viernes, 14 de junio de 2013

El club de lectura del final de tu vida - Will Schwalbe



Título: El club de lectura del final de tu vida
Autor Will Schwalbe
Publicación: RBA editorial, febrero de 2013
Páginas: 339



«¿Qué estás leyendo?». Esa es la pregunta que le plantea Will Schwalbe a su madre, Mary Ann, en la sala de espera de la unidad de oncología del hospital Memorial Sloan-Kettering. La respuesta es un largo diálogo entre madre e hijo convertido en un particular «club de lectura» mientras la vida de ella discurre, inexorablemente, hacia su ocaso.



Su pasión por la lectura les lleva a constatar, una y otra vez, el poder de los libros para reconfortarnos, asombrarnos, enseñarnos y aconsejarnos sobre lo que debemos hacer con nuestra vida y afianzar nuestro lugar en el mundo. Cuando leen, no son una persona enferma y otra sana, sino una madre y un hijo que viajan juntos por universos literarios tan diversos como los de Dante, Shakespeare, Lewis Carroll, Dickens, Scott Fitzgerald, Günter Grass, Iris Mudorch, Arthur Miller y muchos otros. El resultado es una historia profundamente conmovedora sobre la pérdida pero también un homenaje festivo a la vida y la literatura, una carta de amor, en definitiva: la de Will a su madre y la de ambos a la página impresa.

Mi experiencia con la novela


Parece que últimamente no paran de llegar a mis manos libros que a su vez nos hablan de otros libros. Sea cual sea la manera que aborden el tema es difícil que para los que nos gustan los libros pasen desapercibidos a nuestros ojos.

El club de lectura del final de tu vida es una novela conmovedora que, si, nos habla de libros pero también nos cuenta la historia de Mary Ann, una mujer que con un coraje excepcional y una manera envidiable de aceptar su destino vivió sus últimos años de vida rodeada de los suyos y atesorando lecturas y conversaciones. Ya desde sus primeras páginas me quedé enganchada a la historia y me dio pena dejarla atrás al finalizar su lectura.

En ella su autor, nos relata cómo en 2007 le diagnosticaron a su madre un cáncer un el páncreas con un pronóstico muy poco alentador. No existía posibilidad de una cura definitiva, tan sólo se trataba de alargar su vida lo máximo posible. Will y su madre aprovechan las largas sesiones de quimioterapia en la unidad de oncología del hospital Memorial Sloan-Kettering en Manhattan para convertirlas en un particular club de lectura al que asisten sólo dos miembros.

Con la frase “¿Qué estás leyendo?”, que le dice Will a su madre, comienzan a compartir sus lecturas, los libros que ambos han estado leyendo durante toda su vida, sus impresiones pero también los usan para hablar de aquellos temas que les preocupaban y a la vez les incomodaban o como método para rebajar su estrés. 

Esa es una de las virtudes de los libros. Nos ayudan a hablar. Pero también nos aportan algo de lo que todos podemos hablar cuando no queremos hablar de nosotros mismos.(Página 67)

En el libro nos haremos una idea bastante definida de la familia, con sus cinco miembros bien avenidos,  y como viven la enfermedad pero a quién llegaremos a conocer a fondo es a Will y su madre. Dos personajes de carne y hueso enmarcados en una vivencia real. 

 Will es el narrador, dedicado más de veinte años a trabajar en el mundo editorial y con  buena parte de su tiempo libre reservado a la lectura por mera afición.  Con el tiempo y las preocupaciones que le generaba decide abandonar este trabajo para crear una web de cocina.

Se nota el inmenso cariño con el que Will nos habla de su madre, de forma que rebosa en cada página de esta historia. Pero junto a los libros Mary Ann es la gran protagonista. Una mujer que a sus 73 años ve como su vida se interrumpe de pronto. Con miles de proyectos y cosas que hacer se ve condenada a desaparecer. Sabe que su enfermedad es incurable y que los tratamientos simplemente le alargarán la vida. Es una mujer que ha amado y cuidado a su familia pero también con un carácter liberal e independiente que ha trabajado toda su vida fuera del hogar.

Mary Ann es una mujer que me ha fascinado, sobre todo por su increíble generosidad.  Una mujer trabajadora  que había viajado, que había conocido multitud de historias y de gentes. Que incluso enferma y débil piensa en los demás. Con una gran conciencia social se había pasado gran parte de su vida dedicada a labores humanitarias y su último proyecto fue la construcción de una biblioteca en Afganistán para lo cual siempre estaba buscando la manera de recaudar fondos.

