lunes, 14 de mayo de 2018

La luz que perdimos - Jill Santopolo

Título: La luz que perdimos
Autora: Jill Santopolo
Publicación: Suma, abril de 2018
Páginas: 390

Una novela conmovedora sobre el poder imperecedero del primer amor con un final inolvidable.

Él fue el primer hombre que la conmovió, que la inspiró, que la comprendió de verdad. ¿Estaba destinado a ser el último?

Lucy y Gabe se conocieron durante su último año en la universidad un día  que les cambiaría para siempre. En ese momento decidieron que necesitaban hallar un sentido para su vida, aprovecharla, dejar huella.  Jóvenes y enamorados, parecían tener el mundo a sus pies. Lo que no esperaban es que fueran sus propios sueños quienes los separaran. Pero  Gabe aceptó ir a trabajar como fotógrafo de prensa a Oriente Próximo y Lucy decidió continuar su carrera en Nueva York.

Así comienzan trece años de anhelos, deseos, celos, traiciones y, sobre todo, amor. Separados por continentes, pero nunca lejos del corazón. ¿Era realmente su destino acabar juntos su viaje?

Mis impresiones

Inevitablemente hay días que se quedan grabados a fuego en nuestra memoria. Suelen ser días en que algo importante ha ocurrido y nos queda para siempre ese recuerdo de donde estábamos y qué hacíamos exactamente en ese momento. Todo esto viene a colación de que los protagonistas de esta historia se conocen el 11 de septiembre del 2001, el día en que cayeron las Torres Gemelas y el mundo prácticamente se paralizó. Para muchos fue el fin y para otros el comienzo de una nueva vida.

“Hace casi media vida que nos conocemos.
Te he visto sonreír, seguro de ti, dichoso.
Te he visto roto, herido, perdido.
Pero nunca te había visto de esta manera.
Me enseñaste a buscar la belleza. En medio de la oscuridad, de la destrucción, tú siempre hallabas luz.
Yo no sé qué belleza voy a encontrar aquí, qué luz. Pero lo voy a intentar. Por ti. Porque sé que tú harías lo mismo por mí.
Había tanta belleza en nuestra vida cuando estábamos juntos.
Quizá debería empezar por ahí.”

Como iba diciendo, la vida de Lucy y Gabe cambió el 11 de septiembre. El mundo que conocían hasta el momento se derrumbada y en medio del miedo, el estupor, el dolor y el desastre   conocen el amor. Ambos estudiaban el último año en la universidad y se unieron desde el primer momento. Junto a Gabe, Lucy se sentía resplandecer, que flotaba, que no podría vivir sin él. Y sin embargo pocos meses después se tuvo que acostumbrar a su ausencia cuando él decide marcharse a trabajar como fotógrafo a Irak. Él tenía muchos sueños que cumplir y no estaban al lado de ella.

La luz que perdimos es una novela que nos habla del amor en varias facetas y de las emociones y sentimientos que es capaz de generar. El vibrante comienzo, la compañía, el sacrificio, el deseo, la pasión, el arrepentimiento, la costumbre y la pérdida. Lucy va escribiendo la novela, pero en realidad son palabras para Gabe, su primer amor y que ella considera verdadero. Aunque a lo largo de la novela este término se irá relativizando. Recuerda cómo se conocieron ese trágico día, cómo fueron sus primeras semanas y meses y cómo fue la despedida. Porque tuvieron que renunciar el uno al otro por cumplir sus sueños. Ella se quedó en Nueva York mientras él se iba a uno de los lugares más peligrosos que existían en ese momento en el mundo.

Dicho así puede parecer una novela pastelosa o excesivamente romántica pero sin embargo mi sensación ha sido muy diferente. Es una novela que explora los sentimientos humanos con mucho realismo y de una forma muy sensata. No hay grandes proezas amorosas y creo que la autora, que dice haberse basado en una historia personal, tiene muy bien puestos los pies en la tierra. De hecho, creo que muchos lectores podrán identificarse con alguna de las emociones que surgen al abrir este libro, que no son pocas. Además es una novela que nos muestra que hay formas diferentes de amar.

Porque la relación entre Lucy y Gabe es pura pasión y amor. Juntos crean magia pero no son personajes que pierden la cabeza por amor sino que aunque lo que estan viviendo es maravilloso son conscientes de que si no cumplen sus sueños nunca llegarán a ser felices. Gabe se marcha y poco a poco van perdiendo el contacto. Ella conoce a otro chico. Alguien que la quiere, que la trata como una reina, con quien se siente bien y a quien aprende a querer. Sin embargo no es él y nunca llegará a desaparecer del todo de su vida ni de su corazón.

