martes, 9 de julio de 2013

Reír al viento - Sandra Barneda



Título: Reír al viento
Autora: Sandra Barneda
Publicación: Suma de letras, mayo de 2013
Páginas: 614

¿Alguna vez has pensado en poner tierra de por medio? ¿Perderte en un lugar lejano y ver tu propia vida desde la distancia? ¿Te atreverías?

Álex, una escritora de libros de autoayuda que necesita ayudarse a sí mis­ma, decide hacer un viaje al corazón de Bali. En su camino, conocerá a una maestra espiritual, a dos hermanas muy distintas y a una enigmática pintora de diosas. Y se topará con la sorpresa de un asesinato. Novedosa y con­temporánea, divertida y emocionante, esta novela de aventuras con tintes policiacos es un canto a la vida y a la necesidad de ser nosotros mismos.

Mi experiencia con la novela

Sandra Barneda es una conocida cara del periodismo televisivo con un amplio bagaje tanto en este medio como en la prensa escrita y la radio que se caracteriza por ofrecer una imagen bastante formal y profesional. Reír la viento es su primera novela en la que nos muestra otra de sus facetas. Realmente me ha sorprendido el tono de la novela puesto que quizás esperaba algo más tradicional por la imagen que me había formado.  

Reír al viento no es una novela perfecta, en mi opinión adolece de ciertas cuestiones muy susceptibles de mejorar pero al final su autora ha sabido contar una historia y defenderla de forma que el resultado sin llegar a gustarmarme del todo tampoco me ha horrorizado. Al final me parece una elección a la que optar en las fechas en que nos encontramos por su contenido. Con el calor, nos apetece rodearnos de lugares exóticos, playas y relajarse ante una novela que nos entretenga y que su lectura no nos complique la existencia demasiado.

Álex tiene cuarenta y tres años y acaba de abandonar a su marido después de nueve años de una relación que prácticamente ha acabado con sus sentimientos y de la que sólo queda un hijo en común. Paradójicamente esta escritora de libros de autoayuda, consciente de que no sirven para nada, necesita un impulso, hacer un punto de inflexión en su vida, detenerse a reflexionar y encontrarse a sí misma, averiguar qué ha pasado en su matrimonio.

Sin pensarlo demasiado cuando un amigo le sugiere que realice un viaje compra un billete con destino a Bali. Por delante tiene un mes y medio para evadirse, pensar, disfrutar, aprender a hacer surf y ser ella misma sin ojos que la juzguen. En Bali su primera intuición es vivir la vida como venga, llenarse de experiencias y aventuras sin mirar atrás. Así es como la primera noche conoce a una joven surfero holandés y sin darle muchas vueltas termina en su cama.

Pero una vez más las cosas vuelven a torcerse porque la mañana siguiente la policía se presenta en la habitación del hotel porque el joven ha desaparecido y ella parece ser la última persona que lo vio con vida. Al menos puede refugiarse en Blanca, una española que conoció en el avión y viaja a Bali para hacer un retiro espiritual y reconducir su existencia.

Junto a Blanca llega la calma y otras nuevas amistades, las hermanas María y Raquel y Hera, una pintora de deidades con la que compartir nuevas experiencias en la isla. Mientras las mujeres disfrutan de todo lo que les rodea, sexo, alcohol, naturaleza, viajes, también descubrirán la manera de curar sus almas.

Si bien no he logrado verme identificada en Álex (ni con el resto de los personajes),  la figura central de la novela, sí que he llegado a comprender su existencia, sus frustraciones y reacciones. No está mal dibujada en la historia al igual que el resto de las mujeres que la acompañan en esta aventura. Blanca, a quién Álex llegará a mirar como su propia madre y que le enseñará el camino para desprenderse de todas las ataduras, remordimientos y lastres que le  impiden ser feliz. A través de las hermanas Velasco y sus problemas llegará a plantearse otras cuestiones importantes. María acaba de dejar a su novio cuando estaban a punto de casarse porque se siente confusa y Raquel es toda sofisticación pero con carácter difícil. Y también está era que le enseñará una parte de sí misma que desconocía por completo.

