jueves, 3 de mayo de 2018

Cicatrices de charol - Berta Pichel


Título: Cicatrices de charol
Autora: Berta Pichel
Publicación: Edicions B, febrero de 2018
Páginas:425

Nía es una joven de dieciocho años que sueña con ser actriz mientras su vida transcurre en la comarca del Bierzo bajo la sombra protectora de su madre, una mujer muy conservadora.

Cuando la protagonista conoce a Valeriano, un activista de la UGT, se lanza a un romance lleno de pasión que la obligará a hacer frente a los prejuicios de una sociedad convulsa y abocada a la guerra.

Una historia de crecimiento, de superación, de ideales y amores de juventud, en la que Nía tendrá que vencer un obstáculo tras otro hasta lograr convertirse en la mujer que desea ser.

Mis impresiones

Pocas veces me puedo resistir a una novela que tenga una protagonista femenina y que además esté fechada a inicios del siglo XX. Cicatrices de charol es la primera novela de Berta Pichel y ha ambientado la novela en León, más concretamente en El Bierzo, el lugar donde nació. Por otro lado, la portada me parece muy atractiva.

“Nía corrió escaleras abajo tan pronto la oyó trajinando en la planta baja. Se detuvo en el penúltimo peldaño y permaneció quieta unos segundos. Su madre había madrugado más de lo habitual y, si se había puesto a fregar tan temprano el suelo del bar, estaba claro que algo no iba bien. Entonces se dio cuenta. ¿Cómo no se le había ocurrido guardar el vestido?”

La historia comienza en Ponferrada en al año 1933. Nía es muy joven; pero con apenas dieciocho años tiene grandes aspiraciones. Sueña con ser actriz y llevar una vida por todo lo alto. Sin embargo su madre es una mujer de mente muy anticuada, muy conservadora y protectora que nunca le va a permitir que salga del camino que ha marcado para ella. Debe dedicarse a la costura. Su padre murió dos años atrás y las dos mujeres viven con el hermano de Nía del dinero que les proporciona el bar que tienen en el pueblo.

Nía asume su situación con resignación hasta que conoce a un joven activista de la UGT del que se enamora inmediatamente. Su amor es correspondido y la relación le hará vivir los mejores y dulces meses de su vida a pesar de la firme oposición de su madre y hermano. Si el comienzo del romance es idílico pronto Nía se dará de bruces con la realidad. Así mismo se verá atrapada por una sociedad en la que el hombre tiene el poder, es quien consigue el dinero, decide y dirige una familia y a las mujeres les pertenece permanecer en el hogar.

Cicatrices de charol es una novela que nos habla de las creencias, de los ideales y de la superación de los problemas y adversidades a través de una muchacha joven que tendrá que descubrir por sí misma que en la vida los sueños no se cumplen con facilidad. Además se encuentra en una sociedad muy cerrada y que vive momentos convulsos. Aunque sus personajes no lo sepan, España se dirige inevitablemente hacia una guerra. Y en el ambiente ya se nota la inestabilidad política y social. El tiempo en que se desarrolla la novela (1933-1934) no llega hasta la guerra civil pero nos vamos a encontrar una buena recreación de cómo se vivieron sus años preliminares en la comarca de El Bierzo.

La autora se esmera en hacernos conocer como hubo gente que intentó luchar contra el gobierno y hacer la revolución desde lo más bajo. Escondidos, urdiendo planes para pasar desapercibidos y con los objetivos muy claros. Aunque no es un tema que me sea completamente desconocido me ha gustado que nos acercara a como se vivieron todos esos cambios en esa zona de León, en el que los mineros y obreros sabían que tenían que alzarse si querían conseguir algunos derechos. Los empresarios ricos, la iglesia, los burgueses vivían a costa de su sufrimiento y se convirtieron en sus enemigos.

