miércoles, 14 de noviembre de 2018

Un estruendo sobre las frondas - Algernón Blackwood

Título: Un estruendo sobre las frondas 
Autor: Algernón Blackwood 
Publicación: Hermida, 2018 
Páginas: 177 

Bajo el título Un estruendo entre las frondas la editorial Hermida publica dos relatos largos de Algernon Blackwood, un escritor muy prolífico dedicado en cuerpo y alma a los relatos de temática fantástica y sobrenatural que en muchas ocasiones fueron narrados en la radio, un medio en el que trabajaba como periodista. Blackwood sentía por el tema una profunda atracción.

El terror es un género que ha dado y da muchísimo de sí, aunque en mi opinión ha sido sobrexplotado hasta el punto de ya es difícil que algo nos sorprenda. Tanto en literatura como en el cine se repiten una y otra vez los mismos clichés que nos llevan a tener la sensación de haber visto o leído lo mismo una y otra vez.

Pero con Blackwood no he tenido esa sensación. Los dos relatos que nos encontramos en este libro, El Wendigo y El bienamado de los árboles, son obras que me han sorprendido por ello. No son para echarse la sábana a la cabeza (quien no lo ha hecho de niño) pero si crean inquietud y recelo en el lector. Me gustaría destacar de este autor la perfecta ambientación que consigue en sus relatos. Unos escenarios enrarecidos que van sumando tensión con el paso de cada página y cada acontecimiento. Estos están maravillosamente descritos y los percibimos como una gran amenaza para sus personajes.

En El Wendigo, escrito en 1910, encontramos a un grupo de cuatro personajes que se encuentran en los bosques del noroeste de Ontario durante la última semana de octubre con el objetivo de cazar. Después de algunos días de búsqueda acampados en la zona no han conseguido ni siquiera ver una pieza por lo que se encuentran desanimados. Así que deciden separarse y adentrarse en una zona salvaje e intransitada para lograr rastrear alguna pieza.

Dos de ellos iniciarán un viaje en canoa por el río y las sensaciones, ruidos, susurros y movimientos les irán causando desasosiego. El autor aprovecha la naturaleza imprevisible, inhabitada para construir un relato en el que la mitología viene representada por un ser desconocido del que existe una leyenda: es el Wendigo. Un ser sobrenatural que habita los bosques y que algunos aseguran haber visto. Pero lo vivido ¿Será real o producto de imaginación?

El bienamado de los árboles se publicó en 1912 y se sitúa en una casa en la campiña inglesa. De nuevo su autor recurre a los bosques y la naturaleza aunque en un emplazamiento distinto. Los Bittacty invitan a un peculiar pintor a pasar un día en su hogar. Sanderson comprendía y plasmada como nadie la esencia de los árboles en sus lienzos. Para la pareja este visitante será un punto de inflexión y comenzarán a ver lo que les rodea de manera diferente. Aquí enfrenta las creencias de los personajes y la religión.

Con estos dos relatos Blackwood perturba sin recurrir a matanzas, a violencia o a espantos innecesarios. Va creando una tensión creciente basada en la psicología. A veces nos causa más terror lo que no vemos pero imaginamos o intuimos que lo que resulta obvio.

En cuanto al estilo comentar que es muy elaborado y cuidado e incluso se podría considerar una poco un poco denso. Las descripciones son lo más llamativo de la novela y la base del relato para transmitir las sensaciones al lector. Al fin y al cabo yo creo que es el punto fuerte de la novela. No son relatos para darse el atracón sino para leer con tranquilidad y dejarse llevar, imaginar los escenarios e imbuirse en la historia.

13 comentarios:

  1. Este me lo llevo sin pensar más. Como dices, cuesta encontrar cosas nuevas y que funcionen en el terror y que además no recurran a la casquería.

    ResponderEliminar
  2. No tiene mala pinta, aunque no soy muy de novelas de terror.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo también me lo llevo, el terror me encanta y no conocía a este autor. Besinos.

    ResponderEliminar
  4. En este caso lo dejo pasar. No me llaman nada la atención ninguno de los dos relatos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    no suelo leer relatos salvo ocasiones muy contadas; normalmente se me quedan cortos así que lo voy a dejar pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Pues me has convencido. Leer relatos me gusta de vez en cuando. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Los relatos me gustan de vez en cuando, así que no me importaría nada leer estos dos. Además me apetecen cosas diferentes últimamente y el género lo leo poco ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. No me convence asies que no me animo.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No soy mucho de relatos, ni del terror, pero igual sería posibles lecturas si me decidiera a salir de mi zona de confort.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. ¡Huy huy huy! No me ando con zarandajas 😅 me lo llevo sin pensar, me parece fantástico.

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  11. Sí que es un género explotado y en el que es difícil sorprender. Me han llamado la atención estos dos relatos. No conocía el libro, así que apuntado me lo llevo.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  12. Este lo dejo pasar, la verdad es que no me llama
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!