Dado su argumento y el delicado tema que toca podría parecer una obra lacrimógena y deprimente pero resulta todo lo contrario. El autor nos lo cuenta con sencillez y naturalidad, sin edulcorar dejando de lado los detalles morbosos a un lado y sin caer en el dramatismo, mostrándonos con honestidad sus sentimientos y ofreciéndonos un relato plagado de sensibilidad.

El club de lectura del final de tu vida quizás no sea una novela de gran estilismo narrativo ni una obra técnicamente impecable pero también es una de las novelas que más emociones me han causado entre mis últimas lecturas. Su autor nos la narra desde el corazón, con un lenguaje directo y sencillo, que no simplón, acogedor y con cierto toque nostálgico.

Como os decía los libros cobran especial protagonismo en la historia y a través de las diferentes obras literarias nos habla de muchos temas. Algunos tan trascendentales como  la vida, la fe, la religión, la muerte,  la enfermedad, los vínculos familiares, el trabajo, la soledad, la homosexualidad, las condiciones de vida en países subdesarrollados o la importancia de que exista la sanidad para todos hasta cuestiones como la lucha del libro electrónico contra el formato tradicional. Quizás no tratados con excesiva profundidad pero presentes en toda la novela.

Al igual que les pasa a los protagonistas de esta historia hay libros que a nosotros mismos  nos marcan recuerdos determinados, libros que nos influyen de distintas maneras o libros que nos hacen reflexionar.

Me ha gustado especialmente la forma en que Will nos habla de las lecturas a través de las conversaciones entre madre e hijo. En pocas palabras nos bosqueja el argumento, nos da datos del autor, curiosidades o nos comenta los temas que esas historias proponen.  Y además lo hace de una manera tan atractiva que algunos de los títulos citados ya han pasado a la lista de mis futuras lecturas. En esta obra no se obvian los autores clásicos como Dickens, Shakespeare, Auden o Alan Bennet entre muchos otros pero también hay lugar para lecturas más actuales como ken Follet, Khaled Hosseini o Stieg Larsson. He reconocido muchos títulos que ya he leído y he disfrutado como La montaña mágica de Thomas Mann.

La novela nos plantea cómo se puede afrontar la enfermedad aceptando que no hay cura posible y conociendo de antemano un desenlace certero pero imposible predecir en qué momento sucederá. Contra algo así es inevitable que surjan sentimientos tales de rabia, dolor, enfado, tristeza o pena. 

 Me di cuenta de que para nosotros el proceso de la muerte de mi madre conllevaba llorar no solo su muerte, sino también la muerte de los sueños que albergábamos sobre el porvenir. En realidad, uno no pierde a la persona que ha sido: quedan todos sus recuerdos” (Página 138)

Cuando uno enferma o es algún familiar debe escoger cuales son aquellas cosas que siguen dentro de la rutina y cuáles no, que hábitos son los que deseamos conservar y los que desecharemos. Cuestiones tan importantes que atañen a la familia o decisiones como cuales son últimas lecturas que nos acompañan en nuestra vida. Esos títulos que hemos ido dejando atrás porque siempre hay tiempo, pero cuando el tiempo se agota llega el momento de buscar lo imprescindible.
 
“Yo estaba aprendiendo que cuando estas con alguien que se está muriendo, tienes la necesidad de celebrar el pasado, vivir el presente y llorar el futuro, todo al mismo tiempo” (Página 140)

Conclusión

El club de lectura del final de tu vida es una obra que me ha dejado una huella que percibo aguantará años sin borrarse. Una lectura emotiva que nos enseña el inmenso poder comunicativo de los libros, nos da una lección de coraje y nos muestra un homenaje de un hijo a su madre a través del recuerdo de instantes de inmenso valor.


30 comentarios:

  1. Es cierto que coincidimos mucho. Yo creo que todos resaltaremos la personalidad de Mary Anne, una mujer fascinante,tanto por su vida como por como se enfrento a su muerte.
    Gracias por participar en la lectura conjunta.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Creo que me apetece algo más alegre en estos momentos. Gracias por la reseña!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Mary Ann es una mujer fascinante a la que me gustaría parecerme por su arrojo y su valor. La familia es un apoyo continuo pero no lacrimógeno y cuando terminas la historia no terminas con sensación de tristeza sino con un gran optimismo.
    Una lectura magnífica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Tengo que leerlo sí o sí, lo descubrí por Mariuca, no me apunté a la lectura porque me agobio y hace tiempo que no lo hago, pero lo leeré seguro. Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Si tanto te ha impactado será que es una historia que debemos tener en cuenta. A ver si la leo.