Reír al viento es principalmente una novela que trata sobre la búsqueda de felicidad y el reencontrarse sobre sí misma. Un viaje a una isla de ensueño pero también un viaje al interior de uno mismo. A la vez explora en profundidad las diversas relaciones que pueden darse entre distintas mujeres, amistad, amor, buen rollo y confidencias pero también celos, redecillas y envidias y como unas afectan a otras.
Si parece que la subtrama centrada en la desaparición del surfista puede aportar intriga a la historia se ve arrojada a un segundo plano haciéndose notar tan sólo en momentos muy puntuales de forma que no resulta una parte fundamental de la historia sino un complemento. No esperéis una investigación policial ni una novela que se asemeje al género negro porque no es lo que encontraréis en su interior. De hecho me he sentido un poco decepcionada al respecto.

El estilo narrativo de la autora es contemporáneo y muy actual marcado por una prosa desenfadada, coloquial (en ocasiones demasiado llegando a rozar la vulgaridad) y utilizando de forma frecuente la ironía y el sarcasmo. Su lectura no implica ningún esfuerzo  y creo que narrada de otra manera la novela hubiese resultado muy pesada si a eso le sumamos que no contiene demasiada acción para su extensión. Me ha gustado este punto de vista, en primera persona y que puede equivaler a nuestros propios pensamientos y la forma en que hablamos en el día a día. Es verdad que la prosa con lirismo es muy atractiva pero a veces viene bien una dosis de realidad. En diversas ocasiones la autora alarga demasiado y sin necesidad la descripción de viajes y situaciones aportando todo lujo de detalles y aunque esto ralentiza la trama por otro lado consigue una ambientación excepcional. El equilibrio entre diálogo y narración propiamente dicha está bien conseguido.

Si este lenguaje “de la calle consigue” imprimir cierta agilidad a la lectura también hay algunas frases en inglés en los diálogos que están traducidas a pie de página. Aunque son muy básicas y en mi caso he prescindido de las traducciones puede que otro tipo de lector si las necesite e incluso se sienta incómodo al interrumpir constantemente la lectura.

Lo más resaltable de la novela es sin duda la excepcional ambientación que ha conseguido sobre la isla de Bali de forma que prácticamente podemos visualizarla como si estuviésemos contemplando una fotografía. Las playas cristalinas, calles caóticas, templos, el olor a incienso, las ofrendas a los dioses, parajes recónditos, la naturaleza, las sonrisas de sus habitantes pero también las fiestas, el surf, el alcohol, sexo con desconocidos, experiencias homosexuales, todo ello bajo el anonimato que anima a desprenderse de los prejuicios sociales y los tabúes que uno llega incluso a ponerse a sí mismo.

Aunque la novela pueda parecer algo superficial, que tampoco voy a ser yo quien diga que no hay tal aspecto en ella,  si ahondamos en su lectura descubriremos que nos habla de temas tan transcendentales como la maternidad, las relaciones familiares y de pareja y la importancia de conservar la identidad de uno mismo. Y una maravillosa enseñanza que podemos obtener es que la identidad sexual no es lo importante, porque en definitiva somos seres humanos que amamos a otros seres sin importar el género o la condición.

Conclusión

Reír al viento es una novela con un excelente ambientación que nos lleva a descubrir un viaje al interior de uno mismo y al exterior en una isla paradisiaca que recomiendo a todos aquellos que les gusten las novelas actuales y narradas con todo lujo de detalles. Por mi parte, pienso que con algunas páginas menos la historia hubiese mejorado. Me quedo con la sensación de que le falta algo y que Sandra Barneda no me ha logrado convencer. 

34 comentarios:

  1. Bonita reseña aunque no me llama mucho la atención.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No tiene mala pinta, aunque tampoco me llama poderosamente la atención.

    Un besito y feliz martes.

