martes, 29 de mayo de 2018

Sucedió en Larkswood - Valerie Mendes


Título: Sucedió en Larkswood
Autora: Valerie Mendes
Publicación: Lumen, abril de 2018
Páginas: 471

Hay secretos que destruyen a una familia porque nos empeñamos en enterrarlos, sin darnos cuenta de que en ese silencio muere también parte de nuestra vida.

La mansión de Larkswood, una elegante y preciosa villa familiar situada en la campiña inglesa, es el lugar donde los tres hermanos Hamilton -Edward, Cynthia y Harriet- disfrutan de la juventud, la libertad y los privilegios de la riqueza.

Pero todo se desmorona cuando, en el verano de 1896, ocurre algo trágico e inesperado. Aquel lugar idílico es ahora una cárcel siniestra, las alondras que poblaban el lugar enloquecen, y los tres hermanos tienen que dejar el hogar donde nacieron en busca de nuevos destinos.

Durante años la familia continúa rota hasta que, poco antes de la Segunda Guerra Mundial, Louisa Hamilton se traslada de Londres a la mansión para recuperarse de una enfermedad. Allí conoce a su abuelo Edward, un hombre de pocas palabras que se niega a hablar del pasado. Pero esa chiquilla inteligente y terca intuye que la verdad está muy cerca de aquella mansión fastuosa: sus muros ocultan un misterio que no tiene nombre y nos mantiene en vilo hasta las últimas páginas.

Mis impresiones

Creo que se nota que tengo debilidad por el sello editorial Lumen. Sus publicaciones me atraen muchísimo y en esta ocasión no podía dejar pasar una saga familiar con una preciosa portada, que me saltó a la vista desde que la vi entre las novedades.

“Ya es primavera en el bosque. Despunta el día.
La luna desvanece su impronta en la claridad del cielo.
Tras una noche de caza, el zorro regresa cojeando a su guarida.
En el corazón del bosque hay marcas que indican los senderos. Norte, sur, este, oeste. Las agujas de pino cubren el suelo con una alfombra quebradiza de años. Los pinos, erguidos, montan guardia.
Los sonidos traspasan el silencio. No son de animales ni de pájaros. Un sollozo. El tropiezo de unos pies que corren. Los jadeos de una respiración.
Una joven cruza corriendo el bosque hacia Lover’s Cross.”

Nos encontramos en 1939. A la gran mansión de Larkswood, situada en la campiña inglesa, llega Edward Hamilton después de más de cuarenta años viviendo en La India. Es el lugar donde ha trabajo toda su vida en el servicio diplomático y donde hace poco más de seis meses que ha perdido a su esposa. El regreso es temido por las circunstancias en que se marchó siendo muy joven y lo único que pretende es poner a la venta la finca familiar y regresar al que considera su verdadero hogar. Allí no le queda nada. Sus padres y hermanas han muerto y tras los muros de la mansión solo se esconden secretos que no quiere recordar.

Sin embargo poco después de su llegada recibe una petición de su hijo Arthur que vive a unos cuantos kilómetros y con quien no tiene una relación muy cercana. Su nieta Louise ha contraído la fiebre glandular y en plena temporada de acontecimientos sociales teme que su hija menor Milly, una joven muy bella y que acaba de ser presentada en sociedad, contraiga la misma enfermedad de la que poco se sabe aparte de que es muy infecciosa.

De esta manera comienza una nueva relación, la de Edward Hamilton con su nieta Louise, que hasta el momento no se conocían. Poco a poco los dos comenzarán a intimar y pronto Larkswoods House se convertirá en un hogar para ambos gracias a la compañía del otro. Pero Louise es una muchacha curiosa e inquieta que debido a ciertas circunstancias comienza a pensar que algo ocurrió en la familia para que todos sus miembros se separaran. Y no se equivoca. De esta forma comienza a investigar sin saber que el origen está en el verano de 1896, el momento en el que ocurre algo que destruye a toda la familia.

Sucedió en Larkswood es una novela que indaga en el pasado de una familia a través de los problemas que sus miembros viven en el presente. Una historia en la que se esconden tortuosos secretos que tendrán que salir a la luz para que sus personajes puedan seguir hacia adelante. No os puedo contar mucho más de su argumento salvo que nos vamos a encontrar historias de amor, algunas imposibles, remordimientos, culpa, soledad, mentiras, traiciones, etc…

La historia se desarrolla a través de dos líneas argumentales que se mueven entre el pasado y el presente con lo cual nos encontraremos a ciertos personajes que corresponden a una época u otra y algunos a ambas. En la parte más reciente de la novela, 1939, nos encontramos con Edward Hamiltron, un hombre muy reservado que apenas habla de su familia. Sus pensamientos nos hacen pensar que algo muy turbio sucedió en el pasado, algo de lo que quiso o se vio obligado a huir y que le causa tanto vergüenza como culpa y rechazo. Ha vivido casi toda su vida en La India y apenas tiene contacto con su hijo, la esposa de este y las hijas que ambos tienen. Estos son una familia que sigue a rajatabla el protocolo social, asisten a fiestas y bailes y pretenden casar a sus hijas con los mejores postores. Una idea que a Louise, la mayor, no le gusta demasiado. Ella no se siente identificada como su hermana con las joyas o las delicadas telas además de saber que ella no tiene los mismos atributos. En Larkswood House tendrá la oportunidad de sentirse ella misma y hacer lo que desea.

