jueves, 13 de marzo de 2014

Respirar por la herida - Víctor del Árbol



Título: Respirar por la herida
Autor: Víctor del Árbol
Publicación: Alrevés, enero de 2013
Páginas: 522

Quizás Dios juega a los dados con nuestro destino, desperdigando las piezas de un rompecabezas que siempre vuelve a unirse de un modo u otro. Acaso sea el azar el que nos arrebata aquello que más amamos, pero puede que todo lo que nos ocurre sea simplemente el resultado de nuestros propios actos.

Estas son las preguntas que atormentan a Eduardo, un pintor para quien nada tiene sentido tras la muerte de su mujer y su hija, hasta que una famosa violoncelista, Gloria Tagger, le encarga el mayor reto de su vida: pintar el retrato de Arthur, un empresario de pasado incierto. Aceptar ese encargo desencadena una espiral de emociones y acontecimientos trágicos que succiona inevitablemente a cuantas personas le rodean. Con cada pincelada, Eduardo va abriendo puertas que habría sido mejor mantener cerradas, pero que, una vez abiertas, nada ni nadie podrá volver a cerrar.

Con una trama perfectamente urdida y una intensidad descarnada de dolor y culpa, pero también el ansia de vivir, Respirar por la herida desborda los límites de sus protagonistas con una precisión y una psicología digna del maestro en que se ha convertido ya su autor, Víctor del Árbol.

Mi experiencia con la novela

Varias veces había tenido este libro en la mano antes de su lectura y aunque había visto excelentes reseñas en la red sobre el mismo su portada me llevaba a dejarlo una y otra vez donde lo había cogido. En la misma se nos presenta una obra del pintor británico Lucian Freud, una imagen que inquieta pero que no me resultaba muy atractiva. A pesar de ello creo que refleja bien su contenido. Ahora que le ha tocado el turno de lectura no puedo concluir de otra manera que, independiente de su estética es un buen libro. No. Corrijo. Es muy buen libro.

Respirar por la herida es un obra compleja, de esas que al terminar de leerlas no dejan indiferente a nadie. Se trata de una historia dura, descarnada donde sus personajes se enfrentan al dolor de la muerte, la culpa, los remordimientos y actúan en consecuencia a ello. Mentiras, odio, venganzas, traiciones y muertes se entretejen entre ellos de forma que ya sea por azar o por diversas causas se verán íntimamente relacionados con un pasado estremecedor en común.

Eduardo Quintana es un pintor que malvive marcado por la pérdida de su mujer e hija desde que estas murieran en un accidente de tráfico hace catorce años. Él también estuvo involucrado en el mismo y aunque le han quedado secuelas físicas sin duda son las interiores las que más desasosiego y agonía le causan. El dolor que siente es tan intenso que ha abandonado su excelente carrera como pintor para dedicarse a trabajos de baja categoría, a vivir con lo puesto y la desesperación a un peligroso consumo de alcohol, la única cosa en el mundo que parece aliviar su soledad.

Pero un inesperado y sorprendente encargo va a causar un cambio de rumbo en su vida. Olga, su marchante de arte, le pone en contacto con Gloria A. Tagger, una famosa violinista que también sufrió la pérdida de un hijo en un accidente de tráfico. El nuevo trabajo que debe acometer es la elaboración de un retrato, pero no será del hijo perdido sino de la persona que acabó con su vida, Arthur Fernández, un importante hombre de negocios que está a punto de salir de la cárcel. Pero en aquel accidente murió otra persona y alguien ha jurado vengar su muerte.

Es a partir de este punto cuando una complicada trama comienza a desarrollarse en la que las vidas de diversos personajes se entrecruzan en una  desesperada carrera por paliar sus traumas y aferrarse a la vida. Varias vidas que han fracasado estrepitosamente tras vivir situaciones al límite.

“En ocasiones el dolor solo puede llorarse por dentro” (Página 13)

La novela tiene un fuerte carácter reflexivo sobre las emociones negativas que habitan en seres que sufren. Uno de los temas más presentes es el desconsuelo que causa la muerte de los seres queridos, sobre todo orientado a mostrarnos el dolor que supone la pérdida de un hijo debido a causas fortuitas y las diferentes reacciones y formas de hacerle frente. Una situación que sólo se comprende si uno la ha vivido aunque intentemos ponernos en ellugar.

Quería a mi hijo por encima de cualquier circunstancia, por encima de todo. Pero hay algo que me horroriza. Empiezo a olvidar cómo era de verdad, a qué olía, cómo era su tacto, su voz. Es eso el olvido, ¿verdad? Esa es la verdadera muerte” (Página 103)

Respirar por la herida podría considerarse una historia coral donde cada uno de los personajes ocupa un lugar imprescindible en la historia. Víctor del Árbol nos los presenta poco a poco, como figuras independientes que parecen no tener nada en común. Pero a pesar de sus diferentes situaciones o personalidades cada uno de estos personajes está marcado por una serie de experiencias muy dramáticas  que condicionan su vida de forma determinante y que planean sobre sus consciencias de forma siniestra. Ya sea Eduardo, Gloria, Graciela, Arthur, Olga o Ibrahim se encuentran muy lejos de vivir la vida soñada, o por lo menos apacible, porque en algún momento todo se ha torcido y su existencia se ha convertido en un tormento insoportable y constante. La pluma de su autor los define con exactitud de forma que al lector no le cuesta comprender demasiado como se han abierto sus heridas y porque no son capaces de cerrarlas. No son personajes con los que empatizar ni que despertarán nuestra simpatía por muy bien que llegues a comprenderlos, porque todos ellos son seres deformados cuyos sentimientos nacen del lado más oscuro y cruel del ser humano.

