sábado, 15 de agosto de 2015

La hija del dragón - Myriam Millán



Título: La hija del dragón
Autora: Myriam Millán
Publicación: Amazon Kindle
Páginas: 480 estimadas

En el año 1600, el pueblo de Nyitra pudo ver cómo una mente perturbada acababa con la vida de más de quinientas doncellas. Difundida por una creencia popular de que habitaba un demonio en los bosques que buscaba sangre de jóvenes vírgenes, los habitantes de aquellas tierras, no tenían dudas, que el destino que sufrían sus hijas, estaba relacionado con algo que ocurría tras los muros del castillo de Cachtice.

Londres 2013, comienzan a aparecer cadáveres de jóvenes procedentes del tráfico humano, aparentemente desangradas con antiguos aparatos de tortura.
El Doctor Emanuel Mason decide estudiar el caso. Pronto descubre que esta vez tendrá que analizar una de las mentes más sádicas de la historia, hasta llegar a los orígenes de un misterioso ritual de sangre, un rito milenario practicado por distintas culturas y religiones, que aún hoy día es un misterio para el ojo humano. Porque hay razones para matar que nunca deberían ver la luz.

Con una historia basada en la leyenda de Erzsébet Báthory, la autora de Décima Docta da un paso más esta vez y promete desvelar algunas incógnitas sobre antiguos rituales en esta novela, mitad histórica, mitad contemporánea, cien por cien thriller.

Mis impresiones

Cuando comencé a leer esta novela sabía que era una mezcla de realidad y ficción pero lo que no me imaginaba es que en ella iba a descubrir una historia tan estremecedora y tan sangrienta sobre un personaje que vivió en realidad en el siglo XVII.

La historia se desarrolla a través de tres líneas argumentales que transcurren de forma paralela pero localizadas en dos espacios temporales distintos. La primera de ellos nos traslada al año 1600 en un pequeño pueblo llamado Nyitra en donde el joven Mirsha vive junto a su familia. En aquel lugar algo muy extraño está sucediendo. La desaparición de doncellas jóvenes hace que la población viva con inquietud pensando en si las próximas serán sus hijas o hermanas. Las leyendas populares que corrían de boca en boca decían que el bosque estaba habitado por un ser demoniaco que buscaba esposa. Pero Mirsha sospecha que lo que está ocurriendo tiene que ver con el castillo de Cachtice en donde vive la condesa Erzsébet Báthory.

En la trama actual situada en Londres durante el año 2013 nos vamos a encontrar dos hilos que se desarrollan a la vez. Uno se centra en el protagonizado por del Doctor Emanuel Mason, a quien todo el mundo llama Nel. Es un experto en sectas y rituales satánicos que colabora con la policía para resolver ciertos casos relacionados con su campo de trabajo. A pesar de que lleva más de años retirado su colaboración resulta imprescindible para estudiar y averiguar algo sobre la oleada de asesinatos que está ocurriendo. La aparición de cadáveres de jóvenes asesinadas en condiciones terriblemente salvajes le conducen hasta un ritual muy antiguo que parece que sigue practicándose en la actualidad.

Por último conocemos a Lara una joven a quien le han diagnosticado un tumor inoperable y una esperanza de vida de tan solo seis meses. Aunque puede que ni siquiera llegue a vivir ese tiempo porque una organización secreta la ha secuestrado con el fin de utilizar su sangre.

A La hija del dragón se le puede considerar como una especie de continuación de Décima Docta, la primera novela publicada por la autora, aunque no en sentido riguroso. Cada una de ellas trata casos diferentes compartiendo algunos de sus protagonistas. Ambos títulos se pueden leer de forma independiente pero a mí me hubiese gustado leer antes la primera porque ha habido algunos momentos en que las referencias a las historias pasadas de sus personajes me han tenido un poco perdida y con la sensación de que me faltaba algo de información. Así que si tienes pensado leerla os recomiendo que lo hagáis en orden.

La novela tiene muchos ingredientes para entretener y atraer al lector. Hay una parte de historia que ser mezcla con la ficción, romance, ritos sangrientos y mucha intriga. En la novela se nos habla de macabros rituales cercanos al vampirismo para conseguir la inmortalidad. Y cuando hablo de vampirismo no me refiero a seres con colmillos que se tiran a la yugular para alimentarse de la sangre de sus víctimas sino de religiones, sectas o creencias en los que la sangre es un vehículo para conseguir sus objetivos. La novela tiene algunas escenas muy duras por lo que si sois sensibles a estos temas puede que os cueste un poco leer en ciertos momentos.

