jueves, 13 de junio de 2013

La misma ciudad - Luisgé Martín



Título: La misma ciudad
Autor: Luisgé Martín
Publicación: Anagrama, mayo de 2013
Páginas: 131

El día 10 de septiembre de 2001, Brandon Moy se encontró en Nueva York con un antiguo amigo que le hizo recordar todos aquellos sueños que habían compartido en la juventud y que él nunca había cumplido. Moy tenía una esposa a la que amaba, un hijo ejemplar, un apartamento envidiable en Manhattan y un trabajo de éxito, pero al recordar todo lo que había querido hacer en la vida sintió que había fracasado. A la mañana siguiente de ese encuentro, mientras él iba camino de su trabajo en las Torres Gemelas, los aviones de Al Qaeda las derribaron. Brandon Moy creyó que el destino le ofrecía una segunda oportunidad.


La misma ciudad es la historia de esa segunda oportunidad. La historia de Brandon Moy en busca de sí mismo a lo largo de una geografía a veces tenebrosa. Un viaje a través de lo ilusorio de los sueños y del valor de la aventura como fuente de riqueza existencial. La misma ciudad, con un protagonista de muchas caras, es una novela brutal y refinada al mismo tiempo, que reúne la quintaesencia del mundo narrativo de Luisgé Martín.

Mi experiencia con la novela

Llega un momento, que algunos llaman la crisis de los cuarenta, en el que ciertas personas comienzan a evaluar su propia existencia. Miran hacia atrás y comparan los sueños y las metas que forjaron en su juventud con la vida que han conseguido obteniendo en muchos casos un regusto amargo o la idea de que han fracasado estrepitosamente. Mientras uno va creciendo va adaptándose, asumiendo responsabilidades y deja atrás la convicción de que se puede modelar la vida como se desea. Puede que se tenga todo, una buena casa, dinero, un trabajo, una familia en la que sentirse a gusto pero aún así se puede no estar conforme y mirar hacia atrás con nostalgia. El ser humano es inconformista por naturaleza y siempre aspira a más, a querer lo que no tiene y a buscar nuevas experiencias.

Este es justo el momento en el que se encuentra Brandon Moy. El protagonista de esta historia, un hombre de éxito que se acerca peligrosamente a los cuarenta años. Tiene una mujer a la que ama y un hijo, licenciado en Columbia trabaja como abogado en un prestigioso buffet situado en las Torres gemelas y una vida muy apacible pero también insustancial y vacía. Se encuentra atrapado en la monotonía y la rutina y nada llega a satisfacerle. Todo le resulta demasiado fácil y cada día tiene más presente que sus sueños no han llegado a cumplirse.

Pero el 10 de septiembre de 2001 un reencuentro con un amigo de juventud le deja patente de forma definitiva que su vida es aburrida. Este le cuenta una vida extravagante, llena de aventuras y experiencias vibrantes. Le narra viajes exóticos, idilios con diferentes mujeres de gran belleza y proezas inigualables que a Brandon le hacen empequeñecerse aún más. Apesadumbrado la mañana siguiente no logra levantarse a la hora habitual y cuando se dirige, ya tarde, a su lugar de trabajo en el World Trade Center la ciudad se sumerge en un caos. Un avión ha impactado contra la torre norte y el pánico comienza a cundir.

Mientras en la ciudad se respira el desconcierto, la gente huye confusa, multitud de heridos corren por sus calles, el cielo se torna ceniciento y gris y todo el mundo se pregunta qué ha pasado Brandon encuentra la oportunidad de poner fin a la que hasta entonces había sido su existencia y comenzar una nueva vida.

“Sólo merece la pena vivir si se hace con exageración” (Página 100)

De su autor, Luisgé Martín, hasta ahora sólo he tenido referencias muy positivas. No he tenido la ocasión de leer ninguno de sus libros anteriores y en esta ocasión me ha gustado mucho como aborda la construcción del libro. Un  libro breve pero intenso. No siempre se necesita mucho espacio para decir mucho.

Lo primero que nos llama la atención es su portada, una imagen tomada el 11 de septiembre que dio la vuelta al mundo cuando se produjo el atentado contra las Torres Gemelas. Una imagen impactante que no dejó a nadie indiferente por su dureza y que a día de hoy sigue estremeciéndonos. Todos recordamos con claridad ese día que parece que llegaron a moverse los cimientos del mundo. En la novela no se adentra con profundidad en lo que ocurrió en Nueva York ese día y no es una parte fundamental argumento sino que a través de unas breves pinceladas nos sitúa y proporciona al protagonista  la oportunidad de desaparecer, decidir qué camino escoge, la comodidad de su vida actual o una vida imprevisible.