    Un besito y feliz viernes.

    ResponderEliminar
  6. Ohhh!1 Son muchas las opiniones positivas que he leído sobre este libro... y ahora, leyendo la tuya, es una recomendación que no se puede dejar pasar. La lista de los libros de verano aumenta que no veas. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Sólo estoy viendo buenas opiniones...ya lo tengo asnotado de ayer...así que lo mantengo, como para no jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Un libro del que estoy leyendo muy buenas críticas y que vi el otro día en la biblioteca, así que no tardaré en cogerlo ^^
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Este libro me llamaba muchisimo la atención y ahora mucho más

    ResponderEliminar
  10. Ya lo tenía apuntado, que está teniendo muy buenas reseñas este libro. Pero es una temática que ahora mismo no tengo ánimos para abordar, así que esperará un poquito.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. Por como leo, a pesar de ser un novela que como dices pudiera parecer lacrimógena y deprimente, realmente no lo es, me recuerda el libro que me estoy leyendo ahora.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Creo que Mary Anne es un personaje que nos ha conquistado a todos y es que es una mujer extraordinaria. A mí también me gustó mucho esta novela y mi lista de lectura aumentó bastante
    besos

    ResponderEliminar
  13. He leído reseñas positivas y muy positivas como la tuya. Sin embargo, no termina de apetecerme embarcarme en una novela triste, aunque luego no lo sea mucho... así que por el momento la dejo apartada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Me está gustando mucho leer vuestras reseñas, cada una resalta una faceta diferente del libro, y la verdad es que me voy animando más a leerlo, a pesar de ser un tema tan triste. Un beso

    ResponderEliminar
  15. La tengo para más adelante. Aunque parece que no se ceba en el drama, no deja de ser triste y ahora mismo...
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me lo apunto, sin duda, me puede venir muy bien leer algo así, además, me gusta mucho lo que cuentas. Un beso :)

    ResponderEliminar
  17. Tenía muchas ganas de leer esta reseña, y me alegra que te haya gustado tanto este libro. He leído algunas cosas muy positivas de este libro, y siento que me gustará mucho. Gracias por compartir tus impresiones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Es muy interesante lo que cuentas en tu reseña. Ya he visto otras y con la tuya definitivamente tengo que leer esta novela.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Me encantan los libros que dejan huella. :-)

    ResponderEliminar
  20. me he encontrado buenas reseñas de este libro, pero a mi estas novelas tan tristes me dejan super ploff, asi que no suelo leerlas si puedo evitarlas.
    un besote y buen finde

    ResponderEliminar
  21. Coincidimos bastante en nuestras impresiones en general y, desde luego, Mary Anne nos ha conquistado a todos.

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué ganas de leerlo! Muchas gracias por la reseña, a mi no me asusta que sea triste, eso puede hacerme sentirla más. Besos.

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola, qué tal!
    ¡Me han encantado las frases que has elegido!
    Me gustaría mucho tener la oportunidad de leerlo.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  24. Después de leer a Tatty lo tuve claro, creo que es de los míos. Besos

    ResponderEliminar
  25. Es la segunda reseña que leo del libro y cada vez tengo mas claro que tengo que hacerme con él y leerlo!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  26. Me está costando un mundo leer este libro...es un libro creo que me podría durar un año...para leer un capítulo cada semana...no es que no me guste, pero me distraigo fácilmente, no logro centrarme....

    ResponderEliminar
  27. Es la tercera reseña que leo hoy del libro, más o menos coinciden todas de momento.
    No me importaría leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  28. El tema me toca demasiado de cerca como para animarme a su lectura actualmente...
    Besos,

    ResponderEliminar
  29. Tengo muchísimas ganas a este libro desde la primera vez que me topé con él, y tras vuestras impresiones más aún!
    1beso:)

    ResponderEliminar
  30. Totalmente de acuerdo con tu conclusión. Lo que más me ha gustado es el amor que se siente entre el hijo y su madre; y el valor que da a los libros.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!