Os decía antes que La hija del dragón tiene una parte histórica que a mí particularmente es lo que más me ha gustado de la novela. Me ha resultado tan sorprendente como interesante conocer a un personaje histórico de tal magnitud. En esta historia se ahonda en la figura de la condesa Ersébet Báthory que vivió a finales del siglo XVI y principios del XVII en el castillo de Cachtice situado en Nyitra (Hungría). Procedente de una familia aristocrática se hizo muy conocida por su gran belleza pero también por los más de seiscientos crímenes que cometió. Se decía que utilizaba la sangre de jóvenes vírgenes para llevar a cabo un macabro ritual con el que intentaba conseguir la inmortalidad. Además sus métodos eran muy crueles y utilizaba aparatos de tortura para desangrar lentamente a sus víctimas. Por todo esto se ganó el apodo de “la condensa sangrienta”. 

A mí es un personaje que me ha fascinado pero encontraremos otros que completan la galería. El joven Mirsha es un niño que de familia humilde ve como sus hermanas tienen que marcharse a trabajar al castillo de Cachtice y hará todo lo posible para que se descubra a la temida condesa. O Anna a quien llevan al castillo como conexión con la reina. En la parte más actual de la novela nos encontramos con Nel, que llevará a cabo la investigación. Si en principio pensé que sería el personaje en el que recaería todo el peso de la historia al final resulta que su papel queda bastante limitado.  Este personaje ya protagonizó Décima Docta al igual que Natalia que después de lo ocurrido en la anterior se ha convertido al lado oscuro y participa de forma activa en los rituales de una secta. Hay otros tantos personajes que aparecen y tienen un papel considerable en la historia pero que creo que es mejor que queden en la sombra.

Gracias al estilo directo, sencillo y accesible al lector la novela se lee con muchísima agilidad. Los saltos entre las diferentes subtramas, con capítulos muy cortos y un buen ritmo nos ofrece la sensación de dinamismo. Se trata de una novela que se lee sin esfuerzo y que además su historia te intriga aunque en algún momento puntual me ha dado la sensación de que ciertas escenas se alargaban demasiado o que había demasiada información sobre el tema que se trata en la novela. La autora se remonta mucho tiempo atrás para que conozcamos a la perfección el origen de estos ritos ofreciéndonos mucha información sobre civilizaciones antiguas. Y además nos habla de organizaciones todopoderosas en las que participan todo tipo de personas, desde gente muy importante hasta personas muy normales.

Conclusión

La hija del dragón es una novela muy entretenida que se lee con asombrosa agilidad y que además cuenta con mucha intriga que te hace seguir leyendo. Me gustaría destacar su parte histórica ya que me ha resultado muy interesante y que se nota que la autora ha trabajado a conciencia.


Y ahía va mi pregunta: ¿Cúal es el aspecto que más te obsesionaba al escribir la novela y al que le has dedicado más tiempo?


21 comentarios:

  1. Si esta novela es una continuación creo que voy a pasar, aunque tiene buena pinta, no he leído la primera y tengo demasiado acumulado.
    Buena reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. He leído las dos y me gustaron bastante . Un besote

    ResponderEliminar
  3. Mmm... si que parece un libro intrigante, así que quizás le de una oportunidad. Muchas gracias por dármelo a conocer.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado también muchísimo. Esa parte histórica desconocida para mi me ha dejado los pelos de punta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta, pero si está en kindle todavía no creo que le llegue el turno. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Pinta muy bien, para entretenimiento y aventuras y de paso enterarse de un poquito de historia...Me gusta además la ambientación.

    ResponderEliminar
  7. Una reseña fantástica!!! A mí también me ha encantado este libro. :) Besos!

    ResponderEliminar
  8. Lo he visto en varios blogs y la verdad es que me llama la atención.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  9. Apuntada queda después de leer reseñas tan buenas estos días. Un beso! :)

    ResponderEliminar
  10. Tengo pendiente ponerme con ella y sé que también me gustará, leía la anterior y disfruté mucho con la lectura
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pinta bien pero me gustaría leer antes la primera novela.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Desde ayer estoy viendo muy buenas reseñas de este libro. Me estáis dejando con mucha curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Yo también he disfrutado un montón con la lectura y estoy deseando ponerme con Décima Docta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa!
    Esta no es para mí. Besotes

    ResponderEliminar
  15. Me la apunto aunque por lo que cuentas creo que empezaré por la anterior. Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Si me animo, será por esa parte histórica, porque la trama en sí, no me llama especialmente. Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. EStoy leyendo con mucho interés las reseñas de este libro porque la autora es paisana. No he leído nada de ella y me llama la atención. Por diversas cuestiones no pude apuntarme a la lectura. Una pena. Besos

    ResponderEliminar
  18. No me termina de convencer esta novela, pese a que tiene un claro contenido histórico.

    ResponderEliminar
  19. No sé si leerla, hay factores a favor y factores en contra y no sé qué pesará más en la balanza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. A mi lo de los vampiros no me termina de convencer, así que la dejaré pasar.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!