueció en las Américas. Tal y como su precursor deseaba, la casa se edificó a imagen y semejanza de otra casa que se levantaba sobre el suelo de La Habana. Una casa en la que se hablaba de la existencia de un fantasma que al final puede existir o no como tal, que puede ser producto simplemente de la imaginación o la mala consciencia porque este elemento sobrenatural no mueve objetos, no cierra puertas, no crea situaciones extrañas pero oprime a sus protagonistas y les rodea de un halo de desconcierto.

Las historia nos ambienta en dos localizaciones concretas entre finales del siglo XX y principio del XXI en las ciudades de La Habana y Madrid. Dos escenarios muy distintos que comparten el personaje de Celestino Navoa. En aquella época, España representaba la pobreza y la miseria para las clases más bajas y no pocos fueron, al igual que el protagonista, los que surcaron el Atlántico intentando enriquecerse en las colonias. En Cuba, prosperaban las haciendas e ingenios que explotaban la caña de azúcar y reportaban gran riqueza a sus avariciosos propietarios. Otros de los acontecimientos históricos por los que pasa la historia son la Guerra de Cuba, la II Republica, la guerra civil y la dictadura Franquista hasta finalizar aproximadamente en los años ochenta.

Conclusión

Os invito a que toméis la lectura de Una casa respetable. Una historia emocionante, diferente y evocadora, narrada con pulso firme  y de forma original. Una novela que engancha irremediablemente en su primera parte y nos hace leer casi del tirón la segunda.

26 comentarios:

  1. Muy buena reseña, albanta.
    Es mi lectura actual, de hecho la comencé de nuevo ayer para no perder el hilo de la historia, y lo de las cartas me está gustando. Si la segunda parte se lee tan rápido, espero finiquitarlo pronto. Por ahora me está dejando una buena sensación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues esta si que me la llevo anotada...me gusta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola cielo es la primera ves que la veo pero me dejaste con ganas de leerla. besos

    ResponderEliminar
  4. Estaba tan dormida esta mañana a primera hora que en vez de leer "Una casa respetable", he leído "Una resaca respetable" xD

    No conocía este autor pero lo novela parece muy interesante! En serio me ha llamado tanto la atención que me la voy a apuntar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Compleja novela, albanta, pero al mismo tiempo atractiva. Es curioso el tema de la narración, que sea colectiva, prácticamente. Pero, por lo que dices, desde luego que se hace apetecible. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Tiene pinta de ser muy original, y por lo que cuentas en tu reseña muy recomendable,así que tomo nota.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. No la conocía Albanta peor ha despertado mi curiosidad esta recomendación, además algo diferente a lo más habitual, me la llevo apuntada y le echaré un ojo, gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues este creo que sí me lo apunto, me gustan las sagas familiares, aunque sean diferentes (incluso mejor). A ver si lo puedo leer este verano.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. que reseña más completa! Me lo apunto, que las sagas familiares me gustan muhco
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Este lo dejo pasar, no me llama mucho, y encima saga...
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Paso por encima de tu reseña porque pronto va a caer entre mis lecturas... Pero me anima que te haya gustado, ya te contaré. 1beso!

    ResponderEliminar
  12. No la conocía y tomo nota, me llama mucho. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola,

    No conocía la novela, pero creo que me gustaría leerla y queda anotada!!!
    Estupenda reseña!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Pues si es así de adictiva no hay razón para decir que no. Besos :)

    ResponderEliminar
  15. Esta no me la apunto Albanta. No me seduce lo suficiente como para incluir en la larga lista de pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me apetece. Tengo ganas de leer de nuevo alguna saga familiar y esta se desarrolla en una época interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. No sé, no sé... No me llama mucho la atención, pero tu reseña me ha gustado mucho y me parece muy interesante el hecho de que tenga varios narradores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Cada vez que entro en tu blog me voy con un libro apuntado.

    ResponderEliminar
  19. Esta vez no me convence mucho. Y con tanto por leer...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  20. Me había llegado al mail cómo una de las novedades pero al final, decidí decantarme por otra. No soy yo demasiado de sagas familiares aunque sí que por lo comentas esta parece alejarse un poco de la tendencia más extendida, lo que ya no es poco.

    Un beso, albanta!

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que no es mi estilo ni me llama mucho >.< Aunque me alegro que te haya gustado^^

    ResponderEliminar
  22. No me acaba de llamar, este no es para mí...

    ResponderEliminar
  23. Pues pinta genial para que negarlo

    ResponderEliminar
  24. Me parece muy interesante cómo está narrada la historia, así que me lo llevo apuntado! Voy a tener que dejar de pasarme por tu blog, porque mi lista no para de crecer!
    1beso:)

    ResponderEliminar
  25. Pues me lo llevo apuntado =)
    Me gusta la época en la que se centra la historia =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. Me gusta la época y me llama la atención que sea una historia emocionante y tan original.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!