Nía es la protagonista absoluta de la historia. Un personaje muy bien dibujado y que me ha gustado. Es una chica adelantada a su época que tiene que renunciar a sus sueños pero no lo hará al que cree que es el amor de su vida. A lo largo de la novela veremos cómo crece, evolucionada y, en consecuencia de lo que va viviendo, cambia su carácter y disposición ante las circunstancias que se presentarán en la vida. Se sentirá traicionada, desilusionada y perdida teniendo que tomar duras decisiones que afectarán a su futuro. Valeriano es el nombre del joven del que se enamora. Un personaje con el que he empatizado menos porque no me han gustado sus decisiones, aunque dan mucho juego en la trama de la novela.

De todas formas, actúan en consecuencia con la esencia del personaje lo cual es un punto a favor. Hay claroscuros y muchos matices en ellos. No pertenecen a ningún estereotipo de bondad o maldad absoluta. En la novela hay otros personajes que irán apareciendo o desapareciendo y que tienen cierto peso en la novela aunque los voy a dejar en las sombras. He tenido mis favoritos pero en general he comprendido a la mayoría de ellos incluso a Avelina, la madre de Nía.

Sin ser una novela de gran ritmo, más bien es medio en la primera parte, su lectura es ágil y muy amena gracias a la forma de narrar de la autora, sobre todo en ese aspecto histórico que siempre es más difícil encajar naturalmente en la historia. Tampoco puedo dejar de comentar las tramas románticas que se desarrollan en ella. Desengaños, amores impostado, deseo, pasión, engaño son algunas de las emociones que experimentarán sus personajes respecto al amor.

Conclusión

Cicatrices de charol es una novela de lectura amena y entretenida cuya protagonista me ha gustado mucho y que además cuenta con una buena ambientación y contextualización histórica.

17 comentarios:

  1. Yo diría que lo que más me ha llamado la atención de tu reseña, de la novela, es justamente dónde está localizada y el tiempo en el que se desarrolla la acción, me encanta. Mira, me lo llevo anotado y más adelante ya veremos si me puedo hacer con él y leerlo.

    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. No acaba de convencer aunque la protagonista sí parece interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues la apunto quizás para más adelante porque no pinta mal y yo tampoco puedo resistirme ni a la época ni a una buena protagonista femenina.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. La portada me gusta mucho, pero el argumento de la novela no termina de convencerme...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No termina de llamar, no sé si es la combinación de temas que no me llama. Besos

    ResponderEliminar
  6. Me atraen también mucho las historias ambientadas a principios del siglo XX. Me lo llevo apuntado, que por lo que cuentas, creo que podría disfrutarlo mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Lo que más me llama de la novela es que está ambientada en El Bierzo (ahora mismo estoy en la zona, en el pueblo de la familia de mi susodicho) y por eso puede que le dé una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Coincidimos en líneas generales. Tampoco me gustó Valeriano, sí el otro personaje masculino de la novela

    ResponderEliminar
  9. Lo de que los sueños no sean tan fáciles de cumplir me gusta, que los personajes tengan claroscuros también. La trama ya no tanto, por la situación social y el momento histórico aunque no llegue a la guerra.

    ResponderEliminar
  10. No me llama nada la atención esta novela; no sé creo que ahora necesito lecturas más negras que esta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Me llama la atención especialmente porque se ambienta en mi tierra, pero de momento tendrá que esperar ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. No pinta mal aunque no voy a salir a buscarla, otra cosa es que se cruce en mi camino. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Con esta novela no lo tengo muy claro, el contexto histórico me llama, el tema romántico no tanto. No la descarto, pero ya veremos qué hago.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    No me llama demasiado la atención, así que lo dejo pasar. Prefiero leer otras cosas.
    Gracias por la reseña :D

    Acabo de descubrir tu blog, me quedo por aquí ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Hola, me llama mucho lo que cuenta y me lo anoto

    Besos!!

    ResponderEliminar
  16. De momento no es un género que me apetezca, quizás para este verano me anime con ella. Besos

    ResponderEliminar
  17. Lo dejo pasar, no me llama excesivamente
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!