    ResponderEliminar
  3. Creo que no es un libro para mi.Buena reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me cae bien la muchacha, pero no acabo de verlo claro con este libro. No sé, seguiré esperando.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Lo de que no haya acción me tira para atrás pero es cierto que por otro lado has despertado mi curiosidad. Siempre he querido hacer un viaje sola para encontrarme a mi misma, aunque nunca lo he hecho
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!!

    Pues no me va mucho, esta vez lo dejo pasar :)

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  7. La he visto en diferentes lugares y aunque la recomiendas tiene algo que no me acaba de convencer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. No me llama demasiado la atención esta novela. Bss

    ResponderEliminar
  9. Sandra Barneda no me cae muy bien, ni me gusta como periodista (me parece tendenciosa, y muy de telebasura.. a pesar de su semblante serio, es amarillista) , y tampoco me interesa mucho su vertiente literaria. Aunque reconozco que no tiene que ver una cosa con la otra..jeje
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta lo que cuentas del estilo informal de la autora que le imprime agilidad, pero reconozco que el libro no me atrae demasiado... No sé, tendré que pensármelo. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Pues no tiene mala pinta y si la ambientación es tan buena creo que podría darle una oportunidad
    besos

    ResponderEliminar
  12. Éste no me lo apunto, no termina de convencerme y tengo mucho por leer.

    ResponderEliminar
  13. Uf, la última vez que leí un libro en el que la protagonista iba a Bali a encontrarse a sí mismo acabé un poco harta... además, el número de páginas me echa mucho para atrás.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Pues ahora mismo no caigo quien es esta periodista, la busco en Google, la trama sí parece algo superficial y la moralina que tiene deberíamos tenerla todos aprendida desde hace tiempo aunque es cierto que aún queda por recorrer. Un beso albanta.

    ResponderEliminar
  15. Mira, otro de eso libros que tenía curiosidad por leer reseñas. No me quedo con la sensación de que me gustase leerlo, pese a que los viaje interiores o exteriores me gusten,los contras que pones me parecen importantes. Besos

    ResponderEliminar
  16. A mi me llama lo justo pero mi madre lo quería y se hizo con el enseguida...así que algún día me llagará el turno jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. No conocía a la autora, el libro en principio no me llama mucho, pero queda anotado por si acaso!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  18. La tenía un poco cruzada porque me pasa lo que a Saramaga con la autora ni me cae bien ni me gusta su forma de trabajar pero debo reconocer que la novela me ha llamado la atención, tal vez porque soy de las que no se atrevería a hacer ese viaje. Me lo pensaré.

    ResponderEliminar
  19. No la conocía, y si bien no es mi género favorito, me ha gustado lo que cuentas, así que tomo nota. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Umm no sé. La vi entre las novedades pero no sé, no me termina de convencer. Prefiero dejarla pasar o bien leerla más adelante. Besos

    ResponderEliminar
  21. Este tipo de temáticas no me atraen mucho aunque la ambientación parece un punto fuerte de la novela.

    ResponderEliminar
  22. La novela no sé, pero lo de poner tierra de por medio sí que me ha llamado alguna vez...

    ResponderEliminar
  23. No me termina de convencer, aunque tenía curiosidad por ver las reseñas por si cambio de opinión, pèro a priori no me llama mucho. Un beso!

    ResponderEliminar
  24. No lo conocía, pero no me importaría leerlo... eso sí, más adelante, que ahora me apetecen otro tipo de lecturas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. No termina de llamarme la atención. Y con tanto pendiente...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  26. Muy veraniega se antoja esa ambientación y para los que os gustan este tipo de historias, sin duda perfecta para el calor :) Siempre digo que el escenario de una historia, bien cuidado y bien tratado, es un valor añadido enorme. Yo al menos siempre he puesto especial atención en ella.