“Pues me dijo que ella se plantea cada relación amorosa que ha tenido como si se tratase de una especie de fuego. Que unas son como un incendio: arrolladoras, magnéticas, grandiosas y peligrosas y con la capacidad de abrasarte antes incluso de que te des cuenta de que te están consumiendo. Y que otras relaciones son como el fuego de un hogar: sólidas, estables, agradables y nutritivas. Me dio más ejemplos, como la relación hoguera, o la relación bengala, que vendría a ser como un rollo de una noche, algo así. Pero el incendio y el fuego de hogar son los que mejor recuerdo” (Página 173)

Lucy es la protagonista de la historia y es una mujer muy normal y corriente. Nos adentramos en su interior y vemos y somos capaces de sentir lo que ella siente. La autora la ha plagado de matices sin la necesidad de crear una mente compleja o enturbiarla. Junto a ella dos hombres que le darán cosas diferentes y en consecuencia su vida con ellos habría sido muy diferente. Tendrá que tomar decisiones difíciles y optar por un camino.  

Jill Santopolo ha construido una novela delicada, hermosa y muy reflexiva. Una novela que te atrapa desde sus primeras páginas porque su historia, en mi opinión, está relatada de forma cercana, atractiva y muy equilibrada. Narrada en primera persona por su protagonista su estilo narrativo es sencillo, directo y muy fluido de forma que se escapa entre las manos.

Como telón de fondo vamos viendo parte de los acontecimientos que han ido marcando la historia de Estados Unidos. Empieza con el atentado del 11S, hay referencias a la Guerra de Irak, la captura de Bin Laden o la llegada de Obama a la presidencia que si bien no entra en detalles ayudan a que el lector sea consciente de ese paso del tiempo y esos cambios que se producen en la mentalidad de las personas.

Conclusión

La luz que perdimos es una historia especial sobre el amor y todo lo que ello conlleva. Una lectura que atrapa, que emociona, que te hace pensar y en incluso en la cual te puedes ver identificada en algunos momentos. Porque ¿Quién no ha sufrido alguna vez por amor? ¿Quién no ha tenido que elegir o sacrificar algo?

19 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! pues nada más ver la novela lo primero que he pensado que no era para mí, que no es el género que me atraen y con el que disfrute, pero conforme he ido leyendo ha habido algo al menos que me ha hecho click, ¿y sí sí me gustara? ¿y si esta historia no fuera como todas las demás? has despertado mi curiosidad, lo anoto.

    Besukis tesoro 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Ya la tenía echado el ojo. Mi duda era si era demasiado psstelosa pero ya me la has resuelto
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la trama y lo que cuentas, aunque me interesa no creo que se me ponga a tiro. La vida con pies en la tierra no se lleva bien con el amor normalmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. He visto un montón de buenas reseñas, y me gusta eso de que se conozcan en un día tan trágico para la historia. Le echaré un ojo :)

    ResponderEliminar
  5. NO está mal lo que cuentas y seguro que me gustaría leerla si se me pone delante. Mientras no sea pastelosa, jaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. No tengo muy claro que yo disfrutara con esta lectura, en principio no parece muy de mi estilo así que la dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Este no lo veo para mí. Lo dejaré pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. Tiene un punto histórico muy importante que nunca nadie olvidaremos en nuestras vidas como comienzo,cosa que ya le debe dar intensidad a la novela.
    Aparte me encantan las novelas reflesivas, que no sólo sea leer una novela de ficción, sino que nos aporten algo más.
    B7s

    ResponderEliminar
  9. Creo que este no es de mi estilo así es que no me lo llevo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. No estoy acostumbrado a leer este tipo de historias. Este género no es de mis favoritos, así que lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues no está mal, pero no llega a conseguir romper la coraza que me he puesto este año para sacarme los pendientes... Pero me alegro de que te gustara.
    un besazo

    ResponderEliminar
  12. Me alegro de que hayas disfrutado con esta lectura, pero yo no la veo para mi y por eso la voy a dejar pasar. Besos

    ResponderEliminar
  13. No tiene mala pinta, pero creo que de momento la voy a dejar pasar, demasiado pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. No termino de animarme con esta historia. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Aunque en un contexto completamente distinto, la idea me recuerda a la de La La Land. Es difícil ponerse en esas situaciones y saber qué harías y qué hay que poner en primer o segundo lugar. Esta historia me parece muy triste.

    ResponderEliminar
  16. Esta es de las mías, me encantan las historias que hablan de amor...y si no es pastelosa mejor que mejor. A ver si puedo hacerla hueco ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. A mí hay algo que sigue dejándome dudosa. Creo que este no lo disfrutaría como tú.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. No termina de llamarme, así que con todo lo que tengo esperando, lo dejo pasar sin mucho remordimiento
    Besos

    ResponderEliminar
  19. A ver, a mí lo único que más me atrae de esta historia es el trasfondo. Por lo demás, no sé yo. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!