La novela está escrita de forma impecable. Cuidando su prosa, su forma, su contenido pero sin prescindir de cierta naturalidad y sencillez. Repleta de frases sugerentes y evocadoras en las que uno se queda prendado incapaz de avanzar viéndose obligado a detenerse en las reflexiones que sugieren. Será a través de un narrador en tercera persona omnisciente como llegaremos a conocer la historia que esconde este libro. Este mismo irá dosificando la información para ir tirando del hilo en momentos muy concretos de su desarrollo. A pesar de que la prosa es muy detallista no lo aprovecha para marcar los escenarios madrileños en los que transcurre la historia sino que profundiza en crear una ambientación donde la tensión se percibe con asombrosa claridad.

Como os he dicho me parece muy buen libro, una percepción que se tiene tras finalizar su lectura, pero he de confesar que su desarrollo inicial, demasiado lento me hizo desorientarme y no ser capaz de adivinar hasta bien entrada la novela hacia el camino al que nos quería llevar su autor. En Respirar por la herida hay un evidente desequilibro entre su comienzo y su final en cuanto a ritmo sin llegar en ningún momento a contar con una acción trepidante.

No es hasta la segunda mitad de la novela cuando comenzamos a vislumbrar esa fuerte conexión que existe entre todos sus personajes, a veces a causa del azar otras por sus propias actuaciones pero sin poder llegar ni siquiera a imaginar el increíble y absolutamente fascinante desenlace que nos depara esta novela y que es mi opinión es el aspecto que realmente deslumbrará al lector.  Construido con coherencia, con pulso firme y diversos giros argumentales que dejarán sin palabras al lector.

Conclusión

Respirar por la herida es una obra con aspectos muy interesantes tal como una trama sólida, personajes rotundos o un desenlace absolutamente apasionante aunque hay que tener un poco de paciencia para que la acción comience. Una historia dura en la que sus personajes vivirán marcados por el dolor, el deseo de venganza, la soledad o el desconsuelo

Calificación:

45 comentarios:

  1. Parece una lectura bastante intensa...

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo. Me encantó esta novela.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente a esta autora desde el año pasado cuando escuché hablar de él por primera vez. La verdad es que no sabía que el libro tenía una trama tan dura, pero al mismo tiempo tan interesante, así que espero que con este recordatorio me ponga de una vez con él.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me pasa lo que a Mariuca, lo tengo pendiente y este año espero leerme sino las dos novelas suyas que tengo, por lo menos una de ellas. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Descarté este libro en su día, por la dureza de la que se hablaba, pero está claro que me equivoqué, tengo que leerlo. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Parece muy interesante. No conocía ni al autor ni la novela, pero tras leer la sinopsis y tu reseña creo que lo pondré en mi agenda de lectura.

    ResponderEliminar
  7. Si es duro, de momento lo voy a dejar. Pero lo tendré en cuenta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo en kindle desde hace tiempo. De momento no me apetece pero seguramente acabe leyendo el libro :)

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo pendiente desde hace tiempo, aunque creo que todavía no es su momento, besotes y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  10. A mi me gustó más 'La tristeza del samurái', pero esta no está nada mal y confirma que del Árbol empieza a ser un grande.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo pendiente desde hace bastante tiempo, a ver si me pongo pronto con él.

    ResponderEliminar
  12. Ahora estoy con otra novela del autor, La tristeza del samurai y me está gustando tanto que estoy segura que esta también caerá. Besos

    ResponderEliminar
  13. La tengo en la lista desde que empecé a leer reseñas favorables, pero no acabo de decidirme, aunque "La tristeza del samurai" me gustó mucho y me pareció bien escrita.Un beso

    ResponderEliminar
  14. Una de esas lecturas para ser degustadas con tranquilidad y hacerte tantas preguntas como reflexiones realiza el autor; muy recomendable,
    besucus

    ResponderEliminar
  15. Lo tengo anotado por las buenas críticas que he visto en la red al igual que La tristeza del samurái
    Besos

    ResponderEliminar
  16. He leído buenas críticas como dices, pero me gustaría comenzar por la otra.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Ya está en mi lista, he leído reseñas muy buenas para él y me provoca mucha curiosidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. La leí el años pasado y simplemente me encantó. Este año he leído La tristeza del samurai del mismo escritor, y ya la considero como una de mis mejores lecturas de este año. En mi opinión, todavía mejor.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Me pasó lo mismo que a tí: la portada me ha echado durante meses para atrás, me da grima, sinceramente. Pero, al final, tras las entusiastas reseñas que he leído, me hice con él y ahora me alegro pues, tras lo mucho que me está gustando La tristeza del samurái, sé que me va a gustar. Por lo que dices, veo que tiene puntos en común con La tristeza pero que es aún más duro, no? Besos

    ResponderEliminar
  20. Le tengo muchas ganas a esta y la anterior! Estoy casi segura de que me gustarán.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Está claro que es un buen libro pero me parece un poco crudo para mí.