Sin divisiones en capítulos, que tampoco resultan necesarios, y una prosa directa sin ambages ni elementos innecesarios Luisgé Martin nos hace partícipes de las aventuras y los viajes de su protagonista. De cómo llega a convertirse en otro individuo y lo que al final le reporta esta experiencia. Me ha llamado la atención como va introduciendo en la historia situaciones casuales que van impulsando al protagonista a tomar ciertas decisiones que de alguna manera las justifican o explican.

Resaltaría el uso de un narrador en tercera persona no omnisciente que según el mismo nos confiesa sólo conoce de la historia a través de lo que el propio protagonista le quiso contar. Las referencias y alusiones al lector son constantes e incluso se permite en varias ocasiones aportar su punto de vista e incluso impresiones. No sabemos quién es exactamente este narrador, quizás el alter ego del escritor, pero si nos cuenta como conoció a Brandon Moy es un congreso de escritores en Cuernavaca en el año 2008 y desde ese momento nunca perdieron el contacto aunque no fue hasta que este se mudó a España que le relató toda la historia. No siempre fueron las mismas palabras, ni siempre del mismo humor, ni siquiera podemos estar seguros de que ocurrió tal y como nos lo cuenta. Me ha parecido un punto muy original y diferente.

La novela es una historia corta que abarca tan solo 130 páginas pero tan intensas que se leen irremediablemente del tirón condensando todo un mundo de experiencias que irá sumando el protagonista. Me gusta lo que plantea y lo que no plantea dejando al lector que saque sus propias conclusiones. El paso del tiempo, la persecución de quimeras, la idea de una segunda oportunidad, cómo encontrar la propia felicidad.… Todas estas cuestiones tienen diferentes interpretaciones según los ojos con los que se mire. ¿Cuántos de nosotros podemos borrar todo y empezar de cero? ¿Qué haríamos si tuviéramos esa oportunidad?¿Dónde reside la felicidad?

Conclusión

La misma ciudad es un libro con un planteamiento interesante que nos habla de segundas oportunidades y la idea de tomar las riendas de nuestra propia vida. Un libro interesante, adictivo y con un mensaje final que sin duda he disfrutado mucho y que os recomiendo.


   
     




36 comentarios:

  1. Me gustado esta reseña y me gusta la idea de las segundas oportunidades aunque no creo que sea necesario estar en una edad determinada. La vida muchas veces nos da esas segundas oportunidades. Además me subscribo al: Sólo merece la pena vivir si se hace con exageración.
    Parece que este libro está hecho para mí.
    Gracias por la recomendación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo este libro apuntado en mi lista hace algunas semanas. Luisgé Martín me gusta mucho. Lo descubrí con La mujer de sombra y al saber de la existencia de este otro libro me lo apunté inmediatamente. Besos.

    ResponderEliminar
  3. El argumento y eso de hacer balance entre lo que pretendíamos y lo que al final resulta me llama, aunque la portada es demasiado dura, no sé si podría mirarla cada dos por tres. De todas formas, me lo llevo apuntado. Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Después de tu reseña me lo apunto seguro.

    ResponderEliminar
  5. Oye pues no me ha disgustado, me lo apunto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. A mí me llama mucho, aunque la portada... bueno, yo no hubiese puesto esa imagen: creo que es demasiado dura, precisamente por ser real. Sin duda ha sido arriesgado por parte de la editorial y, bajo mi punto de vista, nada acertado. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Buena reseña, pinta bien el libro.
    Yo creo que con la excusa de los 40 mucha gente empieza a hacer lo que siempre ha querido, ¿para qué ponerte edad?

    ResponderEliminar
  8. Me lo apunto sin dudar. me gusta mucho el tema porque yo misma me he planteado mil veces qué he hecho con mi vida y no hace falta tener 40 años. Yo me lo planteo una vez al año por lo menos :-)
    Además hace poco me pasó algo similiar a lo que cuenta el libro. Me encontré con un amigo que había visto medio mundo a través de su trabajo y vivido miles de experiencias lo que hizo que me replanteara mi vida hasta ahora y me lamentara de no haber aprovechado mejor el tiempo.. Ojalá hubiera sido más arriesgada y menos miedosa en mi juventud.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Había visto ya este libro, que llama poderosamente la atención porque, como comentas, la fotografía de la portada es una de las imágenes más impactantes que he visto. El día que tuve el libro en las manos no tenía cuerpo para algo así, pero creo que, ahora sí, voy a volver a cogerlo y traermelo a casa, porque estoy viendo bastantes buenas críticas de él.