En la parte del pasado, a finales del siglo XVIII, conoceremos a un Edward más joven y a sus dos hermanas, Cynthia y Harriet que viven con unos padres desastrosos. Él era un empresario prospero con muy mal genio y ella dejaba a sus hijos en manos de niñeras e institutrices por lo que nunca sintieron su afecto. Esta rigidez en su educación y trato terminará deshaciendo y separando a toda la familia.

A pesar de que entre una y otra época han pasado más de cuarenta años hay algunas cosas que no cambian en las grandes y ricas familias. El deseo de sobresalir, la hipocresía, la ambición y las mujeres que siguen ocupando un segundo plano en la sociedad. Claro que en 1939 la II Guerra Mundial estaba a punto de comenzar y dio la oportunidad a muchas jóvenes de cumplir sus sueños de salir de casa y sentirse útiles. Un objetivo que estará en la mente de Louise de forma permanente.

La novela está narrada en tercera persona omnisciente por lo que vemos a los personajes desde fuera. Ello no impide que lleguemos a comprenderlos y saber porque cada uno actúa como tal. Me ha gustado mucho la forma en que está narrada. Con delicadeza y soltando poco a poco la información. Puede que no sea una novela excesivamente original pero a mí estas tramas que incluyen secretos familiares me pierden y siempre me hacen disfrutar y este ha sido el caso de esta novela. Dentro de ella he tenido mis personajes favoritos y algunos otros que no me han gustado tanto. En su desarrollo, de un ritmo fluido y dinámico, he encontrado algunas sorpresas inesperadas y algunas cosas que veía venir de antemano. No lo señalo como algo negativo puesto que no tiene por qué serlo.

Conclusión

Sucedió en Larkswood es una estupenda lectura si os gustan las sagas familiares en las que poco a poco los secretos (muy turbios) van saliendo a la luz.

19 comentarios:

  1. A mi no me gustó principañmprin por como aceptan todos los personajes "el secreto mas gordo" con una naturalidad tan pasmosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gusta mucho Lumen, y la verdad es que tal y como lo cuentas me atrae mucho la historia aunque la tenía descartada por la reseña de Inés.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Las sagas familiares y yo no nos llevamos muy bien así que está la dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan la ambientación y la época, así que apuntadísima *.*

    ResponderEliminar
  5. Al contrario que tú, Lumen y yo no acabamos de encajar. Pero lo cierto es que esta novela, por ser saga y por la época, pinta muy bien

    ResponderEliminar
  6. Mi alma de portera me lleva irremediablemente hacia este tipo de historias, me encantan los líos escabrosos de las familias 🤗 a mí lumen también me gusta mucho.

    Besitos solete 💋💋💋

    ResponderEliminar
  7. Pues tiene algo, no sé si por la ambientación o los secretos, me pica la curiosidad, creo que tomo nota a ver si le puedo hacer hueco en verano...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Entre la época y que a mí me cansan un poco estas historias no la veo para mí. Tiene que ser muy original para que me atraiga. Esta vez no apunto, qué bien.

    ResponderEliminar
  9. A priori las sagas familiares y los secretos me encantan, pero no termino de estar convencida. A ver que hago.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Hace un mes que leí esta novela y lo cierto es que me gustó muchísimo. Está llena de sorpresas que no me esperaba. A partir de ahora tendré que hacer más caso a las sagas familiares. ��

    ResponderEliminar
  11. Lumen casi siempre es un acierto, por eso me fije en esta historia. Aunque estaba esperando algunas reseña como la tuya para saber qué tal su lectura. Tras leerte no tengo dudas, la leería seguro ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa, este tipo de novela me gustaba mucho hasta hace poco, son como las típicas de KAte Morton... pero no sé por qué de un tiempo a esta parte me cuesta ponerme con ellas, así que la dejo pasar... aunque me pica la curiosidad... jeje...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Me gustan las sagas familiares, por lo que no descarto esta novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tengo mis dudas con esta novela porque he visto opiniones muy dispares sobre ella y eso me frena. Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues no conocía esta novela. Y lo que cuentas, me llama mucho la atención. No me importaría leerla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. ¿Cómo se me ha pasado a mí esta novela? Estoy segura de que la disfrutaría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. La tengo en mi inmensa torre de libros pendiente de leer, por ello paso muy de puntillas por tu reseña ;)

    ResponderEliminar
  18. Me gusta lo que nos cuentas de esta novela. La leería, si tuviese oportunidad.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta lo que cuentas no descarto hacerme con ella
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!