    ResponderEliminar
  22. Me encantó! Un libro duro, que duele, que llega muchísimo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  23. La portada me echa mucho para atrás pero al final me la acabé apuntando por las buenas opiniones.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  24. A mi la portada no me desagrada, tampoco es que me parezca agradable, pero tiene algo que hace que luego la recuerdes. Lo tenía anotado desde hace tiempo, tendré en cuenta que el arranque es un poco difícil.

    ResponderEliminar
  25. Tengo muchas ganas de leer esta novela, veo que os gusta a todos y el argumento me atrae mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. La portada no me gusta mucho, me resulta dura, supongo que refleja lo que contiene el libro, pero seguro que es una historia muy interesante. Lo tendré en cuenta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiamos ambos blogs con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!! ^_^
    Emilia

    ResponderEliminar
  28. Pues esta vez no me llama tanto como "La tristeza del samurái", que fue la novela con la que descubrí a Víctor y que me fascinó. Parecen novelas bastante distintas, y ese contrapunto en el ritmo no sé si me acaba de entusiasmar del todo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. A mí también la portada me repelía un poco pero las buenas reseñas que he leído han hecho que lo tenga muy en cuenta. Espero tropezarme con él en la biblio algún día. 1beso!

    ResponderEliminar
  30. Pues a mi la portada me encantó desde el primer momento.
    Y el libro es una de las lecturas a resaltar del pasado año, un estilo frontal, un cambio casi radical respecto a La tristeza y un escritor que espero no nos haga esperar demasiado para su siguiente libro
    Besos

    ResponderEliminar
  31. En su día me llamó bastante la atención esta novela. Es cierto que la portada es extraña. A mí no llega a parecerme fea, aunque sí que podría decirse que es algo inquietante. No sé si terminaré por leerla, con todo lo que tengo pendiente, pero no me importaría hacerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  32. Tengo ganas de leer al autor, tiene tanta buena crítica que una no es de piedra =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  33. Me gustó, pero como me suele pasar a veces cuando leo unas cuantas reseñas alabando un libro, al final la lectura no estuvo a la altura que esperaba. La vida puede ser muy trágica, pero que un puñado de personajes estén tan ligados entre sí por la tragedia me resultó un tanto forzado y no terminó de convencerme.

    Besos

    ResponderEliminar
  34. Mira que leo y leo reseñas de novelas de este autor pero nada, todavía sigo sin estrenarme con él...
    Besines,

    ResponderEliminar
  35. No me ha llamado nunca demasiado, la verdad, en un principio sí pero se me ha ido desinflando.

    ResponderEliminar
  36. Pues yo acabo de leer La tristeza del samurai y me ha encantado. Así que me lo apunto sin dudarlo.

    ResponderEliminar
  37. Coincido con Tardes de sofá, manta y libro. Acaba (hace escasos minutos) de terminar La tristeza del samurai y me he quedado encandilada con la forma de escribir de Víctor del Árbol. Este libro lo leeré a lo largo de este año, así que he pasado de puntillas por tu reseña. Pero me quedo con que, al igual que en la tristeza del samurai, aquí también entran en juego los sentimientos (venganza, odio, ...) y que el autor lo sabe describir y escribir de manera amena.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Justo ahora estoy terminando la tristeza del samurai del autor y aunque todavía no lo he terminado, estoy convencida de que seguiré leyéndolo así que este pasa a mi lista de pendientes también.
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Este autor cosecha muy buenas opiniones. Empecé a leerme La tristeza... pero no la he podido acabar aún por cuestiones de tiempo pero lo que he leído me ha encantado, así que cuando lo acabe, lo mismo me animo con el que traes hoy. Besos.

    ResponderEliminar
  40. Tras disfrutar de La tristeza del samurai este caerá en cualquier momento

    ResponderEliminar
  41. A pesar de ese principio que comentas, la tengo muchas ganas! Es de esos autores que quiero leer desde hace tiempo y no sé por qué, no dejo de posponerlo.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  42. Lleva siglos pendiente en mi estantería.

    ResponderEliminar
  43. No me termina de convencer, que un libro no arranque hasta mediados de la lectura tiene el inconveniente de que el lector lo puede dejar antes.

    ResponderEliminar
  44. No me atrae nada la portada pero ha sido muy votado hace unos meses en la mejor novela según los bloguers y eso me ha supuesto replantearme mis pensamientos sobre él

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!