    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Es la segunda reseña que leo de este libro simplemente movida por la curiosidad, y es que esto de que los personajes famosos se dediquen a publicar libros me molesta un poco, sobre todo, si son malos. Al comenzar tu reseña ya lo dejas claro, los comentarios de la gente también pero me he ido a la página de la editorial y allí tampoco lo alaban.
    A mi me gusta leer, no sé escribir, pero pienso que alguien que ha hecho la carrera de periodismo debería tener un poquito de conocimiento. La mayoría de comentarios son sobre la calidad literaria. Lo que llamas lenguaje de la calle se debe dejar para los diálogos pero en la narración no se pueden admitir, y que conste que no lo he leído pero es lo que entiendo por los comentarios.
    Mi queja es que por el simple hecho de ser famosa tenga asegurada una buena cifra de ventas, no es justo comparado con otros libros de mayor calidad y menos oportunidad de publicidad. Aunque también entiendo la forma de actuar de las editoriales, este tipo de libros les aseguran ingresos y hoy en día son más que necesarios para seguir adelante.
    Después de todo esto, el de Adriana Abenia no me gustó nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo en algo pero no complemente. Es cierto que este libro no destaca por su calidad literaria pero creo que dado que la narración es en primera persona y actua como si nos lo estuviera contando de forma que intercala muchos de sus pensamientos se flexibiliza el tema de usarlo en la narración. Evidentemente cuando hablamos somos más "vulgares" que cuando escribimos.

      También estoy de acuerdo contigo en que ser una cara conocida de la televisión abre muchas puertas que para escritores anónimos están cerradas a pesar de que sus obras tienen una alta calidad.

      Por ciero a mí el de Abenia me sorprendió pero para bien. Tampoco es una obra de una calidad excepcional pero como entretenimiento yo creo que funciona bien.

      Eliminar
  28. No me llama la atención este libro y no porque la autora sea famosa (que no lo sabía, como no veo la televisión no la conozco) sino porque el libro en sí no me atrae y menos después de lo que cuentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Puede ser una buena mezcla aunque no se si me llegaría a enganchar

    ResponderEliminar
  30. No estoy de acuerdo para nada con esta psinopsis, la novela es muy mala, el género y el tema son los que están de moda, y toda la novela está al servicio de estos, como si el único objetivo fuera venderla. En cuanto al estilo es pésimo, frases hechas manidas, falta de ritmo, lenguaje simplón y repetitivo, no de la calle, el lenjuaje de la calle es una clase de lenguaje, no tiene nada que ver con estar bien o mal escrito. Tampoco por ser coloquial da calidad, la calidad la da la manera de escribir, no el tipo de lenguaje. En cuanto al tema, esa pregunta: ¿Alguien ha pensado en ir a Bali...? Vamos a ver, y quien no, diría yo, quien no ha pensado en desaparecer o viajar a cualquier parte cuando se siente mal. Es que es lo menos original del mundo, un gran tópico sin interés alguno. El tema del surfista no es más que una historia metida con calzador con el fin de alargar la novela y añadir uno de los géneros de moda, la novela policiaca, pero, en este caso no es nada de eso, sólo es un pegote que desvía la atención del lector de la trama principal. En fin, creo que una novela tan mala no debería haber sido publicada, y creo que no es suficiente con entretener, a quien le entretenga, a mí me ha aburrido, porque para eso escuchas chistes o te ves cualquier película de sobremesa, pero no se le hace ningún favor a la literatura de este país diciendo que sólo con entretener basta, porque eso es propiciar que cualquiera por el hecho de ser conocido puesa publicar en detrimento de la gente que de verdad tiene talento.

    ResponderEliminar
  31. Yo lo estoy Leyendo en este momento y voy a un poco más de la mitad, la verdad se me ha hecho tedioso igual y no es aburrido del todo pero a mi no me logra atrapar, sera que esos temas de perderse y encontrarse con uno mismo y con Dios no me van

    ResponderEliminar
  32. Lo acabo de terminar de leer. Suelo terminar de leer todos los libros que comienzo, por tedioso que me parezca. Creo que con éso, lo digo todo...
    Tuvo sus momentos en los que me enganchaba, pero un 1% del libro...
    No me gusta esta señora escribiendo ni tampoco la trama del libro.
    Sorry...

    ResponderEliminar
  33. Ufff llevo 100 paginas....aburridisimo

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!