    Gracias por la reseña. Un saludo

    ResponderEliminar
  10. En un principio no me llamaba especialmente la atención pero, tras tu reseña, puede que le dé una oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Una novela que necesitará seguramente del momento adecuado para ser leída,
    besucus

    ResponderEliminar
  12. No conocía al autor ni el libro pero por el planteamiento creo que me resultaría una lectura interesante, además es muy corto así que se le puede hacer un hueco facilmente
    besos

    ResponderEliminar
  13. Me gustan los libros cortos pero intensos y éste puede ser una buena oportunidad para acercarme a un autor que está dando mucho que hablar. 1beso!

    ResponderEliminar
  14. Buenas, no lo conocía pero parece muy interesante y además es muy cortito así que no descarto leerlo aunque no será en breve. Besos

    ResponderEliminar
  15. No es el tipo de libro que me apetezca ahora mismo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. M einteresa este libri, me lo apunto, me puede venir bien leer algo así ahora, lo tengo apuntado desde la reseña de Mientras Leo :)

    ResponderEliminar
  17. No me convence mucho, y la foto de la portada es una imagen terrible de las que cuesta olvidar.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Tengo este libro en la estantería, me lo compré poco después de la feria del libro por una reseña de Mientrasleo, estoy casi segura de que me gustará, solo me falta ponerme a ello. Me alegro de que también te haya gustado y lo recomiendes.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Muy interesante. Me lo llevo apuntado que tengo que hacerle hueco entre mis lecturas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Ya sólo por la ciudad donde está ambientada me llama muchísimo la atención. Me lo apunto sin dudar!
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. ¡¡Hola guapa!!
    Me gustan los libros que nos cuentan que la vida te ofrece segundas oportunidades.
    Gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Me gusta mucho lo que nos cuentas de este libro.

    ResponderEliminar
  23. No lo conocia pero sin duda despues de leer tu reseña queda apuntado, un beso

    ResponderEliminar
  24. Primera reseña que leo, Albanta, pero me has convencido.
    Besos,

    ResponderEliminar
  25. no conocia el libro. no se si me gusta o no, la verdad es que con tu reseña se nota que lo has disfrutado, pero no se si es para mi.
    me lo pienso!!
    gracias por la info
    besote

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola, qué tal!
    Muchas gracias por la recomendación. No conocía ni el libro ni el autor; con tu opinión favorable me ha interesado mucho su lectura, principalmente porque me parece un tema bastante interesante, me encantaría saber si el protagonista cambió algo de su vida, así que trataré de leerlo.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  27. Pues está bien saber que la has disfrutado tanto.

    ResponderEliminar
  28. Parece interesante. Ciertamente hay novelas muy cortas que sorprenden por lo superiores que resultan a otras con cientos de páginas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. Lo tenía fichado desde la reseña de mientrasleo (¿cómo no recordarlo, con esa portada?) Me gusta el tema de las segundas oportunidades y me llama esa etapa vital en que parece que el tedio casi nos abruma. Y que como dices, posiblemente llegamos a experimentar todos en algún momento de nuestra vida.

    Un besote, albanta.

    ResponderEliminar
  30. Las segundas oportunidades son parte de la vida y siempre es bueno leer acerca de ellas. Gracias por la reseña, me lo llevo anotado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. No conocía este libro y me has convencido. Apuntado que me lo llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  32. Este viene a camino; y, de paso, me estreno con el autor. Ahora bien, desde mi perspectiva, la supuesta crisis de los cuarenta no se traduce sólo en ese mirar hacía atrás, sino también en mirar hacia delante y percebir que queda menos. Un beso,

    ResponderEliminar
  33. He leído "La mujer de sombra" y es puro efecto. No hay más que ver cómo vende este nuevo libro: portada impactante y algo sobre la crisis de los 40 (captando al público que probablemente más libros compra en España actualmente). ¿Estilo? Prosa sencilla, básica, sin imágenes ni metáforas, intentando buscar escenas que causen efecto en el lector, sin alguna verdad interesante o una carga de contenidos profunda. No entiendo por qué la gente le da tanto bombo a este autor, debe tener buenas amistades.

    ResponderEliminar
  34. No está dentro de mis proridades este título en concreto pero sí que tengo apuntado el nombre del autor porque muchos amigos blogueros lo recomendáis así que algún día sé que acabaré leyendo algo de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Tengo a este autor apuntado por una reseña que leí hace ya tiempo en el blog de Mientrasleo (si no recuerdo mal) =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!